Katarina – Volumen 4 – Capítulo 4: Por lo tanto, el incidente está resuelto

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Tenía un puesto de alto nivel en el Ministerio Mágico bajo el nombre de Lahna Smith, aunque mi verdadero nombre era Susanna Randall.

Acababa de terminar de compilar un informe que detallaba el incidente del secuestro de Keith Claes. Con el informe en la mano, decidí hacer una visita a Jeffery Stuart, el primer príncipe heredero del reino, y técnicamente, mi prometido.

Jeffery me saludó con su habitual sonrisa frívola.

—Hola. Todo eso terminó siendo una experiencia terrible, ¿no?

—Sí, bastante. Realmente superó mis expectativas, y no en el buen sentido.

De hecho, este caso en particular había resultado ser mucho más problemático de lo que podría haber imaginado. En cuanto a cómo terminó, Keith había sido rescatado, y la mansión y su dueño habían sido confiscados por el Ministerio.

Todavía estábamos lidiando con las secuelas. El personal asignado al caso había estado trabajando duro, especialmente mi subordinado, Raphael. Literalmente trabajó todo el día, apenas descansando, si acaso.

—Buen trabajo, de hecho. Bueno, yo también ayudé, así que escuchemos todo sobre los detalles.

—Por supuesto. Después de todo, te debo una.

Al compartir la información que tenía con él, siempre pudimos prepararnos para lo peor. Si la situación lo requería, el poder y el estatus de Jeffery como miembro de la realeza, combinados con mis capacidades como miembro de alto rango del Ministerio, podrían aprovecharse. Por lo tanto, a menudo compartimos información entre nosotros, a menos que fuera incriminatorio o desventajoso para que lo sepa el otro.

Comencé a repasar los detalles del caso. En primer lugar, el principal sospechoso que actualmente había sido acusado del secuestro y abuso violento de Keith era Thomas Coleman, el medio hermano de Keith, nacido de una madre diferente. Hijo del vizconde Coleman y originalmente heredero del apellido, había sido criado sin querer nada, y en algún momento se convirtió en un hombre inútil y engreído.

Era bastante problemático en la finca Coleman. Poco después de su debut social, hubo informes de que él había tenido problemas con otros nobles. Como resultado de su comportamiento, el vizconde Coleman decidió que el hermano menor de Thomas debería heredar su título. Eso provocó que Thomas se enfureciera, y pronto comenzó a involucrarse con rufianes y elementos criminales, causando una escena escandalosa tras otra. Al final, incluso el mismo vizconde ya no podía cubrir a su hijo rebelde y tuvo que recurrir a expulsarlo de la hacienda familiar.

Dicho esto, no fue simplemente pateado por la puerta. De hecho, el vizconde consideró oportuno otorgarle a Thomas una pequeña casa en la ciudad, así como proporcionarle una buena suma de monedas. Sin embargo, dado lo malcriado que estaba y cómo había vivido la mayor parte de su vida, no había forma de que Thomas se quedara callado por mucho tiempo.

De hecho, pronto agotó todo su dinero y se fue hacia el camino de la extorsión, sin causar problemas a quienes lo rodeaban. Muy pronto, nadie interactuaría con Thomas de ninguna manera o forma. Fue entonces cuando casualmente vio a Keith en la ciudad y experimentó una punzada de celos. Estos sentimientos le hicieron fantasear con la caída de Keith, que fue la raíz del secuestro.

Pero en ese momento, Thomas no tenía ni moneda ni estatus. ¿Cómo podría vengarse, dado que no tenía aliados de ningún tipo…? La respuesta llegó en forma de cierta mujer. Según el testimonio de Thomas, dicha mujer se le acercó un día de la nada. Ella le compró comida y bebidas, y escuchó todo lo que tenía que decir con entusiasmo, incluso con pasión. Thomas habló de sus celos y odio hacia Keith, y sobre sus planes para la caída de su medio hermano. Fue entonces cuando la misteriosa mujer se ofreció a ayudar.

Antes de darse cuenta, y sin siquiera mover un dedo, Thomas se encontró en una mansión una vez más, viviendo la vida elegante y opulenta que ansiaba. Aunque había asumido que la mansión simplemente pertenecía a la mujer en cuestión, la realidad era bastante diferente. En verdad, la mujer había usado el noble título de Thomas y una buena suma de su propia moneda para alquilar temporalmente el lugar.

En cuanto a los habitantes originales de la mansión, aunque ciertamente eran culpables de crímenes y actos oscuros, ni los sirvientes ni su amo sabían nada sobre los eventos que ocurrieron en la casa. Se les había pagado para actuar de cierta manera y hacer ciertas cosas, y habían seguido estas instrucciones incuestionablemente. De hecho, había una alta probabilidad de que usaran Artes Oscuras sobre ellos, lo que sugiere fuertemente que se debería pasar por alto cualquier punto sospechoso y no hacer preguntas. Dado que había muchos puntos confusos en sus recuerdos colectivos, era muy probable.

Muy pronto, la mujer trajo a Keith de algún lugar. Después fue confinado a una habitación y retenido. Thomas cometería actos de violencia física contra él, alegando que pronto se convertiría en esclavo y sería vendido a los postores en tierras extranjeras.

Al unir los diversos testimonios que había recibido de testigos presenciales, era evidente que Thomas no era el autor intelectual de todo esto. No era más que un títere cobarde, cuyo estado y nombre habían sido utilizados para cometer este crimen. La verdadera responsable, seguramente, fue la mujer que se había acercado a Thomas para empezar. Ella no era otra que la Portadora de la Oscuridad que había alejado a Keith en primer lugar. Sin embargo…

—¿Bien? ¿Ya ha sido capturada? La autora intelectual.

—… Todavía no.

Fruncí el ceño mientras le daba a Jeffery mi respuesta. Ella era un cabo suelto que aún nos eludía.

—Ojojojo. Para que alguien tan inteligente como tú la deje escapar…

—El enemigo es igual de listo, te lo aseguro. No puedo encontrar su ubicación.

—Entonces… ¿quieres decir que todavía no sabemos quién es o dónde está?

—Bueno… tengo una idea. Es una suposición, pero aún así…

—¿Oh? Entonces, ¿quién es esta persona misteriosa que te ha causado tantos problemas? Cuéntame.

—… Si mis suposiciones son correctas, lo más probable es que la culpable sea alguien de la familia Dieke.

—El marqués Dieke y compañía, ¿verdad? Lo mismo de lo que testificó Raphael, ¿no?

—De hecho, sí. La familia que se manchó las manos y se involucró con Magia Oscura hace algunos años.

—¿Pero no reunimos a todos los miembros de esa familia que tenían algo que ver con la Magia Oscura, incluso en lo más mínimo?

—Así lo pensamos, sí… —procedí a informarle de las verdades descubiertas durante este incidente: secretos sobre la familia Dieke.

Los muchos crímenes de la poderosa y bien conectada familia habían salido a la luz gracias al testimonio de Raphael. Por sus crímenes directamente relacionados con el uso de la Magia Oscura, la señora Dieke y todos sus conspiradores fueron arrestados, al menos, eso fue lo que asumimos.

Sin embargo… había más que eso. En primer lugar, esa mujer, que se presentó como Sarah a Thomas, sabía demasiado sobre las Artes Oscuras; sabía de la existencia de familiares de la oscuridad y cómo crearlos, y cómo absorber y drenar la esencia de los demás para reforzar sus poderes.

Como pensaba, esta Sarah no era en absoluto una maga increíblemente poderosa con reservas infinitas de Magia Oscura. Todo lo que había estado haciendo era drenar energía de Thomas. La Magia Oscura era, después de todo, obtenible a cambio de una vida. Pero la magia otorgada en tal intercambio era finita, y podría muy bien ser utilizada con el tiempo.

Sin embargo, hubo una solución alternativa. Esta era información que pocos dentro del Ministerio conocían, pero era posible reponer las reservas de Magia Oscura absorbiendo la energía de otras personas. “Energía” no significaba maná, ni magia, ni nada de eso. En cambio, el Portador de la Oscuridad drenaba la fuerza vital de alguien, y si eso continuaba, la víctima moriría.

Además de todo eso, las personas con fuertes emociones negativas suministraban mucha más magia oscura cuando se agotaban. Al juntar las piezas, era justo suponer que la fuerza vital de Thomas había sido drenada continuamente en el transcurso de este incidente.

Después de arrestar a Thomas, hicimos todo lo que pudimos por él. Aunque se recuperó lo suficiente como para poder hablar, estaba extremadamente débil y, por lo que parecía, no le quedaba mucho tiempo. Investigué un poco sobre Thomas y sus actividades hasta este momento, y por lo que deduje, había estado sano como un caballo hasta hacía un tiempo. El personal del ministerio que no conocía los detalles del incidente sólo podía rascarse la cabeza ante su repentina recesión.

Esta información sobre la Magia Oscura era conocida por unos pocos seleccionados. Entonces, ¿por qué esa mujer lo sabía? Y luego estaba el caso del marqués David Mason, el autor del secuestro de Katarina Claes. Él también había recibido información sobre cómo obtener Magia Oscura de la familia Dieke.

Sin embargo, solo le enseñaron cómo obtenerla, no a adaptarla o usarla adecuadamente. El hombre no sabía nada. De hecho, lo mismo ocurría dentro de la familia Dieke. Incluso con sus manos manchadas en la búsqueda de la Magia Oscura, los detalles de ciertas técnicas no eran ampliamente conocidos en toda la familia.

Como tal, el hecho de que esa mujer, Sarah, supiera tanto sobre las Artes Oscuras y sus complejidades era muy sospechoso. Tal vez también fue una de las personas involucradas en la investigación de Magia Oscura en la familia Dieke…

O eso pensaba. Decidí interrogar a nuestros cautivos, y pronto se reveló información nueva sobre los Dieke. En su búsqueda e investigación de las Artes Oscuras, los Dieke habían otorgado estos poderes a algunas personas específicas, no solo a Raphael y al hombre que lo había poseído. Todo era parte del plan de contingencia de la señora Dieke: si algo le sucediera a Sirius (Raphael), habría un Plan B.

Los destinatarios involuntarios de estos poderes oscuros a menudo eran huérfanos o niños esclavos comprados o recogidos de una fuente u otra. Entre ellos, muchos perdían la vida cuando el ritual fracasaba, y muchos más por las complicaciones que se seguían, incluso si el ritual tenía éxito. Aunque preparaban a estos niños para su uso futuro, con el aparente éxito del ritual de Sirius, se volvieron innecesarios. Sirius fue criado según lo planeado, y la familia Dieke podía hacer lo que quisiera con estos niños.

Aquellos que sobrevivieron y obtuvieron con éxito Magia Oscura terminaron siendo utilizados en la investigación de la familia. Sin embargo, debido a la naturaleza retorcida de los experimentos a los que fueron sometidos, la mayoría perdieron la cabeza: era demasiado para soportar.

Al final, el testimonio de Raphael reveló todos los crímenes de los Dieke. Pero los que realizaron la investigación temían que sus oraciones se agravaran si el Ministerio se enterara de estos experimentos, ya que muchos de estos niños fueron eliminados antes de que se descubriera la verdad del asunto. Entre ellos había una joven con cabello negro que era particularmente conocida por su alta aptitud de Magia Oscura.

—Eso está bastante mal. Ahora veo que la naturaleza retorcida de la familia Dieke fue mucho más lejos de lo que pensaba  —dijo Jeffery, frunciendo el ceño.

—Villanos y escoria, todos ellos. Si no se hubiera seguido esta línea de preguntas, seguramente habrían permanecido en silencio. Fue bueno que hablaran, me ahorraron muchos problemas.

No habían querido hablar, por supuesto, pero con cierta persuasión y confrontarlos con evidencia, no tuvieron más remedio.

—Sin embargo, si tus deducciones son ciertas… esta chica, Sarah, también es víctima de los actos de la familia Dieke, ¿no es así? Si lo que dicen esos sinvergüenzas es cierto, ¿no debería estar muerta, eliminada por sus propias manos? ¿Es esta Sarah realmente la mente maestra?

—Debería, sí, pero no con sus propias manos. Utilizaron los servicios de algunos delincuentes aquí y allá, para ocultar cuerpos y la evidencia. Mal trabajo, muy probablemente. Existe una gran posibilidad de que algunos de ellos hayan sobrevivido. Además, según la información que extraje de Thomas y de los involucrados en el caso, sus descripciones coinciden con esta mujer. No hay que confundirlo.

—¿Está bien? Esta misteriosa chica de la familia Dieke… ¿cuál es su verdadero nombre, entonces? Sarah no sería más que un alias, ¿no?

El surco en mi frente se intensificó ante la pregunta de Jeffery.

—…Sobre eso. La niña nunca tuvo un nombre para empezar. Se les… asignó un número, ya ves.

La expresión de Jeffery se torció en una mirada de asco. Probablemente me veía de la misma manera. Sí, el origen de la niña llamada Sarah era demasiado cruel. Ella fue una trágica víctima de sus circunstancias. Su situación debía ser empática. Sin embargo… eso no le dio ninguna razón para exigir este mismo dolor y sufrimiento a los demás.

¿Por qué Sarah causó todo este dolor? ¿Fue una especie de retribución retorcida contra Katarina y los demás por provocar la caída de la familia Dieke? ¿O fue como afirmaron los investigadores encarcelados: simplemente había perdido la cabeza y cometió crímenes para su propia diversión?

Nada de esto saldría a la luz mientras la niña permaneciera suelta. Sabíamos quién era ella. Todo lo que quedaba era su ubicación.

Organicé mis pensamientos. Era hora del próximo informe, que trataba sobre Katarina Claes, y un extraño evento que había sucedido durante este caso. Por lo que escuché, Katarina había liberado a su hermano Keith quien, en ese momento, estaba subyugado por las Artes Oscuras. Debía convertirse en un sacrificio por la creación de un familiar de la oscuridad.

Según Jared, esa niebla negra (muy probablemente la forma de incubación del familiar) fue destrozada por las manos desnudas de Katarina. Y luego Katarina dio el golpe final a los pedazos dispersos de niebla oscura en el suelo, aplastándolos, nuevamente con sus manos desnudas.

Jared luego describió cómo se veía Katarina en ese momento. Según él, se parecía mucho a cuando había acabado con una serpiente que había vagado por sus campos. Por alguna razón, tenía una mirada lejana en sus ojos mientras describía los eventos.

En primer lugar, ¿qué estaría haciendo una dama noble en un campo, deshaciéndose de las serpientes…? De todos modos, para poder aplastar esa masa negra desconocida con sus propias manos… Katarina Claes podía ser una persona mucho más impresionante de lo que inicialmente había asumido.

Y luego estaba cómo Katarina misma lo redactó.

—Sentí que podía hacerlo, ¡así que lo hice!

No pude evitar comenzar a reír. Me reí tanto que sentí que no podía respirar. Cuando escuchó lo que había sucedido, Jeffery también se echó a reír. Supongo que teníamos el mismo sentido del humor.

Después de un rato, se calmó, todavía jadeando entre respiraciones. Jeffery tardó un tiempo en terminar.

—En cualquier caso… ¿por qué la señorita Katarina pudo hacer eso? Ella no tiene magia de luz, ¿verdad? ¿Quizás tiene control sobre las Artes Oscuras?

—Eso fue lo que pensé también, pero no tiene ningún sentido. Después de algunas preguntas, descubrí que probablemente se debía a la influencia de una herramienta mágica que está en sintonía con la Magia Oscura.

—¿Una herramienta de Magia Oscura, dices?

Puse el objeto que Katarina me había confiado en el escritorio de Jeffery.

—Mmm… ¿Un espejo, supongo? —Jeffery se preguntó, tomando el objeto en sus manos y mirándolo con una expresión escéptica.

—No exactamente. Un adorno de algún tipo, parece.

Es cierto que encajaba fácilmente en la mano de una mujer, y era relativamente redondo. Se parecía mucho a un espejo. Sin embargo, a pesar de su forma redonda y sus bordes, no había ningún espejo de ningún tipo. Un adorno misterioso, eso era todo.

Hablando honestamente, este adorno áspero y algo primitivo no estaba bien diseñado. Por lo que descubrí, el artículo no era común en las tiendas. En todo caso, se trataba de una pequeña baratija que se encontraría en un puesto al aire libre. Un pequeño pedazo de chatarra que uno podría comprar en un pequeño rincón de la ciudad con algún cambio. Era algo que nunca se vendería bien.

—No podía decirlo con solo mirarlo, pero María y Sora pudieron sentir rastros de magia oscura que emanaban del objeto. Investigué un poco y, según mis observaciones, parece que esto es similar a las herramientas mágicas que estoy desarrollando ahora.

—Entonces, ¿alguien ha estado espiando al Ministerio nuevamente y emulando su trabajo?

—No exactamente. Le mostré la cosa redonda a alguien que conoce bien la historia de las artesanías de hueso y porcelana. Por lo que pueden decir, es muy antiguo. Probablemente existió antes de que Sorcié se convirtiera en un reino, cuando la Magia Oscura aún no había sido declarada tabú. Y, como lo tendría el destino, eventualmente terminó en la tienda que Katarina y los demás visitaron.

—Oh, eso es realmente impresionante. Dado que fue capaz de apoderarse de algo así tan casualmente, la señorita Katarina es realmente otra cosa…

—Exactamente. Si fuera yo, definitivamente lo habría revisado. Katarina tiene buenos instintos, al menos para algunas cosas. —Cuanto más miraba el misterioso adorno en las manos de Jeffery, más sentía que era cierto.

—Entonces… ¿la señorita Katarina usó esta herramienta mágica por aquí y disipó el hechizo de Magia Oscura sobre su hermano?

—Ese parece ser el caso. Pero hay una cosa más… el familiar de la oscuridad se materializó.

Sí, el familiar que la mujer había estado tratando de extraer de Keith había tomado forma.

—¿Oh? ¿Un familiar realmente apareció?

—En efecto. A Katarina le gustó, así que lo trajo con ella…

—Mmm… Entonces… ¿el Ministerio está investigando actualmente a este familiar?

—Bueno… sobre eso…

♦ ♦ ♦

 —¡Continúa, Pochi! ¡Tráelo!

Tiré el palo de madera a la distancia, y el cachorro negro corrió tras él lleno de felicidad. En poco tiempo, regresó con el palo firmemente en la boca, moviendo la cola ferozmente como si dijera “¡Alabadme, alabadme!” ¡Ahh, qué tierno! Había sido víctima del encanto irresistible de Pochi.

—Joven señorita, ¿está bien? —preguntó Anne, manteniendo cierta distancia de Pochi.

—¿Eh? ¿Qué quieres decir, Anne?

—No debería responder así. Yo… señorita. Después de todo, ¿no es ese el perro…? —Anne se detuvo en seco, sin terminar su oración.

—Ah, está bien, no te preocupes. ¡La señorita Lahna dijo que no había problema!

—Yo… ya veo…

Los verdaderos orígenes de Pochi se habían explicado a un puñado de personas cercanas a mí. Aunque a primera vista parecía un lindo cachorro, tenía varias habilidades únicas que dificultaban ocultar lo que era. Probablemente por eso Anne, que todavía no estaba acostumbrada a él, tenía miedo. ¿A pesar de que era tan lindo? Vamos, Anne… Bueno, eventualmente ella se acercará a los encantos de Pochi, estaba segura.

El pequeño cachorro que habíamos traído después de la operación de rescate de Keith era más que un perro. Por lo que me dijeron, era una especie de familiar nacido de Magia Oscura. Podría ser comparado con un golem, como los golems terrestres de Keith, aunque una versión más evolucionada.

Su cuerpo estaba lleno de Magia Oscura, por lo que originalmente fue visto como una criatura peligrosa, y el Ministerio debía llevarlo a investigar. Pero el cachorro se había apegado completamente a mí. Incluso si se lo llevaran, haría todo lo posible para regresar a mí, incluida la transformación en una nube de niebla negra para volar a casa.

Para asegurarse de que nunca se separara de mí, Pochi decidió esconderse en mi sombra. De esa manera, nadie podría sacarlo de mi lado. Aunque la gente del Ministerio había intentado un montón de cosas diferentes para eliminarlo, Pochi permaneció tercamente atrapado conmigo.

—Esto… es una causa perdida. Deberíamos hacer que Katarina lo cuide y lo llame un día —dijo la señorita Lahna con un toque de pesar en su voz tras rendirse. Solo para estar seguros, realizaron una serie de pruebas en el cachorro y en mí para garantizar que no sería un peligro para mí ni para nadie más. Una vez que se terminaron esas pruebas y prometí llevar a Pochi al Ministerio cuando lo solicitara, se firmó el papeleo y el cachorro negro se convirtió oficialmente en mi mascota.

Seguía sorprendiéndome cuando se disolvía en una nube de niebla o de repente saltaba a mi sombra. Pero aun así, era mi adorable cachorro, y lo amaba en todas sus formas.

Curiosamente, Pochi no necesitaba comer ningún tipo de comida para perros. Y parecía muy inteligente: se disolvería en mi sombra y esperaría con calma si se lo pedía. ¡Ni siquiera necesitaba construir una casa! Qué mascota tan conveniente.

Además de todo eso, mi posición en el Ministerio después de graduarme de la academia se aseguró gracias a él. ¡Incluso me asignaron un título apropiado! “Portador de un familiar de la oscuridad”.

Bueno, supongo que realmente no estaba haciendo nada útil excepto cuidar al cachorro, pero con esto, podría mantener la cabeza en alto y caminar a través de las llamadas del Ministerio. También podría esperar para casarme con Jared y convertirme en realeza.

Entonces llamé al cachorro “Pochi” y obtuve una mascota propia.

—¿Qué significa “Pochi” , señorita? —preguntó Anne, confundida.

—¿No es ese el primer nombre que te viene a la mente cuando piensas en un perro? —le respondí, pero Anne no pareció entenderlo. Era un nombre común para los perros en Japón, pero aparentemente los perros en este mundo tenían sus propias tendencias, y “Pochi” no era uno de ellos. Pensé que nombrar al cachorro así lo hacía aún más lindo. De hecho, era tan lindo que terminé jugando con él todos los días en los jardines de la mansión.

Había regresado a la mansión Claes hace un tiempo. Aunque habíamos logrado rescatar a Keith de su secuestrador, todavía estaba muy débil y herido por todas partes. Así que se le ordenó descansar en silencio por un tiempo. Estaba preocupada por él, así que decidí mudarme a casa desde los dormitorios por ahora. Afortunadamente, las lecciones en la academia ya estaban terminando, así que esto no causó ningún problema.

Pero a pesar de que había declarado que quería cuidar a Keith, rápidamente me despidieron y me expulsaron de la habitación.

—Con el debido respeto, señorita, estar aquí inevitablemente aumentaría nuestra carga de trabajo. El Maestro Keith no puede recuperarse en un ambiente tan ruidoso. Sería mejor para él que salga —dijo uno de nuestros mejores sirvientes.

Qué fastidio. Ahora que lo pensaba, sentía que los sirvientes se habían vuelto muy estrictos conmigo últimamente. ¡Incluso Anne! Cuando decidí preguntarle a mis amigos sobre esto, todos me dijeron cuán gentiles y serviciales eran sus propios sirvientes. Me quejé de esto a Anne, solo para conocer la impactante verdad:

—Verá, joven señorita… la señora nos ha ordenado específicamente que seamos más estrictos con usted.

Madre, ¿cómo pudiste…?

Y así resultó que yo, Katarina Claes, que específicamente había regresado de los dormitorios para pasar tiempo con Keith, terminé sin nada que hacer. En cambio, pasé la mayor parte de mi tiempo jugando con Pochi. Afortunadamente, eso fue muy divertido. Pochi me seguiría, meneando la cola.

Como si recordara algo mientras continuaba mirando en nuestra dirección, Anne me hizo una pregunta.

—Hace un tiempo, cuando partió por primera vez con la gente del Ministerio, señorita… Por casualidad vi a la señorita María desde la distancia. Había algo encaramado en su hombro, a menos que me equivocara. ¿Era una mascota de algún tipo también?

—¿Mmm? Oh, ¿eso? Una herramienta mágica.

—¿Una… herramienta mágica? —Anne repitió detrás de mí sin comprender. Evidentemente, nunca antes había escuchado el término. Le di a Anne una breve explicación de la herramienta en el hombro de María, que era el oso feo, Alexander.

—¡Qué impresionante…! ¡Pensar que algo así podría existir! —Anne parecía impresionada.

Le di un breve asentimiento.

—Definitivamente es algo…

El oso tenía una personalidad terrible, pero había jugado un papel importante en la operación de rescate. Incluso podría decir que jugó el papel más importante, ya que nunca hubiéramos encontrado a Keith sin su ayuda. Había suprimido mi disgusto y le agradecí formalmente, aunque me miró con burla, ridiculizándome de nuevo. Supongo que, al final, ese oso y yo nunca nos veríamos cara a cara.

Una vez concluido el viaje, se suponía que el oso debía ser enviado al príncipe Jeffery como se había prometido, pero eso aparentemente se había vuelto imposible, ya que se había vuelto muy apegado a María durante el viaje. El oso se negó a quedarse con el príncipe, comportándose como lo hizo Pochi. Al final, después de sus muchas luchas para regresar al lado de María, Alexander el Oso Feo fue asignado permanentemente a María. Algo más, de hecho.

Sobre otro tema, la señorita Lahna misma había recibido más materiales y fondos del príncipe Jeffery para una nueva herramienta mágica de búsqueda y seguimiento. Estaba encantada.

—¡Un nuevo proyecto, un nuevo proyecto! —bromeó, saliendo de la oficina. El príncipe Jeffery, que básicamente había sido abandonado por el oso, parecía sentirse bastante mal por la situación.

Y así, Alexander el Oso Feo ahora era oficialmente la mascota de María. Sabía que eso significaba que tendría que volver a ver al oso cada vez que me encontrara con María en el futuro. Solo pensar en eso me hizo sentir un poco deprimida.

Si ese oso iba a estar con María de aquí en adelante, tenía que hacer algo para asegurarnos de que nos lleváramos bien la próxima vez que nos viéramos. Pero… ¿qué podría hacer? ¿Tal vez debería darle un regalo? ¿Pero qué le gustaría a un oso?

Mientras continuaba pensando en una posible estrategia para soportar la paz, un criado vino corriendo desde la dirección de la mansión, luciendo nervioso.

—Señorita, es el Maestro Keith…

—¡¿E-Eh?! ¡¿Qué le pasó a Keith ?! ¿Qué podría ser?

—… Se ha despertado con seguridad de su sueño —terminó el sirviente, sonriendo.

Aunque habíamos acordado que un médico atendiera a Keith en el lugar tan pronto como regresáramos, su cuerpo se debilitó significativamente por su terrible experiencia. Había usado más de su dosis habitual de resistencia y había estado durmiendo desde entonces. A veces se despertaba e intercambiamos algunas palabras. Aun así, parecía que estaba un poco aturdido e inmediatamente se volvería a dormir. Las cosas continuaron así por un tiempo.

Según el médico, el cuerpo de Keith se había recuperado y seguramente se despertaría pronto. Todo lo que pudimos hacer fue esperar.

—Ya veo. Así que finalmente está despierto… —solté un suspiro de alivio. Aunque me dijeron que estaría bien, no pude evitar preocuparme por el hecho de que Keith permaneció dormido todo ese tiempo. —Bueno, entonces, vamos a ver a Keith. Ah, probablemente se sorprenderá si de repente te ve, Pochi. Vete a casa por ahora, ¿de acuerdo?

Con un ladrido rápido, el inteligente Pochi pronto quedó escondido en mi sombra. Con mis preparativos completos, me dirigí hacia donde estaba mi querido hermano, habiendo abierto los ojos por primera vez en días.

Cuando entré en la habitación, encontré a Keith, que había estado acostado todo este tiempo, sentado en la cama. Sus ojos azules ahora estaban completamente abiertos, e inmediatamente se enfocaron en mí cuando entré.

—¡Keith! —salí felizmente al lado de la cama de Keith y lo abracé fuerte. —¡Keith! Estoy tan contenta de que estés bien… tan contenta… —dije, sollozando entre palabras mientras lo sostenía.

—Hermana mayor… me disculpo por haberte preocupado tanto. También me gustaría agradecerle. Por salvarme —dijo Keith, sonriendo levemente, sus ojos llenos de lágrimas como los míos.

Luego comencé a explicar lo que había sucedido en nuestro viaje, repasando todos los detalles de principio a fin. Después de todo, había estado dormido todo este tiempo y no sabría nada de lo que había sucedido. Pero aparentemente recordaba vagamente el momento de su rescate.

Mientras continuaba abrazándolo, le conté a Keith sobre todo. Sobre cómo la señorita Lahna, el príncipe Jared, Sora, María y yo salimos a buscarlo usando la herramienta con forma de oso. Keith parecía muy interesado en la historia, aunque a veces parecía inquieto por lo que escuchaba. Sin embargo, continuó escuchando.

Finalmente, la historia se trasladó al punto en que encontramos la mansión. Cuando le conté cómo había agarrado la niebla oscura que se arremolinaba con mis manos desnudas, no pudo contener su sorpresa.

—Hermana mayor. No importa la situación, eso fue claramente imprudente —dijo, preocupado.

—¡P-Pero…! ¡Necesitaba quitar esa niebla para que finalmente despertaras!

Ahora que estaba volviendo a contar la historia, comencé a recordar ese punto específico en el tiempo. Después de quitarle la niebla oscura, Keith, por alguna razón…

Antes de darme cuenta, lo había soltado, y ahora estaba a unos pasos de distancia. Keith me miró sorprendido.

—¿Qué pasa, hermana mayor…?

—Mmmm… bueno. Ya ves… cuando despertaste en la mansión, ¿parecía que estabas caminando dormido…? O hablar dormido… Sí, era exactamente eso. Keith definitivamente  estuvo medio dormido. Por eso había dicho algo sobre un “sueño”. Creo que Keith acababa de confundirme con alguien que le gustaba.

Pero… ¿debería mencionar eso? Él no parece recordarlo. 

Decidí que deberíamos enterrar esos recuerdos en la oscuridad.

Mientras Keith miraba mi yo aún nervioso, parecía estar momentáneamente perdido en sus pensamientos, y luego habló.

—Yo… sonámbulo. ¿Eh? ¡¿Quieres decirme que… eso no fue un sueño?!

Aparentemente lo había recordado todo. Todo el color se le fue de la cara.

¡Oh no! Rápidamente traté de tranquilizarlo.

—Mmmmm… estabas medio dormido y bastante aturdido, así que no había forma de evitarlo. Me confundiste con alguien que te gusta, ¿verdad? Sucedió. ¡Pero está bien! Ya me he olvidado de eso. También puedes olvidarte de todo, Keith.

—¿Sucedió?

Incluso me costó convencerme de eso. Pero se había dicho, y eso fue todo. Miré a Keith con seriedad, mi cara completamente sonrojada.

—¿Olvidar…? ¿Todo al respecto…? —murmuró Keith.

—¡S-Sí! Exactamente. Hagamos eso.

Sí, eso es lo mejor. Si se supiera que Keith había confundido a su hermana adoptiva con su amante y la había besado, no sería bueno para su reputación. Seguramente estaría de acuerdo en que esto debería ser rellenado por el agujero de la memoria. O eso pensé…

—Me niego.

—… ¿Eh?

Keith se volvió hacia mí con una expresión seria.

—Me niego a olvidarlo. Tampoco voy a fingir que nunca sucedió.

—¿Keith…?

Aunque estaba a cierta distancia de Keith, pronto estuvo a mi lado. Sus ojos azules se centraron en mí.

—Quizás estaba hablando en sueños. Pero fue mi primer beso, con la persona que amo. No hay forma posible de que me olvide de algo así.

—¿Eh? Mmmm… ¿Qué quieres decir, Keith?

¿Su primer beso con la persona que amaba? Si seguía esa línea de razonamiento, la persona que Keith amaba tenía que ser…

—Desde que eras niña, hermana mayor… no. Katarina… me gustaste. Como una mujer. Yo… te amo —dijo Keith, su cara completamente roja.

¿Eh? Mmmm… Déjame procesar esto. ¿Entonces soy la persona que Keith ama…? Mmmm… bueno, yo también amo a Keith, él es muy importante para mí. Pero, ¿eh…? ¿Dijo… “como mujer”? Y eso… ¿él me ama? Pero eso es…

Con eso, finalmente ensamblé el rompecabezas en mi cabeza. Sentí mis mejillas calentarse rápidamente. Los latidos de mi corazón aumentaban violentamente.

—¿Eh? Ah… Uh…

Estaba completamente sin palabras. Los únicos sonidos que escaparon de mis labios fueron extrañas sílabas únicas, pronunciadas al Keith con la cara roja.

Y luego, de repente… toda una bandada de personas invadió este espacio.

—Keith, ¿qué crees que estás haciendo? ¿Confesándote de casualidad? Katarina me pertenece.

—¡Te haría esa misma pregunta, príncipe Jared! ¿Qué estás diciendo? ¡La señorita Katarina no le pertenece a nadie!

—Sí, Mary tiene razón. Ella no te pertenece.

—Así es… ¡La señorita Katarina no le pertenece a nadie! Ah, señorita Katarina… He traído algunas novelas que recomiendo encarecidamente… tal vez también las disfrutarías.

—Sophia, Keith es el que está enfermo, no Katarina. Tal vez tu elección de regalo de recuperación es un poco extraña.

—Ah… Bueno, horneé algunas golosinas, ¿tal vez el Maestro Keith las disfrutaría?

¿Cuánto tiempo habían estado esperando allí? De repente, todos los sujetos habituales habían entrado en la habitación.

Jared pronto estuvo a mi lado, más rápido de lo que mis ojos podían ver. Me rodeó con los brazos, como para separarme de Keith.

—Katarina es mía, ¿sí? —susurró, suave pero claramente en mis oídos.

Mis mejillas estaban en estado crítico. ¡Mis latidos eran tan fuertes que sentí que iba a explotar! Sin embargo, no pasé mucho tiempo en los brazos de Jared, ya que Keith pronto estaba tratando de recuperarme de sus garras.

—Eso no servirá. No te la entregaré, príncipe Jared.

—¿Oh? Veo que finalmente has aprendido a hablar, Keith…  —dijo Jared.

Los dos ahora se lanzaban puñales con la mirada, conmigo intercalada en el medio. ¡Ugh! ¿Qué estaba pasando? ¡Ya no lo sabía!

Tal vez fue porque estaba en pánico, o tal vez porque la habitación se había vuelto tan animada… o incluso pudo haber sido en respuesta a los extraños sonidos que había hecho antes. Antes de darme cuenta, Pochi había salido de mi sombra, y pronto estaba ocupado corriendo en círculos alrededor de mí y mis amigos. Entre vueltas, miraba a Alexander, el oso, que actualmente estaba posado en el hombro de María.

Todo lo que pude hacer fue mirar este retrato del caos, con la mandíbula abierta, en un sueño. Fue entonces cuando escuché una voz familiar…

—Despejó la ruta de Keith Claes, ¿eh? Uno en cada brazo, ¿mmmm?

Era como si, en mi oído, pudiera escuchar la voz de mi mejor amiga de mi vida anterior.


Maru
¿Qué mejor amiga? ¿Qué quieres decir? ¿Qué está pasandooo? Que ya solo quedan los extras. ¿Me vas a dejar así hasta el tomo 5? ... Sí... claramente 😀

Sharon
No tienen idea de la cantidad de veces que quise intervenir, pero me aguanté para dejar el capítulo entero. Mientras todos duermen en los laureles, ¡Keith da un paso más en la carrera! Ah, Jared, vas a tener que ponerle más ganas… Por cierto, ¿alguien más comenzó a contar mentalmente el tiempo que le tardó a Katarina entender lo que Keith estaba diciendo? Juro que hasta en mi casa vi los engranajes girando a toda potencia

| Índice |

16 thoughts on “Katarina – Volumen 4 – Capítulo 4: Por lo tanto, el incidente está resuelto

  1. asuka says:

    no me imaginé este final, que bueno que Keith no se retracta a ver que hace hace ahora katarina ya quiero saber…………………..gracias por traducir excelente trabajo.

  2. Ever09th says:

    Había visto la ilustración de Keith, tiene tan buen aspecto que me es difícil imaginar lágrimas en sus ojos 😅
    Que buena jugada la Keith, evitó que Bakarina lo dejase de lado confesandole sus sentimientos 👌
    Muchísimas gracias 👍

  3. Yinett says:

    Llegué tarde pero seguro. Me encanto el cap, muchas gracias por su trabajo.
    Descripción gráfica del final del capítulo: Los carnavales de Rio en el cuarto de Keith xd.

  4. Missuny says:

    Yo. Estoy. Sorprendida. Σ(ಠ_ಠ) No me imaginé este desarrolloooo quiero regresar al team keith, pero sé que va a romperme el corazón ( ;∀;) no sé qué haceeeerrrrr gracias por su arduo trabajo chicas! Las amodoroo (ノ≧∇≦)ノ ミ ┻━┻

  5. Ayanami says:

    Ajdbfkckfkfjfhfjf por fin le dijo!!!! no puedo con la emoción finalmente sabe ¡¡¡ ah A-chan volvió creí que ya la habían olvidado!!! Les agradezco mucho este capítulo es maravilloso

  6. Tsuki says:

    Me ha encantado el capítulo!!!

    En serio ya quiero ver qué pasará con Katarina y la Magia Oscura, ya que creo que vendrá un gran misterio que la involucra a ella y su extraña capacidad de meterse en problemas con la misma.

    Muchas gracias por el capítulo, estaré ansiosa esperando la actualización Desu~

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *