¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 48: Ella y la maldición (2)

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


Un sonido extraño y seco, como cuando un fino cristal se rompe, resonó en la dirección de mi mano.

Sorprendida por el sonido, retiré mi mano en pánico, preguntándome qué pasó y si no era algo malo, miré ese lugar.

Pero, incluso cuando forcé mis ojos desesperadamente, no pude ver nada allí.

Por alguna razón, incluso la formación mágica que había estado allí, había desaparecido por completo. Realmente, no se ve por ningún lado. Todo lo que queda es su pecho liso. Puedo decir que está vivo por los suaves movimientos de su pecho.

— ¿Eh?

Sin entender lo que sucedió, una vez más murmuré y volví a mirar a Delris.

Me temo que debo haber hecho algo para hacer desaparecer la formación mágica, pero, ella me estaba mirando con una cara atónita.

— ¿Señora…Delris?

—Estoy sorprendida…

— ¿Eh?

Se llevó una mano a la boca y murmuró para sí misma.

— ¿Incluso puedes destruir un hexcraft…?

Se acercó a mí, mientras murmuraba y sacudía la cabeza, luego, una vez más, me miró fijamente.

—Sabía que eres una persona que tiene la capacidad de neutralizar mi barrera, pero…increíble. ¿Realmente, puedes neutralizar la ‘Maldición de Sahaja?

La Maldición de Sahaja que menciono, es la formación mágica que estaba en su pecho, pero, ¿neutralizar?

Ahora que lo pienso, recuerdo haberlo escuchado antes.

Cuando llegué por primera vez a la casa de la Sra. Delris, ella dijo algo parecido, pero, ahora no es el momento para eso. Hay algo que necesito confirmar primero.

— ¿Um, señora Delris?… La formación de magia negra se ha ido, pero…esta persona está bien…

Cuando pregunté nerviosamente, la señora Delris habló como si estuviera sorprendida de que no me haya dado cuenta.

—Qué estás diciendo. ¿No lo neutralizaste espléndidamente? Este tipo está bien ahora. Parece que no tiene otras heridas, por lo que debería despertarse pronto.

—Es…eso es bueno

Las palabras de la Sra. Delris me hicieron tocar mi pecho con alivio. Me puse de rodillas, al lado de la cama, y una vez más agarré su mano con fuerza. Estaba tan aliviada que mis lágrimas brotaron.

No entiendo bien lo que dijo la Sra. Delris, pero parece que está a salvo.

Así es…pude salvarlo.

Entonces, no hay necesidad de decir nada.

—Me alegro

Cuando hablé desde el fondo de mi corazón, la señora Delris me informó con una expresión de asombro.

—Normalmente, sería impensable que pudiera sobrevivir. Ese tipo tuvo la suerte de encontrarte…no podía ser salvado por nadie más. También era imposible para mí —Delris se rió débilmente.

—Está bien sin importar cómo fue. Mientras esté a salvo.

Mientras mi habilidad, que no entiendo de qué se trata, lo haya salvado, todo está bien.

Sobre todo, estoy feliz de poder ser útil.

—Ya veo. Pero también debes estar cansada. Todavía queda algo de tiempo hasta que ese tipo se despierte. Voy a hacer té, así que descansa un poco.

—Gracias. Estoy agradecida por tu oferta.

Cuando me mostraron la silla de la última vez, solté su mano y me puse de pie.

Mi vista se sacudió violentamente. Me sentí inestable sobre mis pies.

—Waah

Para mí sorpresa, me encontré mareada tal como indico Delris.

—Debes haber consumido una gran cantidad de poder mágico. Es inevitable que te sientas algo inestable.

Logré alcanzar la silla, después de tambalearme hacia ella, cuando me senté con seguridad, la fuerza abandonó mi cuerpo. Estaba rendida.

—Fuaaaa —suspire.

—Aquí, toma este té para restaurar tu poder mágico. Sabe mejor que la última vez, así que tómalo rápido.

— ¡¿Gracias…?!

Mirando el color del té, colocado frente a mí, me solidifique por completo, solo estoy teniendo un mal sueño. Té, ciertamente la Sra. Delris dijo que es té. Y, sin embargo, esto es…azul.

Qué tengo que hacer. No entiendo la definición de té de la señora Delris.

La copa que me presentaron esta llena con un líquido azul cobalto. Mis mejillas temblaron, ante el color azul profundo, como si hubieran vaciado un pote de pintura dentro.

El té de color verde, de la última vez, también fue duro pero, por lo visto, este es peor.

Después de todo, este azul es extraño.

Como no puedo ver ninguna materia extraña, al menos, es mejor de esa manera.

Como prueba, intenté sacudir la taza pero, por alguna razón, el contenido se sacudió como gelatina.

Se supone que es té, pero qué es…no entiendo.

En cualquier caso, sin duda se necesita coraje para beberlo, aun cuando sé, de primera mano, la efectividad de la medicina de la señora Delris y que esto es parte de su amabilidad.

No tengo más remedio que beberlo esta vez también.

Muy bien, preparémonos.

Justo como si fuera a enfrentar la muerte, enfrenté el té.

Puede no tener sentido, pero me aseguré de no respirar por la nariz y tragué saliva de una vez.

—¡¡¡Como sea!!! …Woah…geho…woah asqueroso.

Como esperaba, no puedo decir que es delicioso, aunque sea para quedar bien.

El sabor es peor que el anterior, en cuanto lo trague me hizo toser.

Por alguna razón, se pegó a la parte posterior de mi garganta.

Fue tan horrible que lloré.

¿De qué manera puede ser mejor que el anterior?

Sin embargo, después de todo, el efecto fue sobresaliente.

La ligereza de mi cuerpo, así como el intenso vértigo, desaparecieron en un instante, mi conciencia también se aclaró.

Sin embargo, el regusto es el peor…

En verdad, este sabor no se puede llamar bueno.

—Muchas gracias.

Murmuré mi agradecimiento.

La sensación mientras me bajaba por la garganta fue lo peor, pero es un hecho que mi condición mejoró notablemente. Es justo agradecerle.

Aun así, consciente de lo que estaba tratando de decir, por mi expresión, la señora Delris apoyó la barbilla en sus manos y sonrió significativamente.

—Esta vez, también lo bebiste valientemente. En verdad, eres interesante…fufu, la medicina efectiva es amarga.

Al contrario de la voz encantada de la Sra. Delris, me sentí abatida, pero aun así rebatí.

—Creo que algo tan amargo está más que bien.

Sus píldoras y medicamentos en polvo saben bien, entonces, ¿por qué el medicamento líquido es así?

Solo puedo pensar en ello como una especie de acoso.

—La cantidad de tu poder mágico es notablemente alta, pero aun así parece que, en este momento, has usado una gran cantidad para neutralizar la maldición

—Mencionaste antes lo de neutralizar.

Finalmente, pude responder a la frase que salió nuevamente.

—Ah, después de todo, no estás al tanto. Bueno, no es muy conocido, así que es comprensible…veamos, tienes una habilidad para neutralizar poder mágico algo muy inusual.

Mientras se reía, me ofreció una taza de agua, que acepté agradecida.

Quería beber para, finalmente, eliminar la pegajosidad de la parte posterior de mi garganta.

Mientras fruncía el ceño, debido a la desagradable sensación que permanecía, escuche atentamente la charla de la Señora Delris.

—Capacidad de neutralización…es la primera vez que escucho estas palabras.

—No es de extrañar. Es raro, aunque es un tipo de magia, está fuera de los sistemas establecidos de la magia y las artes mágicas. Es por eso que no se conoce públicamente, pocas personas lo saben. La habilidad de neutralización, aunque hay variaciones en su grado, puede neutralizar el poder mágico por la intención del usuario, haciéndolo ineficaz.

— ¿Haa?

La Sra. Delris lo explicó cuidadosamente pero, de alguna manera, no hace clic conmigo.

—Mencionaste que no eras buena con la magia. La magia de neutralización es especial. Creo que es natural que no puedas usar otra magia o entender el flujo del poder mágico.

—Ya veo, después de todo, no puedo usarlos…

Dejé caer mis hombros ante las palabras de la Sra. Delris.

Creo que no ser capaz de usar incluso magia simple es un inconveniente, más aún en este mundo lleno de magia. Hay cosas que se pueden sustituir, pero hay cosas que no puedo hacer.

La magia de transmisión es el mejor ejemplo, ya que ansiaba la magia, el trauma que recibí cuando me di cuenta de que no podía usarla fue terrible. Lo aceptaría si no tuviera poder mágico, pero la cantidad de mi poder mágico es mucho mayor que la de los demás. Me preguntaba si no podría manejarlo de alguna manera, pero al escuchar esta historia parece que será muy difícil.

Magia, realmente quiero usarla.

Al verme tan abatida, la señora Delris continuo.

—No dije que no puedes usarlo. Dije que no se puede evitar que seas pobre en eso. En primer lugar, tienes la “Flor Real”’, siempre y cuando des lo mejor de ti ¿no te las arreglarás si es algo simple?.

— ¿Eh? ¿Eso es cierto?

Me enderecé enérgicamente y miré a la señora Delris. Al verme así, ella sonrió con ironía.

—Aunque no es muy conocido, la “Flor Real” tiene la capacidad de controlar el poder mágico. Naturalmente, sucedió primero con el Príncipe Heredero, pero de manera similar, la habilidad para poder controlar mejor la magia también debe estar en ti. Debido a que hace que el flujo de poder mágico sea más fácil de comprender, es posible que, de alguna manera, puedas usar la magia de la vida.

¡Qué gran habilidad tiene la Flor Real!

Mis ojos brillaron de repente.

Mi pecho temblaba, en anticipación por la magia que ansío utilizar.

¡¡Viva!! ¡Hurra por la Flor Real!

La rosa azul en mi pecho, de repente, apareció maravillosa.

Quiero abrazar a Freed, quien me dio la Flor Real, tampoco me importaría besarlo en agradecimiento.

— ¡¿Qué tengo que hacer?!

La señora Delris me dijo, mientras se inclinaba hacia adelante, que me calmara.

—Calma, primero practica sentir el poder mágico dentro de tu cuerpo. Cuando captes el flujo del poder mágico, tarde o temprano podrás usar magia

—Sin embargo, no puedo sentir ese poder mágico.

—Eso fue antes de que recibieras la Flor Real. Ahora, tienes su apoyo. Dependiendo de tu esfuerzo, debería ser posible.

Las palabras de la señora Delris, me conmovieron profundamente.

Flor Real, realmente estoy agradecida.

— ¡¡Gracias!! ¡Lo intentaré tan pronto como esté en casa!

Estaba tan feliz que tomé su mano y la agarré con fuerza.

También podré usar magia. No hay forma de que no sea feliz con solo pensarlo. ¡Después de todo, la fantasía de usar magia es algo que todo ser humano quiere experimentar!

¡Definitivamente, tengo que practicar cuando regrese!

—Dios mío, ¿no preguntarás por la habilidad para neutralizar el poder mágico?

— ¡Lo importante ahora es que pueda usar magia, eso es más que suficiente! —Declaré, mientras respiraba pesadamente.

—De ser así. La habilidad de neutralización también es magia. Bueno, más o menos, me explicaré. Probablemente, tu habilidad se active al tocar el objetivo y se invoque con su deseo. Dado que será problemático si la gente a su alrededor lo descubre, no lo use por error.

Cuando fui amonestada con una cara seria, me deshice de mi expresión alegre y asentí.

Eso…tal vez, es el llamado truco de la reencarnación.

Pensé un poco. Si ese es el caso, querría algo más fácil de entender.

Como el artístico talento mágico de Will.

La habilidad que tengo podría resultar un poco problemática y como odio los problemas, es mejor mantenerlo oculto.

—Gracias por todo. Me salvé gracias a ti…err, podría ser tarde, pero traje estos como muestra de gratitud. Si lo desea…

Cada vez que vengo aquí, solo aumentó mi deuda, siento que no puedo devolver el favor solo con esto.

Aun así, aunque es un poco tarde, saqué la caja con los daifuku de fresa y se los di a la señora Delris, quien los recibió con una expresión desconcertada.

Esa cara no cambió incluso después de abrir la caja. Ella inclinó la cabeza hacia el hermoso y alineado daifuku blanco y de fresa.

— ¿Qué es esto?

— ¿No lo sabes? Es un dulce tradicional llamado daifuku.

Al escuchar mi explicación, la señora Delris hizo una expresión como si entendiera.

— ¿¿Daifuku?? Ah, ¿esa cosa que se hizo popular en el Palacio Real?

—Eso es correcto. Ah, por cierto, los que tienen fresa son el nuevo trabajo. Se llaman daifuku de fresa.

Asentí a sus palabras. Parece que ella ha oído hablar de él, pero nunca los había visto en persona.

Cuando le informé que fui quien lo hizo, la Sra. Delris hizo una mueca de sorpresa y me miró alternando entre yo y el Daifuku.

— ¡¡Hee!! Ese es un talento inesperado. Si tuviera que decirlo, pensaba que no serías buena en estas cosas.

A su respuesta inicial, le devolví una sonrisa amarga.

—Ja, ja, ja, no puedes juzgar un libro por su portada. Espero que lo que hice se adapte a tu gusto.

Decirlo me pone triste, pero, por alguna razón, todas las personas que saben sobre esto están igualmente sorprendidas.

Me pregunto porque me veo tan torpe.

—El rumoreado daifuku…lo aceptaré con gratitud.

Después de observar curiosamente el daifuku, tomó uno.

Cuando me preguntó cómo comerlo, le expliqué que lo tomara y lo mordiera.

De cualquier manera está bien, pero prefiero mordisquear en lugar de tomar bocados grandes.

Observé a la señora Delris ponerlo felizmente en su boca, como creador, la estoy mirando con anticipación.

Ahora bien, ¿cómo reaccionará?

| Índice |

4 thoughts on “¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 48: Ella y la maldición (2)

  1. karems23 says:

    ESTA INTERESANTE, QUIEN SERA EL CHICO DE LOS OJOS EXTRAÑOS:0, Y CUANDO VOLVERA FREED XD Y LUEGO QUE PASARÉ 7U7, gracias por estos capítulos, esperare con ansias los demás:D, estaré al pendiente,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *