Ningún mundo parece el adecuado – Capítulo 6: Primo mayor, ¿quieres comer juntos?

Traducido por Shisai

Editado por Nemoné


Después de que el hombre hizo eso, se volvió un poco loco. Se levantó bruscamente y se apresuró a irse. Sin embargo, cuando se fue, no se olvidó de cerrar la puerta suavemente y mantener la llave de la habitación a salvo.

Al escuchar el leve sonido del cierre de la puerta, el joven que todo este tiempo había querido moverse, abrió los ojos. ¿Dónde se puede ver incluso un poco de somnolencia en su rostro?

Shao Qian no se dejó estar totalmente sin ninguna precaución. Había experimentado muchos mundos, si realmente no tenía precauciones, no sabía cuántas veces ya habría muerto. Cuando el hombre le tocó la cara, inmediatamente se despertó pero fingió estar dormido. Quería saber lo que el hombre quería hacer exactamente. La siguiente acción del hombre había ido severamente en contra de sus expectativas. No esperaba que realmente le besara la frente antes de irse apresuradamente.

Frotó suavemente el lugar donde había sido besado, una extraña sensación surgió de su corazón. ¿Era como si esta persona tuviera una conexión con él?

Después de pensar eso, Shao Qian no pudo evitar sacudir la cabeza, riéndose a pesar de sí mismo. Realmente podía pensar en tonterías en este momento. ¿Cómo podría esa persona tener una conexión con él? Hoy en día, podría pensar en este tipo de cosas poco realistas.

Después de un tiempo, se durmió gradualmente. Una vez que durmió lo suficiente y se despertó, vio que ya eran más de las diez de la mañana. Después de lavarse, cambiarse de ropa y arreglarse, se dirigió a toda prisa. Cuando vio a Zhang Guo Qiang sentado en la sala de estar y mirando la televisión, se acercó.

— ¡Papá! ¿Por qué no me llamaste para salir de la cama?

—En realidad, Zi Xuan fue a llamarte. Sin embargo, dijo que dormías tranquilamente y nos pidió que no te molestaremos. —Zhang Guo Qiang había querido llamar a su hijo fuera de la cama. Como no había cuidado bien a su hijo durante muchos años, sinceramente quería compensarlo.

Sin embargo, justo cuando estaba a punto de abrir la puerta de la habitación de su hijo esta mañana, vio a Zhang Zi Xuan abrir la puerta y salir de dentro. Zhang Guo Qiang quedó atónito. Este niño, ¿cuando entró en la habitación de su hijo?

Después de eso, Zhang Zi Xuan le había dicho que el pequeño Hui estaba durmiendo muy tranquilo y que no perturbara su descanso. Zhang Guo Qiang también vio razón en esto. Cuando regresaba a casa anteriormente, siempre veía a su hijo, quien vestía mucho maquillaje y ropa brillante, babeando y roncando fuertemente mientras dormía.

Zhang Guo Qiang, quien no tenía nada mejor que hacer en este momento, no fue con su primer o tercer hermano a la compañía. Había dejado a la familia Zhang durante tantos años, ni siquiera mencionen la administración de la empresa, simplemente dejarlo revisar los documentos sería suficiente para que se durmiera.

—Oh. —Shao Qian se sentó al lado de Zhang Guo Qiang, tomó una manzana y la royó. Como todavía estaba masticando la manzana, su discurso no fue claro cuando preguntó: —Papá, ¿mi abuelo amaba mucho este país?

Zhang Guo Qiang estaba estupefacto. Nunca esperó que Shao Qian de repente hiciera este tipo de preguntas.

—Cuando se trata de amar a este país, la generación anterior que fue en contra de los proyectiles de artillería para llegar aquí, sin duda, tendrá un sentimiento especial hacia este país. Ustedes, jóvenes, no podrían comprender este tipo de sentimiento. ¿Por qué te preocupa de repente el asunto de tu abuelo?

Ese año, su padre realmente le dio una fuerte paliza. A’Yun ya estaba embarazada, pero no la dejó entrar, de lo contrario no habría llevado a su esposa embarazada, dejando a la familia Zhang por más de una década.

—Nada, de repente pensé en el nombre de papá, así que pregunté —La familia Zhang estaba hecha de un hombre intelectual, entonces, ¿por qué los nombres de los tres hermanos eran tan sencillos?

—Cuando tuvieron a tu primer tío, nuestro país ya no era tan pobre. Entonces, cuando nació, su abuelo lo llamó Guo Fu [País rico]. Y como tu abuela era una mujer bien educada de una familia acomodada, quien creció creyendo que las palabras del esposo eran del cielo, naturalmente no iría en contra del deseo de tu abuelo. —Zhang Guo Qiang se rió mientras acariciaba la cabeza de Shao Qian—. Cuando nació tu padre, pensó que como él ya tenía un Guo Fu [País rico], entonces debería tener un Guo Qiang [País Fuerte], así fue como surgió el nombre de tu padre. En cuanto al nombre de tu tercer tío, utilizó el nombre de tu padre como referencia. Ahora que el país era fuerte, debería comenzar a llevar a cabo la construcción, y así fue como lo llamaron Zhang Guo Jian [País de Construcción].

Cuando Shao Qian escuchó cómo Zhang Guo Qiang lo explicó como si fuera algo natural, inmediatamente soltó una carcajada.

—Hijo, papi quiere decirte algo —Zhang Guo Qiang se volvió para mirar a Shao Qian, su rostro serio.

—Dime. —Shao Qian siguió royendo la manzana.

—Hijo, cumplirás diecisiete este año, pronto te convertirás en un adulto. De ahora en adelante, no puedes ir a ese grupo de jóvenes para jugar —Zhang Guo Qiang lo dijo de tal manera que no dejara que su hijo se sintiera avergonzado. De lo contrario, si su hijo que todavía estaba en su etapa rebelde se escapa de la casa en un ataque de ira, ¿qué debería hacer?

—Oh. Bueno. —Shao Qian arrojó el corazón de manzana en la basura y se limpió las manos—. Ten la seguridad de que no volveré a jugar con ellos.

—Bueno. —Zhang Guo Qiang estaba satisfecho mientras acariciaba la cabeza de su hijo. ¿Qué dijo él antes? Como su hijo se parecía tanto a su esposa, su personalidad definitivamente también se parecería a su esposa. Cuando su hijo usaba maquillaje ahumado y salía a jugar antes, ese fue definitivamente el resultado de algunos tipos malos que lo extraviaron.

En cuanto a Zhang Zi Xuan, quien estaba muy lejos en la compañía, miraba su teléfono aturdido. El fondo del teléfono había cambiado a Shao Qian durmiendo pacíficamente. El joven se acostó en la cama, la mitad de la colcha en el suelo y la otra mitad sobre su estómago. Su pijama se había enrollado, revelando el vientre rubio y delicado. La boca del joven se abrió ligeramente mientras respiraba, lo que le permitió incluso ver la lengua tierna y suave…

Como poseído por un espíritu maligno, Zhang Zi Xuan extendió la mano y frotó los labios del joven en la pantalla. En su corazón, pensó, si lo besaba, ¿qué tipo de sabor experimentaría?

Una vez que Zhang Zi Xuan lo pensó, no importaba cuánto lo intentara, no podía quedarse quieto. Recordando el momento en que había dejado al pequeño Hui y vio a su segundo tío que estaba a punto de entrar, imaginando cómo el rostro dormido del jóven podría ser visto por otro hombre, Zhang Zi Xuan sintió una rabia indescriptible aumentar desde el interior de su corazón. Aparte de él, nadie podía ver la cara dormida del pequeño Hui. Incluso si fuera el propio padre biológico del pequeño Hui.

Al ver que pronto serían las once, apagó la computadora en su escritorio, tomó las llaves de su auto y salió. En este momento, el joven ya debe haberse despertado, ir a casa para acompañarlo a comer no sonaba tan mal.

Cuando Zhang Zi Xuan abrió la puerta de la oficina, vio a Zhang Qing, quien acababa de prepararse para llamar. Al ver a su nueva prima más joven con una expresión levemente afable en su rostro mientras sonreía, Zhang Zi Xuan se sintió enfermo en su corazón. Los dos crecieron bajo el mismo techo, pero ¿por qué sus personalidades eran tan diferentes? Mientras que el pequeño Hui no tenía reservas y era franco, los planes de esta chica eran demasiado profundos.

—Primo mayor, ¿quieres que comamos juntos? —La voz de Zhang Qing mientras hablaba era algo alta y los asistentes en la oficina podían escucharla claramente. Habían pensado que Zhang Qing divulgaría su secreto hoy, sobre qué tipo de relación tenía con el jefe, sin embargo, nunca pensaron que ella era su prima menor.

¿Cómo nunca oyeron a Zhang Qing mencionar esto antes? Los pocos asistentes en la oficina se miraron con consternación, comenzando a pensar en alguna vez que habían disgustado a Zhang Qing.

—Señorita Zhang, cuando esté en la compañía, llámeme Jefe —Zhang Zi Xuan le dijo a Zhang Qing, asintiendo con la cabeza antes de cerrar la puerta de la oficina y marcharse.

Cuando Zhang Zi Xuan no le dio a Zhang Qing ninguna cara, ella se enojó, su cara se puso negra. Obviamente eran familia, ¿por qué no podía llamarlo primo mayor en la compañía? Incluso le dijo eso frente a tanta gente, haciéndola sentir avergonzada. Cuando volviera a casa, definitivamente se lo diría a papá.

Tal vez no se dio cuenta, pero siempre sentiría que su padre era vergonzoso antes. Sin embargo, ahora su nombre siempre estaría en la punta de su lengua. Fue en la medida en que sintió que las acciones de Zhang Zi Xuan no le dieron ninguna cara a Zhang Guo Qiang. Y si Zhang Guo Qiang lo supiera, definitivamente se sentiría mal y, por lo tanto, reprendería a Zhang Zi Xuan.

Solo se podía decir que esta persona que pensaba demasiado estaba enferma y necesitaba tratamiento. Además, siendo del tipo que pensaba que el mundo giraba en torno a ella, su enfermedad realmente no era ligera.

Los pocos asistentes de oficina naturalmente escucharon las palabras de Zhang Zi Xuan. Todos y cada uno de ellos sacudieron la cabeza internamente. Aunque no sabían las circunstancias, poder asegurar sus puestos como asistentes del presidente demostró que su habilidad no era mala. ¿Resultó que esa persona no era tan especial?

Dependiendo de esas pocas palabras, ya habían tomado su decisión. No desagradarían a Zhang Qing, pero tampoco necesitaban ganarse el favor de ella, por lo tanto, mantener sus actitudes anteriores hacia ella estaría bien. Su jefe era escrupuloso al separar los intereses públicos de los privados. Si no cometiste ningún error, no te despedirán.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *