¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 51: Ella y la lucha entre padre e hija

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


Cuando el guardia confirmó que estaba en la puerta central a tiempo, hizo una expresión de alivio.

—Señorita.

Agité ligeramente mi mano hacia el guardia que me llamó y fui a su lado. Como había corrido para llegar hasta él, respiraba con dificultad.

—Lo siento. Pero…cumplí mi promesa. Vamos a casa.

Diciendo eso, pasé por la puerta de enmedio, pero el guardia se quedó atrás y miró a su alrededor.

—Milady, ¿qué pasó con el hombre de antes?

Asentí, pero, aah quizás no debí hacerlo.

—No hay necesidad de preocuparse.

—De ninguna manera, ¿se salvó?

—Sí

Ignorando al guardia, que no pudo ocultar su sorpresa, comencé a caminar.

No planeo entrar en detalles.

Efectivamente, el guardia, que me alcanzó, comenzó a preguntar curiosamente, pero, evadí sus preguntas vagamente. El guardia se dio cuenta de que no tenía ganas de hablar y frunció el ceño, pero también lo evadí fingiendo ignorancia.

—Por favor, informe a su a padre correctamente, lo que pasó

— ¿Me pregunto si podré? No puedo prometer eso.

El guardia, finalmente, levantó la bandera blanca al decir eso, pero solo respondí fríamente.

Por nada en el mundo, le diré a mi padre sobre la Sra. Delris y Caín.

Sería diferente, si mi padre fuera una persona común, pero, es el primer ministro. Es muy poco probable que se conforme con solo escuchar.

No tengo ganas de hablar sobre ella, quien eligió vivir escondida por elección propia, ni cómo ayudé a Caín, quien escapó de una muerte inevitable, son preocupaciones excesivas.

Aunque volví a la mansión, desafortunadamente, mi padre ya ha regresado del castillo y me está esperando en la entrada principal.

Él, está enfadado.

Ante la ira de mi padre, que es bastante obvia por su postura, aparté la vista para encontrar la razón del problema. Traté de fruncir el ceño ante la fuente de esa fuga de información, pero ya se había ido.

Tch, se escapó rápidamente.

Reuniendo valor, caminé hacia mi padre y le dije con indiferencia que he vuelto a casa.

—Estoy en casa. Padre, ciertamente, regresaste temprano hoy

Si soy desvergonzada, dilo.

Pensando así, me incliné, pero, mi padre tenía una expresión agria en el rostro.

—Cuando recibí el informe, me apresuré a regresar. Lidi, escuché la historia del guardia al que le ordené protegerte. El asunto con Shanoire está bien. Bien hecho. Pero, ¿qué demonios quiso decir con que recogiste a un hombre maldito?

La historia principal es sobre Caín.

Me felicita por haber hecho un buen trabajo con respecto al asunto con el marqués, pero, inmediatamente después trajo a colación el verdadero problema, Caín.

—Tienes unos oídos agudos. Sí, es como padre acaba de decir. No tengo nada más que añadir.

Ante mis palabras, padre levantó una ceja con un tic. Tal vez, el informe detallado fue enviado, mientras fui a la casa de la señora Delris. Estoy harta de lo excelente que es nuestro servicio de seguridad.

—Otra cosa problemática. Lidi, ¿lo entiendes? Te casarás con Su Alteza el Príncipe Heredero. ¿No pensarás en cambiar, un poco, ese comportamiento desenfrenado tuyo?

—Incluso si me dicen eso, es como le dije a Madre, hoy solo salí a agradecer a una persona con la que estoy en deuda. Todo lo demás, fue coincidencia

Insistí firmemente en que no hice nada, pero, solo me encontré con una cara dudosa.

—Qué triste —es lo que dijo padre, mientras se cubría la cara de forma antinatural —Para mí, solo parece que te estás metiendo en problemas a propósito. Ciertamente, se puede decir que el hermano mayor y la hermana menor son similares. Eres igual que Alex.

—Ser agrupada con el hermano mayor es irritante —de inmediato, me negué. Me di cuenta de que mi mejilla se torció —Di lo que quieras, pero no me pongas al mismo nivel que el hermano que manipula su entorno.

— ¿Y…? Escuché que te encontraste con un hombre con los ojos rojos, pero ¿es eso cierto? —Expreso con la intención de volver al tema, se sintió como si Padre realmente quisiera averiguar lo que sucedió.

Verdaderamente, es un primer ministro capaz. Parece haber investigado hasta cierto punto, para saber que el hombre tiene los ojos rojos. Por supuesto, no creería los rumores sobre el clan maldito. Además, no sabe que Caín es un asesino o que es del clan Hiyuma.

Sin embargo, he decidido no hablar sobre este asunto, incluso si me presionan.

Lo he pensado un poco, pero, por ahora, afirmare las palabras de mi padre, mientras uso una distracción.

—Sí, eran unos hermosos ojos rojos, pero no sé dónde está ahora.

No tiene sentido ocultar la cuestión de sus ojos, ya que el guardia lo vio, no tiene sentido fingir ignorancia, pero, aparte de eso, que suceda lo que tenga que pasar.

Me preparé para su respuesta

— ¿Qué quieres decir?

Frívolamente, le dije a mi padre quien estaba haciendo una cara sospechosa. —La maldición, ciertamente, se ha disipado gracias a un conocido. Pero, no tengo idea de lo que pasó después. Después de todo, le prometí al guardia que volvería de inmediato. Pero, seguramente, creo que ya se fue a algún lado.

Evitaré mentir tanto como sea posible, de lo contrario, quedaría expuesta de inmediato. Especialmente, cuando la otra parte es padre.

Padre me miró a los ojos llenos de recelo. Desconcertada, le devolví la mirada a sus ojos profundamente penetrantes.

Por un momento, mi padre me miró con recelo, pero, finalmente, se rindió y exhaló.

—Entiendo. Entonces, ese asunto ya está resuelto. Entonces, el siguiente. ¿Quién es el conocido que puede disipar una maldición? No debería haber ningún nuevo mago de alto rango en la ciudad del castillo.

Ante estas palabras, le devolví una dulce sonrisa.

—Lo siento, padre. No puedo explicarlo lo suficiente. Dije antes, que la maldición podría ser disipada gracias a un conocido, pero, no dije que esa persona la disipara. Por favor, no malinterpretes.

— ¡Lidi! ¡Para de bromear! ¡Esta es una charla importante!

Padre está notablemente enojado.

En cualquier caso, estamos teniendo esta charla porque quiere invitar a ese mago al castillo.

El deseo de emplear a un excelente mago, es el mismo en todas partes. Si existiera un mago capaz de disipar las maldiciones, estaría a punto de recibir una invitación del castillo.

Inmediatamente, entendí la razón por la que padre pregunta…

Sonreí relajada. —Sí, aunque te parezca que bromeo, estoy diciendo la verdad padre, la persona que puede eliminar la maldición no es mi conocida, es una persona diferente. Además, confieso que no he visto a esa persona directamente.

No es mentira. Soy la persona que eliminó la maldición, y no puedo verme a mí misma directamente. Debido a que es algo que no entiendo todavía, naturalmente, no mencionaré mi magia de neutralización a mi padre. Seguramente, la charla se volvería confusa. Es mejor mantenerlo en secreto para mi paz continua.

Cuando miré a mi padre quien, por la forma en que levanta sus cejas, pareció que quería continuar hablando.

No te enojes tanto, padre. Su presión arterial aumentará.

— ¿No lo has visto?

—Sí. Es por eso que no lo puedo presentar

— ¿Es la verdad?

—Sí —respondí.

—Entiendo, es suficiente.

Después de los pocos intercambios, padre aceptó, cansado. No me di cuenta de por qué no me había cuestionado más. Estaba regodeándome por dentro, por lo que había ganado, pero, me congelé al escuchar las siguientes palabras de mi padre.

—Entiendo bien la historia. Lidi tiene prohibido salir por un mes. Dedícate a reflexionar obedientemente en tu habitación.

— ¡¿Padre?!

Al ver la expresión en mi rostro, él continuó —Si hay algo que quieras decir, lo escucharé…podemos negociar en el momento en que decidas hablar.

Después de todo, no cree nada de lo que dije.

Mis cejas se movieron con una sacudida hacia él, diciendo implícitamente que si quieres hablar, lo permito.

¿Quién caería en ese truco?

—Entiendo. Entonces, haré bordados en mi habitación.

—Correcto. Será mejor que hagas algo apropiado de una dama perteneciente a una casa ducal. De lo contrario, sus fallas quedarán expuestas.

Mi inocencia fingida, no está tan a medias.

Soy perfecta en público. Además…

—Creo que soy mejor que el hermano mayor —Dije mis verdaderos sentimientos, pero estaba completamente desconectado.

—No te compares con Alex. Él es un hombre. ¿Qué haces actuando de forma masculina? Si no fuera por Su Alteza, quizás nadie te hubiera tomado como novia

No es de tu incumbencia. Sintiéndome bastante irritada, excluí a mi exaltado padre.

Honestamente, la evaluación de padre de Freed es tan alta como siempre.

Ciertamente, es excelente como Príncipe Heredero, pero, mi padre solo puede alabarlo abiertamente porque no sabe que Freed es un bruto sin igual.

Me hicieron darme cuenta de que no hay nada metafórico sobre la expresión que se aplasta durante el abrazo. Me pregunto seriamente, si existirá una mujer que lo acepte.

He llegado al límite de menospreciar a Padre en mi mente, por continuar alabando a Freed sin conocer su verdadera naturaleza.

Entonces, me di la vuelta.

—Regresaré a mi habitación.

—Entiendo. Si quieres hablar, ven a mi habitación en cualquier momento.

Con la espalda vuelta hacia padre, respondí.

—Lo que dije antes es toda la verdad. Siendo ese el caso, según sus instrucciones me quedaré en silencio.

— ¡Lidi!

—Con su permiso.

Ignoré las palabras de censura de mi padre y volví a mi habitación.

♦ ♦ ♦

—Lidi

Lo ignoré

—Lidi

Pensé en ignorarlo nuevamente, pero al mirarlo tanto respondí a regañadientes.

— ¿Qué pasa, padre?

Han pasado dos semanas desde que mi padre me prohibió salir.

Por supuesto, no he dicho nada sobre Caín, la señora Delris o mi magia de neutralización.

Básicamente, no hablo con padre. Es una verdadera guerra fría. Incluso ahora, durante el desayuno, el ambiente es tenso.

—Lidi, ¿no puedes dejarlo? —Con calma, pero con firmeza, dijo Padre, exponiendo su ira.

Miré directamente a tal hombre y mostré una leve sonrisa.

— ¿De qué se trata? Me paso todo el día haciendo bordados, confinada en mi habitación, según las órdenes de padre. ¿Hay algún problema?

— ¡Lidi!

Perdiendo la calma, papá se puso de pie, pero fingí ignorancia y comí el panqueque que pedí para el desayuno. Los panqueques con arándanos y mucha crema fresca son realmente maravillosos.

Padre, me miró con el ceño fruncido y el rostro rojo brillante, en cambio yo, su hija, lo ignoré con calma.

Madre, que nos vio sin progresar así, nos dijo que nos tranquilizáramos.

—Lidi, no le faltes el respeto a tu padre

—Incluso si me dicen eso. Simplemente, me quedo en mi habitación según lo ordenado. No entiendo por qué papá se enoja.

—Eso es suficiente.

Ante mis palabras, la voz baja de mi padre resonó, que persistente.

—Querido.

Siendo consciente de que lo ignoré, mi padre se enojó aún más. Madre lo detuvo suavemente.

—Rosina…pero…

—Lidi está diciendo que no sabe nada, ¿verdad? En ese caso, ¿no es suficiente? Además, por más deliciosa que sea la comida no es agradable con un ambiente tan rígido.

—Eso es…lo siento

Habiendo recibido la honesta opinión de mamá que, hasta ahora, no había dicho nada, papá finalmente se disculpó un poco.

Luego, mi madre me enfrentó.

—Lidi, tú también. Padre no te cree, porque tomas esa actitud. Entiendo que te has estado deprimiendo al estar encerrada en tu habitación, pero sé un poco más madura.

—Sí~

Soy consciente de que estaba siendo inmadura, así que asentí obedientemente. Fue, sobre todo, mi terquedad. No sabía cómo parar. La tan esperada oportunidad de reconciliación vino por parte de Madre. Debo usarla con eficacia.

Respiré hondo y me enfrenté a mi padre.

—Padre, lo siento mucho. Parece que he sido un poco terca.

Conmigo rompiendo el hielo, mi padre también se disculpó.

—Parece que también perdí la calma. Escucharé lo que dijo Rosina y me detendré. Pero, no hagas nada demasiado peligroso. Todos se preocupan por ti.

—Sí

Gracias a la mediación de mi madre, me reconcilié con mi padre, aunque de mala gana, así que me palmeé el pecho con alivio. No tenía ganas de confesar nada, pero, es un hecho, que me he desanimado bastante.

—Ahora que lo pienso, aún no te lo he dicho, pero el ejército, este año, derrotó a Tarim con seguridad. Su Alteza, pronto, regresará triunfante.

—Eh …

Levanté la cara a mi padre, diciéndome lo que recordaba. Por un momento, me encontré con los ojos del mismo color que los míos. Al ver que me interesaba, mi padre me dio más noticias.

—En esta guerra, la persona más distinguida fue Su Alteza. A medida que aniquilaba a la mitad del enemigo solo, las heridas se mantuvieron al mínimo. Está lidiando con las consecuencias de la guerra, tan pronto como termine, regresará.

Escuché atentamente la historia de mi padre. Ya veo, Freed ganó.

Pensé que me alegraría, pero, al mismo tiempo, me sentí ansiosa por las mencionadas heridas.

 — ¿Y las heridas? Padre, ¿Su Alteza resultó herido en alguna parte?

Al escuchar mis palabras, mi padre me dijo como si estuviera recordando.

—El nombre de Su Alteza no estaba en la lista de personas heridas que me enviaron, y no he recibido ningún informe.

—Es…eso…es así. Me alegro

Al parecer, está ileso. Respire profundamente aliviada.

Padre me miró sorprendido. Sin embargo, ya no me importa su mirada descortés.

Freed regresara a salvo.

Cuando ese hecho permeó dentro de mí, entendí que la felicidad crecía constantemente.

De repente, recordé su apariencia. La última vez que vi a Freed, fue cuando me despedí mientras él salía de la habitación.

Ahora que lo pienso, ha pasado casi un mes desde aquel momento. Además, hasta ese dia, solo habían pasado cinco días desde que nos habíamos conocido.

No sería extraño si lo olvidara y, sin embargo, es muy extraño que siga recordando su apariencia tan vívidamente.

Al recordarlo, por alguna razón, sentí que mi pecho se apretaba dolorosamente.

—Quiero verlo…

Antes de darme cuenta, naturalmente, estaba pensando en él.

—Cuando Su Alteza regrese, también deberías ir al castillo. Es el deber de la prometida de Su Alteza darle la bienvenida.

—Sí

Asentí de inmediato, ante las palabras de bienvenida de mi padre.

Quiero confirmar su estado con mis propios ojos.

—Te informaré tan pronto como se decida la fecha… ¿No estás contenta, Lidi?

— ¿Eh?

Desde hace un tiempo, completamente diferente de antes, padre ha estado estrechando suavemente sus ojos. Cuando pestañeé sin comprender el significado de ese cambio, mi padre se echó a reír y levantó la voz.

—Qué, no te has dado cuenta…limpia tus lágrimas. Estás llorando…

— ¿Eh?

Cuando papá lo señaló, me toqué las mejillas. Estaba desconcertada por la inesperada sensación de un líquido frío.

Al ver mi estado, mi padre asintió muchas veces.

—Mis expectativas parecen no haber sido incorrectas. No tienes nada de qué preocuparte. Solo tienes que pensar en Su Alteza.

— ¿Eh? ¿Umm, padre?

Aunque no entendí y traté de preguntar, mi padre tenía una cara como si hubiera entendido lo que dijo. Cuando miré a Madre, ella dijo cuán encantadora me veía, con una sonrisa amistosa.

—Lo entiendo totalmente.

Habiendo dejado de entender, terminé el desayuno y me puse de pie.

Sentí que no recibiría una respuesta sin importar qué. Después de un rato, mi padre volvió a llamarme, al parecer, había olvidado decirme algo.

—Lidi. En unos días Alex volverá.

Me puse rígida, ante las palabras de mi padre. Ese estúpido hermano, ¿realmente regresará?

Decidí no preguntar y regresé a mi habitación. Su sola mención, me hizo enojar.


Kiara
Por fin Freed vuelve, lo he estado esperando, no es que no me alegre ver a lidi saltando por ahí, pero, me gustaría ver más su relación con mi Freed hermoso.

| Índice |

5 thoughts on “¡No quiero ser Princesa! – Capítulo 51: Ella y la lucha entre padre e hija

  1. Yinett says:

    Se me hizo muy cómica la discusión de Lidi y su papá, ha veces a mí me pasa algo así con mi mamá:
    Ella: *me regaña*
    Yo: Tienes razón, es mi culpa…
    Ella: Y ahora por qué me das la razón?
    Yo: Bueno, entonces no tienes la razón…
    Ella: Eh? Me estás retando?
    Yo: ….
    Ella: Y ahora por qué no hablas?
    XDXDXD
    Gracias por el cap.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *