El contrato de la Princesa y la Duquesa Monstruosa – Capítulo 2

Traducido por Kiara

Editado por Nemoné


Tengo miedo…

Sí, fue una experiencia aterradora, pero aun así necesaria.

Esta vez, Leslie rompió por completo las débiles esperanzas de ser amada. En su interior, estaba buscando algo para llenar ese espacio.

Magia negra.

Es inconfundible.

En el Imperio Rucardio, cada casa noble posee poderes divinos únicos o magia.

La familia Sperado poseía en secreto la magia más poderosa, la capacidad de manipular la oscuridad. Sin embargo, la familia Sperado gradualmente dejó de dar a luz a los usuarios de magia negra por lo que, naturalmente, el prestigio de la familia comenzó a declinar.

He oído que han pasado más de cien años desde que nació un niño con estos poderes…

La razón por la que tenía este poder es desconocida, pero Leslie pudo sobrevivir gracias a eso.

¿Estará conectado a las voces de antes?

Incluso las manos de los niños, quienes la ayudaron a escapar del fuego, y que claramente no eran solo uno o dos.

Podría encontrar algunas respuestas si busco en secreto en la biblioteca, pero eso es para más tarde. No sé cuándo el marqués intentará ponerme en el fuego.

Leslie no sabía por qué había sido arrojada al fuego, pero de algo podría estar segura. Estaba relacionado con Eli.

Nuevamente, las lágrimas rodaron por su rostro. Y con una sonrisa irónica, Leslie levantó el brazo que se había quemado y lo miró. Tenía rastros de quemaduras. Y el vendaje estaba muy mal envuelto. Parecía como si la sirvienta que le había atendido la herida fuera demasiado torpe.

Necesito fuerza. Necesito el poder para protegerme. No importa cuán fuerte sea mi magia, solo tengo doce años y lo que más necesito es a alguien que pueda detener a mi padre.

En el Imperio Rucardio, todos los niños deben estar bajo la protección de sus padres. Entonces, incluso si Leslie escapara con éxito, el marqués Sperado la arrastraría de regreso a su horrible mansión, con la ley de su parte como excusa.

Por esta razón, era necesario de la protección de un adulto que la resguardara de la ley y del marqués, por lo que, en estos momentos encontrar a esa persona es primordial.

Creo que el marqués Sperado usará mi vida y mi muerte en beneficio de la hermana Eli. 

Me tomó doce años salir de esta obsesión. Y me tomará al menos cuatro o cinco años más para contar como un adulta. No puedo pasar tanto tiempo en la residencia del marqués. Y no hay garantía de que estaré viva el tiempo suficiente. Necesito salir de este lugar.

Cuando Leslie, que estaba mirando su brazo hace un momento, se puso pantuflas y se movió, algo que se escondía en las sombras la siguió.

—Está bien…

Cuando sonrió un poco, la oscuridad volvió a su lugar.

Después de eso, bajó de la habitación en mal estado en la que no creerías que se quedaría la hija de un marqués, y la atmósfera que la rodeaba cambió poco a poco.

Elegante, hermoso y acogedor.

Lamento pisar este pasillo impecable, con adornos de cristales donde la luz del sol choca.

Cuanto más te acercas a la habitación de Eli, más estatuas y retratos detallados se encuentran en el pasillo. Los pies sucios y en mal estado de Leslie no tenían permitido pisar este lugar, pero entró sin dudarlo.

Si hubiera sido la niña de antes, nunca habría puesto un pie en este pasillo. Además, su hermana Eli se habría enojado solo porque estaba caminando por el pasillo frente a su habitación.

¿Se ensució? Siempre me dijeron que no era adecuada para el lugar ya que soy alguien asquerosa. Ahora que lo pienso, es mi cualidad ser sombría. Pertenezco a la zona oculta de la familia Sperado criada en las sombras de esta casa.

Un niño que creció como el musgo en un lugar sombreado y húmedo. Porque ella misma era el musgo.

Eli era como una luz cálida, mientras que Leslie era su sombra. Era una palabra muy fuerte entre las personas, una que no debía decir en público. Y cada día desde muy pequeña la adiestraban para que lo entendiera.

—Leslie, mírate en el espejo. ¡Mírate en el espejo! Ahora, dime, ¿qué ves?

—Un niño inútil…

—Así es, pero, ¿en qué puedes ser de utilidad?

—Viviendo para mi hermana…

Muy pocas veces la marquesa le sonreía, pero, para Leslie era encantador ver que su madre sonreía y que estaba tan feliz cuando ella se miraba al espejo y decía que era una inútil cada día; reduciendo su autoestima, reprimiendo continuamente su actitud.

De ahora en adelante, no los escucharé ni hablaré con ellos.

Mientras aceleraba el ritmo, escuchó una voz proveniente de alguna de las habitaciones.

— ¿Medio año?

Una voz suave y clara que suena como una brisa refrescante. Era la voz de Eli.

— ¿Cómo puedo esperar medio año?

—Cariño, mi encantadora Eli —La voz del marqués se escuchó inmediatamente después de ese berrinche—. Lo sabremos cuando llegue el momento adecuado. Ten paciencia, por favor.

—Qué desagradable. ¿Por qué esa cretina no se quemó en el fuego?

Nemoné
¿Por qué mejor no te tiramos a ti en el fuego? Y de paso llevamos a tus padres. P*rra estúpida

Después de eso, Eli se quejó con una voz hosca.

— ¡Debido a ella, mis poderes no han despertado por completo! ¡Si la hubiéramos sacrificado con éxito, entonces podría usar mis poderes adecuadamente! ¿Qué pensará la gente de mí si no puedo usar mis poderes correctamente?

¿Qué?

Leslie miró, a través la puerta entreabierta, hacia la habitación.

Y pudo verlo. Su hermana Eli también despertó su poder oscuro, pero era demasiado débil para poder usarlo correctamente.

—Padre, la razón por la que mantienes viva a esa chica es porque la consideras preciosa, ¿verdad?

Era difícil que Leslie pudiera notar que su hermana había despertado también sus poderes.

Así que esta es la razón por la que fui arrojada al fuego. 

Pero las palabras que siguieron fueron más impactantes que eso.

—Cariño, esa niña nació para tu beneficio. Si no hubieras despertado tus poderes, te habría puesto como dama de espera en el palacio, pero como lo hiciste, la tuvimos con el único propósito de transferirte su magia.

Leslie apenas podía creer lo que oía.

No podía entender la situación.

— ¿Y si ella también despierta sus poderes?

—No hay forma de que eso suceda. Tu cabello dorado y ojos verdes son las características de la familia Sperado, y ella ni siquiera posee estas cualidades. Su cabello es blanco, justo como el de una anciana.

—Cuando conocí al señor Arlendo, ¿no me hiciste conocerlo junto con ella?

Eli habló con una voz más relajada, tal como al marqués le gustaba.

—Si esa niña no fuera un sacrificio, la habría hecho tu doncella. Si no hubiera derramado el té sobre el príncipe, entonces no debutaría en la fiesta.

— ¡¿Estabas planeando hacer que asista a la fiesta?!

— ¡De ninguna manera! Por supuesto no. Esto es para ti. Mi encantadora hija, Eli. La historia salió en el círculo social el otro día, además, ¿no es hora de que vayas alistándote?

Después de escuchar la conversación de padre e hija, Leslie corrió hacia la habitación del ático.

La conversación fue asquerosa, como el sonido de un monstruo, y no pudo escuchar más.

—Mi nacimiento, mi vida y mi muerte… ¿Todo fue para mi hermana Eli? Me dieron a luz según lo planeado. Todo fue preparado desde el principio. Si Eli no despertaba su poder, se convertiría en una dama de espera en el Palacio Imperial, y si los despertaba planeaban arrojarme al fuego como un sacrificio…

Aunque ya lo esperaba, la sorpresa de escucharlo fue tan fuerte que Leslie derramó lágrimas.

Entonces la gente del marqués le mostró el fondo. La ira y desesperacion que sintió cuando cayó al precipicio, volvió a su corazon.

♦ ♦ ♦

— ¿A dónde vas tan temprano en la mañana?

Leslie miró al marqués con ojos tranquilos.

El marqués es un noble ordinario de mediana edad, con el cabello peinado hacia atrás y bien vestido. Ante los ojos de Leslie, él lucía como un monstruo.

— ¿Ahora no respondes? Basura inútil.

Empujarme al fuego no significa nada, no responder a la pregunta es lo importante, parece que el marqués tiene poca lengua.

Después de mirarlo por un rato, Leslie abrió lentamente la boca.

— ¿Realmente soy inútil?

Pensó que se disculparía, pero en cambio le devolvió la pregunta.

Creyó que iba a escapar, pero vio a Leslie acercarse un paso más, y luego frunció el ceño.

—Yo creo que no lo soy. Piensalo un poco, Marqués Sperado.

Sonriendo dulcemente, la pequeña sonrisa en sus labios le dio una expresion aterradora. El marqués dio un paso atrás.

—Si no estuviera aquí, estarías en una situación difícil… ¿verdad?

— ¿Q-Qué…?

A diferencia del comportamiento habitual, después de una pequeña charla, incluso él pensaría que ella se estaba volviendo loca.

— ¡Te has vuelto muy descarada solo porque sobreviviste al fuego! ¿Necesito darte una lección? —El marqués amenazó a Leslie en voz baja—. Esto es todo por tu hermana, por la familia.

—Entonces salta al fuego tú mismo.

— ¿Qué?

Leslie respondió al marqués una vez más.

—Salta al fuego tú mismo, porque yo nunca haré eso.

Como no había nada más que decir, Leslie se dio la vuelta.

— ¡Tú, no…!

El marqués no dijo nada después de eso. Su campo de visión de repente se nubló.

—Ugh.

Cuando el marqués se retorció con una voz extraña, Leslie salió de la puerta. La oscuridad que cubría los ojos del marqués siguió sus pasos.

Al salir, se subió a un carruaje blanco que esperaba delante de la puerta.

—Señorita Leslie, este carruaje es para la señorita Eli.

El criado parecía estar asustado y quería que ella bajara del carruaje de inmediato.

Leslie nunca había usado un carruaje del marqués. Este siempre usaba un carruaje de gran valor para su estimada hija, mientras que ella iba en el carruaje de los sirvientes cuando iba a rezar al templo.

Y este carruaje blanco era el favorito de Eli, solo habían dos con ese estilo en la capital, por lo que representaba el orgullo de Eli. Nadie se atrevió a usar ese carruaje a su lado.

Pero a Leslie no le importaba, ella viajaría en el carruaje fuera de Eli o no.

—Lo sé. Llevame al templo.

Leslie, que ignoró las palabras de los dos hombres, se acomodó el cabello detrás de la oreja.

— ¿Te has vuelto loca? La señorita Eli saldrá pronto. Sal ahora…

Uno de los criados se acercó apresuradamente y la agarró del brazo, como para tirar de ella. Este sirviente, que sigue a Eli con su actitud venenosa, siempre se ha preocupado de actuar bruscamente con Leslie.

Leslie miró al criado por un momento, y luego levantó la mano.

| Índice |

2 thoughts on “El contrato de la Princesa y la Duquesa Monstruosa – Capítulo 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *