El Perseguido – Capítulo 63: La invitación del príncipe

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Una vez que se cerró la puerta, Judy miró a Simón con cierta indignación. — ¿Quién es ese? ¿Por qué dejaste que se llevará a Jerry? ¿Han olvidado lo dulce que olía su sangre ese día en la cocina…? —Ella olisqueó como si recordara ese olor. —No fue fácil obtener tal oportunidad como la de hoy. Aceptó el banquete de sangre fresca y siguió a Alex hasta aquí. Él es nuestra presa hoy y se nos permite hacer lo que queramos con él. ¿Pero ustedes dos dejaron que un extraño se lo llevara? Nuestro clan ha establecido claramente una regla de que quien trajo la presa, le pertenece. Nadie más tendría derecho a quitarle esa presa.

—Pero ese es el Príncipe Eymer, —expresó Alex.

Solo esa frase había causado que Judy perdiera la voz.

— ¿Príncipe Eymer…? —Ella repitió suavemente.

—Así es, esa persona ahora es el mayordomo de Su Alteza Real, —continuó Simón. —Gracias a Dios que no hiciste nada estúpido para evocar su ira.

—Pero es realmente una pena que Jerry caiga en sus manos… —Otro vampiro no pudo evitar proclamar que solo estaba asustado por la expresión de Simón y no se atrevió a continuar.

Sin embargo, todos los vampiros presentes aquí sabían lo que quería decir con “lástima”, era un secreto público bien conocido.

El Príncipe Eymer tenía una extraña obsesión por la limpieza. Nunca había aspirado sangre directamente de un humano, en lugar de eso, haría que su criado vierta la sangre en un vaso de cristal. No obstante, todos en el clan de sangre sabían que este método de consumir sangre reduciría en gran medida su delicia, era como comer un filete de res bien cocido. A sus ojos, el príncipe que poseía un poder infinito, recursos y podía disfrutar fácilmente el lujo de beber sangre fresca directamente de un humano todos los días, simplemente estaba siendo un desperdicio extremo cuando lo hacía.

Incluso hubo un rumor que decía que el número de veces que el Príncipe Eymer había consumido sangre fue muy poco en los últimos cien años. Se decía que le gustaba probar todo tipo de comida humana a pesar de que carecía de sentido del gusto como cualquier otro vampiro. Por supuesto, este era solo un rumor sin fundamento, por lo que muchos vampiros no creían eso. Después de todo, el poder del clan de sangre tenía que mantenerse a través de la sangre, si el Príncipe Eymer era realmente como lo que decían los rumores y no había consumido sangre durante los últimos doscientos o trescientos años, en ese caso, su poder también sería muy reducido y su condición de príncipe sería desafiada.

Pero el hecho era que hasta este momento, había pocos que se atrevieran a mencionar su nombre, y mucho menos hablar sobre la disminución de su poder. Es posible que muchos vampiros más jóvenes no lo hayan visto antes, pero recibieron la influencia de sus mayores e instintivamente sintieron una reverencia por esta alteza real.

—Solo espero que… Jerry pueda cumplir con tacto y complacer a Su Alteza, no cree más problemas para nosotros, y pretenda que no pasó nada, entonces todo estaría bien, —dijo Simón suavemente. Estaba muy preocupado por el tipo de problemas que ese joven grosero e impetuoso, que no sabía nada sobre vampiros, banquetes de sangre y el Príncipe Eymer, provocaría y les traería desastre.

El salón se quedó momentáneamente en silencio, y fue Alex quien rompió esta atmósfera tranquila. —Muy bien, no piensen más en eso. Deberíamos ir a buscar otra comida. ¿Todavía no tenemos un Kevin completamente intacto? No permitamos que nadie se lo lleve.

♦ ♦ ♦

El único pensamiento que pasó por la mente de Chi Yan en ese momento fue abandonar el pasillo. No importa qué, tenía que abandonar la sala antes de tomar más decisiones. Nada era peor que estar rodeado de seis monstruos.

Sintió que la puerta del pasillo lateral se cerraba detrás de él, e instantáneamente, una astilla de esperanza surgió en él.

El hombre de cabello gris parecía haber visto sus ideas e indiferentemente dijo: —Te aconsejo que te comportes y me sigas para ver a Su Alteza. No te arriesgues. No querrás saber el resultado de un humano caminando solo en la sala principal.

Chi Yan frunció el ceño, su intuición le dijo que las palabras de este hombre eran ciertas, aunque no pudo confirmar si esta “persona” era humana o no.

Fuera del pasillo lateral había un pasillo largo y espacioso. Cuando Chi Yan entró en el pasillo lateral con Alex, todavía había algunas personas conversando ahí, pero en este momento, el pasillo estaba desierto, y las dos grandes puertas que conectaban con el pasillo principal estaban bien cerradas.

—Todos están en la sala principal, —explicó casualmente el hombre de cabello gris, —solo aquellas presas que han sido traídas aquí estarían escondidas en los pasillos laterales para su disfrute exclusivo si no están dispuestas a compartir o intercambiar.

El tono del hombre era muy plano, pero cada una de sus palabras tocó los nervios de Chi Yan, insinuando que este lugar y fiesta, podrían ser más inusuales, y aún más terroríficos y más difíciles de escapar de lo que había imaginado.

Lo condujo desde la escalera al final del pasillo hasta el segundo piso. Chi Yan se paró al frente de los escalones y dudó. Entendió claramente que solo sería más difícil para él escapar una vez que subiese.

Y tan pronto como había seguido al hombre, había confirmado en secreto que una vez que eran las 10 p.m., la señal de su teléfono había sido bloqueada. No tenía ningún medio de comunicación con el mundo exterior.

El hombre también era muy amable cuando estaba parado frente a él, esperando. —Lo siento señor, perdóname por ser franco, pero no tienes otra opción.

Sí, en este lugar lleno de entidades no humanas, aparte de irse con él, no tenía otra opción.

Chi Yan miró al hombre de cabello gris que lo guiaba y sintió que le resultaba familiar. De repente recordó que lo había visto en el restaurante de hamburguesas cerca de su dormitorio. Como la otra parte llevaba un atuendo muy inadecuado en contraste con los alrededores en ese momento, aún conservaba una impresión de él a pesar de que había pasado más de un mes.

Entonces… ¿lo llevaría a ver al dueño de esa mano?

Este pensamiento surgió repentinamente de su mente y no pudo evitar sentir que su respiración se detenía por un segundo, pensando en el sueño de esa noche…

Sacudió la cabeza y se dijo a sí mismo que no pensara salvajemente. Aunque lo que había sucedido esta noche era inimaginable hasta el punto de estar fuera del control de una persona común, debe mantener la calma y estar tranquilo para poder encontrar soluciones para sacarlos a él y a Jiang Tian de aquí.

El concepto del diseño interior de este edificio era un espacio abierto, las personas en el primer piso del pasillo no podrían ver fácilmente a los de arriba, sin embargo, para aquellos que caminan por el pasillo de arriba, podrían mirar hacia abajo y ver una vista panorámica de la sala.

Cuando estuvo parado en las escaleras en espiral en el segundo piso, Chi Yan miró casualmente el salón de banquetes brillantemente iluminado y no pudo moverse más. Los monstruos con apariencia humana y colmillos habían presionado a un joven en la esquina de la pared. Los dientes afilados rompieron instantáneamente la piel suave y se hundieron profundamente en su cuello… Algunos monstruos estaban tan impacientes que ejercieron demasiada fuerza, haciendo que la sangre salpique y caiga sobre una falda o camisa blanca… Algunos de los humanos, con su miedo y caras temblorosas, se habían escondido en la esquina. Al igual que él, obviamente no sabían nada de esta noche, mientras que algunos de ellos estaban muy tranquilos e incluso tomaron la iniciativa de hablar con los monstruos con colmillos y ropa manchada de sangre. Y sin excepción, cuando esos humanos fueron absorbidos, revelaron una expresión que lucía como si estuvieran intoxicados o con dolor, como si hubieran perdido el alma.

Chi Yan pensó en la frase que Alex había dicho: No te preocupes por ella, debería estar muy familiarizada con este tipo de ocasiones. Déjala jugar sola.

Por decirlo así, Emily ya sabía qué tipo de ocasión era esta fiesta, e incluso sabía qué clase de monstruo eran Alex y el resto, pero ¿todavía vino voluntariamente?

¿Pero por qué fue así? ¿Cómo podría ser esto? ¿Se volvió loca?

Con una mirada, notó que aproximadamente la mitad de los participantes aquí no eran humanos.

El olor a sangre se disipó en todo el salón, y resultó que el evento principal de esta fiesta fue este. Cuando se acabara el tiempo, este lugar se convertiría en una fiesta para que los monstruos disfrutaran de su comida.

El hombre de cabello gris instó a un lado. —No importa lo que intentes hacer, ven conmigo para ver a Su Alteza primero. Llevarte con él es mi tarea. —De hecho, temía que Su Alteza se impacientara porque había usado demasiado tiempo.

Chi Yan movió sus pies con dificultad y no pudo evitar verificar, —…Ellos, o decir, todos ustedes, ¿qué son exactamente todos ustedes? —Lo que fue aún más absurdo fue que este hombre canoso inmutable le hizo sentir que era algo confiable. Tal vez porque parecía tener el control de la situación y no se convirtió en monstruo como Alex y el resto con el aroma de la sangre.

Los pasos del hombre nunca se detuvieron. Continuó llevándolo al tercer piso y pronunció una palabra sin volver la cabeza hacia atrás. —Vampiros.

Como si esta pregunta no pudiera ser aún más común.

Su suposición había sido confirmada. Chi Yan cerró los ojos impotente.

Mira cómo su yo tonto e incauto se había llevado a sí mismo y a su amigo a una situación peligrosa y surrealista como esta.

—Lo siento pero cierra los ojos y coopera. —Luego, el hombre sacó rápidamente una cinta y la ató cubriendo los ojos de Chi Yan.

La visión de Chi Yan se hundió abruptamente en la oscuridad y se sintió perdido al instante. Sus otros sentidos se volvieron agudos.

Escuchó al hombre golpear suavemente una puerta tres veces antes de decirle: —Por favor, entra.

Chi Yan dudó por un segundo y extendió su pierna hacia adelante. No sintió ninguna obstrucción: la puerta ya se había abierto sin ningún sonido de alguna manera. El hombre de cabello gris no lo siguió, lo que hizo obvio que tendría que entrar solo.

No podía ver nada, ni sabía lo que lo esperaba dentro. Solo podía estirar las manos e intentar avanzar.

El suelo estaba cubierto con una gruesa alfombra, podía sentir la suavidad bajo sus pies pero no el sonido de sus pasos. Después, escuchó un clic y la puerta de madera volvió a cerrarse.

Un estallido de miedo surgió de repente dentro de Chi Yan y se quedó helado en el lugar, sin saber qué hacer. La sensación de ser despojado de su visión intensificó su miedo y ansiedad.

Levantó su mano izquierda y vacilante la pasó por delante de sus ojos: quería quitársela y mirar a su alrededor; sin embargo, temía que esta acción enfureciera al extraño propietario aquí y le causara problemas, aunque sentía que no había nada peor que su situación actual.

Pero muy pronto, alguien lo ayudó a tomar una decisión. El maestro de la sala, sin saberlo, había venido ante él en silencio, presionando una de sus manos sobre su mano izquierda que estaba en la cinta.

Esa mano era fría, delgada y tenía articulaciones distintas. Era exactamente como la de su sueño.

Chi Yan tragó involuntariamente.

Entonces sintió que el dueño de la mano se inclinaba más cerca de él, sintiendo su aliento frío en la cara. Chi Yan podía sentir que la otra parte estaba extremadamente cerca de él, y tal vez, un poco más cerca, luego se pondrían en contacto entre sí.

Pero no pudo ver nada.

Ladeó nerviosamente su rostro hacia un lado, sin darse cuenta de que esta acción había expuesto completamente el lado izquierdo de su cuello bajo la visión de la otra parte.

La persona frente a él bajó su cuerpo nuevamente, y ese aliento frío se había desplazado a su cuello: Chi Yan solo sintió frialdad en la piel expuesta, como si algo frío y húmedo se hubiera deslizado sobre su piel.

Sí, es la lengua de la otra parte. En el momento en que este pensamiento surgió en su mente, Chi Yan se tensó involuntariamente.

El vampiro frente a él le apretó el hombro izquierdo, la mano que originalmente le impedía quitar la cinta ahora estaba apretada en su mano izquierda. Fueron solo dos acciones simples, pero no pudo ejercer ninguna fuerza y ​​movimiento.

Dos personas estaban íntimamente acurrucadas una sobre la otra, y en el siguiente momento, Chi Yan sintió un objeto afilado presionando en el lugar donde había sido lamido. Eran los colmillos de la otra parte… ¡aún no había respondido cuando su cuello fue perforado por un par de objetos afilados!

No pudo controlar el gruñido que salía de su garganta y extendió las manos para abrazar el cuello del culpable.

Podía sentir su sangre saliendo de su cuerpo, al mismo tiempo, había una sensación inefablemente maravillosa: parecía estar volando en el cielo, su conciencia se había vuelto nebulosa, su cuerpo estaba caliente y débil, y sus piernas no podían parecer tener la fuerza para sostener su cuerpo. Solo podía aguantar y confiar en la otra parte, apenas logrando mantener su posición de pie. Inconscientemente cerró los ojos y dejó escapar un suave gemido.

Tal vez fue solo un momento fugaz, pero el tiempo parecía haberse prolongado, incluso después de que la otra parte le sacó los afilados colmillos del cuello, Chi Yan aún no había recuperado la conciencia. Podía sentir indistintamente que la otra parte le acariciaba el cuello con los labios y la lengua, y luego usaba suavemente la lengua para lamer la herida.

Milagrosamente, en el momento en que se alejaron, la sangre dejó de brotar, como si hubiera sanado al instante.

Podía escuchar a la otra parte soltar un profundo suspiro de satisfacción.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *