Prevenir un Harem – Capítulo 45: Mi novio es un zombie

Traducido por Devany

Editado por Sakuya


Para poder soportar las operaciones diarias normales de la base, Liu Tao debe tener muchos recursos. El tamaño dejó a Ye Zhizhou sin palabras. La historia original no mencionó lo que hizo el padre Liu antes del apocalipsis, sólo que la familia aristócrata militar de Wei era un viejo amigo suyo, pero mirando la situación ahora… La familia Liu podría haber estado en el negocio de los supermercados.

¡Adivinó bien

Los productos y materiales estampados con sellos de supermercado estaban cuidadosamente apilados en el almacén. Estaba custodiado por varios cientos de hombres armados y veinte o más usuarios de habilidades, ni siquiera una mosca podría atravesarlo. El jefe de logística Li Hao se deslizó por una cuerda desde la parte superior del almacén. Su rostro áspero tenía una sonrisa radiante.

—¿Escuché que Xiao Chen despertó una habilidad? Viejo Liu, ¿vas a sacar cosas para celebrar esta gran ocasión?

La sonrisa de Liu Tao se elevó, no pudo evitar asentir, —¡Eso es seguro! ¡Saca lo que quieras! Xiao Chen despertó una habilidad espacial y hay frutas ahí. Le daremos a cada persona una fruta cuando llegue el momento, siempre ha sido difícil para todos los que cuidan el almacén.

Los guardias vitorearon al escuchar que habría frutas. Li Hao sonrió más ampliamente y dijo, —buen chico —mientras palmeaba el hombro de Ye Zhizhou. Ye Zhizhou soportó sus palmaditas en silencio y pasó su mirada por los rostros delgados de esos guardias. Se sintió bastante conmovido; detrás de estas personas hay enormes pilas de comida y, sin embargo, comen estrictamente dos comidas al día, haciendo todo lo posible para dejar más comida para la gente común en la base.

Después de simples saludos, todos entraron para comenzar a mover los suministros. Diez minutos después, los guardias asombrados siguieron a Ye Zhizhou hasta el siguiente almacén. Los tres almacenes se limpiaron en cuestión de dos horas. El altamente eficiente Li Hao una vez más palmeó con fuerza los hombros de Ye Zhizhou.

En los dos días siguientes, Liu Tao y Li Hao contaron los miembros que permanecerán en la base y calcularon la cantidad que quedaría atrás. Al tercer día se abrió la puerta de la base, una línea de camiones militares se alineó para salir, emitiendo un rastro de humo.

La mirada de Wei Xu se movió de los camiones que se iban. Abrió la puerta del vehículo todoterreno con rostro sereno, inclinando su cuerpo hacia el equipo, —¿Quién quiere ir conmigo?

Todos se miraron entre sí y luego miraron a Xu Yi y Qiu Xiangyu. Estos tres eran el núcleo de su unidad; ahora, el líder del escuadrón Wei Xu insistió en irse, el vice-líder Qiu Xiangyu estaba indeciso, mientras que el jefe de logística y médicos Xu Yi insistía en quedarse. Sus tres líderes tenían opiniones diferentes por primera vez, lo que hizo que los subordinados se sintieran divididos.

—¡Iré contigo! —El apuesto joven fue el primero en salir y sentarse en el asiento trasero del vehículo todoterreno, sin mirar a Xu Yi y Qiu Xiangyu. No se atrevió a quedarse en este tipo de equipo después de saber lo que realmente sucedió cuando Liu Chen cayó ese día.

El hombre calvo lo vio subir al auto y maldijo enojado en voz baja, blandió los puños para golpear a este ‘traidor’.

La mano de Wei Xu se levantó para encontrarse con ese puño. Sus ojos estaban fríos, “Cuando suben a este coche, ya son miembros de mi equipo. ¡Te reto a que pongas una mano sobre él! “

El rostro de Xu Yi cambió. —Hermano Wei, ¿qué significa eso? ¿Ya no somos miembros de tu equipo?

—Incluso reclutaste miembros sin mi conocimiento y solo informaste después… No me atrevo a llamar a este equipo mío. —Los ojos de Wei Xu sobre él eran duros con un toque de burla. Estos días mantuvieron muchas reuniones para decidir si quedarse o irse y él siempre persuadía a todos para que se fueran con él, mientras este joven ‘puro’ que alguna vez buscó su protección, lo peleaba con todos en el equipo. Este tipo de equipo… Este tipo de burla… Bueno, su familia todavía está en la ciudad B esperándolo, además le debía a Liu Chen que fuera aún más, y no hay nada que extrañar de este equipo.

Xu Yi se sintió presionado por los ojos de Wei Xu. Su tono se volvió más suave, —Hermano Wei, no es que queramos estar en tu contra, es solo que ahora mismo, con el líder de la base desaparecido, seremos las personas más fuertes en toda esta base… Si también vamos, ¿qué será lo que queda? ¿Qué pueden hacer los residentes?

¿No es no poder dejar de lado el estatus de líder de base? Ayer estaba discutiendo claramente sobre la gestión futura de la base con Qiu Xiangyu… Los últimos sentimientos que le quedaban a Xu Yi se desvanecieron por completo. Miró profundamente a Xu Yi antes de soltar el puño del hombre calvo y entrar al auto. Arrancó el coche y echó a correr.

[La probabilidad de que Wei Xu se enamore del protagonista se redujo al 30%, que el anfitrión persista en sus esfuerzos]

Ye Zhizhou, que estaba comprobando la hora y el lugar donde aparecerá el protagonista masculino número cuatro en la historia, inclinó la cabeza, miró la notificación del sistema con aire pensativo y se tocó la barbilla. Parece que Wei Xu dejaría la base, pero Xu Yi no iría con él.

Li Hao ojeó el mapa y le dio un codazo con el brazo, —Xiao Chen, ¿por qué tenemos que desviarnos a la provincia J? ¿No será más rápido seguir recto? Podemos salvar combustible.

Por supuesto que es porque vamos a salvar al protagonista masculino número cuatro que está a punto de patear el balde… Apagó la pantalla y puso una expresión muy enigmática. —La provincia J parece tener un arsenal escondido. Como puedes ver, no tenemos muchas municiones.

Ante eso, los ojos de Li Hao se iluminaron, volvió a acariciar a Ye Zhizhou con su gran fuerte mano.

—¡Tenemos que tomar ese desvío! ¡Hay suficiente combustible para consumir!

Dos días después, sus autos llegaron a una pequeña colina en las afueras de la provincia J. Ye Zhizhou desenterró el arsenal que se suponía que debía encontrar el líder masculino número cuatro de antemano sin presión mental alguna. Dejó a Li Hao, que estaba guardando los productos, dando vueltas hacia la parte posterior de la pequeña colina solo. Encontró el pequeño río no lejos de él y se agachó para esperar.

Dos horas más tarde, un hombre demacrado flotaba río abajo agarrando un trozo de madera flotante. Su rostro bellamente angulado estaba mortalmente pálido y sus ojos levemente cerrados, no estaba claro si estaba despierto o inconsciente.

Los ojos de Ye Zhizhou se iluminaron, se apresuró a bajar y arrastrar al hombre a la orilla. Le dio primeros auxilios y una pastilla de rejuvenecimiento, esbozando una sonrisa al moribundo: —Como dice el viejo refrán, el favor de una gota de agua se paga con un manantial. Entonces, ¿serás mi guardaespaldas? Tres comidas diarias garantizadas y con núcleos de cristal. Pondremos fin a este fin del mundo. ¿Qué dices?

A medida que el hombre se fue despertando gradualmente, su borrosa visión se aclaró y vio una linda cara sonriéndole. Yan Zheng luchó por mover sus manos, pero frente a la sonrisa de Ye Zhizhou, sus pupilas temblaron, luego asintió con la cabeza, —Suena bien para mí.

[La probabilidad de que Yan Zheng se enamore del protagonista se redujo al 60%, que el anfitrión persista en sus esfuerzos].

¿Realmente cayó tan bajo? El sorprendido Ye Zhizhou tocó al hombre que se desmayó justo después de decir esas pocas palabras. Él sonrió hasta que entrecerró los ojos, ¿cómo pueden los protagonistas masculinos en este mundo ser tan generosos y lindos? ¡Verdaderamente el modelo de los protagonistas masculinos! ¡Qué buen ejemplo para todas las misiones a seguir!

Un día después, los coches llegaron a una ciudad no muy lejos de la ciudad B. Esa noche, Yan Zheng se despertó de su coma y lo primero que vio fue el rostro serio de Liang Ping.

—Aquí. —Liang Ping le pasó una pequeña fresa. 

Yan Zheng, que no había visto frutas durante tanto tiempo, no pudo contener la saliva, pero negó con la cabeza con firmeza: —Está bien. ¿Tienes agua? Me gustaría un poco de agua, gracias.

Liang Ping estaba muy insatisfecho. Llenó la boca del hombre con la baya y sacó un cuchillo de fruta de su bolsillo. Lo limpió mientras decía en voz baja: —Te comiste mi fruta, así que ahora eres mi hermano menor, llámame segundo hermano, ¿entendido?

Yan Zheng estaba un poco sorprendido por la fresa y tosió. Luego preguntó: —Entonces, ¿quién es nuestro líder?

—Ése sería yo. —Ye Zhizhou le sirvió una taza de agua tibia. Sacó uvas con un movimiento de muñeca y dijo: —Llámame jefe y tendrás frutas para comer. —Dejó la fruta y sacó un mapa mientras hablaba, señalando un círculo rojo en el mapa—. Este hospital tiene un almacén con las cosas que necesito. Entonces, mi guardaespaldas, ¡es hora de que subas al escenario!

—…… —Si lo olvidaste, ¿no está tu “guardaespaldas” todavía herido?

El lugar que Ye Zhizhou rodeó era el almacén de un hospital. Almacenaba equipo médico importado caro que era exactamente lo que se necesitaba para hacer la vacuna contra el virus zombi. En la trama original, solo para conseguir estos equipos, Zhong Qiu corrió hasta aquí a pesar de las protestas de su familia y casi fracasó en la lucha con los zombis de alto nivel del hospital por su cuenta. Pero ahora, Ye Zhizhou decidió obtener el equipo primero para evitar futuras amenazas en la vida de ese genio. Luego se apresuraría a la ciudad B y la donaría para que el genio pueda concentrarse en salvar el mundo en la seguridad de su propio laboratorio.

El almacén estaba ubicado en el rincón más alejado del hospital; para llegar tendría que pasar por el edificio de cuidados intensivos, otros dos edificios con salas de hospital, una unidad de emergencia, la cafetería y tres de las dependencias del personal del hospital. Con la gran cantidad de personas apiñadas en el hospital antes del apocalipsis, puedes suponer claramente la dificultad de sacar el equipo.

Sin embargo, ¡todo esto no fue nada frente a la píldora que oculta el aroma!

Ye Zhizhou sonrió amablemente y, canalizando su estafador interior, compartió 5 píldoras, cada una con Liang Ping y Yan Zheng, —Mi papá no sabía que quería ir aquí, así que tenemos que hacerlo en silencio. Ven, ven, ven, come tus pastillas. Saldremos cuando esté más oscuro.

Liang Ping se tragó la píldora sin hablar mucho. Se volvió hacia Yan Zheng y blandió su bisturí, —Tercer hermano, cómelo.

Los ojos de Yan Zheng se entrecerraron. Reprimió la creciente duda en su corazón con una respiración profunda, cerró los ojos y se tragó la píldora. Estaba lleno de tristeza y dolor, listo para morir aquí por una causa justa. En medio de la noche, tiene que buscar en un hospital lleno de zombis en busca de máquinas con una ubicación poco clara… 

Este trabajo de guardaespaldas es muy difícil.

A medianoche estaba oscuro sin luna ni estrellas.

Tres hombres salieron rápidamente del automóvil en el que descansaban. Después de recorrer varios cientos de metros, Ye Zhizhou sacó un automóvil de su espacio. Hizo una señal a los otros dos para que subieran al auto, colocó una marca que ocultaba el olor del sistema en el auto y luego se fue al hospital.

Su viaje transcurrió sin obstáculos. Los tres salieron de su auto silenciosamente y corrieron hacia la dirección del almacén con la ayuda de la píldora.

Contrariamente a las expectativas de Yan Zheng, los zombis los dejaron pasar como si estuvieran “ciegos” e incapaces de “sentir” a los humanos en absoluto. Sintió que su visión del mundo estaba seriamente sacudida.

Llegaron a las inmediaciones del almacén en 20 minutos. Ahora estaban rodeados de innumerables tallos de zombis que se balanceaban “ciegamente”, tan densamente empaquetados que verlos haría que el cuero cabelludo de un hombre hormigueara. Los zombis fuera del edificio estaban tan densamente apiñados que ni siquiera tomar un desvío para evitarlos era posible. Al ver esto, se detuvieron en su lugar.

Ye Zhizhou fue el primero en sacar su espada y abrirse camino a través de un zombi cercano; Liang Ping y Yan Zheng siguieron su ejemplo y sacaron sus armas, cosechando a los monstruos podridos sin hacer ruido. De vez en cuando se acercaban a algunos zombis de alto nivel y eso ponía los nervios de todos más tensos. Lentamente se dirigieron al almacén mientras hacían todo lo posible por silenciar los cortes de sus espadas.

50 metros… 20 metros… 10 metros… 5 metros… 

Justo cuando su objetivo estaba frente a sus ojos, un gran y repulsivo zombi de alto nivel cayó desde arriba, ¡aterrizando en frente de la entrada! La mano de Ye Zhizhou se cerró alrededor de su espada, su red espiritual extendida se contrajo inconscientemente, su corazón latía más rápido. Este zombi puede pasar a través del sondeo de su red espiritual… ¡Es tan inusual!

Yan Zheng dio un paso adelante para que Ye Zhizhou y Liang Ping estuvieran detrás de él. Sus ojos estaban fijos en ese gran zombi. La habilidad de fuego de Yan Zheng salió de él y peligrosas chispas de fuego crepitaron en el aire.

El zombi de alto nivel pareció sentir el inexplicable calentamiento de su entorno y se retiró. La cabeza del zombi se balanceaba hacia adelante y hacia atrás, giraba sin rumbo fijo en el mismo lugar. Los tres hombres intercambiaron miradas y acordaron en silencio dar un paso atrás para estar fuera del alcance del ataque del zombi.

Los alrededores se volvieron silenciosos.

Clack… El sonido de la puerta al abrirse resonó en el aire. Ye Zhizhou miró hacia la abertura de la puerta del almacén que antes estaba bien cerrada y la silueta de un hombre alto y delgado que salía por la puerta entreabierta, se vislumbró.

—Olí algo agradable, ¿eras tú?

¡¿Cómo puede haber alguien en el almacén?!

El zombi de alto nivel escuchó una voz humana y dejó de buscar. Se volvió, ladeó la cabeza con incertidumbre y retrocedió con miedo, como si se hubiera encontrado con algo terrible. Una suave brisa de quién sabe dónde barrió a todos. Ese zombi se detuvo abruptamente, el grito ronco se interrumpió y cayó hacia atrás, su cabeza fue cortada del cuerpo. La cabeza rodó, deteniéndose justo antes de llegar a Ye Zhizhou. Cuando bajó la cabeza miró directamente a las cuencas vacías de los ojos del cadáver.

¡Maldita sea!

Rápidamente retrocedió con la mano sobre su corazón que latía demasiado rápido. Todos sus finos cabellos estaban erizados.

¡Algo está mal con este extraño! Yan Zheng y Liang Ping dieron un paso adelante al unísono, protegiendo a Ye Zhizhou detrás de sus cuerpos y mirando al hombre alto que había salido repentinamente del edificio.

Pasó otra ráfaga de viento y Ye Zhizhou solo vio un destello antes que su cintura fuera agarrada firmemente, habiendo dejado ya el anillo de protección de Yan Zheng y Liang Ping. Lo sostenía el hombre alto, pecho contra pecho, ojo a ojo, respirando el mismo aire que él.

—Esa cosa no… Así que ese olor… ¿eras tú?

El tono de esa voz que llenaba los oídos de Ye Zhizhou era frío, el aliento que soplaba hacia su rostro también era frío. Mirando con atención, el rostro hermoso y tranquilo del hombre era un poco pálido contra la luz de la luna. Sus pupilas eran de un tono antinatural de marrón amarillento y sus labios eran morados. Ye Zhizhou tomó sin miedo y sintió la mano apretando su cintura. Su interior se estremeció.

Los síntomas de las personas en las primeras etapas de la infección zombi: Su temperatura aumentaría antes de caer repentinamente, su rostro se volvería completamente incoloro, los ojos se tornaron de color marrón amarillento, sus labios se tornaron morados, sus manos tienen venas azules abultadas de manera antinatural… Se levantó rápidamente, su mano en el pecho del otro hombre mientras negaba con la cabeza, —Hermano, no me he bañado en cinco días, mi cuerpo huele muy mal, ¡lo juro!

| Índice |

One thought on “Prevenir un Harem – Capítulo 45: Mi novio es un zombie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *