Viviré con humildad y confianza – Capítulo 52

Traducido por Devany

Editado por Sakuya


Al final, no logré hacer ningún amigo.

Seguí el consejo de Aoi y cada mañana recibí con un Buenos días a los chicos que se sentaban a lado mío; el primer día no hubo muchos avances, algunos de ellos me miraron de forma extraña. Pero con perseverancia, seguí presionando todos los días, y con el paso del tiempo, se volvieron capaces de regresarme el saludo normalmente. Lamentablemente, nuestras interacciones únicamente se quedaron ahí y no logré desarrollar algo más. Decidí pensar en positivo, al menos ya no me tenían miedo.

 ♦ ♦ ♦

Tiempo después, las vacaciones terminaron. Cuando volví a ver a mi grupo por primera vez en mucho tiempo, dijeron —Vaya, señorita Reika. ¿Está mucho más delgada? —Chicos… Se dieron cuenta de que había engordado antes, ¿cierto? No los perdonare si en secreto me llamaban mapache con pelo de taladro ¿entienden?

Una vez que se enteraron de que había estado yendo a las clases de recuperación, por alguna razón dijeron —Como se esperaba de la señorita Reika. Es verdaderamente devota en sus estudios. —y, de alguna forma, terminaron interpretando las cosas convenientemente para mí. Decidí no corregirlos.

 ♦ ♦ ♦

Después de clases, el primer punto a tratar era la elaboración de listas de participación para el festival de atletismo de este año. Ahora que somos estudiantes de secundaria, tenemos un consejo estudiantil, lo que significa que ahora tenemos representantes de los clubes, así como un comité de atletismo para hacer el trabajo, en lugar de un comité ejecutivo como en la primaria.

Aun así, cada representante de clase tenía que participar en varios trabajos junto con el comité de atletismo. Estaba entusiasmada por ello. ¡¡Finalmente había encontrado una excusa para estar cerca del consejo estudiantil!! Si es por el bien de Senpai, entonces moveré mis manos y pies tanto como necesite. ¡Inmediatamente me dirigí a la sala del Consejo Estudiantil para ayudar con la organización!

 ♦ ♦ ♦

Ahora que estamos en secundaria, las actividades parecen haber aumentado, un ejemplo es que hay muchas más carreras de relevos. Como odio correr, estoy haciendo mi mejor esfuerzo para evitarlas. Sin embargo, planeo participar en otras. Aparte de los grandes eventos de salto de cuerda y lanzamiento de pelota, mis amigos me invitaron a participar en la carrera de tres pies.

El evento más preocupante era la batalla de caballería de los chicos. Nos costó mucho decidir sobre los candidatos. Como era de esperarse, nadie quería participar porque con seguridad iba a aparecer “ese” tipo. De los chicos que habían competido con él antes, una vez les escuché decir que el emperador se volvía alguien sumamente aterrador cuando comenzaba su persecución y que ningún otro contendiente podía llegar a igualar sus capacidades.

Apuesto a que, en estos momentos, el Emperador está ocupado decidiendo quién tendría el honor de ser su caballo. Aparentemente, si te eligen como el caballo, te verás forzado a entrenar en secreto después de la escuela. De esa manera, incluso su caballo se destaca del resto.

Considerando eso, sí, dudo que alguien quiera unirse. Me alegro de no ser un chico.

Al final, decidimos enviar a algunos Externos que no conocían la historia, y a algunos chicos desafortunados que perdieron en piedra, papel y tijeras. Hagan lo que puedan, muchachos.

 ♦ ♦ ♦

De todos modos, ahora que hemos conseguido resolver de alguna manera la participación, me dirigía a la reunión del festival de atletismo, organizada por el Consejo de Estudiantes. Vamos, representante de la clase, tú puedes. No te dejes vencer tan fácilmente. Como Miharu también va a la reunión, el representante de la clase estaba ahí de pie, usando el reflejo de la ventana para peinarse. Es una doncella enamorada en todos los sentidos.

Cuando llegamos, todos los demás ya se encontraban ahí. Y, naturalmente, sentado en el medio, estaba el Presidente Romeo. ¡Ha pasado tanto tiempo desde que lo vi de cerca! Tal vez fue a la playa durante el descanso porque tenía este bronceado que le daba un aspecto aún más salvaje.

Las comisuras de mi boca comenzaron a elevarse naturalmente, así que aprieto los dientes para detenerla. No quiero que piense que soy una chica rara que sonríe de la nada. Pero mis músculos se mueven por sí solos. ¡Nuestras miradas se encontraron! ¡Me dirigió una extraña mirada! ¿Realmente me veo extraña después de todo?

La reunión repasó la asignación de responsabilidades y los puntos importantes a recordar, y al final de la junta entregamos nuestras listas de participantes de cada clase.

De repente, mirando las impresiones, el presidente Romeo habló —Hablando de eso, ¿aparentemente hay un tipo loco y fuerte apareciendo en la batalla de caballería? Yo también participaré. Me pregunto si puedo ganar.

¿¡WHA-!? ¿Romeo-senpai está participando en la batalla de caballería? ¡Entonces definitivamente tengo que animarlo!

Cuando llegó mi turno de entregar mi lista, después de reunir todo mi coraje, dije —Senpai. Por favor, haz lo mejor que puedas en la batalla de caballería.

Aunque Senpai parecía un poco sorprendido, inmediatamente me sonrió y respondió con un gracias.

¡Lo hice!

 ♦ ♦ ♦

Mi plan para acercarme a Senpai durante los preparativos, no se cumplió casi en su totalidad.

Los representantes de la clase no hicieron más que trabajos extraños para sus respectivos salones, y los preparativos para el carnaval de atletismo fueron casi todos manejados por el Consejo Estudiantil, los clubes deportivos y el comité de atletismo.

Aun así, siempre que había una pequeña razón para ir al salón del consejo estudiantil, yo tomaba la iniciativa de ir. Los miembros del consejo estudiantil me miraron con ambivalencia, así que les amenacé en silencio para que no dijeran nada fuera de lugar. Sólo una vez, cuando quedaban bocadillos en el salón Pivoine, los robé todos en secreto y se los presenté a Senpai. Cuando lo hice, dijo — ¡Oohh! Estos están deliciosos. ¡Gracias! —con una sonrisa deslumbrante, y casi se me escapa decirle ¡Por esa sonrisa, te traeré todos los dulces que quieras!

Pero, aunque Senpai come tantos dulces, no engorda en absoluto. Hablando de eso, Kaburagi siempre está comiendo macarrones y chocolates en el salón, pero nunca ha tenido ningún dolor estomacal. ¿No es eso un poco injusto?

Llegó el día del carnaval de atletismo. Una vez más me puse el protector solar de alta resistencia que me dio mamá, y también participé.

No participé en ninguno de los eventos principales, así que hice todo lo que pude para animarlos. En la actividad de saltar la cuerda gigante, las otras clases cometieron varios errores, y terminó bastante bien para mí. Nunca imaginé que sería tan agotador.

En el caso de relevo en disfraces, Akizawa representando al club de atletismo, corrió disfrazado de Blancanieves, no dejé escapar la oportunidad y tomé varias fotos con mi cámara. Estoy segura que a Sakura le encantaran. En realidad, te veías un poco bonita, Akizawa.

En cuanto a los relevos de Kaburagi y Enjou, como era de esperarse, terminaron rodeados de chicas que traían limón con miel. Incluso si les das tantos, no podrán terminarlos…

El limón meloso aparece mucho en el manga y las novelas, como el cliché que se le da a la gente en los clubes deportivos, pero en realidad nunca lo he probado. ¿Son deliciosos?

De todos modos, los eventos siguieron durante todo el día, hasta que, por la tarde, por fin la tan esperada hora de la batalla de caballería.

Cuando el Equipo Emperador llegó, los ánimos se hicieron más fuertes. El emperador sentado con dignidad en su caballo que respira con fuerza. Deben haber entrenado mucho. Su confianza era palpable.

Podía oír “Kaburagi-samaaaa” y “Emperador” de un extremo a otro. Upfftpfftfft.

Y luego, Romeo-senpai y su equipo también hicieron aparición. ¡Da lo mejor de ti, Senpai! Quería decirlo en voz alta, pero debido a toda la gente que me rodeaba, sólo podía decirlo en mi corazón. Uwahh~ ¡Tan irritante!

Además de los fuertes aplausos por Kaburagi y Enjou, también empezaron a oírse gritos de — ¡Tomoe-kuuun! ¡Prueba tu abeja! —entremezclados con el ambiente. Esto es malo. Senpai parece ser mucho más popular de lo que pensaba. Tengo muchos rivales. Esto es terrible.

Mientras yo estaba en pánico, la batalla comenzó.

Kaburagi aplastó a los equipos cercanos uno tras otro, atacando a los equipos que intentaban huir. En una de sus persecuciones se toparon con un equipo de mi clase que parecía querer escapar. ¡Oh! Ahora están siendo arrastrados. ¡Ugh! ¡Se van a caer! Ah. Se cayó.

Sí, hicieron lo mejor que pudieron. Parecía que las otras personas aplastadas por Kaburagi se consolaban mutuamente. Descansen en paz.

Romeo-senpai todavía seguía en la contienda. Mientras daba instrucciones precisas, capturaba a los enemigos. ¡Qué maravilla, Senpai!

Después de que el campo de batalla se quedó sin presas, sólo quedó Kaburagi y Romeo-senpai.

¡Romeo-senpai! ¡Romeo-senpai, hazlo lo mejor que puedas!

Mientras rezaba con todo mi corazón, uno de mis amigos que estaba sentado a mi lado me dijo —No te preocupes. Kaburagi-sama seguramente ganará. — ¡Estás equivocado! ¡Estaba rezando por el equipo contrario!

Mientras el Emperador y Romeo-senpai luchaban, parecían estar mano a mano. Ni yo, ni el público, habíamos visto nunca al Emperador invicto luchar así. Estábamos conmocionados. ¿¡Podría ser que gane!? O eso pensé, cuando el caballo de Senpai tropezó, y Kaburagi usó ese hueco para robarle la cinta del pelo.

El campo estaba cubierto de fuertes ovaciones. Fue lo más ruidoso que había sido hoy.

Aunque Senpai perdió, aún sonreía como si se estuviera divirtiendo. En cuanto al Emperador, que había sido forzado hasta aquí por primera vez, parecía un poco frustrado a pesar de su victoria. Ese tipo definitivamente va a practicar aún más el año que viene, ¿eh?

 ♦ ♦ ♦

Tras el recuento, fue la clase de Romeo-senpai la que ganó en la mayoría de los eventos. Pero el ganador a nivel individual fue el Emperador, que ganó tanto en los relevos como en la batalla de caballería. El Emperador sostuvo su trofeo con una mano mientras apuntaba con él hacia el cielo. Realmente te estás divirtiendo, ¿eh?

| Índice |

5 thoughts on “Viviré con humildad y confianza – Capítulo 52

  1. Khrystal MeL says:

    Amo a Reika y su etapa de enamorada, pero no quiero ilusionarme con ello
    Por otra parte se nota como Kaburagi disfruta el evento como el joven niño que aún es jeje

  2. Ceciliano says:

    Buen capítulo, queda claro (aunque nadie lo diga) que nuestra protagonista esta cada día más bonita, que el Emperador sigue el camino trazado en la novela y que enamorarse del Sempai no fue un error… Estoy cada vez más curiosa, estoy segura de que están a punto de ocurrir cosas muy interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *