Felicidades Emperatriz – Capítulo 65: El escándalo de la Familia Hua

Traducido por Shiro

Editado por Sakuya


De la noche a la mañana, el escándalo de la familia Hua se extendió por todo Yecheng.

Primero, el Gran Abad del Templo Qing Quan pidió perdón a los cielos. Por dinero, dijo una gran mentira por Miao Luoxiang y su hija. Luego hubo un debate sobre lo que le pasó a Hua Jing Lan antes. Algunas personas pensaban que Hua Jing Lan no sabía cómo ser reservada. Se acumularon rumores sobre rumores. Además, Xiaoyao, la concubina de Wangfu, de hecho, estaba muerta. Continue reading

Felicidades Emperatriz – Capítulo 64: Ambos obtenemos lo que necesitamos

Traducido por Kavaalin

Editado por Sakuya


Hua Jin Lan se despertó ligeramente. Hasta su nariz llegaba un leve aroma a sándalo. Se enderezó y descubrió que su cuerpo no estaba tan adolorido como imaginaba que estaría. Vio un pañuelo blanco bordado con un Yan con hilo rojo.

—La arena del desierto es como la nieve, la luz lunar en la montaña Yan es fuerte… —Recitó este poema sin darse cuenta. Continue reading

Felicidades Emperatriz – Capítulo 63: Ladrón nocturno

Traducido por Kavaalin

Editado por Sakuya


La gente en el patio siguió a Hua Wan Yu y se fueron. Por un momento, sólo quedaron Hua Jin Lan, Jiao Yue y Chu Yun. Hua Jin Lan ya no pudo seguir aguantando y escupió un roció de sangre. Su cuerpo cayó de espaldas.

Jiao Yue y Chu Yun estaban ansiosos y asustados, pero no podían moverse. Mei Er apareció de repente en el patio. Primero tomó el pulso de Hua Jin Lan y selló sus puntos de acupuntura. La llevó a la habitación y volvió a salir para tratar las heridas de los otros dos.

— ¿La joven ama está bien? —Preguntó con urgencia Jiao Yue. Continue reading

Felicidades Emperatriz – Capítulo 62: Ambas partes pierden

Traducido por Kavaalin

Editado por Sakuya


Hua Fei Sheng se apresuró en llegar sólo para verse horrorizado con la vista. Podía ver la imponente pared de energía, como un gran dragón, destrozando los árboles y bambúes. Las hojas eran barridas en el aire y entraban en la corriente de energía.

La energía provenía de Hua Jin Lan. Esta caminaba con aires asesinos hasta Hua Wan Yu, quien se encontraba en el suelo.

— ¡Hua Jin Lan! —Gritó Hua Fei Sheng. Pero Hua Jin Lan no sólo no se detuvo, sino que aumentó su velocidad.

El muro de energía aún no había llegado hasta Hua Wan Yu. Pero a Hua Fei Sheng ya no le importaba. ¡Voló hacia este y con toda su fuerza, envió un golpe de palma! Continue reading

Felicidades Emperatriz – Capítulo 61

Traducido por Kavaalin

Editado por Sakuya


El sonido del látigo desgarrando la carne hizo que la gente se congelara. Hua Jin Lan, con los ojos rojos, estaba de pie bajo la corriente del látigo. Jiao Yue, quien había despertado en algún momento, lloraba roncamente.

—Joven ama, Jiao Yue es una inútil, no pudo protegerla…

Las memorias del pasado vinieron a la mente de Hua Jin Lan. En el pasado, Jiao Yue había sufrido muchos latigazos por su bien, hasta que su carne era desgarrada. Pero ahora ella y Chu Yun estaban cubiertas por cortes y contusiones. No podía mover sus piernas, así que se arrastró hasta quedar frente a Hua Wan Yu. Continue reading

Felicidades Emperatriz – Capítulo 60: Ascensión de Hua Wan Yu

Traducido por Kiara

Editado por Sakuya


— ¡Maldita seas, Hua Wan Yu! —Con un grito, Hua Jin Lan levantó su pierna y barrió una maceta junto a la pared hacia Hua Wan.

Hua Wan apoyó su cuerpo ligeramente y su látigo voló por el cielo rompiendo la maceta en el aire, esparciendo la planta y la tierra por todo el suelo.

— ¡Ve y llama a un médico! —Jin Lan instruyó a una de las doncellas que estaba al lado, mientras tomaba tanto a Jiao Yue como a Chu Yun. Continue reading

Felicidades Emperatriz – Capítulo 59: Jiao Yue es lesionado

Traducido por Kiara

Editado por Sakuya


Wu Dao estalló en carcajadas, no para burlarse, sino de alegría. Era de esperar que había elegido bien, ya que esta persona está rebosante de confianza.

—Para crear una pared de aire usando la energía de tu cuerpo, es esencial aprender cómo almacenar y reunir la energía en el abdomen. Una vez que la energía se estabilice dentro de su abdomen y fluya a través del cuerpo, solo entonces, podrá liberar la energía desde adentro. La energía liberada tomará la forma de una bestia fuera de tu cuerpo y eso es ascensión. Durante todo este tiempo, estoy seguro de que lo has notado. No es el hecho de que tu energía interna sea insuficiente, pero tu abdomen no puede reunir energía.

Wu Dao entrecerró los ojos y con un tono bastante estricto continuó. —Has recibido un daño grave antes de que tus habilidades hayan sido selladas. ¿Tienes alguna lesión o herida en tu abdomen? Continue reading

Felicidades Emperatriz – Capítulo 58: Es difícil seguir el paso


Las personas se reunieron para celebrarle al espíritu del matrimonio para que feliz.

Hua Jin se levantó temprano en la mañana y comió los bollos de vapor.

Era bueno que Hua Cui dijera lo de la “enfermedad grave” y que realmente a través de otro Decreto Real se rompiera el compromiso, usando la excusa de la enfermedad. Pero también se le dio una cierta cantidad de oro y plata que cuidadosamente los sirvientes trajeron, seguramente fue para taparle la boca.

Continue reading

Felicidades Emperatriz – Capítulo 57: Cuidado


La familia real se había metido en muchos problemas debido a una mujer y esto iba a ser otra situación similar. Chun Yu Rong dobló lentamente su cuerpo mirando directamente los ojos de Hua Jin, mientras Situ Ke estaba detrás de él con una sonrisa refinada.

Mientras todavía estaba sentada, Hua Jin recibió la peonía de Yu Rong y simplemente dijo:

—Príncipe heredero, siéntate.

Continue reading

Felicidades Emperatriz – Capítulo 56: Secreto


La mayoría de las damas que vinieron hoy, fueron donde Yu Zhuang y Yu Yan, por lo tanto no había ninguna muestra de Yu Rong y de Yu Ru cuando Hua Jin miró alrededor.

—Señorita Hua pruebe este té, se hierve con el rocío de esta mañana. Tiene un sabor mucho más rico en comparación con el agua que se extrae en los pozos.

Situ Ke levantó la taza de porcelana bien diseñada y deslizó suavemente la tapa antes de bajar la cabeza para tomar una copa.

Continue reading