La Reina que pretende ser independiente – Capítulo 36: La adversidad fortalece la formación

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya

Corregido por Sharon


[POV: Shane]

Leo-sama apareció de repente apareció y me alejó con fuerza de Urie. La gente a nuestro alrededor se tensó al ver la expresión de descontento de  Leo-sama a mi lado.

No sé por qué se disgustó. Estoy teniendo dificultades para procesar lo que sucedió.

—Leo-sama, es la fiesta largamente esperada, ¿no deberías ir a bailar con alguien? —sugerí desesperadamente, intentando salir de esta situación.

Leo-sama echó un vistazo en mi dirección, su habitual rostro inexpresivo daba una fría impresión. Sin embargo, rápidamente quitó su mirada, respiró hondo y luego miró hacia adelante otra vez.

 ♦ ♦ ♦

Para cuando la fiesta terminó, estaba mentalmente exhausto. En la primera mitad de la fiesta, disfruté de mi baile con Leo-sama, pero en la segunda mitad, tuve un momento particularmente difícil.

Cuando al fin despedí al último invitado, me sentí aliviado de poder finalmente regresar a mi habitación, pero Leo-sama me agarró del brazo.

Nos movimos por el pasillo con rapidez, y presté atención para no tropezar, ya que no estoy acostumbrado a correr con tacones y un vestido. Entonces me encontré en la habitación privada de Leo-sama.

—¿Qué sucede contigo? Has estado actuando extraño —cuestioné sin pensarlo, pero él me empujó contra la pared y me miró con dureza.

—Hace rato parecía que te estabas divirtiendo.

¿Qué está diciendo? 

Me pregunto de qué estará hablando.

—No sé qué intenta insinuar.

También me sentí un poco beligerante.

—¿No estabas bailando felizmente con el hijo del Duque de Orania? Y además de eso, parecían respirar en perfecta sincronización mientras bailaban.

—Fue Urie quien me enseñó a bailar, así que es algo que hacemos naturalmente.

—En el balcón, ¿sus rostros no estaban muy cerca el uno del otro?

—Porque Urie estaba hablando como en los viejos tiempos, de esa forma nos aseguramos que nadie pudiera escuchar.

La disputa entre nosotros continuó. Sin embargo, de repente noté que las cosas que Leo-sama estaba señalando, eran similares a las que antes estaba pensando.

¿Leo-sama sintió por Urie lo mismo que yo sentí cuando otras mujeres lo tocaban?

—Escuché que tú y el hijo del Duque eran amantes. ¿No estabas feliz de ver a tu antiguo amante? Sin embargo, ¿no te relajaste un poco demasiado? ¿Has pensado en tu papel como la Emperatriz?

Mientras estaba pensando, las emociones de Leo-sama se volvieron muy fuertes.

Cuando llegué a Caspar, pensé que los rumores con Urie serían convenientes al tratar con Leo-sama, pero ahora tengo que encontrar la manera de resolver esta situación.

—Leo-sama, eso es un malentendido. Urie y yo no tenemos ese tipo de relación. Primero, como cuestión de hecho, Urie tiene un amante. Hoy me dijo que finalmente se van a casar, así que me embargaron las emociones. Ciertamente, pude haber actuado de forma un poco inapropiada como la Emperatriz.

Explicando hasta ese punto, Leo-sama parecía haberse calmado un poco.

—Pero mientras estabas en Orania, ¿por qué no negaste el rumor?

—Sí. En aquellos días pensé que podría usar el rumor para ir por Caspar con mayor facilidad —respondí obedientemente, sorprendiéndome a mí mismo. Leo-sama respiró hondo e inmediatamente hizo otra pregunta.

— ¿Qué quieres decir con eso? ¿Por qué?

—Al principio, estaba preocupado por los rumores de Leo-sama. Además, no podía soportar el hecho de casarme con un hombre. Así que quería mantener mi distancia. Sin embargo, cuanto más sabía de ti, más me daba cuenta de que el rumor sobre que eras un “Rey Distante” era una mentira. En realidad, eres un gobernante gentil que piensa en su gente. Por eso que pensé que quería quedarme a tu lado.

Pude sentir mi cara ponerse roja poco a poco.

—Además, hace algún tiempo, me sentí de la misma manera que Leo-sama. Pensé que quería seguir bailando contigo y me deprimía cada vez que te veía con otras mujeres. Entonces, pensé que este sentimiento eran celos.

Hubo un pequeño silencio.

—¿Celos? Ciertamente, estaba sintiendo un poco de celos por el hijo del duque. Ya veo… Parece que me ha gustado Shane por mucho tiempo. Ahora me doy cuenta que estaba convencido y satisfecho con lo que tenemos ahora.

Diciendo cosas como esa tan repentinamente y con tanta facilidad… ¿Siquiera entiende el significado de “gustar”? No, su comprensión de la palabra probablemente es diferente a la mía.

—¿A qué te refieres con eso? Últimamente, sentí que me estabas evitando.

—Incluso si lo explico, es lo que es. Significa que mis sentimientos son de amor. Fue algo reciente, no lograba organizar mis sentimientos, y no pude ir a verte porque estaba desconcertado y avergonzado.

Cuando Leo-sama habló, su rostro se puso tan rojo que incluso yo no podría vencerlo. También pasé los días sin poder concentrarme. Es algo extraño que ambos pensáramos lo mismo todos los días.

Es algo gracioso.

—Yo también. Estaba realmente avergonzado y no pude ir a verte. Después de eso, supe que también te quería —dije con una pequeña risa.

Después de responder, Leo-sama no pudo soportarlo y se rió de manera similar.

Cuando sin querer miré el reloj, me di cuenta que el día había finalizado.

—Oh, ya es medianoche. Mi cumpleaños terminó —murmuré casualmente.

De repente, Leo-sama corrió a su escritorio. Al parecer, recordó algo de imprevisto.

—Lo siento, aunque haya pasado, todavía tengo tu regalo. Espero que te guste —dijo, y me presentó una pequeña caja.

—Gracias. ¿Puedo abrirlo ahora?

—Sí —respondió Leo-sama un poco nervioso. Dentro había un juego de pendientes.

Era un diseño simple con gemas de color azul claro. Pero a mí, que no me gustan las cosas excesivamente ostentosas, el diseño penetrante es uno que puedo usar todos los días, lo que me hace muy feliz.

—Es muy bonito. Muchas gracias. Lo apreciaré.

—Me alegra oírte decir eso. Valió la pena elegirlo —respondió, así que le di un suave beso en los labios. Solo este contacto me dio tremenda felicidad.

Me gustaría compartir la alegría de las pequeñas cosas con esta persona. 

Es lo que estaba pensando desde el fondo de mi corazón.

Sin embargo, como estaba celebrando mi cumpleaños, recordé que mentí sobre mi edad.

Creo que también podría decirle la verdad.

—Leo-sama, porque ahora podemos hablar honestamente, hay algo que me gustaría decirte.

—¿Qué es?

—Verás, te mentí un poco acerca de mi edad cuando me casé contigo, Leo-sama.

Después de escuchar eso, él no pareció sorprendido.

—¿Es eso así? Cuando vi por primera vez a Shane, ciertamente pensé que eras un poco joven. Espera, no me digas que aún no has cumplido los veinte. Como pensaba, todavía eres una caballa… [1]

—No, nada de eso. En realidad, fingí ser 3 años más joven. Cumplí 26 años. Soy mayor que Leo-sama por 2 años.

Cuando escuchó eso, se rió mientras sostenía su estómago.

—Fui engañado —dijo con la cara de alguien que se había tragado un guisante. [2]


[1] Es una frase complicada. Básicamente, Leo le está diciendo a Shane que ya sabía que le parecía más joven de lo que era, o que era un pescado que todavía no maduró del todo.

[2] Es un modismo japonés que significa “tener una mirada de sorpresa estúpida. Básicamente está haciendo una expresión extraña…

| Índice |

3 thoughts on “La Reina que pretende ser independiente – Capítulo 36: La adversidad fortalece la formación

  1. HagennoHisui says:

    Cuando creías que tú waifu era ilegal y descubres que el ilegal podrías haber sido tú. 😅😅
    Cómo dicen “Este arroz ya se coció”😋 ahora se rumoreara como el emperador está mordiendo las banquetas por la emperatriz. 😘😘 Chupense esa concubinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *