Consorte experta en venenos – Capítulo 19: Fórmula para el Antídoto

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


La Emperatriz Viuda sostuvo la gota de tela roja en una mano y la mano de Han Yunxi con la otra. Su reacción fue, terriblemente fría. Ahora era el turno de Han Yunxi para complacerse con su desgracia. La vista de la sangre alegró su corazón. Cuando le echó un vistazo a Long Feiye, logró atrapar sus profundos ojos mirando hacia atrás. De alguna manera, la vista la llenó de pánico apartando, rápidamente, la vista, las puntas de sus orejas se calentaron.

En la silenciosa habitación, Long Feiye se levantó para hablar.

—Madre Imperial, erchen[1] todavía tiene algunos asuntos urgentes, así que me despido. Vendré a visitarle otro día.

Ahora que había terminado de presentar sus respetos y mostrar la sangre, naturalmente, estaba listo para irse. Si una mujer era suficiente para molestarlo, ¿imagina cuán desagradable es tener una multitud de ellas?

Al verlo partir, Han Yunxi también se levantó, pero la Emperatriz Viuda apretó el agarre en su mano, tanto, que se sintió como si sus huesos se estuvieran rompiendo. ¡Qué doloroso! Sin embargo, en ese momento, Long Feiye se volvió y frunció las cejas, con elegancia.

—Han Yunxi, ¿todavía no vienes?

Woohoo…gritó de alegría en su interior, ella pensó que él la iba a abandonar, que aterrador. Ella, inmediatamente, usó toda su fuerza para apartar la mano de la Emperatriz Viuda.

—Madre imperial, todavía tenemos asuntos urgentes, así que nos iremos primero, hasta la próxima vez.

Mientras hablaba, antes de que la Emperatriz Viuda pudiera  detenerla, sus pasos la llevaron al lado de Long Feiye. Permanecer aquí sola, era como ser comida viva por una manada de hienas, hasta que sus huesos desaparecieran.

La Emperatriz Viuda dejó caer ligeramente el pañuelo y puso una sonrisa afable.

—Entonces apúrate y vete, no te demores.

Long Feiye no se molestó en volver la cabeza. Al ver esto, el coraje de Han Yunxi creció. Trató las palabras de la Emperatriz Viuda como el viento que sopla por sus oídos y, obedientemente, lo siguió por la puerta. Como el hombre más venerado, ¡el Duque de Qin, realmente, es diferente! Siendo la Qin Wangfei[2], no podía perder la cara por él. Pensando tan lejos, Han Yunxi se enderezó un poco más y pensó que seguir a este compañero es realmente refrescante. Ella podría ser feliz, pero tan pronto como estuvieron lejos, la Emperatriz Viuda se enfadó lo suficiente como para tirar una taza de té de la mesa.

—Esa Han Yunxi, ¡qué espectáculo!

♦ ♦ ♦

Los dos viajes para presentar sus respetos se desarrollaron sin problemas, lo que puso a Han Yunxi de buen humor. Tenía muchos pensamientos positivos hacia Long Feiye. Sin embargo, tan pronto como regresaron al carruaje, su primera pregunta fue:

—Puede darme la fórmula para el antídoto ahora, ¿verdad?

¿Fórmula para el antídoto?

El alegre Han Yunxi, finalmente, se dio cuenta de que todo lo que sucedió hoy era el resultado de su trato. Él la ayudó con sus problemas para que ella pudiera ayudarlo con su veneno. Realmente ¿Cómo podría este tipo querer protegerla? Al ver el rostro frío e inexpresivo de Long Feiye, Han Yunxi solo pudo suspirar interiormente. Por supuesto, no debería dejarse engañar por su aspecto.

—Hay sólo tres componentes: zixia, ziqiu y zidong [4], cuanto más mejor. Cuando las consigas, dámelas para mezclarlas. Recuerda, solo tienes 10 días. Después de eso, es posible que el veneno vuelva a actuar —dijo francamente Han Yunxi. Long Feiye solo asintió con la cabeza en silencio, antes de salir del carruaje.

¿No iba a volver con ella?

— ¡Oye! —Han Yunxi salió corriendo tras él, pero ya se había ido. Solo quedaba el conductor. Ella se encogió de hombros y lo miró.

—Volvamos, entonces.

Se inclinó perezosamente dentro del carruaje, medio perdida en sus pensamientos, mirando por la ventana con cortinas, la capital floreciente del exterior. Desde que Long Feiye la reconoció, su vida en la casa del Duque de Qin no debería ser demasiado difícil. Mientras la Gran Concubina Yi no pueda controlarla, nada debería pasar.

Sería mejor vivir en paz unos con otros. Si no la molestan, estaría contenta de ser una wangfei que no causa dificultades. Había cosas que quería hacer. Había investigado muchos métodos para desintoxicar los venenos a través de la medicina tradicional china, pero se topó con obstáculos en el mundo moderno. Muchas fórmulas y plantas, se habían ido pero, ahora, en el pasado, tenía muchas cosas que estudiar y almacenar en su espacio de contención del sistema de desintoxicación.

Han Yunxi es el tipo de persona, naturalmente optimista. En este momento, sintió que la vida era hermosa.


[1] erchen (儿臣) – equivalente a “su sujeto” o “su sirviente”, una forma auto-deferente de referirse a uno mismo para los varones.

[2] Wangfei – su esposa oficial de nombre y título, la Duquesa del Duque, su pareja casada, etc. Más alto que cualquier concubina.

[4] zixia, ziqiu, zidong (紫 夏, 紫 秋, 紫 冬) – , zi verano / otoño / invierno, posiblemente, nombres de plantas, sin embargo, la única coincidencia que pude encontrar es el otoño zi, que era okra. Zi significa “púrpura”.

| Índice |

2 thoughts on “Consorte experta en venenos – Capítulo 19: Fórmula para el Antídoto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *