El Perseguido – Capítulo 50: Pequeño bastardo

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Ye Ying Zhi inmediatamente tomó la decisión de reembolsar el boleto de Chi Yan. Irían en auto a su casa.

Fue un viaje de casi una hora desde la casa de Ye Ying Zhi hasta la estación de tren, y sumando el tiempo de espera de media hora, el viaje a Ciudad H no podría considerarse corto. Sería mejor para ellos conducir directamente a través de la carretera.

Chi Yan no pronunció ninguna oración completa, incluso cuando se subió al auto y se abrochó el cinturón de seguridad. Ni siquiera se atrevió a mirar a su compañero y sus oídos aún estaban un poco rojos.

Ye Ying Zhi arrancó el auto con una sonrisa y miró al frente. — ¿Por qué eres tan tímido? ¿No te llamé así antes en el juego?

Después de escuchar esto, el rostro de Chi Yan estaba un poco cálido nuevamente. —…Deja de hablar.

Primero, fueron a la gasolinera cercana para rellenar el gas, luego condujeron hasta Ciudad H según la guía de la navegación. Habían pasado las 9:00 p.m. cuando finalmente llegaron a la casa de Chi Yan.

Poco después de que Ye Ying Zhi arrancara el auto, Chi Yan llamó a su casa y les dijo que traería a un compañero de clase para quedarse durante dos días de las vacaciones escolares. También les dijo que no era seguro afuera recientemente. Les pidió que no abrieran la puerta a extraños y que no salieran de noche.

Los padres de Chi Yan siempre habían sido de mente abierta. En el pasado, Chi Yan también llevó al Viejo Yuan y otros compañeros de clase a Ciudad H para jugar, por lo que esta situación no fue nada sorprendente para ellos. Solo se preguntaron sobre qué tipo de vacaciones tenían y por qué regresó tan repentinamente.

Como les había informado de antemano, en el momento en que Chi Yan llamó a la puerta y dijo —Estoy de regreso —Chi Zhongyuan vino a abrir la puerta y les dio una cálida bienvenida. Los incitó a poner sus cosas en la habitación de Chi Yan y luego les pidió que se sentaran en la sala de estar. Liu Fengying, la madre de Chi Yan, sacó frutas en rodajas y les sirvió agua.

Chi Zhongyuan miró a su hijo y le preguntó: —Xiao Yan, ¿qué tipo de vacaciones tienes en este momento?

Chi Yan tartamudeó y no pudo decir nada. Solo tejió una historia casualmente. No estaban realmente de vacaciones. Pero de acuerdo con la mentalidad de los padres, no importa si eres un estudiante de primaria o un estudiante de posgrado, siempre debes ser obediente y permanecer en la escuela para estudiar y asistir a clases si no tienes vacaciones. Es aún más difícil de explicar cuando jugaste el absentismo escolar mientras no pasaba nada.

Ye Ying Zhi se sentó a su lado y respondió con una sonrisa tranquila. —Tío, es el aniversario de nuestra escuela.

En este momento, la memoria de Chi Zhongyuan era muy buena. — ¿No es el aniversario de su escuela en abril y los estudiantes tienen un descanso el primer día de mayo? ¿Por qué tienes otra fiesta de nuevo? —Chi Yan no había cambiado su escuela desde que era un estudiante graduado, por lo que retuvo algunas impresiones en estos cuatro años.

Y Chi Yan sabía que había terminado, porque su tapadera estaba rota. Sin embargo, Ye Ying Zhi respondió con complicidad: — ¿No se mudó la escuela al suroeste durante un tiempo por la Guerra Anti Japonesa? No fue hasta la victoria de la Guerra Anti Japonesa que la escuela se reanudó. Este año, la escuela celebra la reanudación de su plan de estudios debido a la victoria de la Guerra Anti Japonesa. No ha sido festivo en años anteriores. Este año es el 70 aniversario de la victoria de la Guerra Anti Japonesa, por lo que es una celebración especial.

Chi Yan se quedó estupefacto cuando escuchó esto, mientras que Chi Zhongyuan asintió repetidamente con la cabeza. —Entonces, este es el caso.

En ese momento, Chi Yan estaba en un estado de desmoronamiento, diciendo que iba a haber un “demonio malvado que dañaría a su familia”, y por eso Ye Ying Zhi estaba dispuesto a acompañarlo. No obstante, Chi Yan no se atrevió a contarles a sus padres sobre Gu Xixi y la serie de tragedias que ocurrieron en Ciudad A. Ye Ying Zhi también cooperó con él en este acto. Cuando sus padres le preguntaron, dijo que había oído hablar del paisaje único de Ciudad H y de las encantadoras estaciones cambiantes, por lo que aprovechó estas vacaciones para seguir a Chi Yan y recorrer la zona.

Era bastante tarde cuando llegaron y luego de hablar un par de frases, fue aún más tarde. Era hora de irse a la cama.

La casa era un edificio de apartamentos ordinario. Tenía un área grande pero pocas habitaciones. Había dos dormitorios, uno estaba situado en el sur y el otro en el norte. También una sala de estudio y una sala más pequeña que se usaba como guardarropa. El resto era la sala, el comedor, la cocina y el baño. Como no existían casos frecuentes de personas que pasaran la noche en su casa, no había ninguna “habitación de invitados”. Solo dos habitaciones aptas para dormir. Afortunadamente, la habitación de Chi Yan era lo suficientemente grande y tenía una cama doble.

Todos acordaron que Ye Ying Zhi debería dormir con Chi Yan en su habitación.

La habitación de Chi Yan tenía un pequeño baño adjunto. Ye Ying Zhi salió del baño y felizmente ocupó la mitad de la cama. Miró a su alrededor y le preguntó a Chi Yan: —Ah Yan, ¿has estado viviendo aquí desde que eras un niño?

—En realidad, no. Me mudé aquí cuando estaba en la secundaria. —Respondió y de repente sintió a Ye Ying Zhi estirando las manos y acercándose a él.

Se acaba de dar cuenta de algo. Le había contado a Ye Ying Zhi sobre Gu Xixi hace tiempo, por lo que debería saber desde el principio que él era su esposo, “Ye Sanqian”, en el juego. Sin embargo, fingió no conocerlo. Ahora que esto estaba a la intemperie, ¿podría considerarse que sus instintos naturales estaban expuestos?

Ye Ying Zhi lo abrazó mientras se sentaban al borde de la cama. Le mordió las orejas y sonrió. —Ah Yan, ¿no eres demasiado despiadado? Conduje cinco horas contigo de vuelta para ver a tus padres, pero ¿no me das ninguna recompensa?

— ¿Qué recompensa quieres? —Tartamudeó Chi Yan, pero agregó rápidamente —…Estamos en casa de mis padres. Compórtate.

—Solo un beso, solo un beso servirá… —Mientras Ye Ying Zhi decía esto, su voz se desvaneció gradualmente…

♦ ♦ ♦

Chi Yan trajo intencionalmente a Ye Ying Zhi para estar en guardia contra Gu Xixi. Naturalmente, no dejaría a sus padres solos y evitaría crear oportunidades para ella. Entonces, actuando como si fuera un niño mimado, organizó a la fuerza un recorrido de tres días por las áreas escénicas cercanas. Pidió a sus padres que pidieran permiso y calculen los días; Hu Xing podría regresar en un día o dos.

Chi Yan sabía que sus padres tenían la edad de jubilarse y que sus cargas de trabajo no eran pesadas en los momentos normales. Uno de los tres días de la gira, fue un fin de semana, además, toda la familia viajaba junta, así que cuando el esposo y la esposa vieron que su hijo había arreglado todo, estaban felices de seguirlo. A lo sumo, dijeron palabras como: —Ustedes dos jóvenes vayan a divertirse, ¿por qué vamos a ir todos juntos? —Pero todavía estaban muy contentos y comenzaron a empacar lo que necesitaban usar para la salida.

Se estaban haciendo cada vez más viejos y el tiempo que pasaron con su hijo se volvió menos en los últimos dos años, por lo que estaban muy contentos de poder salir con él.

Ye Ying Zhi, con el pretexto de tomar una siesta, atrajo a Chi Yan a la habitación y cerró la puerta tras de sí. Lo arrastró a la cama, lo hizo sentarse y sonreír mientras se tocaba la punta de la nariz. —Ah, puedo decir que estás muy malcriado. Tú decides todo en la casa.

Chi Yan extendió su mano en un intento de evitar su dedo, pero Ye Ying Zhi aprovechó esta oportunidad para besarlo repetidamente.

El lugar pintoresco al que fueron, fue un lago con ecología natural y libre de contaminación como su punto de venta. Había un lago en forma de media luna. Chi Yan y Ye Ying Zhi miran el lago uno al lado del otro, entrecerrando los ojos y sonriendo. —Parece que he venido a este lugar antes.

Ye Ying Zhi se paró detrás de él y de repente se inclinó y besó su oreja suavemente.

Chi Yan se sorprendió y echó un rápido vistazo a sus padres, quienes estaban disfrutando del paisaje juntos al otro lado. Levantó los párpados y miró a Ye Ying Zhi. Protestó débilmente, —Ten cuidado… —Él mismo también sintió que esta declaración no contenía ninguna fuerza en absoluto. No fue tanto una protesta, sino más bien una frase coqueta. Luego bajó la cabeza y comentó en voz baja: —…Hay que esperar al menos hasta la noche.

Después de todo, Gu Xixi no era humana. Es difícil juzgar cómo aparecería la otra parte frente a Chi Yan. Entonces él y Ye Ying Zhi tuvieron que seguir a sus padres por el momento. El alojamiento era una suite con dos dormitorios y una sala de estar.

El primer día, Chi Zhongyuan dijo: —Ustedes dos jóvenes van y diviértanse. No sigan a los ancianos.

Chi Yan luego subió y sostuvo el brazo de Liu Fengying para hacer una sonrisa coqueta. —Mamá, tu hijo quiere acompañarte más a ti y a papá.

Liu Fengying miró a Ye Ying Zhi con vergüenza y le susurró a su hijo: — ¿Por qué actúas así a esta edad? Tu padre y yo te hemos mimado demasiado. No te comportas como un hombre en absoluto. Tu compañero de clase se va a reír de ti. —Estaba molestando a Chi Yan, pero su tono estaba mezclado con impotencia y mimos.

Ye Ying Zhi, quien estaba siguiendo detrás, sonrió al ver esto. También conversó con los padres de Chi Yan. En un día, Chi Zhongyuan y su esposa conocieron bien a Ye Ying Zhi. Sentían que el niño era gentil, tranquilo y confiable, a diferencia de su propio hijo, quien no parecía haber crecido, y los estaba preocupando.

Por la noche, Ye Ying Zhi puso sus brazos alrededor de la cintura de Chi Yan y enterró su rostro en su cuello, susurrando: — ¿Cuándo le dirás a tu esposo que también quieres acompañarlo? No puedo evitar sentir envidia.

Chi Yan lo empujó con una sonrisa en su rostro, pero Ye Ying Zhi lo atrapó y le besó los ojos.

Habían estado jugando así en secreto durante los últimos tres días antes de regresar. Estaban a salvo todo el tiempo durante toda la duración. Chi Yan siempre estaba distraído y cauteloso, pero nunca había encontrado una figura sospechosa similar a Gu Xixi.

Cuando regresaron, era el quinto día desde que Chi Yan y Ye Ying Zhi habían llegado a Ciudad H. Chi Yan calculó que habría noticias de Hu Xing en estos dos días. Mientras ella reanudara su trabajo y vigilara a Gu Xixi, Ye Ying Zhi y él podrían irse a gusto.

Toda la familia estuvo fuera durante tres días seguidos. Liu Fengying salió temprano por la mañana para comprar víveres con su esposo. Ella fue detenida por Chi Yan. —Mamá, tú y papá se quedan en casa. Limpia la casa, mira televisión, charla con Ying Zhi. Simplemente haz una lista de lo que quieres comprar. Lo conseguiré en tu lugar.

Ahora es de día y Chi Yan sabía que, incluso si salía por un tiempo, no se encontraría con ningún accidente. La clave era mantener a Ye Ying Zhi con sus padres.

Liu Fengying sintió que su hijo era un poco diferente de antes, pero recordó que él había crecido y era más sensato, por lo que no rechazó su oferta. Hizo una lista e instruyó a Chi Yan antes de dejarlo ir.

Antes de que se fuera, silenciosamente le preguntó a su compañero: —Ying Zhi, voy a salir por un tiempo. Sí, quiero decir que, si aparece Gu Xixi o alguien que se parece a ella, debes evitar que mis padres abran la puerta y no dejar que se acerque a mis padres.

Ye Ying Zhi aparentemente lo miró con una sonrisa. —Entiendo. ¿Hiciste todo esto para evitar a Gu Xixi?

Todo porque me casé contigo en el juego.

Chi Yan lo regañó en su corazón y miró a la puerta. Sus padres estaban en la cocina, no en la sala de estar. Luego rápidamente se puso de puntillas y besó a Ye Ying Zhi en la mejilla. —Te lo dejaré a ti. Voy ahora.

Luego salió corriendo rápidamente.

Ye Ying Zhi estaba parado en el vestíbulo de entrada, su mano izquierda todavía estaba presionada en la puerta mientras veía la rápida partida de Chi Yan. Cerró la puerta suavemente hasta que ya no pudo ver su figura. Con ojos curvos, sonrió.

—Pequeño bastardo…

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *