Al límite – Capítulo 57: Esto es seguro

Traducido por Ichigo

Editado por Ayanami


A la mañana siguiente Han Dong se sentó en su cama, y pasó más de media hora mirando esas lujosas cajas de regalo en la puerta. Las palabras de Wang Zhong Ding que le fueron entregadas a través de Feng Jun siguieron corriendo en su cabeza: “Si tienes rencores personales entonces, encuéntralo para desahogar tus sentimientos, no uses tu carrera de actor para pisotearlo como un gasto”.

De hecho, Han Dong también sintió que no podía seguir comportándose tontamente.

Decidió dejar a un lado los rencores personales y escuchar el consejo del hermano Wang; es un hombre, debe ser valiente y sagaz, y tener suficiente previsión para tomar decisiones sabias. Ya que este es el problema que existe en el plano emocional, entonces, debería comenzar con todos los aspectos de la vida. ¿Desencadenando rencores personales? Vamos a descargarlos al máximo. ¿Crees que tu padre no se atreverá?

Artículo uno: no le gusta comer comida maloliente, especialmente el toon chino[1].

Con respecto a este punto, Han Dong era justo lo opuesto a Wang Zhong Ding, le gustaba, especialmente, comer comida china. Recordó cuando llegó por primera vez a Beijing, alquiló una casa de un piso en los suburbios exteriores, el vecino de al lado, por casualidad, plantaba un árbol de toon chino cada año, por lo que Han Dog roció mucha harina blanca en el árbol para imitar el pesticida, desde entonces, se convirtió en lo único que robo.

A través de la observación, Han Dong descubrió que Wang Zhong Ding rara vez iba a casa al mediodía, ocasionalmente salía para asistir a eventos sociales, la mayoría de las veces se conformaba con cenar en el comedor de la empresa. Tenía que usar un ascensor expreso para ir de la oficina a la cantina, Wang Zhong Ding solía bajar a comprar comida por sí mismo, a menos que estuviera demasiado ocupado y no pudiera ponerse de pie, solo entonces tendría a alguien que lo subiera.

Este mediodía, Wang Zhong Ding fue a comprar comida como de costumbre. Tan pronto como subió al ascensor, escuchó que alguien le llamaba por detrás.

—¡Espera!

Una figura se apretó apresuradamente, junto con el soplo de un fuerte olor, en la fracción de segundo que tardó en cerrarse la puerta del ascensor, el olor quedó firmemente encerrado en este pequeño espacio confinado.

Han Dong estaba de pie junto a Wang Zhong Ding, sosteniendo una porción de tofu mezclado con toon chino; comparado con su actitud hostil anterior, esta vez Han Dong, por primera vez, abrió la boca para saludarlo, soplando un bocado de aire con olor a toon chino.

—¡Jefe Wang, qué coincidencia!

Wang Zhong Ding captó un olor acre, frunció ligeramente las cejas mientras daba un paso al costado en silencio y dijo con un tono de voz frío e indiferente.

—Según recuerdo, la cantina nunca vende toon chino.

—No lo compré en la cantina, lo compré en otro lugar y lo mezclé yo mismo —dijo Han Dong, mientras lo mezclaba, dejando que la fragancia se extendiera más a fondo, además, al mezclarlo incluso se acercó al lado de Wang Zhong Ding.

Wang Zhong Ding se asfixió con el olor del toon chino, se puso tan mal que su tez empeoró.

—Si lo compraste en el exterior, ¿por qué corriste aquí? ¿No hay un ascensor en la entrada?

Porque quiero apestarte, ah… Un pequeño bribón escondido en el estómago de Han Dong saltaba de un lado a otro.

—Hay demasiada gente en ese ascensor, uno siempre tiene que esperar en la fila para entrar, este ascensor está bastante alejado.

Justo cuando Han Dong terminó de hablar, su cuerpo se sacudió violentamente junto con el ascensor, el toon chino de la lonchera casi ensució la ropa de Wang Zhong Ding, en cuyo momento, lo esquivó rápidamente para evitar una calamidad.

Pero, en ese momento, el ascensor se detuvo, y todo a su alrededor se hundió en una completa oscuridad.

—¿Qué está pasando?

Han Dong presionó frenéticamente la alarma. Enfrentado a un evento inesperado, entró en pánico y sacó conclusiones demasiado profundas, su voz incluso tembló.

—¿Caerá de repente… ah?

Wang Zhong Ding, sin embargo, lo tranquilizó.

—Está bien, debería ser un corte de energía.

Han Dong esperó tranquilamente un momento, cuando sintió que el ascensor no tenía ningún cambio anormal, pudo tranquilizar su corazón y continuó comiendo su tofu mezclado con toon chino.

Cuando los ojos no pueden ver el sentido del olfato se vuelve muy sensible, Wang Zhong Ding no tenía forma de pensar en otras cosas para desviar su atención, realmente no hay donde esconder su nariz, sólo puede contener la respiración y soportarlo.

Han Dong le recordó “amablemente”: —Oye, mientras esperamos ¿por qué no almuerzas? Es hora de relajarte.

Si Wang Zhong Ding abre la boca para hablar, tendría que oler el repugnante aroma, por lo que permaneció en silencio.

Han Dong siguió —¿por qué no pruebas esto? —Wang Zhong Ding lo empujó. —Estoy siendo amable contigo, no creo que este sucio, ven, prueba un poco.

Wang Zhong Ding no pudo seguir tranquilo —¡mantente lejos de mi!

Esta oración asustó a Han Dong, intentó, durante mucho tiempo, mantener el aire turbio de sus fosas nasales, al hablar respiró un poco de ese aire repugnante… el olor del tofu… el sabor del olor… ¡que nauseas tenía!

Después de que el ascensor se abrió Wang Zhong Ding no pudo comer y tiró todo a la basura.

♦ ♦ ♦

Por la tarde, el técnico del ascensor identificó la causa de la avería: la puerta del elevador se atascó porque estaba bloqueada con objetos extraños, lo que provocó un fallo del circuito de protección de la cerradura de la puerta, lo que provocó que el ascensor dejara de funcionar.

—¿Cómo puede quedarse atascado? —Preguntó Wang Zhong Ding

—Hay muchas razones para esto, tirar tornillos, piezas de plástico y similares puede hacer que la puerta del ascensor se atasque.

Wang Zhong Ding cambió su expresión y no preguntó más.

♦ ♦ ♦

Al día siguiente, a la misma hora, en el mismo ascensor Han Dong volvió a aparecer, esta vez llevaba huevos revueltos con picante.

—Wang que coincidencia, nos encontramos de nuevo.

Casualmente, el ascensor subió a la mitad y volvió a atorarse.

Sin embargo, la luz de emergencia se encendió esta vez, y Han Dong mostró su comida cuidadosamente diseñada, su ansioso movimiento de masticar, la satisfecha y distorsionada expresión de deglución, así como las hermosas yemas de huevo y grasa pegadas a su rostro.

El resultado se puede imaginar, Wang Zhong Ding volvió a arrojar su comida a la basura.

♦ ♦ ♦

Por la tarde, el técnico volvió a revisar el ascensor, todo era exactamente igual a ayer, la puerta del ascensor se atascó con objetos extraños provocando un fallo en el circuito de protección de la cerradura de la puerta, lo que provocó que el ascensor dejara de funcionar.

♦ ♦ ♦

Al tercer día, la escena familiar se volvió a repetir…

Wang Zhong Ding no es tonto y sabía que la malicia de Han Dong estaba detrás de todo, sólo que, esta vez, cambio su expresión fría y seria, no llamó a Han Dong para una explicación, ni tomó ninguna medida para evitarlo. En cambio, siguió comprando comida, siguió tomando el ascensor y continuó viendo a Han Dong comer calamares fritos, albóndigas dulces de calamar, vieiras y huevos de pato, así como sabroso arroz sarraceno…

Para esto, Wang Zhong Ding parece sentirse indiferente a estos desagradables aromas…

Han Dong por otro lado ha comido demasiada comida irritante durante mucho tiempo, como resultado, estaba lleno de gases… gases con olores demasiado desagradables, tanto como si fueran sus heces… incluso si su plan es comerlos para molestar al otro… también está harto de hacerlo.

A la medianoche, Wang Zhong Ding no se fue directamente a casa después de terminar el trabajo… sino que fue a los departamentos de atrás. También eligió una ramita de toon verde que exudaba un aroma único.

Sólo unas pocas habitaciones del edificio de apartamentos seguían encendidas, la habitación donde vive Han Dong es una de ellas y la puerta no está cerrada, Wang Zhong Ding entró.

Han Dong se había quedado dormido temprano y su ronquido resonaba por toda la habitación.

La computadora seguía encendida y permaneció en la interfaz del blog, un párrafo llamó su atención.

«La vida de las personas del mundo del entretenimiento son sólo una versión mejorada de la vida de la gente común. Las personas como los artistas viven extasiadas, la gente común vive triste, los artistas se sienten más tristes; la gente común les da regalos de alta calidad, y los artistas suben a la cima. Es como “Vampire Diaries” con vampiros y personas, la relación entre ellos se ha magnificado»

La fecha de edición fue hace más de una semana, que fue el día en que Han Dong se encontró con Li Shang.

Wang Zhong Ding pasó un momento y se sintió atraído por el flautín junto a la computadora. Aunque la mano de obra no es especial, le dió una pequeña sorpresa.

Antes de hacer un flautín con materiales de vidrio, se debe quitar el fósforo de la base, un ligero error y puede provocar que la base se agriete. Han Dong usó el método de rellenar con arena y agitar varias veces antes de limpiar la pared interior.

Además, la longitud y el grosor de la base deben calcularse cuidadosamente, a veces, se pueden desperdiciar 10 bases para, finalmente, convertirlas en una flauta, pero también se debe pulir, taladrar y afinar, especialmente para el último punto se necesita un orificio para raspar y ajustar, además la distancia entre cada orificio determina directamente el timbre del tono, incluso el más mínimo error tendrá un gran impacto en la melodía.

Sin embargo, Wang Zhong Ding no encontró ninguna base desechada en la habitación, solo quedaban sobras en la basura. El pensamiento meticuloso y el poderoso control manual de artesano (Han Dong) fueron impresionantes.

Para un “fanático del control digital” Wang Zhong Ding, cualquier cosa con este tipo de precisión tiene un encanto especial. Como las piernas de Han Dong.

Wang Zhong Ding no sabía qué tipo de olor desprendía la rama en su mano, pero cuando éste llegó a la nariz de Han Dong, éste percibió el olor acre y mostró una expresión de molestia, rápidamente se dió la vuelta, dándole la espalda a Wang Zhong Ding, quién se tragó el olor acre producido por Han Dong, e incluso contempló sus hermosas y grandes nalgas.

En el rostro de Wang Zhong Ding apareció una sonrisa, intimidó al joven y lo movió al otro lado.

Han Dong es como un perro grande molesto, con un gruñido, se hundió en su cama y mantuvo la cabeza debajo de la colcha.

Los resultados se pueden esperar, ya que las ramitas del árbol se hundieron al mismo tiempo, Han Dong siguió evadiendo a Wang Zhong Ding, volteándose de lado a lado, de arriba a abajo, pero, sin importar cómo cambiara de posición, ángulo o dirección, ese maldito aroma fragante era como una maldición, no pudo escapar de él.

Después de, finalmente, perforar en ninguna parte para escapar del aroma… se dirigió a los brazos de Wang Zhong Ding…

Este es un lugar seguro…


[1] Es un tipo de brote de una planta o árbol chino

| Índice |

One thought on “Al límite – Capítulo 57: Esto es seguro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *