Reencarné en una mujer egoísta – Capítulo 5: Hagamos dulces

Traducido por Devany

Editado por Nemoné


La cocina se llevaba a cabo la mayoría de las veces en el edificio principal. Puesto que el Jefe de Cocina trabaja en este, en la mansión anexa sólo se cocina de forma sencilla.

La comida de la mansión anexa se prepara en la cocina del edificio principal, luego es terminada en la cocina de la mansión anexa.

Pero cosas como condimentos, utensilios y otros elementos básicos, no son muy diferentes de los de la cocina principal, por lo que no hay problema en cocinar aquí.

—Berta, ¿tenemos patatas?

Cuando pregunté, Berta dirigió su mirada hacia los jóvenes aprendices de cocina que se quedaron detrás de ella.

—Ah, umm, traeré algunas.

Uno de los muchachos huyó en pánico hacia el almacén.

—A-Aquí.

Cuando volvió, me mostró un montón de papas dentro de una cesta.

—Gracias.

Al momento de expresar alegremente mi gratitud, tanto las dos criadas que trabajan en la cocina, como los dos aprendices, se quedaron congelados.

Cielos, eso ya es una exageración.

— ¿Dónde están los cuchillos de cocina?

— ¡¿Eh?! No, eso es…

El muchacho tiembla cuando nuestras miradas se cruzan.

No, no voy a apuñalarte. Esto, entiendo que las herramientas afiladas están prohibidas para las mujeres histéricas, pero tampoco es para estar tan asustado.

—Madam, ¿por qué no le dejas la cocina a Kurt y Damien? Usted puede simplemente decirles qué deben hacer.

¿Pero así se puede decir que yo cociné…? Sin embargo, esto puede ser lo único que puedo hacer para calmar los corazones de todos.

¡¡Ehh, soy un asesino o qué!!

Haa, supongo que no se puede evitar.

—Entonces, ¿puedo contar con ustedes?

—S-Sí.

Los dos chicos se mantuvieron firmes.

Entonces, yo, la asesina Amalie, me convertiré en un Sargento Demonio y empezare a dar órdenes… Dejando las bromas de lado, los dos chicos están tan tensos que me preocupa si podrán manejar los cuchillos correctamente.

— ¿Podría pedirles que corten las papas finamente? Tómense tu tiempo, no vayan a lastimarse.

Los muchachos cortaron las papas lentamente como se les dijo.

Las papas son de tamaño muy pequeño, pero aún así no parecen estar brillando.

—Córtalos aún más pequeños.

Instruyo a los chicos, y ellos me siguen al pie de la letra.

Después de cortarlas con seriedad, las papas empezaron a brillar por fin. Cielos, hubiera sido más rápido rallarlos desde el principio. Bien, lo siguiente es…

Cuando observo a mi alrededor, veo un trapo y un cubo de agua brillando.

Ya veo, envolver las papas en el paño y meterlas al agua, para después pasar a exprimir el almidón.

—Me pregunto… ¿Tienen un paño limpio?

—Ah, sí, tenemos una tela en la que envolvemos la carne.

—Ya veo, entonces, ¿pueden colocar las papas en agua y frotarlas con esto después?

Cuando los chicos frotan las papas, el agua empieza a volverse fangosa gradualmente.

— ¿Qué deberíamos hacer ahora?

—Déjenlo así por un rato.

Tan pronto como los chicos se separaron del contenedor de agua, este comenzó a brillar.

Ahora bien, ¡manos a la obra!

… Um, no podemos empezar sin la fécula de patata. Además, el Baumkuchen parece ser un obstáculo bastante grande, o eso parece… Lo entiendo, pero debemos hornear sus capas redondas sin quemarlas. Puede que no tenga que ser redondo, también podría recrear su aspecto en conjunto.

¿Qué debería hacer…?

¡Es cierto! ¡Tengo dinero!

Se siente detestable, pero déjame decirlo de nuevo.

¡Tengo dinero! Por lo tanto, vamos a gastar en un horno para Baumkuchen, como el que vi en la televisión. Aprovechemos y hagamos utensilios de cocina para dulces mientras estamos en ellos.

—Berta, me gustaría pedir un horno a medida, pero ¿qué debo hacer?

—Llamaré a la empresa Becker al terminar…

Berta responde inmediatamente a mi petición irrazonable.

La empresa Becker es la mayor empresa de la capital del Reino Morgenrot. Comercializa una gran variedad de productos, al igual que una tienda departamental.

Bueno, es poco probable que acabe con los Baumkuchen hoy. Así que, ¿hay algo que pueda hacer ahora mismo…?

¡Bien, vamos a hacer esa capa sobre capa! ¡Wirbel definitivamente quedará fascinado!

Abro la hoja con los materiales de los dulces.

Está brillando~

— ¿Podrían prepararme harina de trigo, huevos, azúcar, leche, mantequilla y crema fresca?

— ¡Sí-Sí!

Kurt y Damien inmediatamente pusieron los ingredientes frente a mí.

—Entonces…

Justo cuando extendía la mano, tal como al inicio, Berta me detuvo de nuevo.

—Madam…

Está bien, ¿verdad? ¡No seré peligrosa (para los alrededores) cuando use el cuchillo!

Berta y yo nos miramos fijamente la una a la otra durante un tiempo.

—Kurt, derrite la mantequilla y comienza a batir la nata fresca. Damien, rompe los huevos y mézclalos con todo menos con la crema fresca; luego cocínalos en la sartén.

La mirada silenciosa de Berta-san me derrotó. A pesar de que estaba tan asustada hace un momento… ¿Debería alegrarme de que se haya acostumbrado a mí?

Kurt y Damien son cocineros decentes a pesar de que aprenden sólo observando. Lo terminan según mis instrucciones.

Ahora, todo lo que queda es dejarlo enfriar y untarlo en la crema fresca.

¡Sí! El Mille crêpe [1] está completo.

—Ponlo en el congelador y deja que se enfríe un poco.

—Sí…

Los ojos de Kurt, Damien y las dos doncellas estaban fijos en el Mille crêpe.

—Quitando mi parte y la de Wirbel, pueden dividirse el resto y comerlo entre ustedes.

— ¿¡Eso está bien!?

Una voz excitada vuela de mi lado.

Berta… tienes un gusto por el dulce por lo que veo. Normalmente no muestra muchas emociones, pero ahora sus ojos están brillando.

—Sí, todos por favor coman un poco y díganme qué les parece.

— ¡Sí!

Todo el mundo me da una gran respuesta.

Si es así, Wirbel también podría mostrarme una sonrisa encantadora.


Nota:

Devany
Es definitivo, necesito cocinar esto *empieza a babear*

[1] De nombre completo Gâteau Mille Crêpes es un pastel francés clásico que se traduce como “pastel de mil crepes/crepas”. Es el postre perfecto para personas que tienen una relación rencorosa con sus hornos porque se hace enteramente en la estufa. (Devany: jejeje que conveniente)

Nemoné
No inventes, se ve delicioso. Ya me dio hambre :’00

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *