El celo de dos omegas – Capítulo 1

Traducido por Shisai

Editado por Hime


Xie Lin se sentó a la mesa, bebió leche y miró a la persona frente a él. Habían estado juntos durante tres días y el otro hombre no dijo más de diez palabras, lo que causó que sintiera más curiosidad por saber qué tipo de persona era. Tenía un sentido del olfato normal. Podía oler que el otro era un omega al igual que él y que al parecer no había estado en celo y nunca lo estaría. Sin embargo, era realmente hermoso. Cuando lo vio por primera vez, sintió que sus ojos brillaban.

—Pequeño Xie, la escuela comienza mañana. ¿Qué más puedo hacer por tí? —La tía Qin limpió la cocina y fue a ver a los dos jóvenes maestros.

—Deja todo a un lado —Xie Lin respondió con una sonrisa y apartó la mirada.

—Qué buen niño. ¿Por qué te expulsaron? —A la tía Qin le gustaba mucho este joven feliz. Por lo general, el ambiente en la casa se sentía sofocante, pero después de la llegada de Xie Lin, se volvió más animado.

—Porque soy gay —El aludido, persiguió a diez omegas seguidos, pero todos lo rechazaron. Algunos denunciaron acoso y el grupo de ancianos de la escuela no pudo soportar su comportamiento, por lo que encontraron una excusa para expulsarlo.

Afortunadamente, su madre todavía tenía algunos contactos, por lo que hizo que lo trasladaran a Ciudad X y viviera con el hijo de su amiga.

Xie Lin no se avergonzaba. Solo pensaba que esos pequeños omegas no tenían buen gusto. ¿Por qué tenían que encontrar un alfa? Los omegas son los que mejor conocen a los omegas. ¿Qué tan felices podrían estar juntos?

Mientras hablaba, miró al hombre frente a él y notó que su mano temblaba levemente.

Pareció llegar una leve respuesta.

Fue la primera vez que la tía Qin llegó a conocer el motivo. Ella pensó que Xie Lin era demasiado maravilloso y dijo casualmente algunas palabras. Cuando terminaron su comida, ella se fue, dejando a Xie Lin y a Ning Yan solos.

La rutina diaria del primero consistía en estudiar. Aunque tenía algunos problemas con su sexualidad, sus notas eran buenas. Sin embargo, en opinión de la sociedad actual, sus capacidades eran superiores a la de un omega normal. Tenía buenas notas y apariencia y también había perseguido a otros pequeños omegas. ¿Quería convertirse en alfa?

No había muchos estudiantes sobresalientes y él era uno de ellos. Aunque el maestro quería retenerlo, todavía temía las quejas de otros omegas uno tras otro. Xie Lin no quería quedarse allí. La Universidad en Ciudad X también era buena, y Ning Yan estaba en ella. El segundo no era profesor pero trabajaba en el laboratorio. Su principal área de investigación eran las enfermedades genéticas.

—Hermano Ning, ¿vas al laboratorio hoy? Te llevaré —Xie Lin se puso de pie y miró a Ning Yan con una sonrisa. El otro todavía estaba en silencio, pero después de pensarlo, asintió.

Como un omega guapo, altamente educado y capaz, Ning Yan tenía una debilidad fatal, es decir, sus extremidades no estaban lo suficientemente coordinadas y su sentido del equilibrio era pobre. Por lo tanto, no podía conducir de manera constante. La mayoría de las veces, tomaba el metro para ir a trabajar en la universidad. Xie Lin cargó consigo un automóvil cuando se mudó y cuando vio a Ning Yan tomando el metro, se ofreció a llevarlo a la universidad.

—Avísame antes de salir del trabajo por la noche. Te recogeré de nuevo. No es seguro para ti estar solo en la oscuridad. —Xie Lin le dijo con una sonrisa a Ning Yan, quien evitaba su mirada, como si tuviera miedo de ser apuñalado por la luz en sus ojos.

Parecía estar profundamente impresionado por lo que dijo Xie Lin y respondió:

—Mn, te molestaré.

La voz de Ning Yan no era tan fría ni tan difícil de abordar como su personalidad. Era magnético y suave, perfecto para su rostro. Así que a Xie Lin le gustaba escucharlo, pero había muy pocas ocasiones en las que el otro hablaba.

Los dos se separaron. Xie Lin volvió a estudiar y estaba listo para regresar a la escuela, mientras que Ning Yan comenzó otro día de trabajo ocupado. Al parecer, tener una persona más en la familia parecía haber cambiado algo.

| Índice |

One thought on “El celo de dos omegas – Capítulo 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *