Princesa Consorte Chu – Capítulo 25: El médico y el sacerdote taoísta están listos para la batalla

Traducido por Moux

Editado por Ayanami


Aun así, las palabras ya habían salido de su boca. Incluso si quería retractarse, por el miedo, le era imposible. Por lo que, su única opción era continuar.

—Por lo que he visto, temo que no haya opción…sin embargo, el invitar a un fuerte sacerdote taoísta para realizarle un exorcismo a xiaojie y deshacerse del espíritu demoniaco, juzgo que, de esta manera, xiaojie mejorará.

Ahora que Su Qing oía al médico decir lo que ella quería, planeaba reafirmar sus palabras, sin embargo, su velocidad no podía compararse con la de Yun Qian Meng, quien le arrebató la oportunidad de hablar. Continue reading

Princesa Consorte Chu – Capítulo 24: El comienzo de la enfermedad de la segunda señorita

Traducido por Moux

Editado por Ayanami


El corazón de todos, se detuvo, Su Qing se volteó y corrió hasta la habitación mientras lloraba.

—Xue’er… ¿Qué pasó? —Dijo con una voz llena de aflicción— ¿Cómo puede mamá sobrevivir así?

Cuando las cortinas fueron abiertas, se pudo ver, como algunos sirvientes sostenían a Yun Ruo Xue. Su apariencia era muy diferente a la usual. Su cabello, el cual siempre está muy bien peinado, en este momento, está esparcido sobre sus hombros; sus mejillas, antes sonrosadas están pálidas y frías; incluso sus ojos, los cuales heredó de Su Qing, están inyectados de sangre y, al ver a Yun Qian Meng, los abrió por completo.

Sus manos, que eran detenidas por una sirvienta, se extendían con fuerza a un lado, apuntando con todos los dedos hacia Yun Qian Meng. Continue reading

Princesa Consorte Chu – Capítulo 23: Castigando a la malvada sirvienta

 Traducido por Moux

Editado por Ayanami


— ¿Qué sucede? —Les cuestionó Yun Qian Meng a los sirvientes que la esperaban afuera, por la noche, con una expresión ceñuda. Se enredó en un edredón de brocado[1], se sentó molesta por el ruido que la había despertado.

—Respondiéndole a la señorita, se trata de Hong Xiang de Su yiniang, está diciendo que tiene unos asuntos importantes con la señorita —cuando oyó la queja de Yun Qian Meng, Bai Mei respondió de inmediato en voz baja, puesto que esa noche le tocaban los deberes.

En ese momento, Mi mama y Mu Chun, quienes ya estaban vestidas, corrieron a través de la habitación. Mu Chun corrió con cuidado a un lado la puerta de cortinas y caminó energéticamente hasta la mesa, encendió una pequeña lámpara y tomó un pequeño abrigo naranja para cubrir los hombros de Yun Qian Meng. Después, la ayudó a meterse los pliegues para que no atrapase un resfriado. Continue reading

Princesa Consorte Chu – Capítulo 22: Aconsejando a Liu yiniang

Traducido por Moux

Editado por Ayanami


Liu Han Yu no creía que Yun Qian Meng le preguntaría algo como eso. Su rostro se puso rígido, mientras bajaba sus ojos con rapidez, sus labios formaron una sonrisa amarga.

—Ser capaz de servir al amo y a la señorita en esta vida, ya es una gran fortuna para esta sirvienta —alegó con pesar.

Al oír la aburrida explicación de Liu Han Yu, Yun Qian Meng sonrió, sin querer revelar sus mentiras.

Es decir, ¿a qué mujer le gustaría compartir a su esposo con otra? Continue reading

Princesa Consorte Chu – Capítulo 21: Escogiendo una concubina para Xiangye

Traducido por Moux

Editado por Ayanami


¡Furen, en estos días San Xiaojie ha estado visitando diligentemente Qi Luo Yuan! Parece que Liu yiniang está determinada a aliarse con Da xiaojie —analizó con desagrado Wang mama, mientras masajeaba con delicadeza los hombros de Su Qing.

—Hmph, es mejor que se junten. Cuando llegue el momento, ¡me encargaré de que esas perras se hundan! —Su Qing arrojó su bordado sobre la mesa y entrecerró sus ojos, mostrando una sonrisa fría —mama, ¿te encargaste de encontrar a esas personas?

Cuando Su Qing lo mencionó, de inmediato, Wang mama bajó su cabeza y se acercó al oído de Su Qing antes de susurrarle:

¡Furen no tiene que preocuparse! ¡Laonu arregló todo como es debido! Tan pronto como termine el confinamiento de furen, podremos atacar cuando menos se lo esperen. Continue reading

Princesa Consorte Chu – Capítulo 20: Mi mamá, la antigua sirvienta

Traducido por Moux

Editado por Ayanami


Nubi saluda a Da Xiaojie —luego de la cena, Mu Chun llevó a Mi mama ante Yun Qian Meng.

Por el momento, la habitación estaba bien iluminada con velas en las cuatro esquinas. Yun Qian Meng quien estaba usando el mismo vestido amarillo pálido de hace rato y la falda amarilla bordada con orquídeas doradas, seguía estudiando el registro. Su cabeza, llena de fino cabello negro, el cual estaba partido ligeramente a la mitad, estaba adornada sólo con una horquilla que tenía una orquídea de jade incrustada. Su rostro era tan bello como la luna; sus ojos tranquilos como el agua, como si fueran capaces de ver a través de cualquier cosa. Mi mama, quien se había topado con incontables personas, por un momento, olvidó sus modales y siguió de cerca la silueta de Yun Qian Meng con la mirada, pensando en que estaba viendo la figura de la anterior furen Continue reading

Princesa Consorte Chu – Capítulo 19: El Misterio del Registro

Traducido por Moux

Editado por Ayanami


Yun Qian Meng no se apresuró en dejar que la mama se levantara. Volteó su mirada a Yun Yan y le preguntó sutilmente.

— ¿Qué quiere decir meimei?

Cuando vio que Yun Qian Meng no aceptó de inmediato a la persona que le había traído, no pudo evitar encontrarse sorprendida por su cautela. Sin cambiar su sonrisa, explicó:

—Jiejie, ésta es Mi mama, cuando Furen aún estaba viva, era una de las sirvientas mayores del Xiangfu. Sin embargo, luego de que Furen falleció debido a la enfermedad, ¡Su yiniang despidió una gran parte de los sirvientes del Fu! Cuando yiniang le pasó el registró a meimei, encargó que si Jiejie tiene algo que no entiende, ¡puede preguntarle a Mi mama!

Yun Qian Meng escuchó cuidadosamente la explicación de Yun Yan, sabía que se trata uno de sus planes para ganar su buena estima, le dio otra mirada a Mi mama. Su peinado y ropas eran distintos de los establecidos en el Xiangfu. ¡De seguro a Liu Han Yu debe de haberle costado mucho esfuerzo encontrarla! Continue reading

Princesa Consorte Chu – Capítulo 18: Eligiendo yatou

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


— ¡¿Hong Xiang, ha regresado laoye hoy?!

¡Habiendo aprendido su lección de la última vez, Su Qing es, inesperadamente, mucho más obediente!

Sin embargo, no podía dejarlo pasar, constantemente, enviaba a las yatou a su lado para que salieran, pensando en todos los métodos posibles para que atrajeran a Yun Xuan Zhi a visitar su Feng He Yuan.

Hong Xiang apenas había entrado en la habitación cuando escuchó la pregunta de Su Qing. Sus pasos se redujeron ligeramente, mientras levantaba la cabeza con cuidado para examinar la expresión de yiniang antes de responder algo temerosa.

—Informando a yiniang, laoye acaba de regresar, ¡pero ha sido invitado a Xiang He Yuan por Liu yiniang! Continue reading

Princesa Consorte Chu – Capítulo 17: En busca de consejos de la señorita mayor

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


[T/N: Liu Han Yu  es Liu Yinniang]

Liu Han Yu siguió mirando a las tres yatou detrás de Yun Qian Meng, vacilante para hablar…

— ¡No te preocupes, solo di lo que piensas!

Al verla actuar con tanta cautela, Yun Qian Meng lo encontró divertido.

Tal vez, si Shui’er no se hubiese decidido, arbitrariamente, a llevarlos a Qi Luo Yuan en aquel entonces, Liu Han Yu probablemente aún tendría dolores de cabeza por el matrimonio no deseado de Yun Yan. En este momento, su apariencia es similar a una persona que evita a los ladrones.

Liu yiniang había querido que Yun Qian Meng despidiera a sus sirvientes pero, al ver que ella confía plenamente en sus yatou, se tragó sus palabras en su estómago y mostró una sonrisa complacida. Sentándose al lado de Yun Qian Meng, dijo suavemente. Continue reading

Princesa Consorte Chu – Capítulo 16: Los Familiares del Fu Guo Gong Fu

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


Al parecer la furia de Yun Xuan Zhi fue realmente efectiva, ya que durante los días siguientes, todos los patios parecían convivir en armonía. Con menos personas causando problemas entre sí, el Xiangfu se calmó bastante…

Sin embargo, en estos pocos días, al escuchar las quejas incesantes de Mu Chun, Yun Qian Meng, sintió que en sus oídos, crecían callos…

—Mu Chun, si hay algo que no entiendes, ¡solo dilo!

Al darse cuenta de que había estado de mal humor durante unos días, Yun Qian Meng palmeó, ligeramente, un poco de tierra suelta con sus manos desnudas y comenzó a hablar casualmente. Continue reading