Al límite – Capítulo 27: ¡El cuerpo no es un oso de peluche humano!

Traducido por Nidhogg

Editado por Ayanami


Cuando Han Dong se dio la vuelta, estaba justo en frente de la fría e insoportablemente arrogante cara de Feng Jun.

El conductor tocó impacientemente la bocina, una vez más.

Han Dong ya estaba de mal humor y, al ver a esta bestia elegante y santurrona, vestida en prendas humanas, discriminando a un pequeño ciudadano como él, sin siquiera ocultarlo, se avivó la llama en su corazón aún más.

—Honk, honk[1] ¿qué? ¡No soy sordo!

Wang Zhong Ding, quien estaba sentado en la parte de atrás, de repente, bajó la ventanilla— ¿Qué sucede?

Cuando Han Dong vio a Wang Zhong Ding, de inmediato se vio como un globo inflado que de repente soltó el aire y voló por todo el lugar, entonces se encogió y se vio como un niño.

—Un vagabundo estaba bloqueando el camino —dijo el conductor de manera inexpresiva.

Han Dong, quien originalmente estaba listo para marcharse, escuchó estas palabras y corrió a la ventanilla del conductor para decir en un tono de provocación— ¿A quién llamas vagabundo? ¡Sal y ven aquí si tienes las agallas!

Wang Zhong Ding no había dicho nada, así que el conductor no se atrevió a actuar imprudentemente.

Han Dong quería darles una paliza y decir un par de palabras duras, pero, como resultado, solo encontró a Wang Zhong Ding mirándolo fijamente y su corazón se sintió débil de repente.

No era por su fealdad, sino porque tenía miedo de no ser lo suficientemente feo. Por razones de seguridad, apuntó directamente a su futuro esposo— ¿Qué estás mirando? ¿Quieres pelear?

Ante su comentario, los guardaespaldas detrás se levantaron, pero Wang Zhong Ding les ordenó que se volvieran a sentar.

—Vamos, ten cuidado, no lo golpees.

El tono indiferente de Wang Zhong y el consejo considerado, logró que los pelos del lunar de Han Dong se pusieran de punta y su corazón estallara de miedo —Mierda ¿no me digas que este tipo de virtud conmovió su corazón?

En un lugar a la distancia, el vehículo se detuvo, de pronto, la voz tranquilizadora cayó hasta el punto de congelación.

—No dejes que vea este tipo de humano que no luce como uno de nuevo.

Feng Jun asintió —Si, señor Wang, le diré al departamento administrativo de logística que hagan un gran esfuerzo para limpiar los alrededores de la entrada.

♦ ♦ ♦

Tan pronto como Han Dong regresó a su residencia, recibió un mensaje de texto, alguien había transferido 30,000 yuans a su tarjeta con un mensaje adjunto “Te lo prometí, no tienes que regresarlo.”

¡Jodete! ¡No me importa!

Así que Han Dong regresó el dinero a la cuenta original.

Ye Chenglin abrió la puerta y observó a Han Dong que estaba sentado en el piso, no se había cambiado de ropa ni se había quitado el “maquillaje”, estaba perfectamente integrado con la mugre a su alrededor.

— ¡Mierda, me diste un susto de muerte!

Han Dong palmeó el espacio vacío junto a él —Ven, siéntate aquí.

—Permaneceré de pie —Ye Chenglin tenía una expresión de disgusto en su rostro— ¿Cómo terminó todo tan sucio?

Han Dong dijo tranquilamente —Li Shang se fue, nadie limpia por mi.

—Cierto ¿no dijiste que irías a buscarlo hoy?

— ¿Buscarlo? Le importé una mierda.

Ye Chenglin no pudo evitar decir la verdad —ustedes solo se conocieron por un par de días ¿por qué se dedicaría por completo a ti? Además, ¿no habías dicho que era un lobo de ojos blancos[2]?

—No hablemos más de él —Han Dong miró a Ye Chenglin— ¿De verdad quieres casarte en tu ciudad natal?

—Por supuesto, no hay espacio en este apartamento, ¿cómo podría hacer la ceremonia aquí?

Han Dong pensó en Ye Chenglin regresando a su ciudad natal, Guizhou, y sintió su corazón reacio —Entonces ¿vendrás a Beijing después?

— ¡Volveré! ¡Vendré solo a verte! —Ye Chenglin rió.

Han Dong se sintió mucho más tranquilo —Entonces, ¿por qué no te has mudado aún? ¿Cuántos días quedan hasta la boda? ¿No será demasiado tarde?

—Tengo solo un montón de basura que no llevaré conmigo, solo lo ordenaré un poco. Voy a tener un banquete aquí antes de irme, invitaré a mis hermanos y hermanas en Beijing, no será muy tarde para mudarse después de eso.

—Está bien, entonces te ayudaré a limpiar cuando llegue el momento.


[1] Honk: Onomatopeya para la bocina de un auto.

[2] Lobo de ojos blancos: Se usa para describir a una persona despiadada. No se si quieras dejarlo como el dicho y al pie el significado o el significado directamente.

Capítulo 28 ya disponible en la edición 39 de Kovel Times~

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *