El Perseguido – Capítulo 60: Seguridad de Internet.

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


La figura detrás era… ¿Su Alteza el Príncipe?

Solo pensar en esta posibilidad hizo que Alex se estremeciera de miedo.

Pensó en el rumor que proclamaba que el Príncipe Eymer había venido a Sophus de vacaciones. Sin embargo, esta noticia no fue confirmada y debido a eso, incluso se burló de la insistencia de los viejos miembros de la familia basándose en acusaciones infundadas de que estos “jóvenes” deberían comportarse.

—Alex, ¿Alex? —Chi Yan llamó a su vecino. Podía ver el auto negro estacionado detrás de él, pero eso era todo lo que podía ver con su visión. No obstante, sintió que el auto le era un poco familiar. Pero honestamente hablando, había numerosos autos similares como ese circulando por las calles, así que esto no fue nada sorprendente.

Solo vio que Alex se enderezó de repente y su tez se puso extremadamente pálida. Miró nerviosamente el auto y se lamió los dientes.

—Estoy bien. Acabo de recordar que dejé algo en la escuela. ¿Por qué no vuelves primero? —Alex miró a Chi Yan con algún indicio de pesar reflejado en sus ojos.

Pero siempre habría oportunidades algún día. No sería una buena opción tomar su comida tan imprudentemente frente a Su Alteza.

Del mismo modo, tampoco fue una buena idea ofrecer audazmente a este ser humano como un tributo al príncipe que siempre había sido famoso por ser misterioso, indiferente e impredecible, aunque su sangre olía particularmente dulce.

— ¿Estás realmente bien? —Chi Yan fue a confirmar con él nuevamente.

Alex asintió y estaba ansioso por enviarlo lejos. No estaba seguro de si había algún significado detrás de ese auto detenido ahí, o si tenía algo que ver con él mismo. No importa lo que fuera, definitivamente no era adecuado involucrarse con este humano ahora. —Estoy bien. Probablemente sea solo una apendicitis aguda, ya no está. Hay medicina en la escuela y voy a volver a tomarla, estaré bien cuando haga efecto. Regresa primero. Simón está cerca. Él vendrá y me encontrará.

—Eso es bueno. —Chi Yan asintió con la cabeza. —Yo iré primero.

Alex sintió que el fresco aroma humano se alejaba gradualmente mientras se quedaba quieto y esperaba. Afortunadamente, Su Alteza Real parecía estar de paso y no tenía ninguna intención de prestarle atención. Después de un tiempo, el auto negro desapareció.

Alex se apoyó contra la pared y sacó su teléfono para enviarle un mensaje a Simón. Realmente necesitaba que Simón fuera por él. Tenía que contarle a alguien sobre esta experiencia mágica y luego pasar las noticias discretamente.

♦ ♦

Chi Yan volvió solo a la habitación y arrojó su mochila en la silla. Sacó su cuaderno y tableta, esta la puso a cargar y luego se acostó casualmente en la cama y comenzó a usar su teléfono.

La fiesta de arriba seguía siendo muy ruidosa.

Tenía una solicitud de amistad en la aplicación de su celular: esa persona era de “**”, y su foto de perfil parecía ser un gato de pelo corto exótico azul y blanco.

Sin embargo, al mirar ese nombre pinyin, Chi Yan pudo decir que la otra parte era su compatriota, por lo que aceptó la solicitud sin dudarlo.

Lo pensó y envió un mensaje: “Hola, ¿puedo saber quién eres?”

“Mi nombre es Ye Ying Zhi. Trabajo en Europa. Estoy de vacaciones en Sophus. De vez en cuando voy a AHU para clases. Soy de raza mixta, mi madre es china, pero crecí en Europa. Te encontré en el grupo de ayuda mutua de aprendizaje de chino e inglés de AHU. Creo que tienes una bonita sonrisa, así que quiero que me enseñes chino, ¿está bien? (⊃‿⊂) “

En cinco segundos, la otra parte confesó gran parte de su identidad en un solo texto, justo cuando estaba siendo investigado. Incluso agregó un emoji que cubre sus ojos.

Chi Yan sospechaba que la otra parte ya había preparado este largo párrafo y estaba esperando para enviárselo. Pasó el dedo para mirar los datos del señor Ye. La columna del género indicaba que era un hombre, y “Ye Ying Zhi” no sonaba como el nombre de una niña… Un hombre trabajador al que le gustaba fingir que era lindo… Sin embargo, mirando esto, ¿la otra parte parecía ser un persona alegre y tranquila?

AHU era la abreviatura de “Universidad Australiana de Ciencias Humanas” donde ahora estudiaba como estudiante de intercambio. Para mejorar su inglés, se unió a un grupo de asistencia para el aprendizaje de inglés-chino bajo AHU. En AHU, podía ayudar a aquellos que querían aprender chino y, al mismo tiempo, pedirle a la otra parte que lo ayude a mejorar su inglés. No obstante, Chi Yan nunca divulgó ninguna información sobre sí mismo.

Inesperadamente, alguien tomó la iniciativa de encontrarlo.

Echó un vistazo a su foto de perfil. Era una foto tomada por su padre frente al auditorio de la escuela cuando era estudiante de primer año. Él sonreía con un aspecto tan tonto… “Tienes una bonita sonrisa” y, en cualquier caso, ¿la otra parte pensó que estaba molestando a una niña? Incluso si quisiera coquetear con niños, al menos debería poner su foto ¿verdad? Pero él sólo sabía cómo usar fotos lindas de gatitos para verse lindo. ¿Quién sabría si fuera un ser humano o un fantasma?

Chi Yan asomó la cara de gato tonto en la foto de perfil de la otra parte, pero rápidamente escribió a continuación: “Está bien, no hay problema”.

Como descendiente chino, debería estar entusiasmado de ayudar a sus compatriotas que estaban ansiosos por aprender chino e incluso usaron nombres chinos en sus cuentas sociales. Aunque pensó que su chino era bastante bueno y que no necesitaba su orientación.

Pero, también era razonable que la otra parte fuera buena en chino. Después de todo, el Sr. Ye dijo que su madre era china.

Ye Ying Zhi, quien recibió una respuesta positiva, rápidamente le dio una expresión sonrojada y una expresión feliz.

Era realmente alegre y juguetón. Aunque ya estaba trabajando, no debería ser mucho mayor que él, ¿verdad? Si comenzó la escuela antes y no se graduó, es posible que incluso sea más joven que él.

“¿Te importaría decirme cuántos años tienes este año? Una estimación aproximada también está bien”. Si la otra persona tuviera realmente la misma edad que él, sería capaz de hablar más casualmente con él.

“24.” Hubo una pausa de unos dos segundos antes de que llegara una respuesta.

Efectivamente, solo era tres años mayor que él. Chi Yan de repente pensó en otra cosa. “Por cierto, ¿cómo te llamas en inglés?”

Vivió y trabajó en el extranjero durante todo el año, por lo que debería tener un nombre en inglés.

“Tom”. Esta vez, la otra parte tardó cinco segundos en responder.

“Qué casualidad.” Chi Yan se rio entre dientes con su teléfono en la mano. “Mi nombre en inglés es Jerry”.

Tom y Jerry, era popular en todo el mundo por la serie de dibujos animados del gato y el ratón.

Esta vez, Tom Ye respondió rápidamente: “Qué nombre tan lindo”.

La sonrisa de Chi Yan se congeló en su rostro. ¿Debería alabarlo por su gentileza?

Lo pensó, y luego escribió: “Tu nombre chino es muy agradable”.

No lo estaba alabando intencionalmente porque realmente pensaba que su nombre era agradable.

Ye Ying Zhi, Ye Ying Zhi… Solo con decir este nombre lo hizo sentir suave por dentro. Fue realmente muy hermoso.

Las dos personas continuaron conversando e inconscientemente, habían pasado dos horas. Chi Yan ni siquiera se dio cuenta de que no había más sonidos provenientes del piso de arriba. La fiesta había terminado.

No fue hasta las once y media que Ye Ying Zhi le envió un mensaje diciendo: “Se está haciendo tarde. Es hora de que descanses. Buenas noches.” Chi Yan se dio cuenta de que realmente se estaba haciendo bastante tarde.

“Tú también, descansa. Buenas noches.” Él sonrió y tocó enviar. No se dio cuenta de que su estado de ánimo durante todo el día había mejorado debido a la repentina aparición de este nuevo amigo al que nunca había conocido.

Desde entonces, los dos se habían mantenido en contacto a través de mensajes de texto diarios.

Chi Yan una vez le preguntó a Ye Ying Zhi cómo debería ayudarlo con su chino. Ye Ying Zhi respondió fácilmente: “Creo que lo más importante para aprender un idioma es usarlo, siempre que chatee conmigo de esta manera, estará bien~, espero que no me encuentre molesto. ☆ ~(‘▽^人) “

Como siempre, agregó una pequeña expresión linda al final de su oración.

Ye Ying Zhi le contó sobre su residencia en Europa. Dijo que era una gran mansión. Vivió en un antiguo castillo con una historia de miles de años. El jardín frente al castillo estaba lleno de rosas blancas y rojas.

Él debe estar presumiendo. Chi Yan no creyó lo que dijo. Según el libro de texto de historia, la aristocracia tradicional en Europa había disminuido ya en la primera revolución industrial. Ahora, los capitalistas controlaban todo el poder y el dinero en estos tiempos modernos. Sin embargo, no fue un gran problema para un joven impetuoso de esta edad alardear frente a él. Después de todo, también tenía algunos amigos a los que les gustaba jactarse.

Entonces Chi Yan simplemente lo acompañó, “Eso es genial. Me gustaría verlo si tengo una oportunidad”.

“¿En serio?” La otra parte preguntó con entusiasmo. Después de un tiempo, le envió dos fotos más. “Ves, esta es la casa a la que más voy. Afortunadamente, el ama de llaves tiene algunas fotos con él, así que puedo pedirle que me las envíe”.

La foto fue tomada durante el día donde estaba soleado y claro. Al igual que lo que Ye Ying Zhi había descrito, un imponente castillo negro estaba ubicado detrás de las capas de rosas blancas, y parecía solemne. Las flores blancas agregaron un poco de suavidad a toda la atmósfera. Chi Yan no estudió arquitectura, por lo que no pudo decir a qué período pertenecía o qué estilo era, pero intuitivamente, sintió que el lugar debía ser grandioso y misterioso.

“Aquí es donde vivo ahora y el lugar donde me quedo más tiempo. Tengo varias casas. Desafortunadamente, no hay fotos de ellos en mi teléfono ahora. Tengo que pedirle a mi ama de llaves, o puedo mostrarte la que más te guste. Me gusta mucho este lugar. Las flores son hermosas.” Se pudo ver que el anfitrión se encargó de ello.

No obstante, Chi Yan todavía no creía completamente sus palabras. Su compañero de cuarto estaba ahora en Europa para su programa de intercambio y tenía muchas fotos del castillo de Neuschwanstein en su teléfono. No había estado en Europa ni estudiado arquitectura europea. Incluso si Ye Ying Zhi tomara esas famosas fotos arquitectónicas como el Castillo de Neuschwanstein para mostrarlo como su hogar, no podría decirlo.

De todos modos, no era como si estuviera en una cita a ciegas y tuviera que ver cuántos apartamentos poseía la otra parte, y mucho menos tener que visitar su casa como invitado. Del mismo modo, es posible que no se encuentren necesariamente en la vida real, por lo que no era necesario que fuera tan particular sobre estas cosas.

Después de comunicarse con Ye Ying Zhi por Internet durante dos semanas, aparte de que él dijo esas “grandes palabras” que no eran consistentes con la realidad, a Chi Yan le gustaba cada vez más este amigo online. Se llevaban muy bien y le resultaba muy relajante hablar con él. Ye Ying Zhi siempre tuvo una manera de hacerlo feliz.

Entonces, cuando pidió su número de teléfono, se lo dio sin dudarlo, lo cual era lo opuesto a la educación que había recibido desde la escuela primaria. “No confíes en extraños en Internet” y “no divulgue su información personal fácilmente”.

De todos modos, era solo su número en Australia. Terminaría y ya no estaría en funcionamiento cuando regresara a casa.

Su teléfono sonó durante 20 segundos después de enviar un mensaje de texto con su número de teléfono.

Era un número desconocido.

El círculo social de Chi Yan en Australia era limitado. Por lo general, contactaba a sus maestros y compañeros de clase por correo electrónico o mensaje instantáneo, por lo que pocas personas lo llamarían. En el momento en que sonó el teléfono, Chi Yan ya había adivinado vagamente a quién pertenecía el número.

Presionó su dedo en la pantalla, deslizó para contestar la llamada y luego levantó el teléfono y se lo acercó a la oreja.

Se escuchó una voz profunda y gentil de joven, y fue más agradable de lo que pensaba. Su voz era tranquila y firme, y sonaba completamente diferente de ese juguetón Tom Ye al que le gustaba enviar todo tipo de expresiones lindas.

—Creo que es hora de que corrijas mi pronunciación, —dijo Ye Ying Zhi suavemente, y su voz tenía un toque de alegría.

Mientras Chi Yan escuchaba esta voz, el lado izquierdo de su cara donde estaba el teléfono se volvió inexplicablemente caliente. Torpemente movió su teléfono a su mano derecha, ambos lados de su cara deberían ser tratados por igual.

Sakuya
Me matan esos dos *w*

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *