La Villana Revierte el Reloj de Arena – Capítulo 64: Secreto (1)

Traducido por Maru

Editado por Sharon


—No quiero hablar de eso ahora. Los aristócratas limpios se están volviendo locos. Además, el libro de cuentas registró la corrupción pasó en manos del príncipe heredero. Un libro con nombres detallados.

Aria aguzó el oído ante la mención del libro y se centró en la historia. Los ojos de la esposa del conde brillaron como si estuviera interesada.

¿Hay algo más interesante que decir que alguien va a caer?

—Oh, Dios mío… tienes que expulsarlo ahora mismo. ¿Cómo pudo hacer semejante corrupción? También me avergüenzo de eso.

El conde suspiró ante la respuesta de Mielle de que debía ser resueltamente exiliado del Partido Aristocrático. Parecía tratarse de una persona difícil incluso de tocar. Por ejemplo, podría ser la princesa.

El Partido Aristocrático no se arruinaría tan fácilmente, pero este incidente habría sacudido sus cimientos. Esto se debía a que simplemente se habían reunido contra el poder imperial, no para cometer corrupción.

También habría gente limpia y recta. El conde Roscent tampoco era un hombre malvado. Aria estaba segura de que seguramente los que se sentían avergonzados por este incidente serían numerosos.

Era probable que esas personas abandonaran el Partido Aristocrático. Entonces, si antes eran un poco superiores al príncipe heredero, ahora podrían estar un poco por detrás de él.

Por favor, espero que el príncipe heredero arruine al Partido Aristocrático.

Entonces la venganza sucedería muy rápida y fácilmente. En el pasado, ni siquiera podía recordar su nombre porque no tuvo contacto con él.

El principe lo haría, porque en el pasado había sido un hombre cuyo nombre había sido enterrado. Además, no importaba si era un miembro de la familia real, no tenía más presencia que la princesa. Aria había pensado que él era solo un miembro feo y tonto de la familia real, que fue arrastrado por el Partido Aristocrático.

Además, no había tenido ninguna posibilidad de verlo más que algunos aristócratas de alto rango, e incluso cuando pudo, vio una pequeña figura de pie muy lejos. Así que ella no le había valorado mucho.

Debía haberlo sido, pero era como un velero con la brisa que le seguía. ¿Qué diablos había cambiado con él? No estaba dudando, como si se hubiera convertido en una persona completamente diferente.

Creo que lo que he estado haciendo un efecto mariposa, pero…

Pero él estaba tan alto y tan lejos que ella no pudo encontrar un punto de contacto. Si pensaba en una posibilidad, ¿sería en una reunión con Asher? Era cierto que él era una figura extraordinaria, y su noticia podría haber sido transmitida a través de él al príncipe heredero. Entonces comenzó a especular otra vez sobre la identidad de Asher.

¿Es el niño escondido del emperador?

Bajo la presión del Partido Aristocrático, el príncipe heredero no podía vagar solo por la capital, por lo que era bastante plausible que fuera el hijo oculto del emperador. Era un hecho evidente que no solo había uno o dos niños que no fueron revelados en la casa real.

Escuchó que muchos habían sido expulsados ​​debido a luchas de poder menores. También habían circulado rumores de que algunos estaban ocultando su identidad y viviendo como plebeyos en el exterior. Mientras se preguntaba si él era uno de ellos, el conde la llamó de repente con una voz muy amigable.

—Aria.

—¿Si? —respondió sorprendida, con los ojos bien abiertos, después de ser elogiada varias veces por el almacén.

Por el contrario, la cara del conde estaba muy oscura. Vaciló un poco ante Aria, quien se preguntaba por qué la llamó de repente. Pronto recordó el tema principal.

—Me pregunto qué piensas. ¿Hay alguna forma de salir de este caso?

—¿Una manera de escapar?

—Sí. Eres una niña inteligente, así que pensé que tal vez habrías pensado en algo.

Oh, eso es lo que querías decir. 

Desde el negocio de las pieles hasta el almacén, ella le había traído el éxito dos veces y él parecía estar tratando de pedir ayuda de nuevo.

¿Ahora? ¿Dejaste en paz el malentendido de Lane como si la realización del negocio de las pieles perteneciera a Mielle?

Si el conde hubiera corregido los conceptos erróneos de Lane en ese momento, ella no se habría alejado tanto de él. No, tal vez podría haber intentado lucir bien para que el conde le quitara el lugar a Mielle.

Pero todo había terminado. Se dio cuenta de que él era un hombre que no le daría atención si no era una hija real, y que no importaba cuánto lo intentara, él no cambiaría. Todo existía para su propia hija, Mielle, a quien le entregó numerosas glorias.

Pasó por eso antes, ahora no podía ayudar al conde. Si hubiera intentado ayudar en primer lugar, lo habría hecho antes de que sucediera. Ante la pregunta del conde, Aria puso una expresión un poco estúpida y negó con la cabeza como si no lo supiera.

—Bueno… es demasiado difícil para mí. No entendí nada de lo que estabas diciendo. Lo mismo ocurre con lo que dijo Mielle.

—Sin embargo, tienes un pequeño pensamiento.

—No, desafortunadamente, no tengo nada que decir.

—Ya… veo. Creo que espero demasiado de ti. Ni siquiera lo sabes todavía.

Ante la simple respuesta de Aria, el conde mostró decepción en su rostro. Mielle la miró y tenía una cara que decía: “Sí, así es”.

¿Qué clase de padre es? ¿Me busca solo cuando me necesita? ¿No es demasiado, incluso si no soy tu hija biológica? Si no tuviera esta personalidad angular, podría haberme encerrado en mi habitación y exprimir mis lágrimas.

Todo el afecto que no existía se fue, dejando nada más que asco. La comida que pasaba por su boca era tan terrible que era como si se estuviera comiendo la cuneta.

—Lo siento, pero no me siento bien, así que creo que tendré que levantarme.

Sintió como si fuera a vomitar si se quedaba allí. El conde le dio su permiso con  un rostro cada vez más pálido de Aria, y ella salió directamente del comedor y desapareció en su habitación.

—Creo que debería llamar a un médico.

La condesa miró con ansiedad el lugar donde Aria había desaparecido. Entonces Mielle, que tenía los ojos puestos en el conde, abrió la boca.

—¿No es eso demasiado, ya que hay sirvientas a su lado? En lugar de eso, Cain regresará en un tiempo, y si no nos deshacemos de este lío, estará asumiendo muchas cosas.

—Estoy seguro de que estará bien. Oscar también debe tener mucho trabajo por hacer.

Solo la condesa estaba preocupada por Aria porque se sentía enferma. Ella miró hacia la entrada del comedor varias veces más, y pronto estalló en una sonrisa inesperada entre ellos, quienes estaban absortos en una historia que ella no conocía.

♦ ♦ ♦

Unos días después, Aria estaba ocupada preparándose para unirse a la reunión que el Inversor A había reunido. No se arregló demasiado como lo hizo con su encuentro con Asher.

—Señorita, ¿por qué no usa un collar? Es demasiado simple.

Annie la animó a usar un collar de colores. A Jessie tampoco le gustaba el vestido sencillo, y trajo unos pendientes y pulseras.

—No tengo que usarlos, ya que es un lugar donde solo escucharé historias.

—Pero…

Annie miró su atuendo a punto de llorar.

Quizás estaba agobiada por su apariencia más colorida que la de su maestro. Sin embargo, Annie tuvo que arreglarse ella misma porque estaba a punto de ver al barón Burboom. Aria sonrió y le entregó el collar.

—No tengo que usar ropa elegante ya que tengo una apariencia visible.

Parecía como si se estuviera animando a sí misma, pero tenía un significado real que Annie pudiera vestirse con eso. Acostumbrada al tono de Aria de tal expresión, la doncella vio su rostro y recuperó su rostro brillante.

—¡Bueno, continúe, señorita! Berry, tienes que limpiar el pasillo. ¿Lo entiendes?

—Sí.

La voz de Berry cuando respondió fue dura. Estaba absorta en su trabajo sin palabras y expresión como si estuviera a punto de morir. Estaba un poco preocupada por su apariencia, pero ignoró el motivo, por lo que decidió dirigirse al lugar donde estaba el barón Burboom.

♦ ♦ ♦

—¡Estás aquí!

Tan pronto como se bajó del carro, la baronesa Clean la saludó. También parecía que acababa de llegar. Cuando entraron juntos a la tienda, pudieron encontrarse con el barón Burboom, quien abrió los ojos de par en par y pareció desconcertado.

—¿Señorita Aria?

—Fui invitada.

Cuando sacó la invitación que le había enviado la baronesa Clean, el barón Burboom se envolvió la frente, distorsionando su rostro.

—¿Qué pasó?

—¡Barón Burboom!

Trató de preguntarle a Aria por qué, pero falló debido a Annie, que lo sostuvo del brazo y lo llamó por su nombre. El barón Burboom la miró de una manera muy natural con los brazos cruzados, pero no sabía qué hacer porque Aria estaba allí.

Supongo que era cierto que parecían amigables.

El barón Burboom parecía estar temblando ante el contacto debido al acto apresurado de Annie. Si su relación continuaba como estaba, Annie podría hacerlo suyo sin ninguna ayuda.

—Es una muy buena pareja. ¿Verdad, señorita?

—Oh, es cierto.

—¡Señorita Aria…! ¡Esta…!

Intentó desesperadamente poner excusas, por lo que Aria habló con la baronesa Clean, fingiendo no saberlo.

—¿Dónde puedo ir? ¿Puedo pedir orientación, señora?

—Por supuesto. Sólo sígueme.

—¿Las otras esposas ya estaban aquí? Me pregunto cuántos llegaron.

—Creo que hoy solo vendrían unas pocas personas porque estamos hablando de negocios y no de socializar. Solo han venido las esposas que participan activamente en algún negocio.

—¿Es eso así? Eso es muy malo.

El barón Burboom se veía patético cuando vio a Aria y la baronesa Clean, que subieron a intercambiar conversaciones. Sin embargo, no pudo separarse de Annie, que estaba atrapada junto a él, así que todo lo que pudo hacer fue suspirar.

Annie lo miró con descaro, aferrándose aun más al barón quien la miró fijamente.

—¿Le gustaría probar algunas de mis tartas? —le preguntó robándose una expresión de Mielle con una dulce sonrisa que parecía derretir.

—Tarta… ¿quieres decir?

—¡Está horneado hoy, así que estoy seguro de que le gustará!

Los ojos de Annie brillaron. Daba la imagen de un pequeño gato, y el barón de Burboom terminó asintiendo con la cabeza con una leve sonrisa.

—¿Por qué no vamos a ver una obra de teatro si la reunión termina temprano? Conseguí una entrada muy interesante. Mi conocido dijo que lo vio, y fue tan divertido que volvía a sus sueños todas las noches. Mañana estará bien si estás ocupado. ¡Incluso al día siguiente!

Mirando a Annie, que hablaba constantemente, la expresión del barón cambió de repente de la incomodidad a un rostro suave, ya que escucharla hablar como una alondra le pareció muy lindo.

Al principio, su objetivo era escucharla hablar de Aria, pero después de medio año, comenzó a agradarle sus conversaciones.

Pensó que podría haber sido porque no podía conocer a otras mujeres, ya que estaba demasiado ocupado levantando su propio negocio al mediar entre los jóvenes empresarios y Aria, pero fue porque Annie era tan linda como para poner excusas.

Además, Annie era una mujer bastante buena. No, ella era tan brillante, alegre y amigable que él se sentía demasiado bien para sí mismo.

Sí, una gran figura se adapta a la señorita Aria.

Un hombre promedio no podría compararse porque era increíblemente hermosa y genial. Incluso si recibiera su corazón, se preguntaba si siempre sufriría un complejo de inferioridad o ansiedad.

No fue hasta el final de su mente que el barón Burboom asintió.

—En cualquier momento está bien. Será mejor que haga tiempo para ello.

—¿De verdad? ¿Está seguro?

Con sus manos apoyadas en la cintura de Annie, estaba por entrar a la tienda juntos. Andrew lo saludó con una cara alegre.

—Señor barón, estoy aquí con el señor Pinonua, de quien le hablé la última vez.

—Oh, te refieres a ese Pinonua,

Volviéndose al lado de Andrew, vio a un joven apuesto, que era muy alto y muy noble.

—Eres un poco diferente de lo que escuché —dijo el barón, ladeando la cabeza.

No pude verlo yo mismo, pero solo escuché de él por alguien, así que creo que hay un malentendido en el medio.

Escuchó que Pinonua siempre había estado confinado a una mansión y, a primera vista, su figura parecía lo bastante delgada y frágil como para confundirlo con una mujer a quien se le dificultaba respirar.

Sin embargo, al contrario de esos rumores, el hombre que apareció ante él era alto y tenía un cuerpo fuerte. Además, su rostro con una sonrisa beligerante era guapo.

También había una atmósfera seductora, a pesar de que era más joven que él. La idea de que podría no ser un plebeyo pasó por la cabeza del barón.

—Los rumores parecen haber circulado de manera extraña. Es una parte remota de la capital, y probablemente se deba a que yo no estaba muy bien. Soy Pinonua Louie.

Sin un momento de vacilación, Asher, quien se presentó como Pinonua Louie, extendió su mano. Era el nombre del pariente de Lane, que debería haber asistido a esta reunión. Se rio con tanta naturalidad que nadie dudó de quién era, a pesar de que se veía bastante diferente al rumor.

Además, el barón Burboom ya había experimentado que la realidad de Aria había sido completamente diferente a los rumores. Sabiendo que los rumores no eran confiables, lo tomó de la mano y lo saludó.

—Ya veo. La distorsión de los rumores es más común de lo que pensamos. Es una pena escuchar un rumor así de un hombre tan apuesto. Debes haber tenido muchos problemas para recorrer un largo camino, así que entremos allí.

El barón Burboom lo condujo adentro. Annie siguió a Andrew, señalando que su traje era demasiado. Asher los miró.

—¡Entonces esperaré en la oficina!

Al principio, el barón Burboom estaba desconcertado con esa declaración, pero ahora él y los demás empleados de la tienda lo daban por sentado. Annie casi podía ser vista como la anfitriona de la familia Burboom.

Cuando el barón asintió, Annie desapareció en la oficina. Aunque se había retirado, la mirada de Asher se detuvo durante mucho tiempo en la puerta.

—¿Ocurre algo?

El rostro del barón inquisitivo estaba muy serio. Asher, que tenía una idea aproximada de su relación, se rio del viento.

—No. Creo que la he mirado mucho. Fue mi error.

—Oh, me alegro de que así sea. Entonces vamos.

Pasaron un poco más allá de la oficina y entraron en la sala de conferencias. Era una sala especialmente adaptada para la reunión. Docenas de ojos se volvieron inmediatamente cuando Asher y Burboom entraron. En el grupo que había crecido demasiado para ser una fuerza pequeña, Asher tragó su saliva y miró a los asistentes.

—Ni siquiera sabía que vivían en el mismo imperio hasta principios del año pasado. ¿No es sorprendente que sus ojos brillen?

La energía era joven, sana y positiva. También era algo que no se encontraba en los viejos aristócratas que habían sido mimados y podridos. Así que puso sus rostros en su mente uno por uno, mientras pensaba que en verdad los quería de su lado, cuando de repente vio un rostro.

La persona también lo miró con una mirada de incredulidad. Tan pronto como vio a Aria, todo el entorno que acababa de ser bien recibido se volvió blanco y negro. Se sentía como si estuviera sola en la sala de conferencias llena de entusiasmo juvenil.

Tal vez fue porque no la había visto por un largo período de tiempo, pero no podía controlar su corazón debido a su anhelo.

¿Qué puedo decirle a alguien tan hermoso frente a mí?

—¿Señor Pinonua? —lo llamó el barón cuando se miraron sin decir nada. Aun así, Asher no pudo responderle durante mucho tiempo.

♦ ♦ ♦

¿Por qué diablos está Asher aquí? Aria lo miró sin poder creerlo. ¿Por qué está aquí en un lugar donde se reúnen los que han recibido mis inversiones? No recuerdo haber invertido en alguien llamado Asher.

Era una ocasión bastante formal para vestirse con un vestido plausible. Su pulcro cabello parecía la apariencia de un joven empresario.

¿Perdió un poco de peso?

Quizás ahora era seguro parecer un adulto. Tal vez era porque perdió la grasa de bebé en la mejilla. No dejaba de mirar su penetrante mandíbula y nariz. Asher y Aria se miraron en silencio, y el barón Burboom, que se había presentado con él, finalmente rompió el silencio y lo presentó.

—Creo que es la primera vez que lo ve. Se trata de Pinonua Louie, quien recibirá la nueva inversión esta vez. ¿Podría presentarse brevemente?

¿Pinonua Louie? ¿Es Pinonua Louie? ¿No es una familia pequeña? Pero entonces… ¿el hijo de los Louie pudo enviar regalos tan grandes?

| Índice |

One thought on “La Villana Revierte el Reloj de Arena – Capítulo 64: Secreto (1)

  1. Andy says:

    Muchas gracias por la traducción <3

    Amo las interacciones de Asher y Aria, son tan lindas pero a la vez tan hilarantes que no se si llorar o reír por verlos juntos XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *