La Reina que pretende ser independiente – Capítulo 26: Impresión de la esposa

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya

Corregido por Sharon


[POV Leonhart]

El amanecer era deslumbrante.

Me quedé despierto toda la noche revisando los documentos esenciales que necesitaba para el día.

Hoy llegará el príncipe de Orania.

Mi figura después de una noche sin sueño es una que no debería mostrarse. Me senté en la silla y cerré los ojos.

Tiempo después, golpearon intensamente la puerta de mi oficina, lo que me despertó al instante. Convencido de que era Kristoff, permití su entrada.

—Buenos días, Su Majestad. Sin demora, la princesa Shane ha llegado al Palacio Real hace poco. Me gustaría reafirmar el próximo horario, ¿está bien?

Oh, el príncipe… Ahora que lo mencionas, es “princesa”.

Me siento compungido con la princesa, pero mientras tenía interés en la economía de Orania, la persona misma no llama mi atención.

En realidad, no sé si sería correcto llamarlo de esa forma. Yo, personalmente no tengo una fuerte oposición por el interés romántico hacia el mismo género, pero prefiero a las mujeres. Como Emperador, tener un hijo eventualmente conducirá a un mayor desarrollo del país.

Kristoff dijo que estas intenciones no eran buenas, sin embargo lo que me preocupa es cómo obtener ganancias para el país.

—Vamos a proceder en esta dirección, pero… ¿está seguro? —Parecía que la explicación de Kristoff llegó a su fin.

Mientras que la mayor parte de ella pasó por encima de mi cabeza, Kristoff no cometería errores incluso si estos eventos fueran separados.

No habrá problema si se lo confío.

—Ah, te lo dejo a tí.

—Entendido. Le daré el informe sobre la personalidad de la princesa Shane y la investigación de Orania que hice con Eckart. En primer lugar, la reputación de la princesa Shane en el país. Como su existencia se mantuvo en secreto hasta el momento, no sé nada acerca de su infancia, sin embargo, en los últimos años, he oído que escondió su identidad para participar en el festival de la ciudad, y ayudó a su padre, el Príncipe Alexei, con su trabajo. Visitó el festival con el hijo mayor del Duque, y los dos parecían ser amantes. A propósito, según los rumores de los ciudadanos, no negaron su relación, y se dice que estaban cerca del matrimonio.

—Su Alteza, el Príncipe Alexei tiene jurisdicción sobre la gestión del jardín en el Castillo Real, pero también le pedí información a sus colegas. A pesar de que la princesa Shane trabajaba como un hombre, nadie se extrañó cuando fue anunciado como una mujer. Más bien, originalmente pensaban que se disfrazaba de hombre. La princesa Shane era diligente, y  su conocimiento sobre plantas excede el de todo el mundo.

—Su popularidad es la mejor. Es como la heroína de una tragedia, donde tiene que separarse de su amante para casarse en Caspar.

—Cuando conocí a la princesa Shane tuve una impresión varonil, pero su personalidad es refrescante. Incluso cuando se despedía de su país, no derramó lágrimas, ni trajo ningún asistente consigo. Parece que tomó en consideración que su  secreto no fuera expuesto.

—En cuanto a mis impresiones de él, es una persona muy agradable y de corazón fuerte.

Honestamente, es inesperado que Kristoff evalúe a alguien con tanta estima.

Sin embargo, lo que era preocupante es la existencia del amante que queda en Orania. Seguramente ya se ha mentalizado a casarse desde que llegó a este país, pero lo más probable es que no esté contento por dejar a su “amante”.

—Ya veo. Gracias por el reporte.

—No hay problema. Bueno, deberá disculparme pero todavía hay preparativos pendientes. Después de esto, aunque pueda parecer descortés, le aconsejo tener un baño caliente antes de que la audiencia tenga lugar —dijo Kristoff mientras salía de la habitación.

De hecho, parece que estoy desaliñado debido a mis malos hábitos de sueño.

♦ ♦ ♦

Cuando llegó el momento, los más importantes funcionarios gubernamentales del país ya se habían reunido en la sala de audiencias.

—Todo el mundo, los he puesto a través de muchas dificultades. Lo siento por reunirlos hoy.

—En absoluto, Majestad, no nos importa. Su Majestad finalmente dio la bienvenida a una Emperatriz, así que también queríamos verlo pronto —declaró el Primer Ministro.

Él es un viejo hombre afable, pero su ingenio es terrible. Ni siquiera quiero pensar en cuánto tiempo se habría prolongado la guerra si él no nos hubiera aconsejado de esa forma.  También es una de las pocas personas que conoce el secreto de la princesa.

Varios funcionarios  asintieron con la cabeza a las palabras del Primer Ministro.

Durante esta atmósfera pacífica, entró la figura central del tema encabezada por Kristoff.

Mirando su apariencia, me abrume.

¿Es realmente un príncipe? Su vestido de estampado de flores que no era demasiado llamativo hacía hincapié en su ordenada belleza. Cuando habló, su suave voz ronca se sintió agradable, y fui capaz de tener una conversación favorable que no me presiono más lejos.

Parecía que estaba nervioso, pero era de esperarse al estar rodeado de esta forma.

Es probable que podamos construir una buena relación.

¿Me habré preocupado de más por los informes que recibí sobre su enfermedad crónica?

No vi su sonrisa en la sala de audiencias, así que me sentí un poco decepcionado, pero cuando vi su hermosa sonrisa dirigida hacia el Primer Ministro, me avergoncé.

| Índice |

One thought on “La Reina que pretende ser independiente – Capítulo 26: Impresión de la esposa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *