Días de villano – Capítulo 11: Escuela Media (7)

Traducido por Sharon

Editado por Sakuya


Ambos, Seiryuu Kenshin y Houou Hiroto eran amigos de la infancia de Amano Yuu.

Después de conocer al Héroe de la Novela en la Escuela, ambos se enamorarán de él sin remedio.

Kenshin se sentía claramente atraído por el Héroe, pero sólo lo observaba desde lejos. Por eso, Yuu fue capaz de manipularlo.

¿Por qué tienes que contenerte? ¿Realmente puedes perdonar a esos dos?

Como la serpiente que sedujo a Adán y a Eva, ese era Amano Yuu.

Nunca dejó a la feliz pareja fuera de su vista, Amano Yuu fue capaz de influenciar a Kenshin para dañarlos. Al enfocarse en Hiroto, una grieta se abriría entre los dos.

♦ ♦ ♦

Esos eran mis recuerdos del universo de la Novela.

—Bueno, eso no es muy lindo, ¿verdad? no hay problema, sólo observaré desde un costado.

Así que a Seiryuu Kenshin también le gusta el Héroe.

Es el día siguiente, sigo en la casa de Kenshin.

Debido a que los recuerdos de la novela me abrumaron, no pude recuperarme anoche. Mientras me envuelvo en las mantas, formando un capullo, mis oídos captaron unas pisadas acercándose desde el corredor. Cuando la puerta se desliza, puedo ver algo índigo.

— ¿Estás despierto Yuu? ¿Tienes ganas de comer lo que preparé?

— ¡Comeré! Wow, gracias —En la bandeja había un tazón con sopa miso caliente y una bola de arroz. Mi estómago gruñe mientras tomo rápidamente la sopa, sin importarme que está caliente. —Mmm. Delicioso ♡ ♡.

Hiroto entra al cuarto cuando yo estaba comiendo, manteniéndole compañía con un juego de Shoji.

—Veo que están despiertos. Buenos días. ¿Te sentiste solo ayer? Estaba preocupado porque colapsaste hace poco. ¿Te encuentras bien ahora?

Después de procesar su fluida conversación, sonreí.

—Gracias por preocuparte. ¡Esta comida estuvo deliciosa! Lamento que te hayas preocupado Hiroto. Y sí, ahora estoy bien.

Mientras los dos nos sonreímos, Kenshin se mete en la conversación.

—…Yuu. Ya que llamas a Hiroto por su nombre, me gustaría que me llamaras Kenshin.

—¿Huh? Oh, está bien. Lo entiendo. Entonces, Kenshin, ¿verdad?

—Correcto, gracias.

Con eso, acarició mi cabeza con una sonrisa extraña. Esta vez somos Kenshin y yo los que compartimos una sonrisa mientras que Hiroto inquiere casualmente sobre lo sucedido la última noche.

—Por cierto, Ken, ¿cómo estuvo ayer?

— ¡Pfff…!

Ambos, Ken y yo, nos ahogamos con la comida.

—Hiroto, ¿de qué estás hablando?

—Hmmm, porque ustedes dos lo hicieron, ¿verdad? ¿Ven ahí? Todos esos chupones en su piel. La cantidad aumentó y definitivamente no son míos.

Con dedos temblorosos toco la prueba de nuestra noche de pasión, mientras soy increíblemente consciente de la sonrisa que se extiende en los labios de Hiroto.

Sin avergonzarse para nada, Hiroto pone una mano en mi hombro.

—Oh cierto, Yuu, ¿está bien si confirmo algo?

—Seguro, ¿qué es?

—Yuu- ¡Espera, Hiroto!

Justo cuando esas palabras dejaron la boca de Kenshin, Hiroto me levanta y me sostiene, y la yukata que vestía se desliza, abriéndose el frente.

Repentinamente, mi cuerpo está expuesto. Desnudo como el día en que nací, me sonrojo por la vergüenza. Y mortificación.

—Heh, enrojeciste por completo. Y no vistes nada de ropa interior. Buen trabajo, Ken ♥. Aunque me pregunto si lo hiciste apropiadamente anoche.

Levantó mis piernas como si estuviera preparándose para cambiar a un bebé. Porque Kenshin siguió haciéndolo ayer, allí abajo está bastante lastimado. El rudo sondeo de Hiroto hace que el área se vuelva roja.

— ¿Qué estás haciendo?

Hiroto baja la mirada, pasando un dedo por mis áreas íntimas. Como si intentara confirmar las acciones inmensamente afectivas de la noche anterior de Kenshin.

—Oh, hay un rasguño después de todo. ¡Ken! ¿No lo preparaste apropiadamente? ¿No me digas que sólo lo pusiste adentro?

—…Uuuu… —Kenshin cayó al suelo en el lugar. Y me miró como si esperara una respuesta. — ¡Lo lamento Yuu! no sabía… Nunca había hecho eso antes. ¡A partir de ahora te prepararé apropiadamente, así que por favor perdóname!

¿Huh…? Uh, ¿habrá una próxima vez?

—No puede evitarse. Oh, lo lameré para que no duela.

— ¿Eh?… Ah…. Ah… Haah…

Su lengua se introduce en mi entrada, enviando temblores a través de mi cuerpo. En un intento por resistir, empujé la cabeza de Hiroto, pero en vano. Simplemente no tengo la fuerza suficiente.

—¡Hiroto, tú idiota! —Repentinamente, Hiroto es enviado a un lado. Por Kenshin.

— ¡Ouch, Ken eso duele! ¡Maldito! ¡¿Qué diablos estás haciendo?!

—Idiota. Yo soy quien causó las heridas, así que yo debería encargarme de ellas.

— ¿Eh? E-Esp… ¡Esperen un momento!

Me pregunto si me ven calmado. Qué estoy diciendo, esta conversación está definitivamente mal en demasiadas partes. Absolutamente, sin lugar a dudas, es extraña.

Su boca es como una ventosa, chupando sin descanso. El placer toma control sobre mí. Y mi cuerpo sufre espasmos mientras lo soporto. Mi lengua es empujada dentro de la caverna de mi boca mientras lentamente me pierdo en la dulzura.

—Oh, ¿Ken? A Yuu le gusta aquí también.

—…Mm. Aquí, ¿huh?

Entonces Hiroto estimula mi lugar sensible aún más. Conmocionado por los temblores de mi excitación, mis labios tiemblan para formar palabras, con la esperanza de obtener la preocupación y atención de Kenshin.

—Kenshin… Por favor, ayúdame… Ya estoy… —Las esquinas de mis ojos se llenan de lágrimas cuando la lujuria cubre su mirada.

Bueno, ¿me podrías ayudar? ¡Esto es demasiado intenso!

—Más tarde, no te olvides de este lugar. Si lo acaricias por aquí, siente una gran cantidad de pasión.

— ¡Yaah…!

Hiroto acaricia ese lugar continuamente y me vengo. ¿Por qué? ¡Su sonrisa es tan oscura! Es el tipo de chico que le enseña a una persona despistada como Kenshin todos mis secretos clasificados con una expresión seria.

Todavía intento recuperar el aliento después de lo que hicimos.

Y porque acabo de liberarme, mi mente está flotando en la novena nube.

—Entonces, ¿esa es su primera zona erógena?

Los dedos de Hiroto me volvieron gelatina, ¿y dices que hay más?

—…

Y entonces perdí la conciencia.

♦ ♦ ♦

[Hiroto]

— ¿Huh? Creo que Yuu perdió la conciencia.

— ¿Qué? ¿Está bien?

—Supongo que se vino muy rápido. Heh, Yuu es demasiado lindo ♡.

Mientras acariciaba con mis dedos sus suaves cabellos castaños, puse un beso en su boca. Realmente es adorable, sacudiéndose como un pequeño animal.

— ¿Ken?

— ¿Qué sucede?

— ¿Sabes que Yuu se hirió por caer de las escaleras? Después de eso, no siento que sea el mismo de antes. Me pregunto si alguien de su entorno sabrá sobre eso.

—Yo tampoco entiendo nada de la situación. Pero contactaré a Mizuki. Dame un segundo.

— ¿Mizuki? Oh, ese chico que tiene la misma edad que Yuu. Tu primo, ¿verdad?

Esta es una de las desventajas de estar en grados y divisiones separadas. No puedo controlar los alrededores de Yuu todo el tiempo.

¿Cayó por su cuenta o lo empujaron? No hay suficiente información o evidencia para formar un caso. Por eso, es difícil hacer algo.

—La próxima vez definitivamente lo protegeré.

—Es cierto. La próxima vez estaré ahí para protegerlo. Sin lugar a dudas.

Porque el que siga aquí es un regalo de Dios. Debo atraparlo con firmeza, para no soltarlo de nuevo.

Nunca lo dejaré ir.

Así que recuérdalo, Yuu.

| Índice |

9 thoughts on “Días de villano – Capítulo 11: Escuela Media (7)

  1. Nain says:

    Ustedes (Hiroto y Ken) son buenos amigos entre sí, pero como amantes de Yuu son muy odiosos. Vayan a ching*r a su madre.

    Por cierto, no pueden dejar al nene comer y luego hacer sus marranadas?

  2. rocego says:

    Tsk. No puedo evitar odiar a estos dos. Si todo lo que Yuu recuerda de él como el personaje de la novela y lo que estos dos narraron es cierto, entonces ellos son responsables de su personalidad. Ni siquiera se molestaron en corregirlo y luego, cuando aparece el otro tipo de la nada haciendo que ambos se encaprichen, lo dejan de lado y tratan como a una escoria. ¡Llevan al Yuu original a un suicidio! Aún así, no puedo dejar de leer esto, Yuu tiene un no-sé-qué que me hace amarlo…

  3. K. S says:

    La verdad que me desagran mucho los dos, que le están haciendo un menor, no sé cuánto años tendrá pero es muy desagradable que lo “compartan”. Me gusta el Yaoi cuando el sexo no es más que una consecuencia del amor y no hay harem.

  4. Nekoi says:

    No me esperaba este mini hard pero Yuu por un lado quiero que te enamores de Kenshin y por otro que consigas a alguien que te aprecie y te ame como mereces. PD: hace rato no veía trío.

  5. Wini V. says:

    Yuu enserió de todo corazón por favor no te enamores de ninguno de estos dos idiotas, libidinosos, incluso una escena de trío no sirve como para mejorar mi opinión de esos 2

  6. Resa Rin (@Resa_Rin) says:

    ¿hace falta que lo diga otra vez? Ambos me desagradan, ni siquiera el trío mejora mi humor y eso que soy top-fan de las relaciones polígamas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *