Dejaré de ser la subordinada de una villana – Capítulo 27

Traducido por Herijo

Editado por Michi


—Con esto me gustaría iniciar la primera mesa redonda de Signora. Lo primero en la agenda es buscar estrategias para mejorar las ventas del masajeador de bambú, me gustaría oír la opinión de todos, quien quiera comenzar por favor levante la mano.

Mientras decía eso, dirigí una mirada seria a todos los que se encontraban en la sala.

—Yo, señorita.

—Adelante, Sisie.

—Bueno… la verdad es que no entiendo el uso del masajeador de bambú

—Yo tampoco

—Ni yo.

Después de la observación de Sisie, George, Ed y el resto del equipo asintieron en aprobación.

—¿No puedes entenderlo, incluso después de leer las instrucciones?

El masajeador de bambú lleva un manual de uso en el paquete.

Sin embargo, ya que solo hay necesidad de pararse sobre él, no veo cual es la parte complicada.

—Siendo exacta, más que no saber como usarlo, no entiendo qué ocurre cuando lo uso.

¡¿Cómo es eso posible?!

Me encontraba realmente sorprendida ante esta declaración.

A pesar de que los japoneses tenemos el concepto de los puntos de presión y el uso del aceite y la acupuntura, eso no existe en este mundo.

Ciertamente fue algo que no pensé

—Ya veo. George, podrías quitarte los zapatos

—¡¿Eh?!

—Calcetines incluidos.

—¡¿Qué?!

George se volvió penoso mientras retorcía su pie descalzo.

—Ahora, George podrías apoyar tu pie sobre el masajeador de bambú usando todo tu peso.

—…

George tímidamente puso su pie encima del masajeador de bambú, aplicando presión

Todo el mundo observaba con atención

—Ahora, repita este paso muchas veces, como si estuviera marchando encima del masajeador.

—Esto es…

—¿Qué le parece?

Sisie preguntó con una mirada expectante.

—¡Se siente increíble! Es una sensación misteriosa casi como si las plantas del pie se estiraran.

Todo el mundo dirigió su mirada a George.

♦ ♦ ♦

—¡Es bueno para la salud!

—¡Que bien se siente!

—Aah…

Los clientes y transeúntes se detenían a observar el espectáculo que se mostraba a través del aparador de Signora.

Las mujeres mayores como si vieran algo entretenido y las jóvenes con sus caras teñidas de rojo.

Eventualmente una de las jóvenes se armó de valor para preguntar de qué se trataba.

—Es un método para el cuidado de la salud proveniente de una región muy lejana al este. Se llama masajeador de bambú. Existe un punto en las plantas del pie que se conecta con el resto del cuerpo y el masajeador sirve para estimular este punto.

—Por las reacciones puedo suponer que se siente bien ¿verdad?— La señorita preguntó mientras pasaba saliva.

—¿Por qué no le preguntamos a alguien que ya lo haya usado cómo se siente? George ¿puedes venir?

—¡Es lo mejor del mundo!

George, quien se encontraba un poco sudoroso debido al uso prolongado del masajeador, respondió con una hermosa sonrisa.

Digno de un chico guapo. La sonrisa parece brillar.

—¡Lo compraré!

—¡Yo igual!

—¡Yo primero!

Y así empezó la competencia para ser la primera en comprar el masajeador de bambú

| Índice |

One thought on “Dejaré de ser la subordinada de una villana – Capítulo 27

Responder a Lucia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *