Princesa Consorte Chu – Capítulo 52: La señorita mayor avanza paso a paso (2)

Traducido por Selena

Editado por Ayanami


Al día siguiente, antes del amanecer, Mi mama ya se había ido. Para cuando Yun Qian Meng se despertó, ¡ya había regresado a la habitación!

En ese momento, Mu Chun estaba arreglando una horquilla de peonía de jade en el cabello de Yun Qian Meng. Mi mama sacó un pagaré y algunas bolsas de plata, y las colocó en el tocador, susurrando —Xiaojie, laonu siguió sus instrucciones y ¡empeñó una de las perlas del Mar del Sur por valor de diez mil liang! Los billetes están en esta bolsa, y las piezas de plata están en esta; ¡y este es el pagaré de un año por la perla!

Yun Qian Meng tomó el pagaré y lo leyó cuidadosamente antes de devolverlo a Mi mama. Luego, sacó un billete de 50 liang, y le dijo a Mi mama que pusiera la plata restante y el pagaré en la caja roja de sándalo. Sacó una pequeña bolsa azul zafiro bordada con lotos de la caja de cosméticos, metió el billete dentro y le pidió a Mi mama que lo guardara en su cuerpo. Luego, se levantó y las llevó hacia Bai Shun Tang.

La anciana señora acababa de terminar de refrescarse cuando escuchó a alguien anunciar que la señorita mayor había llegado. De inmediato hizo que Rui mama trajera a Yun Qian Meng adentro.

—¡Sunnü presenta sus respetos a Zumu! —Yun Qian Meng se había vestido un poco más elegante hoy, haciendo que los ojos de la anciana se iluminaran. Sin embargo, cuando miró la tez ligeramente pálida de Yun Qian Meng, no pudo evitar regañarla —¡Te dije que descansaras bien, pero no me escuchas!

Mientras la reprendía, le hizo señas a Yun Qian Meng con sus manos, permitiéndole acercarse.

Yun Qian Meng vio esto y tuvo una expresión feliz. Se movió obedientemente ante la anciana y explicó suavemente —Zumu me dio tantos regalos preciosos ayer. Aunque Liu yiniang y la tercera hermana se inclinaron en lugar de Meng’er, Todavía no puedo evitar sentirme arrepentida. Después de pensarlo, Meng’er todavía quiere inclinarse personalmente ante la abuela.

Mientras hablaba, Yun Qian Meng retrocedió un poco y Mi mama inmediatamente colocó un cojín suave frente a ella. Respetuosamente, se inclinó hacia la anciana, haciéndola tan feliz que inmediatamente le hizo un gesto a Rui mama para que ayudara rápidamente a Yun Qian Meng.

Entonces, una vez más tirando de la mano derecha de Yun Qian Meng, ella le subió las mangas para examinar cuidadosamente la herida y preguntó con preocupación, —¿Todavía te duele? ¿Usaste la crema Ning Zhi?

Yun Qian Meng hizo una sonrisa brillante y respondió: —El médico nos dijo que nos aseguráramos de que la costra se haya despegado antes de aplicar cualquier otro tipo de pomadas o cremas. ¡Por eso, lo más importante ahora es dejar que la herida se cure! ¡Abuela, no te preocupes, la nieta definitivamente puede cuidarse a sí misma!

La anciana señora tenía una expresión poco clara en su cara cuando escuchó esto. Pero rápidamente la reemplazó por una sonrisa cariñosa y no esperó a que nadie más viniera a presentarle sus respetos, inmediatamente le dijo a Rui mama que preparara el desayuno, como si estuviera preocupada de que Yun Qian Meng pasara hambre. ¡Incluso añadió especialmente gachas de golondrina de sangre para Yun Qian Meng!

Después del desayuno, la vieja señora no se quedó con Yun Qian Meng y le permitió volver a descansar. Ella misma recogió sus cuentas de oración budista y continuó con sus oraciones diarias.

Mientras Rui mama la enviaba en nombre de la anciana señora, Yun Qian Meng notó que tenía una expresión un tanto agotada. Sabiendo que se le había ordenado vigilar a Yun Ruo Xue, y que ella era una mocosa terca y malcriada, tal vez, Rui mama también se sentía algo molesta. Por lo tanto, ella preguntó con preocupación, —¡Mama es realmente la mano izquierda y derecha de zumu! Sin embargo, mama parece estar un poco cansada, debe ser bastante agotador tener que correr entre la sala de los ancestros y Bai Shun Tang.

Rui mama no se atrevió a reclamar ningún crédito, y menos aún a quejarse. A pesar de que estaba muy resentida por la estúpida terquedad de Yun Ruo Xue, no podía comentar abiertamente los errores del maestro. Así que respondió modestamente, —¡Nubi tiene suerte de que Laotaitai y Xiangye piensen tan bien de nubi!

Al escuchar esto, Yun Qian Meng no trató de exponer sus pensamientos, sino que sonrió levemente y dijo con sinceridad —¡Gracias por las molestias, mama!

Mi mama también se detuvo agarrando las dos manos de Rui mama y dijo con calidez —¡Lao jiejie, nuestra xiaojie también sentirá dolor cuando te ve trabajando tan duro! No podemos ayudarte con nada, excepto con esta bolsa, ¡trátala como un juguete y úsala como quieras!

Rui mama prestó atención a la situación y vaciló momentáneamente.

Después de todo, la boca que ha sido alimentada por otros es suave, y la mano que ha recibido es corta. Si en el futuro se le pidiera que hiciera algo peligroso, ¿no habría perdido algo grande por una pequeña ganancia?

Yun Qian Meng vio que estaba indecisa y sonrió, explicando —También sé que la hermana menor Ruo Xue es un poco malcriada, ¡mama debe haber trabajado duro! Sólo que ahora que meimei está atrapada en la sala de los ancestros, ella también es un poco lamentable. No podremos visitarla normalmente, así que sólo deseo que hable más a menudo con ella, para que entienda lo que pasa afuera. Para que mama trabaje tan duro, ¡seguro que puedes aceptar algo así!

Rui mama escuchó a Yun Qian Meng aclarar el asunto e inmediatamente relajó su corazón. De todas formas, todo lo que tenía que hacer era decir unas cuantas cosas para empujar a la segunda señorita. Una tarea tan simple, para una sirvienta como ella, no era prácticamente ningún esfuerzo. Pensando así, su rostro arrugado se transformó en una flor sonriente y floreciente.

Mi mama lo notó e inmediatamente y con entusiasmo, colocó la pequeña bolsa en sus manos. Entonces, ella apoyó a Yun Qian Meng mientras dejaban Bai Shun Tang.

Rui mama no regresó inmediatamente a la habitación. En su lugar, se paró al lado de la puerta arqueada y abrió sigilosamente la pequeña bolsa para sacar el dinero que había dentro. Cuando vio claramente la suma, su corazón casi se desplomó.

A pesar de que seguir a la anciana señora le dio algo de dignidad, no era una maestra generosa. La cantidad de dinero que tenía a mano eran los miserables diez liang que eran su salario anual. Pero la señorita mayor le había dado cincuenta liang, unos cinco años de sueldo; y todo lo que tenía que hacer era ejercitar un poco más sus labios. Esto era como oro que caía del cielo, así que ¿cómo podía Rui mama no estar emocionada?

Rui mama guardó cuidadosamente el billete y se pegó la pequeña bolsa a su cintura. Luego, inclinó su cintura y volvió a entrar en la habitación…

Dentro de la habitación, la anciana señora naturalmente ya había descubierto que Yun Qian Meng le había dado a Rui mama una pequeña bolsa. Al principio, ella sospechaba de lo que estaban conspirando, pero cuando vio a Rui mama usando la bolsa en su cintura, disipó sus dudas y sólo agitó sus manos para que fuera a la sala de los ancestros ¡para vigilar a Yun Ruo Xue!

¡Ya que Rui mama había obtenido los beneficios, naturalmente tenía que hacer su mejor esfuerzo!

♦ ♦ ♦

Tan pronto como entró en la sala de los ancestros, se enfrentó a Yun Ruo Xue con el ceño fruncido ferozmente y habló con fría ironía y ardiente sátira —Ya que no tienes el destino de una di xiaojie, laonu aconseja a la segunda señorita que ¡no se ponga aires de una di xiaojie! Ahora que la influencia de Su yiniang ha disminuido, todo el xiangfu está bajo la dirección de Laotaitai. ¡Si sigue actuando tan irrazonablemente, será difícil para usted encontrar un buen marido en el futuro!

Yun Ruo Xue fue incapaz de soportar que otros se burlaran de ella. Sólo con esta pequeña provocación, ya no podía contener su ira. Temblando de rabia, apuntó con un dedo a la nariz de Rui mama y regañó —Esclava malvada, adulando a los fuertes y renunciando a los débiles. ¡No creas que puedes hacer lo que te plazca sólo porque tienes el apoyo de la anciana! ¡No olvides que mi madre todavía lleva al futuro heredero del xiangfu! ¡Cuando nazca Didi, y mi madre se convierta en la esposa principal, veremos qué pasa contigo! ¿Por qué no abres los ojos y miras mejor? ¿Quiénes son mis tíos? ¿No podré encontrar un buen marido? ¡Una broma! ¡Con sólo mi estatus como la verdadera xiaojie del xiangfu, la gente que quiera casarse conmigo ya es suficiente para aplastar la puerta del xiangfu! ¿Crees que soy como esa campesina Yun Yi Yi que nunca sabrá cómo es la capital por el resto de su vida?

Rui mama sólo había planeado provocar un poco a Yun Ruo Xue, ¡pero no esperaba que esta chica arrastrara a su joven señorita Yi Yi, al asunto!

Ella podría ser sólo una sirvienta, pero Yun Yi Yi también había crecido bajo sus ojos. Su amor por Yun Yi Yi no podía perder ante la anciana señora, ¡ya que hacía tiempo que había tratado a Yun Yi Yi como si fuera su propia nieta!

Al escuchar a Yun Ruo Xue insultar a Yun Yi Yi de esa manera, la expresión originalmente relajada de Rui mama se oscureció momentáneamente. Sus labios se curvaron en una sonrisa burlona y sus palabras se volvieron aún más espinosas —Me temo que er xiaojie no sabe esto todavía. ¡Laotaitai ya ha dicho que el hijo de Su yiniang, aunque fuera un nieto, no entrará en la genealogía de la familia Yun! ¡Si todavía se permite tener la fantasía de que un niño que podría no haber nacido la ayudará a cambiar su situación, simplemente está soñando! Déjeme decirle esto, esta vez, para el cumpleaños de Gu laotaijun en Fu Guo Gong Fu, da xiaojie ha prometido a laotaitai que llevará a la joven señorita Yi Yi a participar en la celebración. ¿¡En ese momento, no sé si la persona que podrá encontrar un marido ideal será usted, que estará atrapada aquí en la sala de los ancestros, o nuestra joven señorita Yi Yi!?

Yun Ruo Xue no creyó realmente en las palabras de Rui mama, pero viendo su expresión tranquila y seria así como su tono frío, momentáneamente sintió que todo lo que había dicho podía ser verdad!

Esas mejillas rosadas que fueron levantadas por Su Qing palidecieron repentinamente cuando se puso de pie con un repentino zumbido. Enfrentando a Rui mama, soltó —¡Tonterías! ¡Siempre he asistido a los banquetes de Fu Guo Gong Fu en el lugar de Yun Qian Meng! Sólo estás invirtiendo lo correcto y lo incorrecto; ¡espera, informaré de esto a padre, y le diré que estás inventando tonterías! ¡Debes haberte vuelto senil con la edad para realmente inventar estas fantasías! ¿Por qué no piensas en el estatus y la identidad de Yun Yi Yi? ¡Ella podría no tener el derecho, aunque quisiera de arrastrarse por el túnel para perros hacia el Fu Guo Gong Fu!

Al terminar, Yun Ruo Xue se echó a reír burlonamente, con los ojos llenos de arrogancia.

Pero sus palabras habían insultado profundamente a Rui mama. Sólo observó cómo Yun Ruo Xue se reía con una calma inusual, y esperó a que terminara antes de continuar lentamente —Me temo que la que no tiene derecho es usted, er xiaojie. No lo olvide, ¿la reputación de castidad de quién se arruinó? Si la noticia se difunde, me temo que incluso xiangye sólo puede enviarla lejos para que se convierta en una monja. ¡En ese momento, la prosperidad y el lujo del mundo mortal ya no tendrán nada que ver con usted!

Yun Ruo Xue era, después de todo, es una chica joven. Obviamente, nunca había sido humillada por un sirviente de esta manera. Su linda carita sólo se puso roja por un momento, blanca al siguiente y negra después, creando un maravilloso espectáculo.

Sin embargo, Rui mama sólo parecía estar tranquila e imperturbable mientras disfrutaba de las distintas expresiones en el rostro de Yun Ruo Xue, esperando a que refutara.

Las manos de Yun Ruo Xue ya habían formado puños bajo sus mangas. Al ver que los ojos de Rui mama estaban llenos de burla, el resentimiento en su corazón se elevó hasta su cabeza. De repente, se giró para coger un bol sobre la mesa y lo lanzó delante de Rui mama, ¡golpeándolo sobre su cabeza!

Rui mama fue sorprendida momentáneamente sin darse cuenta y permitió que una joven y preciosa señorita como Yun Ruo Xue le golpeara la cabeza. En un momento, la sangre fluyó desde su cabeza como un río, causando que Rui mama se desmayara de miedo.

Yun Ruo Xue aprovechó la oportunidad cuando Rui mama se desmayó para salir rápidamente del salón ancestral y correr hacia el patio Feng He.

♦ ♦ ♦

En ese momento, Su Qing estaba copiando las escrituras budistas mientras maldecía abundantemente. Pero tan pronto como vio a su hija entrar corriendo con la ropa ensangrentada, rápidamente hizo que alguien cerrara las puertas del patio y acercó a Yun Ruo Xue…

Sin darle tiempo para preguntar qué había pasado, Yun Ruo Xue sacudió el cuerpo de Su Qing y gritó fuertemente —¡Mamá, quiero ir a la fiesta de cumpleaños de laotaijun! ¡Debes decirle a papá que no deje que esa puta barata de Yun Yi Yi asista! ¿Me escuchaste?

Su Qing ya estaba mareada por haber sido sacudida tan severamente. Al oír a su hija gritar tan fuerte, inmediatamente levantó una mano y abofeteó la cara de Yun Ruo Xue.

Luego señaló y gritó enojada a Yun Ruo Xue que estaba agarrando sus mejillas, —¿Te has vuelto loca? ¿No sabes que estoy embarazada? Si algo le sucede a tu didi, ¡mira cómo te puedo ayudar!

Yun Ruo Xue ya había sido estimulada por Rui mama. Ahora, viendo que su propia madre parecía no preocuparse por ella, la ira en su corazón hirvió de nuevo, arrojó ferozmente sus manos y dijo con una mirada de odio —¡Si este didi se interpone en mi camino, también me desharé de él! ¡Mamá, has cambiado! Antes me tratabas muy bien, pero ahora lo único que tienes en los ojos es a ese bebé en tu barriga. Ni siquiera prometes un pequeño asunto como que yo pueda asistir a la fiesta de cumpleaños. ¿Podría ser verdad lo que dijo Rui mama? ¿Ya has perdido el favor de mi padre?

Cuando Su Qing escuchó a su carne y sangre decir palabras tan llenas de odio y vio a Yun Ruo Xue mirar su estómago con una expresión salvaje, sólo sintió que su corazón se apretaba dolorosamente. La niña a la que le había dado todo su corazón y atención la estaba tratando como a una enemiga. El corazón de Su Qing se congeló momentáneamente, mientras levantaba una mano temblorosa para señalar la puerta y gruñía —¡Vete! ¡Sal!

Wang mama vio que la madre y la hija no se habían reconciliado aún y rápidamente se adelantó para detener a Su Qing. Ella la persuadió suavemente —Furen, no se enfade. No olvide que está embarazada. No puede dejar que la ira afecte su cuerpo.

Al mismo tiempo, se giró y le dijo a Yun Ruo Xue —Joven Señorita, por favor entienda un poco a Furen. Por ti, ella ya ha sido castigada por el maestro. ¿Por qué escuchas las tonterías que dice gente como Rui mama, y dañas tu relación de madre-hija?

Pero en este momento, Yun Ruo Xue era casi como si estuviera poseída por un fantasma. ¡Los amables consejos de los demás se convirtieron en insultos penetrantes cuando entraron en sus oídos!

Ella sólo cambió su objetivo a Wang mama después de, aparentemente, haber terminado de desahogarse con Su Qing, gritó —¿Quién te crees que eres? ¿Te atreves a darme una lección? Si no fuera porque eres vieja e inútil, ¿mi reputación se habría arruinado por esa puta barata de Yun Qian Meng? ¡Bien por ti! Como si nada hubiera pasado, ¡puedes hacer de pacificador aquí! ¿Crees que eres importante? ¿Conoces tu lugar? ¿Crees que eres tan buena sólo porque eres la nodriza de una yiniang? ¡Al final, no eres mucho más que un perro!

Al escuchar esto, Wang mama sintió que su mundo se desmoronaba. Casi dejó que la sangre se desbordara en su cabeza y cayó al suelo, casi perdiendo la vida por Yun Ruo Xue.

Su Qing ya temblaba de rabia. Sintió que todo su cuerpo liberaba frío, ya que su corazón se había congelado hace mucho tiempo, volviéndose helado hacia su hija completamente insensible.

Pero ella llevaba la vida de otra persona en su cuerpo. Incluso si estaba enojada, no podía dejar que afectara a su hijo. Entonces, Su Qing sólo cerró los ojos y respiró profundamente varias veces, estabilizando sus pensamientos para evitar que su ira resurgiera. Luego, abriendo sus ojos de nuevo, le dijo a Yun Ruo Xue con una calma inusual —Por favor, retírate. Sólo soy una yiniang, este no es un lugar adecuado para que er xiaojie se quede aquí.

Cuando Yun Ruo Xue escuchó el cambio de tono de Su Qing y vio la decepción expresada en sus ojos, se puso sobria momentáneamente. Al notar la expresión pálida de Su Qing y la cara sonrojada de Wang mama, se dio cuenta de lo ridícula que había estado actuando e inmediatamente sintió un arrepentimiento insuperable en su corazón. Arrodillándose ante Su Qing con un golpe, se arrastró y abrazó sus piernas, llorando: —¡Mamá, nü’er se equivocó! ¡Es que lo que dijo Rui mama hoy fue demasiado doloroso! ¡Así que perdí la cabeza! ¡Mamá, por favor, no me eches, nü’er lo siente!

No sólo Yun Ruo Xue era de su propia carne y sangre, Su Qing todavía estaba conspirando en nombre de Yun Ruo Xue. Como no había manera de que estuviera realmente dispuesta a echar a su propia hija, sólo podía enviar a Wang mama una mirada de disculpa.

Wang mama, viendo a Yun Ruo Xue así, también saldó la cuenta en su corazón. Aunque todavía estaba ofendida por las palabras hirientes que había pronunciado, aún asintió con la cabeza a Su Qing.

Su Qing, entonces, levantó a Yun Ruo Xue y la abrazó, dándole una palmadita en la espalda, mientras ella la consolaba —Xue’er, no importa cuán enojada estés, no debes lastimar a las personas que están más cerca de ti. De lo contrario, si mamá ya no está contigo, ¿quién estará dispuesto a tratarte con sinceridad?

Por consejo de Su Qing, Yun Ruo Xue se sintió muy avergonzada. Ella sólo gritó en voz alta, descargando con sus lágrimas todos los agravios que había recibido hoy.

Su Qing dejó que Wang mama saliera a preparar un cuenco de agua mientras tiraba de Yun Ruo Xue para sentarse en la cama caliente, preguntándole cuidadosamente sobre lo que había pasado en la sala de los ancestros.

Yun Ruo Xue, actualmente muy asustada de ser abandonada por Su Qing, vio que su madre ya la estaba tratando como de costumbre y, honestamente, le contó su discusión con Rui mama de principio a fin.

Su Qing sólo encontró el asunto cada vez más y más sospechoso mientras escuchaba. La anciana señora ya había tenido éxito en derribarlas tanto a ella como a su hija, ¿por qué enviaría a una mama a humillar aún más a una indefensa Yun Ruo Xue?

¿Fueron las instrucciones de la anciana o las de Liu Han Yu? ¿O podría ser de Yun Qian Meng?

Sin embargo, no tuvieron tiempo de pensar más antes de que se escuchara un fuerte y violento golpe desde la puerta del patio Feng He.

Un yatou que estaba haciendo guardia corrió hacia la habitación en pánico y gritó, —Furen, laotaitai trajo un montón de gente por…

Tan pronto como Yun Ruo Xue oyó que la anciana señora había llegado, saltó asustada y registró rápidamente la habitación en busca de un escondite, tratando de encontrar una manera de ocultarse…

Selena
Jaja ¿Yun Ruo Xue está jugando a las escondidas? Pero hace un rato atrás ¿no era tan valiente y fuerte? Es divertido imaginarla escondiéndose siendo tan grande y una señorita aparentemente elegante…

| Índice |

One thought on “Princesa Consorte Chu – Capítulo 52: La señorita mayor avanza paso a paso (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *