Reencarné en una mujer egoísta – Capítulo 23: Vamos a difundir los utensilios de cocina

Traducido por Lioi

Editado por Sakuya


—Fufu, fufufufufufufufufu

Escucho una risa espeluznante.

Escuché esta risa después de levantarme de la cama antes de lo habitual y acercarme a la puerta. Tímidamente abrí un poco para confirmar la identidad de la voz, luego cerré la puerta en silencio.

Era Berta.

¿Qué estaba haciendo ella? Era evidente. Se podría decir que ya era su rutina diaria.

Berta miraba el frasco en trance. El frasco es naturalmente el jarabe de ciruela del otro día. En la actualidad, el Flaksburb se encuentra en un boom de jarabe de ciruela sin precedentes. Debido a que está hecho con una gran cantidad de azúcar, no es algo que todos puedan hacer, pero le he dado permiso al jefe de cocina para que produzca mucho jarabe de ciruela. De hecho, toda la fruta utilizada para el jarabe de ciruela en el jardín se ha agotado.

Sorprendentemente, incluso la señora Bianca aparentemente está sacudiendo un frasco todos los días.

¿Qué pasa con el jarabe de ciruela que atrajo a todos así? Es un misterio, pero bueno, todos lo disfrutan. Es dulce, después de todo.

Ahora bien, ¿qué debo hacer? No podré volver a dormirme, pero hay algo que uno no debe ver (Berta) al otro lado. Bien, hagamos lo que comencé recientemente.

Eso es lo que les gusta a las damas “bordado”. El bordado es un trabajo delicado de una aguja que perfora una tela para hacer un patrón fino. Amalie también era una dama noble, así que le gustaba y era experta en bordado. ¡Qué inesperado!

Hay una razón por la que comencé a bordar. Es para el control del poder mágico. El jefe de la Unión de Cooperación me dijo que siempre liberara una gran cantidad de poder mágico para fortalecer el control sobre mi poder mágico. Y me recomendó hacer trabajos pequeños y detallados como método.

¡Por eso comencé a bordar!

Recojo un chaleco del estante y comienzo a bordar. Como siempre, imagino el poder mágico como un hilo delgado, y de manera similar, pincha la tela con una aguja hecha de poder mágico para crear un diseño. Aunque digo un diseño, la gente común no puede verlo.

Debido a que estoy prestando una atención excepcional al poder mágico, uno no podrá notarlo si no presto mucha atención. ¡Esto es parte del entrenamiento de control de poder mágico!

Al principio tenía la intención de hacer bordados ordinarios, pero luego pensé “¿Puedo usar magia para hacer bordados?” Lo probé, y sabes, funcionó.

Ya que estoy en eso, ¡hagamos ropa para Wirbel! Entonces, comencé a trabajar en un chaleco pequeño. Bordemos de todo corazón este pequeño chaleco con el poder mágico de proteger a Wirbel.

Toc, toc

Justo cuando terminé una parte del bordado, se escuchó un ligero golpe en la puerta. Un momento después, la puerta se abre y Berta entra.

—¡Madame! Por favor, discúlpame. ¿Ya estás despierta?

—Sí, me desperté, así que estaba haciendo algo de bordado.

—Es así, entonces, te ayudaremos a prepararte.

Después de que Berta y otras criadas me ayudaron a prepararme, nos encaminamos al comedor. Wirbel ya estaba ahí.

—¡Mamá! ¡Buenos días!

—Buenos días, Wirbel también está animado hoy.

Junto con los saludos, beso ligeramente su mejilla y tomo asiento.

Mi adorable hijo me está curando desde la mañana. ¡Porque he visto algo aterrador justo después de despertar!

Miré a Berta por un momento y nuestros ojos coincidieron por un instante. Lenta y antinaturalmente desvío mi vista. ¡Fuu, las habilidades de detección de Maou-sama son demasiado poderosas!

—¡Mamá! Mi jarra ya está llena de jugo de fruta, ¿sabes? ¿Puedo beberlo pronto?

—Estará listo una vez que todo el azúcar se derrita

—Fufu, ¡no puedo esperar! Ar-Niisama me dijo que definitivamente le dejara probarlo una vez que esté hecho. Pero, cuando está hecho, ¡quiero dejar que mamá lo beba primero!

—Maa, gracias, ¡realmente estoy deseando que llegue!

¡Buen chico! ¡En serio un buen niño! ¡No me hagas llorar en la mañana! Uu…

Estoy agradecida por todos los que criaron a Wirbel con buena salud. De verdad muchas gracias.

—Mamá, ¿pasa algo?

—No es nada. Wirbel, te amo.

—¡También amo mucho a mamá!

—¡Entonces, es un amor mutuo!

—¡Sí!

♦ ♦ ♦

El desayuno terminó después de la conversación de dos tortolitos. ¡Ser íntimo es lo mejor! Como Wirbel fue hoy al edificio principal, confirmo el plan de hoy con Berta.

—Hoy es el día de la cita con el jefe de la Compañía Becker.

¡Así es! ¿Cuál era el negocio hoy?

Hay tanto que olvidé~

Justo cuando regresé a mi habitación para continuar con el bordado, me informaron de la llegada del jefe de la Compañía Becker. Cuando entro en la habitación de invitados, me recibe con una reverencia respetuosa.

—Madame, como siempre, muchas gracias por tu valioso tiempo.

—Suficiente con los saludos formales, ¿cuál es su negocio hoy?

—Sí, el borrador del libro de recetas del que estábamos hablando el otro día se ha completado, lo he traído para pedir consejo de Madame.

Becker lo dice y pone muchos papeles sobre el escritorio.

Fumu, así que es como esperaba… extremadamente oscuro.

Aunque lo descubrí en los libros de hechizos que leí antes, este mundo no deja espacio entre líneas, solo letras sobre letras. Creo que la acumulación de palabras entre sí se debe a que el papel es un recurso valioso, pero es realmente difícil de leer.

—Madame, ¿cómo es?

—Bueno, no hay errores en el contenido. Pero…

—¿Pero?

—Es difícil de leer.

—Difícil de leer… ¿es así?

—Sí, por lo tanto, ¿qué tal hacerlo de esta manera?

Comienzo a escribir un diseño en un papel separado.

—Primero, inserta una ilustración pues una imagen facilitaría entender qué tipo de plato es a primera vista. A continuación, la lista y la cantidad de ingredientes. Enumere la cantidad necesaria para usar en función de la taza de medir y la cuchara. Y luego, el proceso. Si escribe de manera fácil de entender 1, 2, 3 con espacios entre líneas, describiendo las partes más importantes, será realmente útil para las personas, ¿qué tal?

Le presento el diseño de la receta a Becker mientras le explico.

—Hou… —Becker mira el papel con intensa concentración. —Esto es… ciertamente fácil de entender. Si es así, incluso los que no son cocineros podrán comprender. Siento que incluso yo podría cocinar

—Ara, puede ser bueno para Danna-sama cocinar para su señora de vez en cuando. Además, es verdad, ¿ha considerado poner libros en préstamo a personas que no pueden comprarlos? Habrá muchas cosas que la gente no entenderá incluso después de ver la demostración. Preste el libro con dinero como garantía y devuelva el dinero cuando se devuelva el libro. Será necesario un cierto grado de confianza, pero la utilidad del libro de recetas venderá los utensilios de medición.

Becker parecía disgustado por mi idea de prestar el libro de forma gratuita, pero una vez que dije “venderá” su cuerpo se crispó.

Sakuya
Es como rentarlos, así que debería cobrar aunque sea poco…

—Ya veo, ¡la razón para prestar libros gratis es vender una gran cantidad de utensilios de medición! ¡La vista lejana de este Becker no puede alcanzar ni siquiera los pies de Madame! Qué idea tan maravillosa. ¡Se venderá! ¡Un equipo de medición en cada familia! ¡Fuhahahaha!

Becker… tu cara se está volviendo mala. ¿Dónde se fue el caballero tranquilo de hace un rato?

Estaba a punto de preguntar, pero aguanté.

Además, a los ojos de Becker, soy un personaje parecido a un jefe… No~ Esto se siente como Echigoya[1] y El Magistrado Malvado.

¡Es diferente, ya sabes! ¡Solo pensé en hacer las cosas convenientes para todos!

Por alguna razón, cuanto más lo digo, más suena como una excusa.

¡Wirbel! Madre no hará nada malo, ¿¡está bien!? ¡Créeme!


[1] Echigoya es un empresario corrupto, en un videojuego llamado Tenchu: Asesinos Furtivos.

| Índice |

3 thoughts on “Reencarné en una mujer egoísta – Capítulo 23: Vamos a difundir los utensilios de cocina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *