¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 40: Los amigos de la infancia 3

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


Punto de vista de Freed

—No te contuviste nada eh…

Cuando pensé que él iría hacia mi cara, en su lugar, se dirigió a mi abdomen.

El impacto me hizo tener problemas para respirar por un momento. Gimiendo, miré a Alex. Él estaba sosteniendo la mano que me golpeó, mientras me miraba.

—Me contuve al no golpearte en la cara…en cualquier caso, tu abdomen es muy sólido. El que está sufriendo soy yo.

—Bueno, gracias. Aunque no lo parezca, sigo siendo el Comandante Supremo de la Orden de los Caballeros.

—Ahora que lo dices —dijo Alex, mientras asentía de acuerdo —Así que, finalmente, obtuviste la asignación oficial.

—Eso es porque aseguré la Flor del Rey

El ejército de nuestro país se compone, principalmente, de las siguientes cinco órdenes: tres Órdenes de Caballero, la Orden de Caballeros de los Guardias Imperiales y la División de Artes Mágicas.

La Orden de Caballeros de los Guardias Imperiales se redujo a la llamada Orden del Caballero. Esta unidad, de la que anteriormente formé parte como Sub-Líder, está bajo el control directo de Padre y está particularmente a cargo de la defensa de la Capital Real. Esta es, también, la unidad de la que Glenn es el líder.

Las tres Órdenes de Caballero restantes: Primera, Segunda y Tercera, también tienen sus deberes respectivos. Sin embargo, en nuestro país, la posición del Comandante Supremo, para estas tres órdenes, durante generaciones, ha sido el Príncipe Heredero.

Desde que pude obtener La Flor del Rey, fuí reconocido oficialmente como el heredero. Simultáneamente, esto significa que la asunción de mi papel como Comandante Supremo también se considera oficial.

Sin embargo, el tema de la Flor del Rey solo es conocido por un puñado de personas y es información secreta.

Aunque para el pueblo de la nación y los numerosos jefes vasallos que no son conscientes de la verdad, suponen que ya tenía la posición de Comandante Supremo.

En el período en que la Flor del Rey no había sido asegurada, aunque no era conocido, el Comandante Supremo Oficial era el Rey.

Hasta que alguien es considerado el heredero legítimo, no es más que la representación del “Príncipe Heredero”.

—Con esto, ya no tendré que solicitar, constantemente, la aprobación de Padre. Dos veces antes de partir. Estoy sinceramente aliviado.

La diferencia de deberes, desde el mero cambio de actuar como agente hasta la asunción oficial del papel, es como la diferencia entre el cielo y la tierra.

Cuando dije mi honesta opinión, Alex asintió con la cabeza en acuerdo.

—Siendo así, el momento es justo ahora.

— ¿Alex?

Llamé a Alex quien se cruzó de brazos, mientras reflexionaba sobre algo.

Abrió los ojos y curvó los labios de forma desafiante.

—Tú también lo sabes, ¿verdad? ¿Honestamente, pensaste que volví a la capital real solo por el bien de mi hermana?

—Consideré que no era el caso…

Este tipo, que ni siquiera apareció en la ceremonia de compromiso, hizo todo lo posible para llegar aquí, lo que significa que hay una razón detrás de esto.

Es lo que pensaba.

Ante la mirada desafiante que me dio, mi suposición se hizo cierta.

Aunque lo dudaba, Alex entrecerró los ojos como en afirmación y anunció lentamente.

—En poco tiempo “el Norte” se pondrá en marcha, ¿sabes?

Por las palabras de Alex, incluso Glenn, que permaneció como espectador, se enderezó.

— ¿Ya es la hora? ¿Tan pronto?

—El Marqués Shallum ha terminado con los preparativos. Es probable que envíe un informe solicitando refuerzos y, dentro de unos días, llegue una orden de salida al frente.

Si él dice que el Marqués Shallum, quien protege la frontera del Norte, comenzó su movimiento, entonces, debe ser verdad.

Ante las palabras de Alex, Glenn frunció el ceño.

—Año tras año, nunca aprenden…

—Su lado debe estar desesperado también…los inviernos son demasiado severos.

Mientras escuchaba su conversación, analicé el desarrollo de la situación a continuación.

Justo al norte de nuestro país, se encuentra la tribu nómada de equitación Tarim.

Cada año, durante el invierno, esta nación comenzará su avance hacia el sur. Su objetivo es, naturalmente, el dominio sobre nuestro país. Para distanciarse de las duras tierras del norte, por al menos por un corto tiempo, atacan al país que está bendecido por el clima.

Sin embargo, una vez que se retiran, también nos rendiremos. Mientras no se prolongue, no es una carga demasiado pesada, pero este año, su avance es, considerablemente temprano.

La cantidad de soldados que se pueden desplegar y los planes sobre cómo minimizar el daño que recibiríamos, se formaron en mi mente.

Mi expresión facial, naturalmente, se puso tensa.

— ¿Ya le reportaste esto a mi padre?

Cuando lo dije, Alex, que estaba conversando con Glenn, se volvió hacia mí y asintió levemente.

—Por supuesto. Sería mejor para ti que te prepares también…participarás, ¿no?

—Si el comandante no está presente, nunca comenzará la batalla. Por su puesto que lo haré.

Cuando di una afirmación, Alex sonrió ampliamente.

—Deberías mostrar ese tipo de expresión a Lidi. Curiosamente, esa chica tiene cierta debilidad por ese tipo de hombres. Tal vez, eso podría hacer que caiga inesperadamente

Entonces, me acordé de la vista de ella, sorprendentemente, encantada con mi uniforme ayer.

Aunque, por la expresión de estupidez aturdida que vi en sus ojos y sus demandas explícitas de querer más, yo también estaba considerablemente irritado.

Mirando mi estado, Alex murmuró decepcionado “qué decepción”.

—Por tu actitud, parece que ya lo sabes. Pensé que era una gran oportunidad para hacerte sentir agradecido conmigo. Bueno, no importa. Entonces, me iré ahora. Mientras estoy en eso, le transmitiré esta información a Will también.

—Aaa, está bien.

Como Jefe de la División de Magia, parece necesario informar a Will sobre el asunto.

Más bien, no sirve de nada si no es notificado. Para dirigirse a la región del Marqués Shallum y restringir el Norte, es necesario abrir la Puerta de Transferencia que está bajo el control de la división del mago.

—Nos vemos, Freed, Glenn. Mantenlo controlado.

Llamé a Alex que estaba saliendo de la oficina mientras agitaba la mano.

—Nos vemos entonces, regresa a la capital, más seguido.

Sin Alex, varias cosas se retrasan.

—Sólo un poco más, está bien. Ah, Freed. ¿No haces llorar demasiado a Lidi?

Con la puerta abierta, Alex se dio la vuelta y respondí riendo.

—El único lugar donde planeo hacerla llorar es en el dormitorio.

—Tú. ¿Cómo te atreves a decir sin vergüenza esas cosas delante de mí?

—Aunque lo digo muchas veces, es porque voy en serio. No tengo ninguna intención de pasarlo por alto.

Como lo dije con una mirada seria, Alex se encogió de hombros como si estuviera agotado. Levantó la mano y dijo: —me he entrometido demasiado —y, finalmente se fue.

♦ ♦ ♦

Cuando los deberes oficiales acumulados, finalmente, se pusieron en orden, el cielo nocturno estaba arriba.

Al final, no pude ir a ver a Lidi, y mucho menos invitarla a comer juntos.

Me pregunto cómo pasó el tiempo.

Mientras pensaba si ella era capaz de moverse lo suficiente, regresé a mi habitación a un ritmo acelerado.

Quiero verla rápidamente. Mirarla, mantenerla cerca y saborear su suave cuerpo una vez más.

Reprendí mi cuerpo que se calentó involuntariamente al recordar las escenas de la noche anterior. Solo un poco más de paciencia.

Cuando llegué, mientras retenía mis sentimientos, quien me saludó no era mi amada, sino la dama de la corte, y estaba sola.

— ¿Dónde está Lidi?

Al ver la cama ordenada, le hice una pregunta a Clara.

Clara bajó la mirada, disculpándose.

Lo que esperaba ver era a Lidi, me imagine que estaría enojada, por abandonarla todo el día, entonces la calmaría, le susurraría mi amor y, finalmente no hundiríamos en la cama juntos. Eso fue lo que pensé.

Pero la habitación está vacía, como lo que suele ser. Imaginé que había una historia completa detrás de esta situación, pero todavía no podía aceptarlo

De mi concisa pregunta, Clara inclinó profundamente la cabeza.

—Lo siento terriblemente. La princesa ha regresado a su residencia.

— ¿Regresado?

La increíble respuesta surgió de la boca de Clara. No creyendo eso, negué con la cabeza.

— ¿A pesar de que hicimos el amor tan intensamente? Sin embargo, ella todavía era suficientemente capaz de moverse, ¿es eso lo que intentas decirme?

—Es decir…

Cuando me informaron de lo ocurrido después del momento en que salí de la habitación, me quedé sin palabras.

Ella escapó cuando apartamos nuestros ojos de ella por un corto tiempo, ¿es eso?

De esas palabras improbables, cuando me di cuenta ya me estaba riendo.

—Fufufu…fufufufufu

— ¿Su Alteza?

Ella nunca debió pensar que me reiría.

Aunque Clara me miró confundida, no me importaba.

De Verdad. Ella se me escapó de nuevo.

Admire el inesperado desarrollo de la situación. Al mismo tiempo, me reí de todo corazón, una vez más.

Aaa, realmente nunca puedes ser descuidado alrededor de Lidi.

—Sí, como se esperaba de mi Lidi. Aunque una vez fue inevitable, pensar que ella huiría de mí por segunda vez. Ni siquiera se me pasó por la cabeza…ya había terminado.

Fue insoportablemente divertido.

Se escapó de nuevo. Aunque ese fue el caso, en lugar de ofenderme, todo lo que se me escapó fue la risa.

Ella, que siguió sorprendiéndome en la sucesión de sus actos, volvió a agarrar profundamente mi corazón.

Aaaa, como pensé, quiero su cuerpo, su corazón, todo de ella.

Nunca hubiera imaginado que podría tener tal apego a una chica solitaria.

Solo me pregunto qué tan lejos está ella, que no es consciente del pozo sin fondo en el que me deja caer, y me atrapa cada vez más.

—Me disculpo profundamente. Debido a mi negligencia, la princesa…

Negué con la cabeza a Clara, que parecía estar encogiéndose, mientras se disculpaba con seriedad. No tenía la intención de culparla duramente.

—No es culpa de Clara. Aunque no lo he explicado, Lidi es ese tipo de dama. No sabrías lo que hará en el momento en que dejes de mirarla. El culpable soy yo que lo sé, pero pensé que estaría bien y me fuí de su lado.

—Su Alteza.

Le aseguré a Clara, que tenía una cara dudosa, y le dije que no me importaba. Entonces, recordé lo de anoche.

—Hmm. Entonces, en resumen, Lidi no estaba satisfecha, eso es lo que significa. Yo fui relativamente serio cuando me acosté con ella, aunque…ya veo, parece que no fue suficiente eh…hmm

Inmediatamente después de eso, salió corriendo de la habitación, así que, aparentemente, le quedaba suficiente fuerza.

Justo antes, sin embargo, estaba expresando sus quejas sobre el dolor en sus caderas y su incapacidad para moverse. No lo sentí como una mentira cuando la vi en ese estado, pero tal vez, ella pueda recuperarse extremadamente rápido…

Si ella se fue a casa llena de energía, entonces debería haber dormido con ella más tiempo.

Aunque me contuve, ella lloró y suplicó. En otras palabras, esa amabilidad no era necesaria.

He decidido. La próxima vez que duerma con ella, no me detendré hasta que esté completamente satisfecho.

No me rendiría incluso si ella llora y se aferra a mí para detenerme.

Me gustaría que ella asumiera la responsabilidad y me acompañe hasta el final. Cuando pensé así, los extremos de mis labios se levantaron.

A continuación, insté a Clara a informar.

¿Cómo regresó ella (Lidi) a casa después de salir de la habitación? Tenía curiosidad por los medios que uso.

Sin embargo, cuando el nombre de Will y su cooperación en el escape de Lidi salieron de los labios de Clara, no creí lo que oían mis oídos.

— ¿Quieres decir que Will envió a Lidi a casa?

—Sí. El mismo Will-sama ha informado del asunto. A partir de entonces, de la casa del Duque Vivouare, también recibí una carta de la Duquesa en la que se me informaba que la princesa consorte había regresado a su residencia. Fue una disculpa en nombre de la princesa consorte, que se fue a casa sin decir nada.

—Ya veo…

—Pensé en informar el asunto de inmediato, sin embargo, parecía que estaba ocupado.

—Entiendo. Gracias por tu informe.

Ya que ocurrió el problema con el “Norte”, estábamos en desorden, por lo que no se pudo evitar que no pudiera contactarme.

Si ella, llego a casa a salvo, entonces está bien.

Solo podría encontrarme con ella mañana.

Pero…

— ¿Por qué Will llegó a ese momento…?

Agarré mis piernas en señal de frustración. Instintivamente, mi verdadera opinión se filtró.

Quiero que pare.

Sólo este mediodía, escuché noticias tan desagradables de Alex.

El imaginar un simple intercambio desconocido entre los dos, me vuelve loco de celos.

Los sentimientos de Will no fueron capaces de alcanzarla y ella se convirtió en mi Princesa Consorte. Eso fue todo. Lo sé.

Pero no era algo lógico.

Confío en Will. Nos conocemos desde la infancia. En contraste con Alex, él es cortés y es un mago de primera categoría.

Aunque tiene una lengua afilada, no pienso en él como alguien que le hará algo a mi prometida.

Sí, en mi cabeza está claro, lo entiendo.

Sin embargo, no tenía la confianza de poder mantenerme tranquilo al ver la cara de Will.

—Como pensé, no quiero ver la cara de Will por un tiempo.

Si lo hiciera, podría descargar mi ira hacia él.

Necesito más tiempo para calmarme.

Mientras respiraba hondo, le dije a Clara que retrocediera. Ella, en silencio, hizo lo que le decían.

Aaa, debería dormir por hoy.

Me arrastré hasta la cama fría y vacía.

La ropa de cama dispuesta cuidadosamente, no tiene restos del olor de Lidi. La única fragancia en el aire es el suavizante de telas.

—Lidi…

Aunque estaba en mis brazos esta mañana.

A pesar de que nuestras lenguas estaban entrelazadas y me disfruté profundamente en su interior, muchas veces.

Aunque se suponía que debía ser el mismo de siempre, sentí una indescriptible sensación de vacío en la espaciosa cama.

Falta ella. Ya no podía acostarme y dormir solo.

En realidad, debería estar sosteniendo seriamente a mi amada y debería estar inmerso en nuestro dulce espacio en este momento.

A pesar de que pensé en derretir sus partes más íntimas y hacer que se aferrara a mí.

Me pregunto si ella, quien huyó sin darse cuenta, se está riendo de satisfacción en este momento.

¿O si, al menos, está pensando en que está sola, aunque sea por poco tiempo?

A pesar de no haber dormido ni un guiño anoche, la somnolencia ni siquiera apareció.

Solo quiero dormir lo antes posible, pero no pude evitar estar completamente despierto.

Quiero que la mañana llegue pronto. Quiero verla de inmediato.

Justo ahora, solo puedo pensar lo que debo hacer para evitar que se escape.

¿Debo encerrarla? ¿O debería susurrarle mi sincero amor?

Como alguien que ya lo ha intentado, no podía pensar en un plan alternativo.

Incluso consideré, desvergonzadamente, el aferrarme a ella llorando y rogarle que se quede a mi lado.

Si eso la hiciera quedarse aquí, entonces, la amaría felizmente.

Seguí dando vueltas, mientras pensaba en esas cosas.

Como no pude dormir, me rendí por fin y me incorporé.

No se puede evitar. Si es así, debería presentar el plan de revisión del presupuesto para la enmienda propuesta hasta la mañana.

Mientras lo pensaba, me puse la bata y me puse de pie.

Entonces, en ese momento.

Un sonido parecido a una sirena que perforaba los oídos resonó dentro del castillo.

Era una señal familiar que informaba de una emergencia y, a partir de ese momento, aumentó la sensación de tensión.

Me quedé quieto y, en voz baja, agucé mis oídos para escuchar cada parte del contenido que informan.

Cuando la larga sirena dejó de hacer eco, varios segundos de silencio impregnaron el lugar. Posteriormente, se anunciaron las temidas palabras.

— ¡¡El avance de Tarim ha sido confirmado!! ¡¡Los refuerzos urgentes son para atacar y salir!! ¡Todos los Superiores deben reunirse en la sala de recepción ahora!

Provocado por la magia, la voz ondulante que expandió el sentido de urgencia hizo que mi expresión se pusiera rígida.

Aunque lo escuché de Alex, como pensé, este año es muy temprano.

Cuando se publicó el aviso de la salida al frente, mi proceso de pensamiento cambió rápidamente.

Cuando Clara, que estaba esperando afuera, organizó los preparativos, salí apresuradamente de la habitación.


Autor
Esta historia no es historia militar. A través y por medio, su género principal es el romance. No hay que preocuparse de una batalla continua. Muchas gracias.

Capítulo 41 ya disponible en la edición 39 de Kovel Times~

| Índice |

2 thoughts on “¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 40: Los amigos de la infancia 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *