El Perseguido – Capítulo 31: Vivo

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Cinco años después…

Ese año, Chi Yan ayudó con éxito a la compañía de su tío a superar la crisis, bajo la dirección de Ye Ying Zhi. Naturalmente, más tarde se estableció en Ciudad Shiming.

Du Mingjing quería darle algunos consejos al principio, pero pronto descubrió que sus métodos eran absolutamente extraordinarios, por lo que en realidad estaba completamente fuera de su alcance. Y, así, le dio libre reinado a Chi Yan. Secretamente sospechaba que este pequeño bribón podría haber estado ocultando sus habilidades todo este tiempo, y fue solo porque no podía soportar ver a su tío en una situación tan desesperada que reveló sus verdaderas habilidades.

Al principio, independientemente de cuán grande o pequeño fuera el problema, Chi Yan siempre pediría la opinión de Ye Ying Zhi y lo dejaría decidir todo. Más tarde, cuando se familiarizo lentamente con el trabajo, tuvo la capacidad de decidir por sí mismo y sólo consultó a Ye Ying Zhi sobre las tendencias generales. Toda su persona parecía haber pasado por una transformación, e incluso, su temperamento era completamente diferente en comparación con antes. Poco a poco, se convirtió en el nuevo y famoso talento de Ciudad Shiming.

Como dijo Ye Ying Zhi, las riquezas y la fama son cosas transitorias. Si otros asuntos ocuparan demasiada energía y atención de Chi Yan, estaría descontento. Por lo tanto, no planeaba ayudar a su amante a aumentar sus habilidades rápidamente, permitiendo a Chi Yan hurgar y pulirse lentamente.

Sin embargo, todavía había conflictos en su vida diaria.

Por ejemplo, Chi Yan terminó de asistir a una cena a las 11 p.m. y regresó tarde a la casa recién comprada en Ciudad Shiming.

Después de estacionar el auto en el garaje, caminó hacia la puerta principal, pero nadie abrió la puerta. Chi Yan ya estaba un poco intoxicado, pero aún era muy consciente de que, quien estaba en casa, debía estar enojado. Daba gracias a Dios de haber recordado llevar consigo hoy sus llaves.

Usando la llave, entró. Justo cuando cerró la puerta y estaba a punto de encender las luces, las luces del techo originalmente amarillentas se encendieron con un tono mortalmente pálido, parpadeando como en una película de terror. Incluso se oía el zumbido silencioso de la electricidad. La espaciosa sala de estar estaba envuelta en una atmósfera sombría. Era extremadamente siniestro y aterrador, como si un fantasma vengativo y malvado pudiese aparecer de la nada.

Si fuera en ese entonces, Chi Yan se habría muerto de miedo. Pero después de convivir con Ye Ying Zhi durante 7 años, ya no había nada de qué temer.

Chi Yan se paró junto a la entrada, quitándose los zapatos y dijo con calma: —Ye Ying Zhi, si rompes la bombilla con tu parpadeo, será mejor que la cambies mañana.

Estas palabras parecían golpear algún tipo de cambio. El espeluznante parpadeo se detuvo al instante, y una cálida luz llenó la sala de estar.

Un par de fuertes brazos helados abrazaban su cintura desde atrás. El aliento helado golpeó en su cuello: —Un chico tan malo, debe ser castigado hoy.

Chi Yan levantó ambas manos en señal de rendición, y lo burló: —Bien, bien, estaba equivocado. Castígame como quieras, como tú quieras…

No es como si pudiera escapar incluso si se resistiera. Y no es que realmente quiera resistirse de todos modos.

Simplemente tomó la iniciativa y se dio la vuelta, envolviendo sus brazos alrededor del cuello de Ye Ying Zhi.

En el segundo piso de la casa de Chi Yan, hay una habitación que siempre está cerrada. Nadie tiene permitido entrar. Incluso cuando el ama de casa contratada está ahí, esa habitación aún permanece cerrada.

Más tarde, un ladrón de poca monta atacó distintos hogares dentro de ese distrito de villas. Después de tener éxito algunas veces, finalmente apuntó a la casa de Chi Yan. Vio que Chi Yan entraba al trastero en el segundo piso y centró su vista en esa habitación cerrada. Gastó mucho esfuerzo y entró en la habitación, solo para encontrar una sala de luto. En el centro había un altar, y encima del altar una ofrenda y una placa negra con letras doradas “aquí yace el espíritu de Ying Zhi del Clan Ye”.

Inmediatamente se asustó. Y en ese momento, escuchó una voz indiferente que preguntaba con calma: — ¿Por qué entraste en mi sala de luto?

Giró la cabeza para mirar a su alrededor. No había una sola persona.

Al final, el pequeño ladrón llamó a la policía para que se lo llevaran.

Ver llegar a los policías se sintió como ver aparecer a sus familiares. Lloró diciendo que había un fantasma y les rogó que se lo llevaran.

Más tarde, Chi Yan fue considerado el famoso soltero dorado de Ciudad Shiming y nunca tuvo esposa. No solo nunca tuvo esposa, sino que nunca tuvo una relación ambigua con nadie.

Sin embargo, cada día de San Valentín, cumpleaños y otras ocasiones especiales, cuando había oportunidad, hacía una reserva para una habitación privada en un restaurante que le gustaba. Organizaría dos juegos de utensilios y pediría comida para dos, luego se lo comería solo. Realmente hizo que otros se confundieran.

Más tarde, corrió el rumor que, según las confesiones borrachas del mejor amigo del presidente Chi, Chi Yan una vez tuvo un amor inolvidable. Pero ese amante falleció y, por lo tanto, tomó la firme resolución de vivir su vida solo. Además, nunca más volvería a hablar de este amor.

Chi Yan mismo admitió en silencio este rumor. Y sus labios estaban completamente sellados sobre ese tema.

Por supuesto, la verdadera razón por la que mantuvo la boca cerrada fue porque tenía miedo de equivocarse y revelar algo contradictorio. Después de todo, no conocía los detalles de la trama de Xu Jiang ni lo que realmente les dijo a todos.

Chi Yan en realidad no sabía cómo celebrar ocasiones especiales.

Para parejas normales, los cumpleaños, los días de San Valentín chinos y occidentales, Navidad, Año Nuevo, aniversarios de primera reunión y aniversarios de bodas ya son más que suficientes. Sin embargo, el Tercer Joven Maestro no solo cumple años, sino también un día de la muerte, no solo hay días festivos humanos, sino también de fantasmas.

Para expresar su afecto, Chi Yan reservó una mesa para dos en el restaurante favorito de Ye Ying Zhi en cada Festival Fantasma durante 3 años consecutivos. Esto hizo que todos los camareros de ese restaurante levantaran las cejas: ¿una persona normal haría algo como esto? A pesar de que su amor más querido ha fallecido… No hay necesidad de reservar específicamente una mesa para dos en cada Festival Fantasma solo para comer en recuerdo de los muertos, ¿verdad?

Todos vieron a Chi Yan con un toque de reverencia y miedo, como si su presencia provocara un escalofrío. Ese día, todos los camareros que lo atendieron temblaron de miedo, sin siquiera atreverse a mirar hacia ese asiento vacío. Siempre había una sensación persistente de que en el asiento vacío había una “persona”.

Al final, fue Ye Ying Zhi quien le dijo con una sonrisa: — ¿Qué tal si pasamos Festivales de fantasmas en casa de ahora en adelante?

Ese año, para el año nuevo chino, Chi Yan llevó a Ye Ying Zhi a un pico cercano por la noche para ver fuegos artificiales.

Bajo el brillante despliegue de fuegos artificiales, el perfil de Chi Yan parpadeó transitoriamente desde los fragmentos de cielo chispeante.

Miró hacia Ye Ying Zhi: —Ying Zhi, ya han pasado siete años.

Ye Ying Zhi se apoyó contra él: —No importa cuántos años. Mientras vivas, estaré a tu lado. —Atrajo a Chi Yan a sus brazos. —Ah Yan, feliz año nuevo.

Cuando solo quedaban 21 píldoras en la botella, Chi Yan sabía que su tiempo estaba llegando a su fin.

Se tumbó solo en su cama, enfermo, sosteniendo la mano envejecida de su amante canoso. Su tono era pacífico: —Ying Zhi, ¿es mi hora de irme?

Ye Ying Zhi no tenía que envejecer, pero utilizó algún método desconocido para que la edad de su propia apariencia coincida con Chi Yan con el paso del tiempo.

Ye Ying Zhi sostuvo su mano con fuerza y respondió de la misma manera pacífica: —Sí.

—… ¿Vendrás conmigo?

Ye Ying Zhi se inclinó suavemente hacia Chi Yan, susurrando suavemente al oído de su amante como lo hizo cuando eran jóvenes: —Lo haré. No importa a dónde vayas, te acompañaré.

Chi Yan sonrió, finalmente aplacado y cerró los ojos.

Lo siento, Ye Ying Zhi. Te hice esperar durante tantos años, pero todavía quiero egoístamente que me acompañes.

Shisai
T_T

♦ ♦ ♦

En la eternidad interminable, existe un número infinito de mundos. Hay mundos que nacen cada minuto, incluso cada segundo. Hay mundos que se destruyen cada minuto, incluso cada segundo. Algunos son extremadamente similares, mientras que otros son muy diferentes. Cada mundo sigue su propio camino.

Incluso dentro del mismo mundo, debido a la decisión de una sola persona de desviarse del camino, se puede crear un nuevo mundo ramificándose. Quizás exista en este mundo, pero en otro mundo, uno de sus numerosos antepasados de la 18va generación, nunca nació. Y así, naturalmente, no existirías.

Las leyendas dicen que estos infinitos mundos existen en la eternidad en forma de un largo río. Fluyendo sin fin.

Las leyendas dicen que las almas circulan entre estos infinitos mundos, hasta que un día, agotan su energía y desaparecen permanentemente.

Miles de millones de almas e innumerables mundos. A los ojos de la eternidad, no son más que un pequeño grano de existencia.

♦ ♦ ♦

Dentro del dormitorio de una universidad.

Suaves golpes en la puerta asustaron a Chi Yan, quien había estado durmiendo.

No fue un dulce sueño. Recordaba vagamente el bodhisattva autodisciplinado y compasivo, y el cuerpo frío que lo abrazaba con fuerza.

Sin embargo, todavía gritaba impacientemente, con los ojos cerrados: — ¿Quién es, tocando tan temprano en la mañana? —No esperaba una respuesta. Después de todo, a menudo estaba solo en este dormitorio de 2 personas.

¿Quién hubiera pensado que una voz indiferente respondería?

—Debería ser tu deuda de flor de durazno.

Shisai
Las flores de durazno tienen que ver con sentimientos amorosos, por lo que la deuda de la flor de durazno podría tener que ver con el amor de su vida anterior. También podría ser una referencia a otra novela BL <Deuda de flor de durazno> publicada en 2007, ya que <El Perseguido> se publicó en 2016.

Los ojos de Chi Yan se abrieron de golpe. Miró la otra cama, pero no había nadie. Miró a su alrededor y vio a su compañero de cuarto arreglando su manga con los ojos entrecerrados. Parecía que acababa de despertarse no hace mucho. El cuello abierto expuso parte de su pecho pálido, pero musculoso.

Probablemente respondió aleatoriamente a Chi Yan antes.

Chi Yan todavía le dedicó una sonrisa brillante mientras saludaba: —Ye Ying Zhi, ¿volviste ayer?

El otro chico sonrió de una manera que no parecía una sonrisa y levantó la cabeza para mirar al niño con los ojos dormidos: —Sí. Probablemente sea mejor si abres la puerta primero. Además… parece que tuviste un maravilloso sueño húmedo anoche.

¿Qué sueño mojado? ¡Obviamente fue una legítima pesadilla!

Chi Yan era demasiado vago como para negarlo, gritando hacia la puerta “un momento, ya voy”. Agarró rápidamente una camiseta y pantalones, se los puso rápidamente y se dirigió hacia la puerta mientras se peinaba con los dedos.

Parada afuera, en realidad estaba Gu Xixi.

Chi Yan maldijo en secreto. ¿Cómo sabía Ye Ying Zhi que era Gu Xixi? ¿No abrió la puerta a propósito, esperando que Chi Yan bajara él mismo?

Gu Xixi inclinó la cabeza levemente con una sonrisa en su rostro y levantó la bolsa de plástico en su mano: —Hermano Chi Yan, te traje el desayuno.

Hacia una chica que lo persiguió tan persistentemente, Chi Yan no tuvo el corazón para rechazar el regalo y solo pudo agradecerle de buena manera.

Gu Xixi parecía querer entrar y conversar por un tiempo. Se asomó cuando Chi Yan se movió ligeramente hacia un lado y vio la silueta de Ye Ying Zhi sentado junto al escritorio. Inmediatamente detuvo sus pasos, hablando con una leve sonrisa: —Hermano Chi Yan, veo que tu compañero de cuarto todavía está aquí. No te molestaré entonces, hasta luego.

Chi Yan sintió que Gu Xixi debía haberse asustado por la cara de Ye Ying Zhi, su expresión parecía como si advirtiera que nadie debe acercarse a menos de mil metros. Por lo general, tanto hombres como mujeres, sentirían inconscientemente algún tipo de sentimientos tiernos hacia una joven belleza como Gu Xixi. Solo Ye Ying Zhi parecía odiarla un poco. Cada vez que la veía, su rostro se volvía tres grados más fríos en comparación con ver a otras personas. Por lo tanto, Gu Xixi parecía aterrorizada cada vez que lo veía.

Ye Ying Zhi no era mayor que él, aun así, Chi Yan también escuchó rumores sobre este tipo de hombre frío y distante que aparentemente trataba a todos con indiferencia.

Pero… Chi Yan realmente sintió que no estaba siendo delirantemente descarado al pensar que Ye Ying Zhi era, en realidad, bastante gentil consigo mismo. Ha reído con él… no, en realidad se ríe con bastante frecuencia con él… e incluso, ha llegado a burlarse de él.

Trajo el desayuno que Gu Xixi entregó, llamando a Ye Ying Zhi: —Ying Zhi, comamos el desayuno juntos.

Ye Ying Zhi todavía lo miraba con esa sonrisa que no parecía una sonrisa: —Atreverse a comer cualquier cosa al azar. Este tipo de relleno de sándwich de carne de la calle, podría estar hecho de carne humana, por lo que sabes.

El sándwich de carne originalmente caliente, extremadamente delicioso en su mano, de repente se convirtió en algo difícil de tragar.

Chi Yan todavía trató de refutar: —… ¿Cómo podría la carne humana ser tan fácil de encontrar…?

Ye Ying Zhi asintió de acuerdo: —También podría ser carne de ratones muertos.

Chi Yan perdió por completo su apetito.

En este momento, Ye Ying Zhi llevó a cabo una olla arrocera: —Cociné a fuego lento algunas gachas de piña, incluso calenté algunos panecillos traídos de casa. Lo cocí al vapor ayer por la tarde antes de volver a la escuela. Es relleno de carne. Vamos a comer juntos.

Gachas de piña, bollos de carne de res, por no mencionar hechos personalmente por Ye Ying Zhi…

Chi Yan se rindió en un instante, sin una pizca de resistencia.

Ye Ying Zhi se sentó junto a Chi Yan, mirándolo comer con una leve sonrisa.

Chi Yan se sintió un poco avergonzado: —… ¿Por qué no estás comiendo?

Ye Ying Zhi respondió con una leve sonrisa: —Ya comí antes de que despertaras. Come.

¡Tan cálido y gentil! Definitivamente no es un tipo frío y distante. ¡Incluso trayendo su propia olla arrocera multiusos a la escuela para cocinar! La imagen del Príncipe de Hielo del departamento de filosofía, se rompió de inmediato en piezas irreconocibles.

Chi Yan asintió y continuó comiendo, sin darse cuenta en lo más mínimo cuando su compañero de cuarto usó una servilleta para recoger la bolsa de plástico que contenía el sándwich de carne y la arrojó a la basura.

| Índice |

One thought on “El Perseguido – Capítulo 31: Vivo

  1. CarolinaF. o Nekoi says:

    😱😱😱😱😱😱😅😅😅😅😅😅😅😅😅😅😅🥰❤😍🥰❤😍🥰❤😍🥰❤😍🥰❤😍🥰❤😍🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🤔🥰❤😍🥰❤😍🥰❤😍🥰❤😍🥰❤😍🥰❤😍

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *