El fuerte caballero negro – Capítulo 26: Clasificatorias, Día Final (Parte 1)

Traducido por Naiarah

Editado por Haru


Sala de espera de los combatientes / Chie

Finalmente llegamos al último día de las finales, nosotros los capitanes y yo estamos esperando nuestros combates en la sala de espera.

El orden de los combates era: Cuerpo de caballería vs Cuerpo de espadachines, Cuerpo de Arquería vs Cuerpo de Lanceros, y Cuerpo de combate vs Cuerpo de Magos.

Después de esos tres encuentros, el ganador de los caballeros vs espadachines pelearía contra el ganador de los arqueros vs lanceros. El ganador de ese segundo encuentro entonces competiría contra el vencedor del combate entre luchadores vs magos. El vencedor de esa final se convertiría en el representante.

A simple vista, el hermano musculoso-san y Amy se veían a gusto, dejando a un lado el hecho de que ambos tuvieron un combate ayer. Por otro lado, los otros cuatro capitanes, que habían tenido un par de días para descansar estaban llenos de energía.

Además, ya que los combates de hoy sería sólo entre los comandantes, no habría demasiados. Si todo iba según lo planeado, los eventos del día acabarían alrededor de las dos de la tarde.

Bueno, no se calmaría inmediatamente después de eso. Se celebrarían fiestas en la capital. De acuerdo a lo que dijo Conrad, el distrito comercial estaría lleno de carrozas desfilando y todos, tanto niños como ancianos, alargarían la fiesta hasta bien entrada la noche.

Sin importar el mundo, los humanos seguro que amarían los festivales. Quería disfrutar de esas fiestas en el futuro, pero como Comandante no podía hacer eso.

Su Majestad organizaba un baile que empezaría a las seis de la tarde, al cual no sólo el vencedor, sino que todos los Capitanes, Vice-capitanes, soldados e incluso todos los herederos nobles debían asistir. Era realmente una pesadilla, aunque con esto dicho, también sería absurdo no asistir.

Igual que la comida con la familia real de ayer era parte de mi trabajo, no podía renunciar al baile sólo porque era una molestia. Afortunadamente, parece que los nobles llevarían a sus hijos también, así que al menos esos niños me salvarían.

—Comandante de caballería, Capitán del cuerpo de espadachines. Es casi la hora.

En soldado en la sala de espera nos llamó y el estúpido espadachín y yo dejamos la sala.

Me miró por un segundo, pero ya que esto pasaba a menudo, no me importó, aunque lo habría hecho si hubiera sido el Primer Ministro. Quien probablemente me esté apuñalando con la mirada desde los asientos de la familia real…

Estaba ligeramente desanimada por ese pensamiento, pero ya que no podía hacer nada sobre ello ahora mismo, me centré en el combate que estaba por empezar.

♦ ♦ ♦

Asientos del público / Conrad

Ya que ambos teníamos el día libre hoy, Alice y yo decidimos gastarlo en ver el torneo desde los asientos generales juntos.

Aunque era mi día libre, aún tenía que asistir al baile de esta tarde. El otro día, Alice se había desanimado cuando escuchó sobre el baile, aunque se realizaba en cada torneo, según ella parecía que:

—No puedo elegir ropa para Caballero Negro-sama…

No sólo su identidad era un secreto sino que también su género, así que no podía evitarse. Cuando le dije que Chie no podía llevar un vestido, Alice respondió:

—Entiendo esto, pero ¿no quieres verla en un vestido, hermano?

Ahora, no quería verlo. La mayoría de sus ropas civiles eran masculinas, nunca la he visto en ropa femenina. Una vez le pregunté sobre llevar ropa de chica en su habitación, pero…

—Para ser honesta, no me gustan realmente las faldas. Llevaba una porque era parte de mi uniforme escolar, pero prefiero la ropa con la que es fácil moverse. Más bien me gustaría gastar dinero en mi katana, en vez de en ropa a la moda.

Respondió mientras hacía el mantenimiento de su espada, Sakuya. En ese momento entendí que la Comandante tenía una obsesión con las katanas, tenía una expresión feliz mientras la limpiaba.

Los soldados como nosotros o los aventureros afiliados al gremio estaban muy familiarizados con sus armas, pero el amor de la Comandante por su katana era superior.

Una vez, hablamos sobre cómo la forma de la espada había cambiado comparada con su forma original, y cómo la forma de usarla había cambiado. Era un tema interesante, pero ¿no estaba ella demasiado bien informada sobre ello?

En ese momento había pensado que la expresión encantada de su cara era linda. Alice, quien había estado presente en esa ocasión, estaba sonriendo, pero era ligeramente forzada su sonrisa.

—Haah, que lástima. Aún si el principal atractivo del baile será el Caballero Negro.

—Ya te dije que era inevitable. Ella misma no tiene interés en la moda.

—Lo sé, pero…

Era inusual ver a Alice negándose a rendirse, normalmente cambiaba de tema llegados a este punto.

—Esa persona merece ser llamada la más fuerte del Imperio. Como una de las personas que le sirve, ¡mi orgullo no puede permitirlo!

Ah, así que era eso. Ciertamente sería difícil para ella ceder.

—Como sea, esa persona definitivamente acabará llevando armadura. Se ve elegante y no estará particularmente fuera de lugar en la fiesta.

Alice accedió a regañadientes aunque su cara mostraba descontento.

—Esa armadura ciertamente tiene un diseño artístico. Probablemente no parecería fuera de lugar. Caballero Negro-sama dijo que fue hecha específicamente para ella —dijo Alice con resignación. Sheesh, ella podía actuar infantil en los momentos más extraños.

— ¡Ei! ¿Hermanos estáis viendo los combates juntos hoy?

Una voz familiar nos llamó desde atrás y nos giramos. Su corto cabello rojo y su bigote estaban tan alborotados como siempre, y estaba bizco debido a su pobre vista. Era el tío Byron.

—Buenas, Tío Byron.

—Buenos días, Byron-san, ¿tienes el día libre hoy?

Saludamos al Tío Byron.

—¡Sip! Hoy el es día en que se decide al representante. ¡Vine para animar a Sir Caballero Negro!

Era escandaloso como siempre, normalmente era tan ruidoso que casi quería cubrirme los oídos, pero entre la multitud de la grada, estaba al nivel justo.

Ya que su voz era normalmente tan elevada, todos evitaban discutir temas privados con él, pero esto se mantenía en secreto de él.

—De cualquier forma, ha pasado tiempo desde que os ví viendo combates juntos.

El Tío Byron habló con sinceridad.

Ahora que lo pienso, ¿cuántos años han pasado desde que salimos juntos?

—Desde que madre y padre murieron, y después de que Hermano abandonara la escuela y se uniera al Cuerpo de caballería, entonces… ¿han sido unos seis años?

Oh, ha pasado tanto tiempo, huh.

Antes cuando papá y mamá vivían, habían sido plebeyos afiliados al gremio. Nuestro padre era un espadachín mientras que madre era maga. Yo heredé la aptitud de mi madre para la magia, pero también tenía el talento de mi padre para el combate, me llevé a mí mismo al entrenamiento con la espada desde muy joven.

Cuando tenía diez años, Alice nació y la cuidé en lugar de nuestros padres que estaban trabajando todo el tiempo. A donde yo fuera, Alice me acompañaba. Fue por esa época que la habilidad de Alice para percibir el peligro se desarrolló aunque ese estilo de vida se acabó cuando yo tenía dieciocho y ella ocho.

Nuestros padres formaron un equipo con tres más y aceptaron una misión de subyugación, y murieron en ella. El objetivo de la petición había sido un grupo de goblins, y esta vino de una villa cercana que estaba peleando por sus cultivos arruinados.

Era una misión simple y normalmente, habrían vuelto inmediatamente, pero después de varios días lo único que regresó fue la espada de mi padre y un collar mágico.

Todavía no sabemos qué pasó, todo lo que sabíamos era que en su camino de regreso después de subyugar a los goblins algo había pasado.

No hubo cuerpos que enterrar en sus tumbas, como recuerdo me quedé la espada y Alice el collar. La espada era la que usaba ahora.

Sin nuestros padres, nuestros parientes se peleaban por la custodia de Alice. Yo en vez de eso salí de la escuela y me uní al Cuerpo de Caballería del ejército imperial, y Adolf hizo lo mismo pero se unió al Cuerpo de Arquería.

¿Por qué me uní al ejército en vez de al gremio? Tenía que apoyar a ambos, Alice y yo, así que preferí no apoyarme en un sistema inestable de trabajos como el que viene del gremio y en cambio unirme al ejército que era más estable.

Trabajé como un perro y antes de que me diera cuenta, Alice y yo rara vez pasábamos tiempo juntos. Antes de que llegara la Comandante, nunca pensé que tendríamos tiempo para sólo hablar y relajarnos en casa.

—¡Gahahaha! No ví al mocoso delincuente y a su pequeñita hermana menor más, así que me sentí solo. Casi ¡me había rendido a veros juntos!

Antes de que lo supiera, Byron se había sentado a la izquierda de Alice.

—Para de molestarme sobre ser un delincuente, Tío. Especialmente delante del Comandante.

—¿Hm? ¿Qué es esto, Conrad? Sir Caballero no se molestaría particularmente por ello, ¿lo sabes? Más bien, probablemente sería curioso y preguntaría sobre ello.

Varias emociones oscuras llenaron mi corazón cuando escuché eso, y me impacienté. Era bastante vergonzoso.

—¡Espera un minuto! ¡¿De qué demonios has estado hablando?!

Rápidamente le lancé una pregunta al Tío Byron.

Incluso ahora, ella ya sabía sobre varias cosas que no quería que supiera, pero no quedaría nada más para exponer si revelaba algo más.

—¿Qué? Bueno, puede ser sobre tu récord de pelea invicto, o las incontables mujeres con las que saliste en un mes, o cómo ganaste contra Adolf en un duelo, o tal vez cómo tu profesor te siguió todo el camino hasta el distrito comercial porque estabas haciendo novillos…

—¡Para ahí! ¡¡Especialmente sobre mis relaciones pasadas con mujeres!!

¡¿Por qué estaba mencionando ese tipo de cosas?!

Absolutamente no quería que la Comandante lo supiera, ya que era una mujer, pero más importante porque era mi superior y la miraba con respeto, ¿¡qué haría si se disgustaba conmigo!?

—Cálmate hermano. Caballero Negro-sama dijo: “¡Hahaha! Así que Conrad también tiene momentos en los que actúa así de lindo, ¿huh?” Parecía realmente divertido. Llamó a tu legado lindo, así que no debería haber nada de lo que preocuparse.

Alice sonrió dulcemente.

L-Lindo…

Por alguna razón, no estaba desilusionada conmigo, pero… como hombre, era un sentimiento un tanto complicado, era incapaz de hablar claramente y un extraño sentimiento envolvió mi corazón.

—¿Hmm? ¿Qué pasa Conrad?

—Fufufu, oh hermano…

Tío Byron ladeó su cabeza confuso y Alice se rió.

—¡No es nada! De todas formas, el combate empezará pronto.

Ligeramente contrariado, me centré en la arena.

La Comandante y Adelbert entraron en el campo, Adelbert la miró pero ya que esto pasaba todo el tiempo, no era un problema.

¿Y en cuanto al Primer Ministro? Sí, como siempre, mostraba una amenazadora expresión sentado al lado de Su Majestad.

Sabía que la Comandante sería la vencedora, pero de cualquier modo… ¡Da lo mejor Comandante!

♦ ♦ ♦

Arena / Chie

Haah, siempre me siento tan estresada ante una audiencia, el estúpido espadachín y yo estábamos a punto de pelear y justo como siempre me miró fijamente.

Ahora que lo pienso, esta iba a ser mi primera vez cruzando la espada con un miembro del Cuerpo de espadachines.

Él entrenó con los demás miembros la mayor parte del tiempo, así que nunca hemos tenido ninguna batalla de burla entre nuestros grupos, me sentí un poco inquieta.

Incluso si tengo más fuerza que los demás capitanes y entrené un poco con Claude, todavía estaba nerviosa, sólo era humana y todavía no tenía mucha confianza siendo la Comandante, pero ya que lo soy, no podía echarme atrás.

Ya que fui señalada para esta posición por Su Majestad, junto con las recomendaciones de Conrad y Kyle a pesar de otras opiniones como la de muchos entre la nobleza a los que les desagradaba fuertemente, especialmente el Primer Ministro.

Fue realmente duro al principio, había muchas habladurías y hostigamiento y varios rumores fueron creados sobre mí, pero después de que derroté al Fafnir esas cosas lentamente disminuyeron. Probablemente tienen miedo de mí, parece más bien que me he convertido en un objeto de terror.

Bueno, este tipo de cosas se han calmado desde entonces, por eso fui capaz de tomar parte en el Torneo de Selección del Representante sin reservas, aunque no quería participar…

—Ahora, ¿estáis listos?

El árbitro de repente llamó, lo que me devolvió a la realidad. Ops, no era el momento ni el lugar para pensar en este tipo de cosas.

¡Tengo que centrarme en el combate!

—Ah, sin problema.

—Yo también.

El estúpido espadachín y yo preparamos nuestras armas de madera, su espada y mi katana, entonces el árbitro levantó su brazo y…

—¡Empezad!

Ambos saltamos hacia delante al mismo tiempo y empezamos a intercambiar golpes, aunque durante los combates del Cuerpo de Caballería estuve practicando con mis subordinados, sus habilidades palidecían en comparación.

Ya veo, puede ser tonto pero todavía es el Capitán del Cuerpo de espadachines, sus golpes tenían velocidad, técnica y la mayoría de ellos una fuerza explosiva, cada uno de ellos era pesado.

Tenía la ventaja de la fuerza, pero él tenía más experiencia, cultivada a lo largo de varios combates.

Bajo el casco, mi cara se contorsionó, pero el estúpido espadachín tenía mi misma expresión, todavía tenía que recibir un golpe.

Notando una apertura, contrataqué, era buena en encontrar oportunidades para contratacar justo después de esquivar, sin embargo, su experiencia le fue útil después de una decisión de segundos, se apartó.

Argh, ¡qué oponente más problemático!

Con esto en mente, oscilé mi katana hacia el estúpido espadachín, usé movimientos a pequeña escala para evitar exponer apertura alguna, si precipitadamente realizaba un movimiento muy amplio, tendría una dolorosa experiencia.

Este hombre no era de ese tipo o debería decir, ¿qué pasa con sus ojos? Normalmente, sus ojos están caídos y les falta energía, pero ahora, están elevados y me miran como una bestia salvaje.

¡¿Dónde fue ese hombre presumido y pomposo?!

No había forma de que hubiera sido arrinconado ya, sentí como que iba a ver esa expresión cada día en el trabajo, cuando cruzamos nuestras armas, seriamente pensé esto.

Sheesh, no puso ese tipo de cara durante los combates de su Cuerpo, pero en el momento en que entró en la arena conmigo, cambió, ¿¡realmente me odia tanto!?

No se podía evitar si no podía soportar lo que he hecho este medio año, pero tenía mis razones también.

Incluso cuando estuve rehaciendo en régimen de entrenamiento del ejército, vagamente me habló del Cuerpo de espadachines, así que tuve que planearlo todo por mí misma. Después, cuando pusimos ese método en marcha, se siguió quejando mientras permanecía a un lado, ¿qué narices quiere de mí?

Ah, me enfado sólo de pensar en ello…

Salto hacia atrás desenganchando nuestras espadas, el estúpido espadachín cargó hacia delante con su espada a su lado, sin embargo, fue la perfecta oportunidad para mi irritado ser.

Mientras él blandía su espada, giré mi cuerpo en el sentido de las agujas del reloj y le pateé con mi pierna derecha.

—¡Guh!

Mi patada le dió en el estómago y lo mandó volando hacia atrás, cayó en el suelo y se quedó. Intentó levantarse unas pocas veces pero no pudo.

—¡Eso es! ¡El vencedor es Caballero Negro!

La multitud enloqueció con el anuncio del árbitro.

Sintiéndome ligeramente refrescada, caminé hacia el estúpido espadachín.

—Oye, ¿estás bien, estúpido espadachín?

Me agaché, la verdad es que acabó volando lejos. Pensé que no sería capaz de moverse por un rato.

—¡Cobarde! ¡Usas una katana así que deberías pelear con ella! ¡Y no me llames estúpido espadachín!

No podía moverse pero seguía tan valiente como siempre. Bien, no tenía que preocuparme por él.

—No fui cobarde. Todos, incluído tú, deberían ya saber que uso diferentes técnicas incluyendo patear. También es una técnica legítima en mi hogar.

Con esto, aparté la vista de su mirada resentida, y después de ver que se lo llevaban en una camilla regresé a la sala de espera.

♦ ♦ ♦

Audiencia general / Conrad

—¿Qué fue esa técnica de patada de ahora?

El tío Byron estaba asombrado por lo que había visto en el combate entre la Comandante y Adelbert. Bueno, no podía culparle, ya que era la primera vez que lo veía.

—Eso se llama “Patada con giro trasera”. La técnica usa la fuerza centrífuga para golpear el plexo solar —explicó Alice.

Heeh, así que ese era el nombre.

—¿Por qué sabes eso?

Miró a Alice sorprendido, y ella mostró su más dulce sonrisa.

—El otro día, recibí lecciones de Caballero Negro-sama.

Que respuesta tan aterradora. Hermanita si te vuelves más fuerte, nadie se querrá casar contigo.

Ah, está Claude.

—P-Pero, ¿ese movimiento está bien?

El Tío Byron ladeó su cabeza cuando preguntó, envidiaba la poca memoria que tenía.

—No hay ningún problema en particular. Aunque estaban usando espadas, no hay nada en las reglas que diga que no pueden usar las artes marciales. El Comandante siempre patea.

—¿Es así? Siempre pensé que Sir Caballero sólo podía usar una espada.

El tío Byron estaba desconcertado.

Bueno, entiendo como se estaba sintiendo.

—También estaba sorprendido la primera vez que lo ví, pero de acuerdo con el Comandante: sé siempre flexible, las acciones más sencillas son las más eficientes.

—Así que es eso… Coincido con lo que él dijo.

—Ya veo. Pero, en serio, esa fue una fuerza increíble.

Estaba de acuerdo con las palabras del tío Byron, pero…

—Eso todavía fue conteniéndose.

—¡¿Qué?!

El tío Byron abrió mucho los ojos.

Todavía era demasiado pronto para estar sorprendido.

—En la misión de subyugación de los Golems tres meses atrás, un golem fue derrotado por esa patada.

—¡¿Haah?! Ei, ei, ¡los golems no son ligeros! ¡Miden seis metros de altura! ¡También son prácticamente un trozo de roca! ¡¿Cómo podrías mandar a volar algo como eso con una patada?!

El Tío Byron gritó incrédulo, la gente de alrededor que me había escuchado también me miraban con los ojos muy abiertos, pero había algo mal con lo que el tío Byron dijo.

—No es eso, el golem no voló.

—E-Eso es cierto, no habría forma de…

—Su cabeza fue pulverizada.

—¿Eh?

Cuando ella lo pateó, no voló, pero cuando saltó y le dió con el talón desde arriba su cabeza se pulverizó. Cuando vimos eso de cerca, nuestras bocas quedaron abiertas y no se cerraron, fue como si el golem estuviese hecho de roca falsa.

Caminaban a dos piernas como los humanos y se movían lentamente, pero incluso las murallas de la capital no serían capaces de resistir más que una docena de golpes, era un formidable enemigo con mucha fuerza, por eso normalmente usaríamos armas de peso para pelear contra ellos, pero aún así la Comandante lo derrotó sólo con su talón.

—Ah, la “Patada con caída del talón”, huh.

Alice tranquilamente nombró la técnica.

Tenía la sensación de que ella tenía más sorpresas. Así que esa técnica se conoce como “Patada con caída del talón”.

La gente a nuestro alrededor estaba petrificada como los golems y miraban a Alice sorprendidos. Mientras les miraba preparar la arena, reflexioné sobre el futuro de mi hermana, quien de buena gana seguía el camino de las artes marciales aunque debería ser sólo una criada, y suspiré.

Claude, espabila y convierte a Alice una mujer…

| Índice |

5 thoughts on “El fuerte caballero negro – Capítulo 26: Clasificatorias, Día Final (Parte 1)

  1. Blood A says:

    Conrad se a resignado y le deja todo el problema a Claude😍, aunque no creo que a el le molesté, y yo sigo esperando más acercamiento entre Chie💘Conrad. Alguien más sintió penita por el espadachin estupido del cual ño siquiera recuerdo su nombre.
    Gracias por el capítulo! 💕💕💕

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *