No quiero ser amada – Capítulo 246: Revelando la verdad

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Una vez que regresaron al palacio, la señora Cessley le dio la bienvenida a Rihannan mientras estallaba en lágrimas. Sollozó mientras la abrazaba con fuerza.

—Mi reina, estoy tan contenta de que esté a salvo. Estoy tan contenta. Estaba tan preocupada pensando en lo que podría haberle sucedido. Oh, Dios mío, ¿qué le pasó a su mano?

Al ver que los ojos de la señora Cessley estaban hinchados por llorar demasiado mientras la esperaba, Rihannan sintió una punzada de tristeza y lágrimas brotando también. Una vez más se dio cuenta de que la señora Cessley era alguien a quien siempre necesitaba a su lado.

La duquesa llamó de inmediato al médico para que fuera a tratar las heridas de Rihannan y verificara su estado. El tratamiento fue sencillo y se acabó rápidamente sacando las astillas de madera, desinfectando la zona y vendándola. Ella todavía estaba extremadamente ansiosa, pero se sintió muy aliviada cuando escuchó del médico que tanto la madre como el bebé dentro de ella estaban completamente bien sin ningún problema grave.

—En cualquier caso, mi reina, debe estar exhausta por lo que pasó hoy, debería entrar y descansar por hoy…

—Señora Cessley, en realidad tengo algunas cosas que debo discutir con el rey.

Rihannan miró a Igor, y este asintió en silencio. Al darse cuenta de que tenían una discusión importante que hacer, la señora Cessley no se quejó ni trató de detenerlos en absoluto, y se hizo a un lado.

—Entiendo. Pero si siente alguna molestia en su cuerpo durante la conversación, debe descansar ya que tiene que considerar al bebé. ¿Entiende?

Rihannan le aseguró que tendría cuidado con su salud muchas veces antes de que la mujer se echara atrás.

Después, Igor y Rihannan se sentaron en la habitación de invitados del palacio de la reina. Cuando el té que se colocó frente a los dos comenzó a enfriarse sin que se intercambiaran una sola palabra, Igor abrió la boca primero.

—No sé por dónde empezar. Pero creo que debería hablar primero de Leticia…

Rihannan agarró su mano que todavía tenía vendas envueltas alrededor. Ella asumió un poco que había algún tipo de malentendido, pero todavía estaba algo asustada de que él pudiera decir algo que era completamente inesperado.

—Yo mismo difundí los rumores sobre mi relación con Leticia. —Mientras Rihannan lo miraba a la cara con sorpresa, rápidamente agregó—: Por favor, no me malinterpretes. Lo que estoy diciendo es que realmente no eran nada más que rumores. Nunca tuvimos ningún contacto físico. Los rumores que Leticia difundió sobre mí durmiendo con ella por la noche fueron su invento. Por supuesto, alenté un poco esos rumores…

Entonces la larga historia comenzó a desarrollarse. Explicó la razón por la que había permitido que se extendieran esos rumores sobre él y Leticia. Sobre cómo una vez que Rihannan ya no pudo tener un hijo, la reina madre lo presionó para que tuviera un hijo a través de Leticia, y en lugar de hacer eso, trató de hacer que la reina madre abandonara su plan al difundir el rumor de que Leticia era en realidad su amante.

—¿Por qué no me lo dijiste? —lo reprendió con algo de resentimiento. Si él le hubiera dicho la verdad, entonces habría sabido que no necesitaría sentir ningún dolor por el hecho de que su hermana tuviera una aventura con su marido.

Igor bajó la cabeza.

—Pensé… que también era lo que querías. Después de escuchar que querías que bailara con Leticia, asumí que lo entendías y que no había necesidad de hablar más de eso.

—La razón por la que hice esa solicitud fue por el estado de Leticia. No había nadie en esa fiesta que estuviera dispuesto a bailar con ella. También es una costumbre ancestral donde si alguien no tiene a nadie con quien bailar para su primer baile, un miembro de la familia debería bailar con ellos. Por supuesto, es cierto que mi padre fue quien me dio esa sugerencia más tarde, pero yo nunca ni una sola vez…

Rihannan no se atrevió a continuar con sus palabras y mantuvo los labios cerrados. No podía culparlo por no decirle la verdad. En ese momento, la relación entre ambos consistía en que no se hablaban a menos que fuera necesario. Si le hubiera preguntado al respecto primero, él podría haberle respondido con sinceridad. Al final, la culpa recayó en ambos.


Maru
No me puedo creer que estén hablando de esto como personas civilizadas y escuchando ambas partes y asumiendo su propia culpa. Por fin, mis niños están creciendo T_T

Sharon
Sólo les tomó un millón de años XD. Pero bueno, mejor tarde que nunca, supongo

| Índice |

8 thoughts on “No quiero ser amada – Capítulo 246: Revelando la verdad

  1. Belén Loyola says:

    Ninguno hablaba, los dos son culpables y en esa época se supone que solo cumplían con sus “deberes” para obtener un heredero, a Igor tampoco le gustaba dormir con ella en ese momento estado, pero se supone que se debía hacer, aunque no se justifica del todo

  2. Emihud says:

    Yo culpo a Igor…lo siento…pero le gusrdo rencor…por violarla repetidas veces….jamas le dejo claro sus sentimientos…si hubiera habaldo con ella..perdon pero no puedo perdonarlo del todo

    • Sol says:

      Yo tampoco le perdono las violaciones… Todo lo demás, ponele, que lo hizo por idiota. Pero el hecho de violarla no se puede justificar con nada. Y no creo que alguien en su sano juicio pueda perdonar una violación

    • Belén Loyola says:

      Ninguno hablaba, los dos son culpables y en esa época se supone que solo cumplían con sus “deberes” para obtener un heredero, a Igor tampoco le gustaba dormir con ella en ese momento estado, pero se supone que se debía hacer, aunque no se justifica del todo

    • Liz says:

      Ubiquemonos en la época y sociedad de la historia, ahí en ese momento, no era en si violación, era una obligación para ambos, quisieran o no tenían que hacerlo. Ahora si, por otro lado la forma en que se “hace”, ahi si, el bruto no tiene perdón, pero la bruta tambien pudo haberlo cambiado. Por la situación en la que sus malos entendidos tenían a su relación pues era entendible para ambos. Par de inútiles.😤

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *