Reencarné en una mujer egoísta – Capítulo 32: El panda es una bestia sagrada

Traducido por Devany

Editado por Sakuya


Tomo una respiración lenta y profunda. Cierro los ojos ligeramente para aumentar mi concentración. El fracaso no era una opción. 

¡Por Wirbel, por mí y por el bien de la gente de todo el mundo!

Después de calmarme, miré decidida el mapa en mis manos, señalando silenciosamente un lugar en específico.

—Es aquí.

Madam, ¿hay algo en ese lugar? ¿Es una mina con piedras preciosas otra vez? preguntó cautelosamente Berta.

Estábamos en el estudio de la mansión del sol. Ya que había muchas cosas de las que era propietaria, tenía que venir cada cierto tiempo a manejarlas, normalmente hago trabajo de oficina aquí. Como Berta actúa como mi secretaria, le pedí que me acompañara unas horas mientras estoy en el estudio.

No, es diferente. Hay “vainilla” en ese lugar… 

Vainilla, ¿verdad?

Incontables luces brillaron alrededor de todo el mapa, pero el lugar donde señalé brillaba con mucha más intensidad que los demás. Lo más probable era que hubiera mayores concentraciones de vainilla ahí.

Sí, eso es correcto… 

¿Es una gema valiosa, un alimento o algo así? La curiosidad por lo desconocido rodeaba su voz.

Debido a que siempre era tan confiable, a menudo olvido el hecho de que ella todavía tiene veinte años, igual que Amelie. Todavía es joven, así que aún mantiene la cantidad adecuada de ingenuidad y curiosidad para su edad.

¿Joven? ¡¡Joven!! ¡Es de la misma generación que yo, así que es natural que sea joven! ¿No es cierto?

No, realmente no se puede llamar comida, esto es una “especia”.

Especia… 

Sabiendo que antes Amelie solo disfrutaba de la vida social, Berta me dirigió una mirada confusa, lo más probable era que le resultara extraño que mostrara interés en algo como esto.

Bueno, es una especia utilizada para dulces.

¿Pones especias en dulces?

Sí, está vainilla tiene una “fragancia dulce”. Puede hacer que los dulces habituales se sientan más deliciosos.

La vainilla era una planta, más en específico, crecía en flores. La fragancia única nace procesando las semillas de la flor de la vainilla.

Las semillas están escondidas en una vaina, con pequeños granos negros en su interior.

La vainilla en sí era insípida. Pero, como se suele decir, las comidas no sólo son percibidas por la lengua, sino también por la vista y el olfato. La vainilla era necesaria para la “dulce fragancia” que comúnmente tenían los dulces. Debido a esta “dulce fragancia”, los dulces se sentirán más deliciosos. Además, de esa manera se evita un cierto olor a pescado en los alimentos.

He oído que la vainilla se llama “la fragancia de la felicidad”, bueno, es también debido a sus efectos relajantes, gracias a estos, era utilizada en velas de aromaterapia, perfumes y otros productos.

El método de procesamiento era un problema, pero no lo sabré a menos que lo intente, por lo que encontrar las plantas de vainilla era lo principal.

—Entonces, Berta… 

¿Espera? Berta, ¿adónde fuiste?

Berta, que hace unos segundos puedo asegurar estaba junto a mí, desapareció repentinamente. No había rastro de ella en todo el estudio.

No estaba… ¿verdad?

—Madam, por aquí.

Literalmente salté al oírla de forma tan repentina. Berta estaba parada en la puerta, observándome en silencio.

¿C-cómo? No estabas aquí antes, ¿verdad? ¿No había ni un rastro tuyo hace unos segundos?

Suspiro frustrada, ¡a veces Berta me hacía sentir aterrorizada por su elusividad! ¡Qué miedo!

—Sobre la “vainilla” de la que hablábamos hace rato, por favor quédese tranquila, ya he dispuesto a una persona confiable para que se encargue de eso.

¿Ah…? ¿¡Cuándo!? ¡¡Eso fue demasiado rápido!!

Te habías ido sólo unos minutos, ¿verdad? Eso es imposible, ¿cierto? ¿¡Imposible!? ¡Tan aterrador!

Berta podría tener un tremendo poder, estaba muy por encima de mi habilidad y poder mágico… no vayamos en contra de ella… 

—Por favor, quédese tranquila. ¡Les he dicho que lo manejen con cuidado! —Los ojos de Berta brillaron y resplandecieron con decisión.

Ah, la persona que fue a recogerlo, tan lamentable… 

¿Qué ojos aparecerán si fallaba su misión…? Un escalofrío me recorrió de solo pensarlo.

—Sobre eso, Berta, he escrito las características de la vainilla, por favor entrégalo al grupo de búsqueda, les será útil.

—¡Ciertamente! ¡De inmediato! —diciendo eso, salió del estudio.

Cuando se trata de dulces… el entusiasmo de Berta crece considerablemente, eh.

¿Cómo me mirará si el proceso falla…?

¡Yosh, demos lo mejor de nosotros! Por Wirbel y Berta, por la felicidad de cada persona en este mundo, ¡y también por mi seguridad! ¡No se permite el fracaso!

—Entonces, voy a volver ahora.

Cuando abro la puerta del estudio, puedo oír ruidos desde el piso inferior que normalmente se encuentra tranquilo.

—¿Gritos? —Podía escuchar pequeños gritos provenientes de las ruidosas doncellas.

—Madam.

—Berta, parece que hay mucho escándalo, ¿pasó algo?

No hay temor inminente en las ruidosas voces de las criadas, incluso cuando me acerqué, Berta no estaba especialmente asustada.

—Sí, el jefe de Becker Company vino de visita… —La voz de Berta sonaba inusualmente preocupada.

Parecía que no había peligro y Berta no quería bajar a comprobarlo, así que caminé en dirección al hall de la entrada, dispuesta a descubrir que estaba pasando.

Cuando estuve frente a ellas, las criadas abrieron un camino para dejarme pasar en un instante.

—Becker, ¿de qué se trata este ruido?

—¡Madam! ¡Por favor, eche un vistazo a esto! —Becker extiende triunfalmente los brazos, instándome a echar un vistazo al objeto frente a él.

Un cuerpo redondo en blanco y negro se mantiene cerca de sus pies.

¿Pa-pa-panda?

Una cara redonda con piel blanca borrosa y pelo negro alrededor de los ojos y las orejas, me saludaba, su gran nariz color negro, y unos lindos ojos redondos, me miraban tiernamente.

—¿Cómo está? ¡He utilizado como referencia el rompecabezas que madam hizo la otra vez para el joven Wirbel!

—Ya veo… 

Me quedé sin palabras debido al impacto del panda, un animal que se supone no existía en este mundo.

—No he visto un animal así antes. Sin embargo, tenía una mirada tan digna. He adivinado que esta es una bestia sagrada fantasma que sólo madam, con su amplio conocimiento, conoce, por lo tanto, para la compasiva madam que es y tratando de difundir las matemáticas a la gente, ¡hice mi mejor esfuerzo incorporando información y cree esto!

Inesperadamente, no puedo sentir ninguna otra intención detrás de esto más que agradecimiento, la sinceridad se podía ver a través de los ojos de Becker.

¿Esto… tal vez, quiere un elogio? P-pero… Los ojos de Becker estaban llenos de expectativas.

—G-gracias. Es adorable. —Cuando terminé elogiándolo con algo de renuencia, Becker comenzó a sonreír felizmente.

No obstante, ¿qué pasa con eso de bestia sagrada? Bueno, ¿crees que es mi culpa por dibujar un animal que no existe en este mundo? Quiero decir, la tinta es negra, así que pensé… Animal blanco y negro, ¿un panda?, y lo dibujé, ¡lo siento!

¡Pero, sin embargo! ¡Quiero enfatizar esto! ¡Becker! ¡¡Por favor, deténgase con las ridículas conjeturas y deje de difundir rumores extraños!! ¡¡Enserio!!

En mi mente lloré sabiendo que no serviría de nada mi sufrimiento. Suspiré cansada.

—¡Así es! Las impresiones de las muchas personas que lo vieron eran “adorable”. ¿No es este el más adecuado para los niños? —Las criadas alzan voces de acuerdo con las palabras de Becker.

Los gritos de las criadas de hace un tiempo aparentemente no eran gritos, sino “murmullos” en su lugar.

El nombre que decidimos ponerle fue “Kigurumi”, esto debido a la combinación de dos palabras: kiru (para llevar) y nuigurumi (juguete relleno).

Tradicionalmente, se refería específicamente a los artistas que llevaban el traje, pero la palabra ha crecido hasta incluir los trajes en sí. También se utiliza como pijama, pero es un error de cálculo fantástico que fue recibido favorablemente así.

¿Puede considerarse este logro de Becker, ya que eligió el panda para los Kigurumi? No quiero reconocerlo, pero eso puede ser así.

¿Cómo? Dejándome llevar por la sorpresa de la excelente calidad que mostraba el producto, me puse a pensar. Cuando lo toco, un pelaje de primera me recibe, similar al dibujo, además, no es demasiado pesado. No sólo la cara, pero incluso el cuerpo tiene un aire encantador.

Como era de esperar, ¡un trabajo perfecto!

Saa, ahora vamos a apuntar hacia el mejor disfraz de la mascota del mundo! ¡¡Oh!!

| Índice |

4 thoughts on “Reencarné en una mujer egoísta – Capítulo 32: El panda es una bestia sagrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *