La propuesta del Héroe – Volumen 1 – Capítulo 16

Traducido por Maru

Editado por Tanuki


¡Guao! Señor héroe, ¡tienes pestañas largas aun teniendo esas intenciones asesinas!

Como de costumbre, habría escapado de la realidad y probablemente habría pensado en algo así.

Sin embargo, esta vez era inútil. Debido a que mi cerebro perdió su inteligencia, solo observé distraídamente la hermosa cara de Greed acercándose sin replicar.

Gracias a eso, la cara de Greed llenó mi campo de visión; el movimiento anterior y la bajada lenta de su cabeza, únicamente él llenando mi campo de visión. Estaba cerca, hasta el punto donde podía ver sus párpados cerrados y esas largas pestañas proyectando sombras en su mejilla.

¡Es obvio lo que intentas hacer ahora mismo! ¡Aunque soy un personaje de apoyo, estás a punto de robarle un beso a una doncella!

¡Estoy en problemas…! Dije en el rincón de mi mente confundida cuando eso sucedió. La puerta donde estaba atrapada fue golpeada violentamente y alguien llamó.

—Aria, Aria, ¿estás ahí?

Sentí el sonido y la vibración del golpe en la puerta sobre mi cuerpo.

El héroe se detuvo en seco y escuché un pequeño chasquido de lengua, y al mismo tiempo, mi mente se aclaró. Como una niebla que se aclaraba en un instante, pude pensar de nuevo. El sudor frío estalló cuando llegué a comprender la situación actual y vi a Greed alejarse.

¡Fue peligroso!!

Parar antes de que apenas tuviéramos contacto, era una situación en la que no podría haber escapado si fuera demasiado tarde ni un segundo más. Después de todo, si él besó mis manos, podría decir que era por un profundo afecto, pero si hubiéramos besado los labios como si fuéramos amantes o una pareja, el precio decidido para eso era intercambiar nuestros votos.

Al menos, entre aristócratas. Si se atestiguaba, podía conducir a lo que llamábamos “compromiso”. La pareja prometida llevaba brazaletes, pero besarse en público era un acto comparable a eso.

¡Beso a discreción! Esa era la consigna de esos nobles que hacían el tonto.

—Aria, Aria, estás ahí dentro, ¿verdad?

La puerta fue golpeada de nuevo, y una voz llamó.

Vaya, parecía olvidar, pero esa voz era mi salvador. ¡Debía agradecer a esa persona!

—Sí, estoy aquí.

Mientras respondía, pensé, pero… ¿eh? Como esa persona estaba llamando mi nombre, entonces nos conocíamos. La voz de un maestro.

Sin embargo, el maestro en mi memoria es uno de los que no deben entrar en la habitación de un sirviente.

¿Eh?

—Abriré esto.

—Muy bien.

Fue Greed quien respondió a la persona fuera de la puerta. Aun así, no respondí al maestro, pero respondí con una mirada inquisitiva a Greed a mi lado. No sé por qué intenté obtener el permiso del héroe de esta manera a pesar de que estaba en mi habitación. ¿Era por las agallas de la dama de honor?

Parecía inútil porque el héroe tenía un carisma intenso. Dominando la atmósfera, me hizo pensar en él como el maestro. Particularmente como el de un rey o un príncipe de la historia. Siendo una dama de compañía durante seis años, no había forma de que no pudiera obedecer.

¡No, no, no, por supuesto, el héroe no es mi maestro!

Mientras respondía en mis pensamientos, el héroe retrocedió y me alejé de la puerta.

—La abriré ahora.

Debido a que todas las puertas de las habitaciones de los sirvientes se abrían hacia afuera, abrir la puerta girando el pomo de la puerta hacía que la gente frente a la puerta prestara atención.

La persona del otro lado era, como era de esperar, alguien que no debería estar en un lugar como este.

Era el segundo príncipe de este condado, Alfred Rafia Schwarze.

| Índice |

One thought on “La propuesta del Héroe – Volumen 1 – Capítulo 16

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *