Al límite – Capítulo 55: Veo cosas geniales

Traducido por Ichigo

Editado por Ayanami


Wang Zhong Ding estaba lo suficientemente enojado como para hacer que su cabeza se encendiera, sin embargo, Han Dong huyó con las cejas danzantes y un rostro radiante.

—Me reí con satisfacción de que el mortal no ha envejecido, me reí con satisfacción otra vez, encontrando un sonido de libertad y felicidad; me reí con satisfacción otra vez…

Reía mientras saltaba en el ascensor, mientras me balanceaba fuera del edificio, también reía cuando corría por la puerta, y en el momento en que vi a un hombre súper guapo sin igual, después de eso, no podía reír más.

El hermoso rostro de Xia Hong Wei, que deslumbra los ojos, ha aparecido frente a Han Dong una vez más.

Además, esta vez, Han Dong lo vio bien.

—Wow, ¿quién es este, ah? ¡Parece alguien salido de un mahua!

Junto con una mujer de ojos estrellados que gritó sorprendida a su lado, las piernas de Han Dong se debilitaron y se apoyó en el pilar del pasillo.

Este mundo era demasiado divertido…

Resulta que el hombre que le parecía familiar, no solo era el compañero de escritorio de la infancia de Wang Zhong Ding, sino también el primo paterno de su benefactor cuya orientación sexual fue cambiada por sus largas piernas blancas y, que después de eso, bajó a un pozo para salvarlo ¡¡que casi lo mata!! Lo más importante fue que Han Dong lo vio como su benefactor, ¡¡pero él vio a Han Dong como su enemigo, ah!!

Si su primo paterno, por casualidad, supiera de ese asunto, ¿cómo podría seguir mezclándose en este círculo en el futuro?

Han Dong se golpeó el pecho y dio un golpe con los pies, mientras se arrepentía de sus acciones pasadas, sus ojos se posaron sobre otra figura familiar.

Aunque el coche era diferente, la gente que lo conducía era la misma, seguían siendo Li Shang y Fang Yun. Las dos personas sentadas lado a lado, Fang Yun con maquillaje pesado y un vestido llamativo irradiaba luz de estrellas por todas partes, la cara de Li Shang estaba exhausta después de haber sido demasiado indulgente con el libertinaje.

Li Shang, vagamente, vio a Han Dong, pero cuando miró atrás una vez más, no había rastro de su existencia.

¿Debe haber sido un error? Esto se encuentra dentro de la compañía, ¿cómo podría entrar?

Han Dong se echó a reír y luego caminó hacia su apartamento como si este asunto no le importara.

♦ ♦ ♦

—Noticias fiables, Yi Lu quiere volver a firmar el contrato con nuestra compañía.

Fang Yu abrió repentinamente su boca para hablar.

Li Shang, como si no captara sus palabras, dejó que su mirada siguiera vagando por la ventana del coche.

La mirada de Fang Yu cambió de forma instantánea.

—Te estoy hablando, ¿me escuchaste?

Li Shang volvió su mirada y asintió.

—Escuché que dijiste que Yi Lu quiere volver a firmar el contrato con nuestra compañía.

—Sí, ah, la cara de esa mujer es de piel muy gruesa, en ese momento Jinfeng Entertainment vino a robar a nuestra gente, ¡sólo se escapó para perseguir el dinero con ese trasero sobresaliendo! ¿Cómo resultó? Después de tres años de mezclarse, no había ni una sola pieza decente de trabajo, e incluso se vio envuelta en un escándalo sexual.

La asistente Fang Yu también agregó:

—Jinfeng Entertainment incluso tuvo que compensar a algunas grandes productoras de cine, su poder se debilita día a día, Yi Lu perdió la paciencia en ese momento, si no hubiera abandonado el barco, ahora sería una senior estable.

| Índice |

One thought on “Al límite – Capítulo 55: Veo cosas geniales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *