Todos creen que él me gusta – Capítulo 1

Traducido por Bee

Editado por Sakuya


— ¿Qué tome fotos de Shang Jin? ¡Ni lo sueñes! —Ye Zhou golpeó la mesa, revelando una determinación ‘preferir morir antes que someterse’ que no dejaba lugar a negociaciones.

— ¿Estás seguro? —Su Yin abrió su álbum de fotos en el celular y lo sacudió. Un chico atractivo se veía en la pantalla, sonriendo tímidamente a la cámara. — ¿Te gusta? Tengo varias.

Ye Zhou se negaba a ver a su amado en la pantalla de Su Yin y dijo:

— ¡Sigue siendo no!

—Una foto de Shan Jin por una foto de Tang Dongdong, —Su Yin continuó con su persuasión. —Por cierto, también puedo ofrecerte el darte las preferencias de Tang Dongdong. Sabes que soy su amiga de la infancia. No te prometería otras cosas con tanta confianza como todo sobre Tang Dongdong, lo conozco como la palma de mi mano.

La balanza en la mente de Ye Zhou se balanceaba peligrosamente. La tentación de Su Yin era demasiado efectiva. Él había tenido un flechazo con Tang Dongdong desde hace unos meses, pero por ser de otra escuela no podía encontrar la oportunidad de conocerlo mejor. Pero Shang Jin… ¡Cómo odiaba a Shang Jin! ¡El mismo Shang Jin que lo sobrepasaba en todo! Lo más molesto era que Shang Jin era su compañero de clase. Esto le daba a Ye Zhou la sensación de “si Yu nació, ¿porque Liang también lo hizo?” [1]

— ¿Qué tiene de bueno ese Shang Jin? —Ye Zhou preguntó entre dientes.

Su Yin lo miró extrañada, como preguntándose porqué la pregunta tan estúpida.

— ¿Acaso tiene un solo punto malo? Toma el primer lugar en todas las asignaturas, gana las nacionales en cada competencia y, lo más importante, ¡es tan atractivo! En su semblante está la justicia del mundo. Es una existencia tan preciada y rara. ¿Sabías? Cada vez que me lo topo en el camino, solo me atrevo a caminar con los ojos entrecerrados para no ser capturada por sus intensos profundos ojos. No lo puedo explicar, cuando hablo sobre él, mi corazón no para de palpitar, extasiado. Mi ídolo, por favor consigue novia. De otra forma, con tal modelo disponible frente a mí, me veré incapaz de conseguir un novio.

Como imaginando la posibilidad de Shang Jin de tener novia, Su Yin sacudió su cabeza y dijo.

—No, nuestro ídolo está mejor soltero. No puedo imaginar qué clase de chica podría ser su igual. Ah, ah, ah. ¡Estoy tan celosa de su futura novia!

Ye Zhou se sacudió el escalofrío que le causaba Su Yin y dijo fríamente. —Una persona con buenas notas y gran apariencia, no es solo Shang Jin.

Su Yin todavía inmersa en sus emociones no estaba complacida con su interrupción.

— ¿Así? ¿Quién?

Ye Zhou levantó su barbilla ligeramente y dijo —La respuesta está tan cerca y a la vez tan lejos.

—Tan lejos… —Su Yin miró alrededor, le dio una mirada de incredulidad a Ye Zhou y dijo con duda. — ¿¿Tú??

—¿Qué con tu tono? —Ye Zhou dijo resentido.

—Tú… —Su Yin lo miró de arriba a abajo, escogiendo con cuidado sus palabras. —Te ves muy guapo, tus notas también son altas, pero el sentimiento no está ahí ¿sabes? Por ejemplo, puedo bromear contigo sin ningún problema, ¡pero jamás lo haría con Shang Jin! Hay una palabra que lo describe… ¡a sí! Eres como una belleza terrenal, y Shang Jin es diferente. Él es como el sol en el cielo, claramente algo para clamar nosotros los mortales.

En este punto no necesitaba de la explicación de Su Yin, ya que Ye Zhou podía sentir que la gente en verdad lo trataba diferente. Ambos eran chicos atractivos, pero todos lo molestaban, bromeaban y le pedían hacer encargos sin dejarle nada a su favor. Y luego, trataban a Shang Jin como un dios inalcanzable, ni siquiera hablaban muy fuerte alrededor de él.

Y ahora, lo hacían a él, Ye Zhou, ir a tomarle fotos a su archienemigo Shang Jin: esto claramente era la conducta de alguien inferior (fanboy/girl) implícito, ¡un total insulto!

Él, Ye Zhou, un tan increíble y destacado hombre, ¿cómo podría aceptar?

Ye Zhou golpeó la mesa con su mano y dijo con alto orgullo.

—De acuerdo, ¡lo haré! “Un líder debe ser capaz de levantarse en alto o abdicar cuando sea necesario.” Prepara las fotos de Tang Dongdong para mí, ¡prepara todas las que tengas!

Ye Zhou levantó su rostro con orgullo, cargando sus libros y fue a su salón de clases con una sonrisa en el rostro.

En el momento que entra, puede ver al protagonista de su conversación, Shang Jin. Estaba recargado en su silla mirando con desaire su celular. Sus libros posaban en su pupitre, inmaculados, nuevos sin un rastro de uso. Cuando Ye Zhou pasó junto a él, ni siquiera levantó la mirada.

Ye Zhou resopló, pensando. ¿Quién se cree? Con su aire de “No me tomo los estudios con seriedad” pero siempre obtiene el primer lugar del ranking.

Ye Zou no puede recordar cuánto tiempo fue engañado por su apariencia. Cada vez que sentía que lo iba a superar, la realidad era un golpe directo.

Tan pronto como recordó que él prometió tomar fotos de tal persona, tan hipócrita, Ye Zhou podía sentir su enojo crecer. Esto era el perfecto ejemplo de humillación contemporánea.

—Ye Zhou, ¡ven!

En la quinta fila, el compañero de cuarto de Ye Zhou, Xu Yangjun, palmeaba el asiento vacío a su lado.

— ¿Qué estabas haciendo? ¿Por qué tardaste tanto en volver?

—Vi a una amiga y me quedé charlando un rato.

Ye Zhou pasó detrás de Xu Yangjun hacia el asiento vacío. En el pequeño salón donde tenían clase, se acomodan cuatro asientos por fila. Después de acomodarse, su compañero-vecino a la izquierda, Zhou Wendao lo miró y sonrió.

— ¿Quién no es tu amigo en esta escuela?

—Tonterías, no conozco a cada una de las personas que estudian aquí.

Ye Zhou tomó su celular y miró en la dirección de Shang Jin. De donde él se sentaba, el espacio entre asientos lo dejaban tomar fotos de él. Aun cuando no quería hacerlo en absoluto, lo había prometido e iba a cumplir lo acordado.

Aprovechando que ninguno de sus dos compañeros cercanos lo estaba mirando, Ye Zhou tomo un par de fotos disimuladamente. Después de tomarlas, mira el rostro desagradable de Shang Jin en su teléfono y no pudo evitar picar con el dedo, como si molestara a Shang Jin.

Cuando sonó la campana, dando por terminada la clase, Ye Zhou vio que Shang Jin no hizo nada por moverse. Encontró una excusa para enviar primero a sus compañeros de cuarto y luego se movió en silencio al asiento delantero, fingiendo jugar con su teléfono móvil mientras estaba recostado sobre la mesa. Cuando en realidad, abrió la cámara del teléfono móvil y tomó algunas fotos más en dirección a Shang Jin.

Durante unos días, Ye Zhou usó el espacio entre los asientos para tomar una ráfaga de fotos de Shang Jin, y varias veces, incluso siguió a Shang Jin, dominando por completo el estilo de acosador.

Finalmente, el jueves, el álbum de Ye Zhou ya estaba lleno del rostro de Shang Jin. Mirando las fotos de Shang Jin por varios días, había desarrollado un tipo de resistencia, y podía mirarlas sin disgusto.

Mañana era el día en que había acordado reunirse con Su Yin. Ye Zhou golpeó sus dedos al azar en la pantalla del teléfono. ¡Después de obtener las fotos de Tang Dongdong, debe eliminar todas estas fotos! Simplemente eliminarlas parecía demasiado fácil para sus sentimientos hacia Shang Jin. Tal vez sería mejor destruir la memoria. La imaginación de Ye Zhou no conocía límites. De repente, hubo un fuerte grito desde el aula. ¡Ye Zhou levantó la vista y su vista pareció brillar con una luz dorada!

A pesar de que a Ye Zhou no le gustaba mucho Shang Jin, tenía que admitir que Shang Jin era particularmente atractivo y fotogénico en este momento.

Tal vez era una manera de expresar su dominio, pero Shang Jin estaba vestido muy informalmente. Pero algo decía que no era coincidencia. Desde que Ye Zhou conoció a Shang Jin, nunca lo había visto usar una prenda sin mangas, o algún tipo de ropa que podría mostrar los músculos. En este punto, Ye Zhou secretamente pensó que Shang Jin era definitivamente un fideo con rostro atractivo, por lo que nunca se atrevía a mostrar su cuerpo frente a la gente.

Pero hoy, Shang Jin lucía diferente. El cuello de su camisa estaba completamente abierto, y los músculos pectorales debajo de la ropa se podían ver vagamente. Su fino cabello cubría su frente lisa y llena. Contrario a su imagen indiferente habitual, había un toque de … ¿salvajismo?

Si le tomara una foto así, al menos podría cambiarla por la foto sin mangas de Tang Dongdong.

El corazón de Ye Zhou sintió como si su corazón fuera acariciado por las patitas suaves de un gatito, pero había demasiados obstáculos frente a él, ¡y no podía encontrar un buen momento para tomar la foto!

Sonó la campana y Ye Zhou dejó de lado las distracciones para escuchar seriamente la conferencia. Había muchas disciplinas en la universidad, pero cada clase tenía muy pocos cursos. La velocidad de lectura del maestro fue rápida, por lo que en cada clase debe escuchar con atención para mantenerse al día con el progreso del maestro. Ye Zhou lo escuchó con interés. Una llamada telefónica hizo que el maestro saliera del aula e invitó a los estudiantes para comenzar una hora de estudio autónomo.

Después de que el maestro se fue, ambos de sus compañeros de mesa se enfrascaron en su celular. Ye Zhou también tocó inconscientemente su teléfono y recordó que todavía había una tarea desalentadora hoy.

Ye Zhou sigilosamente sacó su celular y dio un vistazo a ambos lados de su pupitre. Cuando confirmó que nadie lo estaba viendo, cuidadosamente levantó su teléfono.

Click. El sonido de la cámara fue inusualmente alto en el silencioso ambiente.

A través de la cámara del celular, la mirada afilada de Shang Jin lo atravesó directo al corazón.

El corazón de Ye Zhou se agitó, ¿había sido descubierto?

Escondió el celular en sus brazos y se dió cuenta de que toda la atención del salón estaba sobre él. Ye Zhou se apresuró a explicar.

— ¡No le tome fotos en secreto porque me gusta ni nada parecido!

Después de un momento de silencio, toda la clase explotó en bullicio.

Después del evento, cada que recordaba ese día, Ye Zhou deseaba con toda su alma ser capaz de volver en el tiempo y darse un par de cachetadas.


[1] Esto es de un dicho que explica de parte de los Tres Reinos, que sí le dio el apoyo para llegar alto a Zhou Yu, por que hizo nacer a Zhuge Liang para darle frente y pelear contra él

[Sakuya: Me encanta esta historia, muy recomendable x3]

| Índice |

2 thoughts on “Todos creen que él me gusta – Capítulo 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *