Al límite – Capítulo 54: Poca paciencia

Traducido por Ichigo

Editado por Ayanami


Habían pasado quince minutos, y Han Dong todavía no había llegado.

Er Lei lo llamó de nuevo para que se apresurara, la respuesta de la otra parte fue: “Estreñimiento, uno grande…”

La tez de Wang Zhong Ding se ha oscurecido otra capa más.

Han Dong le dio a la hermana Jiao mucho tiempo para quejarse, contando con sus dedos y viendo que era lo suficientemente bueno, se acercó a la oficina de Wang Zhong Ding. En la fracción del segundo en que sus dos pies cayeron frente a la puerta, la voz de la hermana Jiao se había desvanecido, al mismo tiempo que la paciencia de Wang Zhong Ding también se agotó.

—Jefe Wang, ¿me estaba buscando?

La fría y severa mirada de Wang Zhong Ding lo invadió, encontrándose con la sonrisa indecente de Han Dong.

—Entra —le ordenó Wang Zhong Ding.

Han Dong no era el más mínimo consciente del peligro inminente, todavía tenía una apariencia desgarbada como antes, con ambas manos en sus bolsillos, caminando mientras se balanceaba a izquierda y derecha, la pequeña cola de conejo arrugada también temblaba desordenadamente, en un total contraste con las líneas limpias y ordenadas de la habitación.

Si lo que se balanceaba no fueran ese par de piernas, y si hubiera una diferencia de un micrón, Wang Zhong Ding le daría una bofetada y lo mandaría a volar sin la menor duda.

—Dime, ¿qué significa esto?

Wang Zhong Ding golpeó ferozmente con sus dedos la superficie exterior del escritorio.

Han Dong levantó la cabeza para mirar, con una expresión que indicaba que era incapaz de entender la situación.

—¿Qué sucede?

—¡¿Qué sucede?! —Interrumpió, indignada, la hermana Jiao—. ¿Has mirado lo que me has escrito?

Han Dong dijo de forma plausible:

—Dijiste que Han Tianwang era hortero, lo cambié por Nicholas Tathagata. Dijiste que mi currículum no era lo suficientemente sensacional, por lo que lo cambie de acuerdo a tu petición. Además, esos talentos, ¿no te los mostré todos? ¿Por qué no me dices, cuál de estos no llené con la verdad?

La hermana Jiao se quedó sin habla por Han Dong, finalmente asintió con la cabeza.

—Muy bien, no puedo hablar más que tú, si aparte de estos diabólicos trucos y malvadas artesanías, pudieras demostrar alguna habilidad respetable, ¡me comeré mis palabras de inmediato!

Como resultado, estas palabras no sólo no pudieron someter a Han Dong, sino que le dieron la oportunidad de “presumir”.

—Mientras esté relacionado con el arte, no hay casi nada que yo, Han Dong sea incapaz de hacer. Qué tal esto, ya que no hay ningún instrumento disponible a mano, entonces cantaré un segmento de una canción cuya letra he compuesto yo mismo.

La tez de la hermana Jiao cambió, de hecho estaba muy insegura en su corazón, pero las palabras ya estaban dichas, ella sólo podía forzarse a sí misma a seguir adelante.

Wang Zhong Ding tampoco dijo una palabra y esperó a que Han Dong mostrará sus habilidades.

Han Dong encontró la melodía, luego comenzó a tararear, no se puede negar que su timbre era realmente bueno.

—Ah… ah… es… en… en… vamos… no esperes…

Escuchándolo al principio era mediocre, cuanto más lo escuchaban más anormal se volvía, Han Dong tomó los gemidos de placer durante el acto amoroso en los idiomas de 26 países y los agrupó en una canción.

Combinado con el género musical lascivo y la expresión frívola que mostraba en sus ojos, ¡qué matón tan excepcional!

Er Lei ya se sentía cualquier cosa menos tranquila, quería abrir la boca para detenerlo, pero Han Dong agitó su mano para rechazarlo.

—No seas impaciente, en un momento también habrá una versión dialectal y una animal.

La hermana Jiao no pudo soportarlo, salió corriendo por la puerta con los ojos carmesí, dentro de la oficina sólo quedaban tres hombres.

En la cara de Wang Zhong Ding era incapaz de distinguirse ninguna expresión, y el tono de su discurso también perdió su temperatura.

—Parece que te he subestimado.

Han Dong miró a su alrededor, asegurándose de que la hermana Jiao se había ido, luego se inclinó hacia Wang Zhong Ding para hablarle al oído:

—Déjame decirte que la fisonomía de esa mujer no es buena, la energía esplénica gástrica está colapsando, tres secciones son desfavorables, la cara es delgada y la vida útil predestinada es insuficiente, mejor déjala que se cuide bien, no dejes que vuelva a realizar trabajos pesados… ah…

Antes de que Han Dong terminara de hablar, su trasero sufrió una fuerte patada.

Er Lei se asustó.

Había estado siguiendo a Wang Zhong Ding durante tantos años, y esta fue la primera vez que lo vio golpear a alguien, una persona con un estatus como el de Wang Zhong Ding, normalmente recurre al abuso no físico, incluso si realmente quiere castigar a alguien, tampoco vale la pena que lo haga él mismo.

Pero esta vez, ¡Realmente estaba al final de su paciencia!

Si Er Lei no estuviera presente a su lado, ya habría pateado a Han Dong al suelo y lo habría pisoteado sin piedad.

¿Por qué recluté a una persona tan molesta como esta?

Han Dong usó sus manos para cubrir su trasero, y no se olvidó de mostrar sus defectos.

—Fui atropellado por tu auto y lo dejé pasar, ¿y aun así me pateaste? Los medicamentos que fueron prescritos antes, definitivamente, no son suficientes para que yo los use, todavía necesito comprar un juego más. Antiinflamatorios, analgésicos, parches adhesivos… El importe total de los gastos será de 43 yuan 8 jiao, más la bolsa de plástico equivaldrá exactamente a 44 yuan, si no me crees, entonces comprueba la receta, no digas que estoy tratando de extorsionarte, ¡debes pagarme esos 44 yuan por daños compensatorios!

Wang Zhong Ding lo pateó de nuevo.

Han Dong apretó los dientes y gritó de nuevo:

—¡88!

Er Lei fue enloquecido por Han Dong, su rostro se enrojeció y palideció de ira mientras le gritaba:

—¿Para qué sigues calculando todavía? ¡Rápido, vete!

—¡Eso es bueno! —El espacio entre las cejas de Wang Zhong Ding se llenó con un aura asesina—. ¡Hoy recogeré diez mil yuanes!

Cuando escuchó estas palabras, Han Dong no tuvo otra opción más que huir.

| Índice |

One thought on “Al límite – Capítulo 54: Poca paciencia

  1. CecilianoBueno says:

    Jajaja gemidos amorosos en diferentes idiomas, incluyendo animales jajajaja, Dios!
    Lo que puedo perdonar es el maltrato a mi niño
    Bien hecho bebé creo que ves preferible un par de patadas a que entre algo por allí, jajajaja
    Gracias por actualizar ❤️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *