El Perseguido – Capítulo 44: Matriz de reunión malvada

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


El lunes, Chi Yan regresó a la escuela apretado en el metro. A plena luz del día, donde la gente iba y venía, no estaba necesariamente asustado. Las varias veces que esa cosa había salido y había dañado a la gente, era de noche, generalmente después de las 10 p.m.

El compañero de secundaria del viejo Yuan y Hu Xing, también fueron a su salón de clases para echar un vistazo, sin embargo, no encontraron ninguna anormalidad o humano sospechoso, por lo que se despidieron de Chi Yan y se prepararon para ir a otros lugares de la escuela en busca de pistas.

Yang Qing todavía eligió sentarse al lado de Chi Yan en su clase. Miró a su alrededor y bromeó: —Oye, ¿cómo es que la pequeña belleza que siempre viene a escuchar nuestra clase con motivos ocultos no ha venido estas últimas dos veces?

En este último período de tiempo, Chi Yan había sido constantemente perseguido por fantasmas. Más tarde, escuchó que todos estos eran actos de un demonio. Estaba demasiado ocupado tratando de proteger su vida todos los días como para pensar en Gu Xixi. Solo cuando escuchó la pregunta de Yang Qing recordó sobre ella. Luego respondió casualmente: —Sí, ella probablemente piensa que ya no es interesante.

Yang Qing ni siquiera sabía si estaba siendo hipócrita o simplemente insensible.

Después de la clase, Chi Yan apresuradamente empacó sus cosas y corrió a la estación de metro. Yang Qing le sugirió cenar juntos, pero se negó sin dudarlo. —Quizás la próxima vez, mi compañero de cuarto preparó comida y está esperando que regrese.

Yang Qing miró su figura alejándose a gran distancia. Pensando internamente que si él no supiera, habría pensado que la esposa de Chi Yan lo estaba esperando en casa con la comida hecha.

Shisai
No amigo, no es la esposa, es el esposo

Al mediodía, el número de personas en la estación de metro era mucho menor que el de la mañana. Chi Yan salió de la estación de metro y se dirigió rápidamente a la casa de Ye Ying Zhi. Sin embargo, una voz familiar lo llamó: — ¡Xiao Yan! ¡Chi Yan!

Cuando miró hacia atrás, reconoció a su tío y su tía. Chi Yan luego los saludó rápidamente: —Tío, tía. —En primer lugar, el lugar estaba cerca de la casa de su tío, no había nada extraño en encontrarse con ellos.

Tía Biao lo culpaba por no visitarlos cuando estaba cerca. Chi Yan luego recordó la mentira que había dicho antes, tosió y luego explicó: —Uno de mis compañeros de grupo vive por aquí. Tomó una importante información del proyecto con él. Ahora nuestro asesor tiene prisa por pedir esta información, por lo que me pidió que fuera a buscarla. —Siempre sintió que desde que comenzó a ver fantasmas, seguía diciendo más y más mentiras. Incluso su habilidad para inventar mentiras se había vuelto más fuerte.

Tío y tía miraron el reloj y vieron que era exactamente la hora del almuerzo y quisieron arrastrarlo para almorzar con ellos en casa. Chi Yan pensó en cómo Ye Ying Zhi ya había preparado una comida para dos y esperaba en casa, por lo que se negó usando la urgencia de recuperar la información. Pero tío y tía lo habían invitado repetidamente con entusiasmo y ahora que incluso se toparon en la calle, ya no era justificable que los rechazara nuevamente. Al final, prometió que los visitaría.

Al día siguiente, después de salir de la casa de Ye Ying Zhi, fue al supermercado a comprar algunos bocadillos y los llevó a la casa de su tío.

A pesar de que habían pasado cuatro años desde la última vez que vio la casa de su tío, no hubo muchos cambios. Chi Yan miró las escaleras que conducían hacia arriba, recordó cómo había dormido en el dormitorio y en el Salón Budista, y un miedo incontrolable surgió en su corazón. No pudo evitar recordar esas caricias, abrazos y besos fríos que cayeron sobre él, así como el ** que fluyó cuando esa cosa lo presionó y lo abrazó.

Los recuerdos que había elegido olvidar intencionalmente, surgieron tan claros como si hubiese pasado ayer.

Curiosamente, cuando lo pensó de nuevo, sintió una sensación adicional de familiaridad sutil aparte del miedo, como si ya estuviera familiarizado con esos toques fríos y respiraciones…

Como si fueran recuerdos de su última vida.

Chi Yan estaba sorprendido por sus pensamientos. No podía imaginar cómo sería su vida anterior si también hubiese sido perseguido por fantasmas.

Dejó sus cosas y saludó a sus tres mayores por turno. Su primo estaba en una universidad lejana, por lo que solo había tres personas en esta casa; tío, tía y su tía abuela.

La vista de su tía abuela podría estar empeorando en los últimos dos años, pero era evidente que su mente todavía estaba clara. Ella tomó la mano de Chi Yan y lo miró por un largo tiempo antes de sonreír. —Has vuelto a crecer. La última vez que te vi parece que fue ayer. Casi no pude reconocerte. Los niños crecen muy rápido.

Cuando Chi Yan escuchó esto, se rio, pensando que ya era tan viejo que no era un bebé de 3 años, no obstante, todavía sonrió como respuesta.

La anciana todavía quería llevarlo arriba para estudiar las escrituras con ella. Cuando escuchó la palabra “Salón Budista”, su corazón se apretó de inmediato. Afortunadamente, la tía la disuadió a tiempo: —Mamá, es raro que venga Xiao Yan. Siéntate y habla con él por el momento, la comida estará lista pronto.

Solo entonces la anciana dejó de lado su intención y tiró de Chi Yan para que se sentara en la sala de estar.

Los cuatro conversaron durante la comida. Su tío, Du Lin, de repente preguntó: —Xiao Yan, ayer mencionaste que te dirigías a la casa de tu compañero de escuela para obtener la información del proyecto. ¿Tu compañero de escuela también vive por aquí?

Chi Yan asintió con la cabeza. —Sí, él vive en la casa más grande en la parte superior de esta área.

La mano de Du Lin, que estaba tomando la comida, se detuvo de repente. Lo miró y preguntó sorprendida: — ¿Es el que tiene la pared roja y la ventana blanca en la parte superior? ¿El que parece occidentalizado desde afuera? ¿Casi el doble del tamaño de nuestra casa?

Chi Yan reflexionó y pensó que lo que su tío describía coincidía con la casa de Ye Ying Zhi, luego asintió nuevamente. —Así es.

Du Lin dejó sus palillos y se volvió hacia la tía abuela. —Eso es raro. Mamá, ¿no es esa la casa del amigo de papá? ¿No fueron sus hijas al extranjero hace mucho tiempo? La casa debería estar vacía.

Chi Yan agregó: —Mi compañero de clase dijo que no es su propia casa, pero el propietario se la alquiló. También dijo que su familia estaba en el extranjero. Quizás su familia conocía al dueño original.

—Eso es aún peor —murmuró Du Lin. —Es imposible prestar una casa así al hijo de un amigo… Después de todo, su familia hizo una gran escena. En ese momento, recién comencé a trabajar, pero aún recuerdo la escena en que sus hijas se arrodillaron afuera de la casa con su tío y el resto de sus parientes, antes de cerrar la puerta.

—Sí, también lo recuerdo —agregó la tía. —En ese momento, tu tío y yo nos conocíamos. Era la primera vez que venía a su casa. No esperaba que viéramos este tipo de cosas cuando llegamos, así que nos dejó una profunda impresión. Todavía recuerdo el momento en que terminé de comer, dijo que me llevaría a pasear cerca, y ambos caminamos durante media hora antes de llegar al lugar rodeado de muchas personas. En ese momento, éramos jóvenes y curiosos, así que nos agolpamos al frente para ver. Vimos a esas chicas guiando a las personas detrás de ellas para arrodillarse en el suelo y hacer reverencias hacia el interior de la casa. Solo después de arrodillarse nueve veces seguidas se atrevieron a ponerse de pie. En ese momento, todavía estaba pensando para mí misma cómo tu tío había dicho que las niñas de la familia tienen mucho conocimiento y saben leer y escribir. ¿Por qué todavía creían en ese tipo de superstición feudal?

El tío luego continuó: —Creer y saber leer y escribir son dos cosas diferentes.

Chi Yan también pensó que esto era cierto. El maestro que le enseñó también prestó atención a la geomancia. La puerta este de su escuela y la puerta este de la universidad siguiente, estaban en el mismo lado de la calle, ambas también daban a la carretera. Pero afuera de la puerta este de su escuela, había una gran piedra con el lema de la escuela grabado en ella. No había nada fuera de la puerta este de la escuela de al lado. Hubo momentos en que los accidentes ocurrían con frecuencia en la universidad de al lado y aparecían en el periódico. Hubo un rumor de que la piedra en el frente de su escuela bloqueó las malas influencias, por lo que hubo poca perturbación.

Pero después de escuchar a su tío y tía, todavía se sentía asustado. Después de todo, vivía ahí todos los días. Giró la cabeza y preguntó con cautela: —Tío, tía, ¿qué pasó entonces? ¿Hay… fantasmas ahí?

El tío sacudió la cabeza. —No creo que eso sea cierto. No lo recuerdo muy bien. También fue un rumor que escuché más tarde. Parece que su familia estaba en una situación complicada en ese momento… Entonces, al final, las niñas y su tío se fueron al extranjero de inmediato.

La tía abuela, quien no había hablado durante mucho tiempo, abrió la boca en este momento. —Eso se debe a las malas acciones de su hijo.

A los humanos siempre les encanta hablar sobre el pasado cuando eran viejos, pero simplemente no podían recordar el presente. Cuanto más tiempo era, más lo recordaban. No solo recordaban claramente el pasado, sino que también les encantaba contarles a otros sobre el. Su abuela no fue la excepción a esto. La anciana aún podía recordar claramente acerca de estas cosas que sucedieron hace más de 20 años.

Entonces resultó que el viejo de esa familia y su propio tío abuelo tenían algunas relaciones debido a su trabajo, por lo que la tía abuela también escuchó algunas historias internas a través de su esposo en ese momento. La esposa de ese viejo había muerto por enfermedad, pero tenían un hijo y una hija que tenían aproximadamente la misma edad que el tío abuelo. En realidad, eran un poco mayores que el tío y todos se habían casado. La hija y su esposo vivían en otro lugar, mientras que el hijo y la nuera vivían en la casa de arriba con el anciano.

Más tarde ese año, la esposa de su hijo quedó embarazada. Como no podía soportar la soledad, encontró a otra amante en secreto. Esa amante estaba en la misma unidad de trabajo que el hijo, y ella no era una buena persona, incluso usó su identidad como colega para ir a su casa con varios otros colegas, aprovechando la oportunidad para poner un pedazo de papel rojo con un dibujo de una matriz de reunión malvada debajo del colchón en el que a menudo dormía porque estaba un poco celosa.

Después de eso, pasaron tres o cuatro meses, la esposa de repente sintió que estaba a punto de dar a luz, pero como no esperaba esto en absoluto, solo podía llamar apresuradamente a alguien para que viniera. Al dar a luz al bebé, podía sentir que algo salía de su vientre, el vientre de la esposa también se hizo más pequeño, pero nadie podía ver al “bebé”.

Esta situación era tan extraña y cuando la esposa se enteró, sintió miedo y pavor. El resto de la familia también estaba asustada y sin palabras. Le pidió a varias personas que vinieron a ayudar a dar a luz al bebé, que no difundieran esta noticia. Más tarde, el anciano le pidió a su hija que lo ayudara a invitar a un maestro a que se acercara. Se dijo que el maestro había sobrevivido a la perturbación del gobierno político hace muchos años. Tenía unos 70 años. Realmente tenía algunas habilidades. Después de entrar en el dormitorio, encontró la matriz de reunión malvada debajo del colchón.

Debido a que recuperaron esta pista, después de una investigación más profunda, el hijo no pudo soportar la presión después de tan horrendos eventos en su familia, y por lo tanto, su infidelidad quedó expuesta. Su amante también admitió que la matriz de reunión malvada fue comprada por ella de un mago ciego que instaló un puesto en la calle, pero ahora no podía encontrar al mago. Argumentó que solo estaba celosa y que no estaba segura de si el papel sería efectivo cuando lo pusiera debajo del colchón. Ella no esperaba tales consecuencias.

Después de todo, era sensacional y distintivo, por lo que comenzaron a surgir rumores. El viejo siempre había apreciado su rostro. Al escuchar las acciones de su hijo, estaba tan enojado que de repente cayó enfermo y se quedó en el hospital. Su esposa también estaba furiosa y asustada al mismo tiempo. Inmediatamente se divorció de su esposo y regresó a su casa. Quién sabía si era la retribución por dañar a las personas, pero pocos días después del divorcio, el hijo y su amante tuvieron un accidente automovilístico después de que fueron expuestos, y murieron en el acto.

Esta era realmente una familia rota. Solo quedaba la hija para cuidar al anciano en el hospital, ocasionalmente ella volvía a la casa para limpiar.

Tenía que trabajar, cuidar a su propia familia y también ir al hospital para cuidar a su padre. Solo podía volver a la casa una vez cada diez días más o menos para recoger algunas cosas diarias para su padre. Era extraño que cada vez que volviera, sintiera que alguien parecía estar viviendo en la casa. No lo sintió la primeras dos veces que fue. Recién después de mucho tiempo, se dio cuenta de que algo andaba mal.

La hija pidió que el maestro viniera y mirara la casa nuevamente. El maestro miró a su alrededor después de entrar en la casa. No se atrevió a hacer ningún disturbio. Silenciosamente sacó a la hija de la puerta y le contó la historia real. Debido al efecto de la matriz de reunión malvada, el feto no podía vivir en absoluto. Era un niño muerto. Pero algo similar a un espíritu maligno tomó prestado el momento en que su cuñada estaba dando a luz y se reencarnó. Ahora probablemente no tenía a dónde ir, así que se quedó en esa casa.

Sin embargo, las varias veces que fue ahí, no le pasó nada, lo que demostró que no tenía ninguna intención de dañar a nadie. Además, considerando cómo fueron las personas de esta casa las que lo llamaron aquí, no sería fácil expulsarlo por la fuerza. Él mismo no se atrevió a hacerle nada a la persona que vivía en esa habitación, y no podía imaginar quién más en el mundo podría hacerlo. Es mejor hacer una ceremonia y prestarle respetuosamente esta casa, luego sellar la casa para evitar que la gente entre. Naturalmente, se iría después de haber hecho lo que quería hacer.

La hija siguió el consejo y selló la casa. Los ancianos, quienes ya eran viejos y se enfermaron debido a este incidente, también fallecieron pronto. La hija y su esposo abandonaron el país poco después de que ella terminara de ocuparse de los asuntos de su padre, nadie había oído que regresaran después de tantos años, por lo que, según esto, la casa aún debería estar sellada.

Chi Yan escuchó esto con cierta inquietud, pero él y Ye Ying Zhi habían vivido en la casa durante tanto tiempo que nunca había notado ningún signo de la existencia de la tercera “persona”. Se preguntó si era como lo que había dicho su tía abuela, que esa cosa había terminado lo que quería hacer y se fue.

Pensó en cómo Ye Ying Zhi lo había consolado diciendo: —No hay fantasmas en el mundo. —Pensó que incluso si el propietario le hubiera contado sobre estas cosas, probablemente no lo creería. No fue sorprendente para él vivir en esa casa.

Su tío y su tía también aconsejaron: —Xiao Yan, tú y tu compañero de clase deberían hablar sobre esto. No somos supersticiosos, pero trata de tranquilizarnos. Después de todo, es una casa que se ha prestado a lo sobrenatural. Es mejor mudarse.

—No lo creerá. —Chi Yan sonrió y negó con la cabeza, fingiendo ser curioso, preguntó —Tío, tía, ¿alguna vez has encontrado algún hecho extraño en casa?

Tío agitó su mano. —Coff, nuestra familia es recta en la vida y el trabajo. No nos involucramos en este tipo de cosas ni atraeríamos ese tipo de cosas.

Chi Yan asintió y rápidamente alabó a su tío y tía con unas pocas oraciones, y pensó que lo que pasó esa noche de verano, solo debió ser su imaginación o un engaño.

| Índice |

One thought on “El Perseguido – Capítulo 44: Matriz de reunión malvada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *