El perseguido – Capítulo 12: Codiciado

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Bajo la protección de las cenizas de Ye Ying Zhi, Chi Yan se sintió más valiente. Así, en el quinto día del Año Nuevo Chino, se dirigió a la ciudad de Shiming.

Su primo, que estaba estudiando en el extranjero, ya había regresado a la escuela, por lo que solo su tío y tía estaban en casa cuando llegó. Era al mediodía y su tía dijo, sonriendo: —Vamos a almorzar. Tu tío reservó una mesa en un restaurante cercano.

Ella hizo una pausa, antes de exclamar, —Oh, sí, antes de que me olvide, la familia de mi hermano también se unirá a nosotros. Mi sobrina tiene aproximadamente la misma edad que tú, así que ustedes dos pueden conocerse.

Con su tío asintiendo, Chi Yan solo podía sonreír agradablemente.

El hermano de su tía y su familia, llegaron poco después de que se sentaran en el restaurante. La sobrina de su tía, Huang Fenfen, aunque no se consideraba bonita, lucía joven y bien vestida.

Anteriormente, el tío de Chi Yan, Du Ming Liang, no aceptaba a Fenfen ya que su padre no estaba motivado y solía apostar, mientras que su madre era materialista. Además de haber crecido en un ambiente así, la misma Fenfen también era perezosa a lo largo de la vida, dependiendo de su familia. Después de graduarse, él le había dado un trabajo en su compañía con la persuasión de su esposa. Sin embargo, Fenfen no apreció la oportunidad y lo dejó después de trabajar durante unos pocos días.

Du Ming Liang era una persona diligente y ambiciosa. Para él, su sobrino era un buen niño que salió bien incluso después de perder a sus padres a una edad temprana. Había planeado sus estudios y su carrera cuidadosamente por sí mismo, sin depender de los demás. Aunque Chi Yan era introvertido e insociable, Du Ming Liang todavía sentía que era demasiado bueno para Fenfen. Sin embargo, como su esposa había hablado de esto varias veces, no quería rechazarla nuevamente. Además, era una buena oportunidad para recordarle a Chi Yan el asunto de matrimonio.

La reunión comenzó en una buena nota, con Fenfen y su familia siendo felices. Siendo amable, Chi Yan también fue cortés y amigable, incluso si la reunión fue en contra de sus deseos.

De repente, Fenfen se congeló y miró el pescado al vapor, sin hablar durante un tiempo.

Su padre le dio un golpecito, — ¿Qué pasa? ¿Te sientes mal?

Con un rostro pálido, Fenfen tartamudeó, —El pez, el ojo del pez se movió.

Todavía ajeno, su padre respondió, — ¿El pescado no estaba bien cocinado?

Fenfen sacudió la cabeza violentamente, casi desgarrándose y chillando, — ¡Me estaba mirando! ¡Me sonrió! Vi cómo fue asesinado y destruido y escalado. ¡Había un pez bebé en su estómago! ¡El pez bebé fue desenterrado y me sonrió también! ¡Estaba tratando de esconderse en mi vientre!

El ambiente cálido se arruinó con las extrañas divagaciones de Fenfen. La madre de Fenfen rápidamente cubrió su boca y la amonestó con una mirada oscura, — ¿Qué sucede contigo? ¿No me digas que te poseyó un fantasma a plena luz del día? ¡Déjate de tonterías!

Con la boca tapada, Fenfen no pudo hablar, pero su voz gorgoteó detrás de la mano de su madre, sonando como gritos extraños. Ahora que uno de los protagonistas principales estaba en ese estado, el estado de ánimo se arruinó y la madre de Fenfen se disculpó profusamente mientras sacaba a su hija y a su esposo con ella. Chi Yan sintió escalofríos en la espalda. Era la primera vez que alguien más cerca de él era poseído, en lugar de él. Se preguntó brevemente qué quería decir Fenfen antes de que su madre la detuviera.

Después de este incidente, el emparejamiento para ambos no llegó a ninguna parte. Más tarde, Chi Yan escuchó que Fenfen se había comprometido rápidamente el día 15 del mes. — ¿Se le aconsejó a la familia que mantuviera el compromiso para alejar al espíritu maligno? —Chi Yan pensó para sí mismo. La idea de que él hiciera lo mismo vino y se fue rápidamente. Chi Yan sonrió con ironía, sabiendo que era imposible para él. No quería arrastrar a otra persona con él. Además, ¿qué debería decirle a su novia si le preguntaba sobre la botella que llevaba al cuello? ¿O qué tal la tableta espiritual que tenía de Ye Ying Zhi en su casa? ¿Qué persona normal podría aceptar todo esto?

Chi Yan entendió bien su situación y pensó que estaría mejor solo, durmiendo con la tableta del Tercer Maestro Ye por el resto de su vida. Pensó en cómo podría unirse a un club una vez que estuviese menos atareado con las cosas del trabajo, o incluso conseguir una mascota para hacerle compañía. La vida puede ser dulce. Por lo tanto, Chi Yan rechazó sin reservas todas las ofertas de emparejamiento de sus amigos y familiares.

Sin embargo, la persona con la que vivía no podía esperar más.

Él siempre había estado a su lado, día tras día, pero Chi Yan no podía verlo. Podía abrazar a Chi Yan, pero Chi Yan no estaba al tanto. Su amante era soltero a los ojos de los demás, e incluso él mismo pensaba de esa manera.

Lo codiciaba y no le gustaba que otros lo mirasen.

Quería que él le devolviese todos sus abrazos y besos.

Quería que lo mirara a los ojos y lo llamara por su nombre.

Él quería que su amor fuera correspondido.

Un día, a fines de marzo, Chi Yan estaba en la cama, como de costumbre. El clima estaba calentándose, pero las noches aún eran frías. Aun estando profundamente dormido, Chi Yan repetidamente tiró de su manta, ya que sentía frío.

Una ‘persona’ lo abrazaba por la espalda, mientras volutas de aire negro invisible para los ojos humanos se envolvieron lentamente y entraron en su cuerpo.

Para seducirlo debía engañar su mente, confundirla.

Eso era infatuación. [1]


[1] Infatuación: alude específicamente a cierto estado emocional caracterizado por el dejarse llevar por una pasión irracional, especialmente por el amor adictivo.

Shisai
No saldría con alguien si supiese que fantasmas lo persiguen… Lo siento, Chi Yan, pero ¡me dan miedo!

| Índice |

One thought on “El perseguido – Capítulo 12: Codiciado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *