Príncipe Cautivador – Capítulo 7: El Leal Servidor Jefe Hai

Traducido por Akatsuki

Editado por Sakuya


Shang Wuxin salió de la cueva sin prisa. Lentamente se abrió camino a través del bosque, donde detectó a numerosos guardias de las sombras* corriendo rápidamente, pero no mostraban rastro de intención asesina. Cuando se dio cuenta de eso, ella se calmó. Ellos no eran enemigos. Shang Wuxin sacó su conclusión al instante.

Después de que ellos descubrieron a Shang Wuxin, los guardias se retiraron rápidamente, dejando sólo unos pocos para cuidarla. Lo más probable es que estuvieran ahí para proteger a Shang Wuxin. Sus labios formaron una leve sonrisa. Parecía como si la identidad de este Príncipe Heredero era más interesante de lo que ella había pensado. ¿Quién era aquel que estaba dispuesto a proteger a este incompetente príncipe heredero?

Shang Wuxin no mostró ninguna reacción con respecto a los guardias que la seguían en secreto. Como si no estuviera al tanto de su presencia, siguió caminando tranquilamente. Ella buscó rápidamente en sus recuerdos la ubicación de la residencia del Príncipe Heredero, y se percató que fue filtrado a través de las diversas personas que sirvieron en la residencia.

Los guardias se sorprendieron cuando miraron al Príncipe Heredero. Todo el mundo siempre hablaba de la incompetencia y cobardía del Príncipe Heredero. Pero él estaba deambulando por este bosque denso, e incluso con un alegre paso, los guardias podían sentir la imponente aura que rodeaba el cuerpo del Príncipe Heredero. Su figura era obviamente pequeña, pero daba la impresión de ser alguien que despreciaba al mundo desde una posición muy superior. ¿Podría tal persona realmente ser un incompetente?

Una vez que Shang Wuxin salió del bosque, rápidamente se separó de los guardias que estaban detrás de ella. Los guardias que la seguían se sorprendieron cuando vieron que el Príncipe Heredero se había desvanecido en el aire. ¿Cómo es que logró escapar de su línea de visión? Cada uno de ellos sobresalía en artes marciales, sin embargo, el Príncipe Heredero pudo escapar tranquilamente bajo sus narices. Sus espaldas estaban empapadas en un sudor frío. Aparentemente, el Príncipe Heredero ya los había descubierto.

Observando a los guardias que se dispersaban, Shang Wuxin sonrió para sí. Incluso si esta gente no fuera maliciosa, ella aún se sentía nerviosa. Además, no deseaba volver a la residencia del Príncipe Heredero con esa apariencia desaliñada. Por lo tanto, usó su Qinggong* para entrar silenciosamente en la residencia y entrar al dormitorio del Príncipe Heredero.

Como era una mujer disfrazada de hombre, a nadie se le permitía entrar en la habitación del Príncipe Heredero. Incluso cuando se trataba de limpiar la habitación, el Príncipe Heredero Shang Wuxin lo hacía ella misma. Es por eso que no había nadie cerca cuando Shang Wuxin entró furtivamente.

La habitación del Príncipe Heredero simplemente no se parecía a lo que debería ser la habitación de un Príncipe Heredero. Un espejo con un diseño floral de abejas y mariposas; el amplio y morado toldo de muselina que flotaba suavemente sobre la cama; un escritorio delicado y elegante; una alfombra roja bordada con flores que cubrían el piso; algunos colgantes hechos a mano por el Shang Wuxin original también colgaban de las ventanas. Incluso si el dueño original hubiera sido disfrazado de hombre, se podría ver claramente que era una niña hasta los huesos. La habitación en sí misma no tenía sentido. Shang Wuxin estaba insatisfecha con solo una simple mirada.

Ella lentamente caminó hacia el armario y lo abrió para verlo completamente lleno de túnicas, la mayoría de ellas eran amarillas, algunas eran azules y moradas mezcladas al azar en el medio. Después de sacudir levemente su cabeza, Shang Wuxin sacó una bata negra y se dirigió al baño para lavarse. Había algunas túnicas similares a la de brocado negro dentro de su armario. Además, parecía que el propietario original no los había usado, o de lo contrario Shang Wuxin no se lo habría puesto.

Lanzando la túnica amarilla hecha jirones y quitándose la ropa, Shang Wuxin evaluó atentamente su cuerpo. Era normalmente apática, pero tuvo que suspirar con admiración. La piel de este cuerpo era lisa y suave. Anteriormente, había visto muchas bellezas, pero en comparación con su bella piel y la belleza de este cuerpo, ni siquiera merecían mencionarse. Ella ni siquiera podía ver los poros. Si la anterior Shang Wuxin hubiera vivido su vida como mujer, tal vez habría resultado como una hechicera capaz de llevar a los países a su ruina. Qué lástima que aquella calamitosa belleza nunca obtuvo su final feliz.

Después de limpiarse y secarse, Shang Wuxin se acercó al espejo junto al baño, deseando echar un vistazo a su propia apariencia. Ella se quedó sin palabras. Su rostro era extremadamente hermoso. Correcto, solo este tipo de rostro merecía estar unido a un cuerpo tan perfecto. Incluso si no le importaba la apariencia, ella tendría que decir, que este cuerpo era una verdadera obra, ¡simplemente demasiado impresionante!

Lo que Shang Wuxin no sabía era que, si bien el antiguo propietario tenía tal belleza, lamentablemente era muy cobarde y soso, por lo que la gente fácilmente la pasaba por alto. Pero ahora que el alma residente había cambiado, aquella belleza podría mostrarse en toda su extensión. El alma y el cuerpo eran compatibles, haciéndola brillar tan intensamente que era difícil mirarla directamente.

Aunque Shang Wuxin estaba aturdida después de haber visto su propia cara, no se detuvo a pensarlo. Ella miró su pecho algo plano. Tal vez porque la anterior Shang Wuxin envolvía su pecho con una tela blanca, la chica de 15 años, que debería haber tenido una figura mejor formada, era demasiado lamentable. Su pecho solo tenía dos pequeños panecillos al vapor. Shang Wuxin tomó un trapo blanco y procedió a enredarse con él, pero también decidió firmemente prestar más atención a su cuerpo en el futuro, para que no se convirtiera en una persona ni masculina ni femenina.

Cuando la puerta del dormitorio se abrió desde el interior, las doncellas y los jóvenes sirvientes que estaban afuera todos mirándose con miedo. Vieron al Príncipe Heredero vestido con una túnica de brocado negro, su presencia era como la de una feroz bestia. Nunca habían sabido que el Príncipe Heredero podría blandir un aura tan imponente.

— ¡Príncipe Heredero! —Los sirvientes inmediatamente cayeron de rodillas. Muchos de ellos estaban en pánico. El Príncipe Heredero que definitivamente había desaparecido después de que ingresara al bosque detrás de la Tumba Imperial. Incluso Su Majestad que sabía de esto, no había mostrado preocupación alguna. ¿Pero cómo pudo aparecer el Príncipe Heredero desde su habitación? Como creían que él había muerto, muchos de sus sirvientes habían intentado irse a los otros reinos. ¿El Príncipe Heredero los descubriría? No, no lo sabría ya que era demasiado aburrido.

Shang Wuxin estaba en lo alto de las escaleras, mirando a la docena de sirvientes arrodillados en el suelo. ¿El dueño anterior realmente tenía tan poca gente sirviéndole? De todos modos, eran personas que servían a intereses ajenos. Al mirarlos, los ojos de Shang Wuxin brillaron intensamente.

— ¡Príncipe heredero! —Un eunuco del palacio de 40-50 años ingresó de repente, gritando con voz chillona cuando vio a Shang Wuxin. Aquella voz penetrante no era de su agrado, pero podía escuchar la genuina preocupación del mayordomo dentro de ella. Este mayordomo había cuidado del Príncipe Heredero desde la infancia, y era el único dentro de la residencia que sabía que el Príncipe Heredero era una mujer. Además, fue uno de los pocos que apreciaba mucho al príncipe heredero.

El eunuco del palacio se llamaba Hai Qing. Anteriormente fue el eunuco principal que prestó servicios junto a la madre biológica del Príncipe Heredero– la Emperatriz Qiu. Debido a su lealtad y devoción, había ganado el favor de la Emperatriz Qiu, y después de su muerte, se le encargó cuidar la vida cotidiana del Príncipe Heredero. A quien cuidó como si fuera su propio hijo. Después de que el Príncipe Heredero estableció una residencia, Hai Qing lo siguió para servirle en su casa, convirtiéndose en el mayordomo de la residencia. Ahí todos lo llamaban Jefe Hai.

—Príncipe Heredero ¡ah! —Hai llegó al lado de Shang Wuxin con la intención de verificar si tenía heridas, pero ella se negó. No le gustaba que otros la tocasen, incluso si era el eunuco que no tenía malas intenciones. Además, ella no era la anterior Shang Wuxin.

Hai no pensó mucho el rechazo del Príncipe Heredero. Con solo verlo sano y salvo, su corazón finalmente se tranquilizó, pero de su boca salían preocupaciones interminables. —Príncipe Heredero, no actúe irracionalmente de ahora en adelante. Si algo le sucede, ¿cómo podré seguir viviendo? Cuando muera, ¿cómo podría explicárselo a la Emperatriz?

—Este Príncipe* está bien, tú tampoco necesitas morir. —le dijo Shang Wuxin al Jefe Hai. Aunque el Jefe Hai parecía un poco alterado, lo más probable es que debido a su servicio el Príncipe Heredero pudo sobrevivir durante tantos años. Shang Wuxin realmente apreciaba a este tipo de personas leales y capaces.

El Jefe Hai se atragantó con sus palabras. El Príncipe Heredero estaba actuando diferente. Dejando de lado su forma imponente, incluso su apariencia era más deslumbrante. Siempre supo que el Príncipe Heredero era muy hermoso, pero esta transformación era casi como un renacimiento, demasiado impactante. Pero independientemente de cómo fuera el Príncipe Heredero, él era su maestro. Le había prometido su lealtad.


Notas:

Por simplicidad, se hará referencia a Shang Wuxin como ‘él’, a menos que la narración sea desde su punto de vista, cuando será una ‘ella’. El autor evita este problema repitiendo ‘príncipe heredero’ cien veces por capítulo, ¡pero no lo toleraré!

* Guardias de la sombra: guardaespaldas secretos / ocultos / oscuros, llamándolos guardias de sombras porque protegen de las sombras ?

* Qinggong: término de artes marciales: paso ligero, utilizado para escabullirse en modo sigiloso

* Este Príncipe: Ella en realidad dice Ben gong (Este palacio, un poco utilizado por las mujeres de la familia imperial), y me frustraba pensando en cómo traducirlo, pero no importa. Estaba pensando demasiado innecesariamente. Mantenlo simple es lo mejor.

| Índice |

3 thoughts on “Príncipe Cautivador – Capítulo 7: El Leal Servidor Jefe Hai

  1. Blood says:

    Es bueno que aunque sea una sólo persona tenga a alguien que le sea leal, ahora pasamos al tema de la cobrar deudas y sería bueno que empezará con la sirvienta que la traicionó y la mando a la muerte 😈, no es que me guste la violencia pero se lo merece
    Gracias por el capítulo! 💕💕💕

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *