El celo de dos omegas – Capítulos 2 y 3

Traducido por Shisai

Editado por Hime


Xie Lin regresó con éxito a la escuela. Gracias a su personalidad y apariencia, fue abordado por tres alfas en su primer día. Sin embargo, no estaba interesado en ellos, por lo que los ignoró. Originalmente, quería hacerse amigo de algunos omegas en su clase. Pero después de pensarlo, se rindió y se puso en contacto con un beta. Era mejor tener más de un amigo.

La cafetería de la escuela generalmente se dividía en dos áreas, un área omega y un área alfa. El objetivo principal era evitar la molestia causada por el calor de alguien, y los betas podían sentarse en donde quisieran.

Xie Lin y varios compañeros de clase fueron a la cafetería a almorzar. Les dijeron qué puesto tiene buena comida y qué tía regala más platos. El chico aceptó las recomendaciones, ordenó los platos característicos de la cafetería y se sentó con los otros estudiantes.

— ¿No vives en el dormitorio de la escuela? —preguntó un compañero de clase y Xie Lin negó con la cabeza.

—Vivo en la casa de mi hermano, así podemos cuidarnos fácilmente —dijo con una sonrisa, y los estudiantes comenzaron a adivinar qué tipo de hermano tenía. ¿Quizás era tan guapo como él?

Todos comían felices. Cuando se fueron, Xie Lin vio una figura familiar.

En ese momento, la mayoría de las personas ya habían comido. Se estaban preparando para la pausa después del almuerzo o iban a la siguiente clase, pero Ning Yan acababa de salir del laboratorio y se dirigía a la cafetería a comer, por lo que había menos opciones. Había ido solo porque los demás lo dejaron, lo que le hizo darse cuenta de que si trabajaba demasiado, tal vez no se hubiera acordado del almuerzo hasta la noche.

Xie Lin y Ning Yan se vieron mutuamente. Sus ojos se encontraron por un momento. El segundo llevaba un par de anteojos planos, que lo hacía lucir muy diferente a la sensación que daba cuando estaban en casa.

Su encuentro fue solo un momento, ninguno se detuvo hasta que un compañero de clase dijo con entusiasmo:

—El hermano mayor Ning es realmente adecuado para desempeñar el papel de un médico que estudia enfermedades anormales.

Los hombres guapos brillaban en todas partes, por lo que incluso si Ning Yan quería ser enterrado, todavía había muchas personas que lo conocían.

— ¿No debería un alfa desempeñarlo? —Xie Lin fingió ser casual, lo que causó una carcajada en el otro estudiante.

—Los alfa están ocupados apareándose todos los días. No tienen este temperamento y el hermano mayor Ning es realmente guapo. Si yo fuera un alfa, me gustaría perseguirlo.

Xie Lin sonrió y no dijo nada.

Esa noche, se dirigió al laboratorio de Ning Yan, llevando comida empacada de la cantina.

—El hermano mayor Ning todavía está ocupado. Lo llamaré por ti.

La gestión del laboratorio era muy estricta, pues la gente común no podía entrar. Xie Lin lo sabía, por lo que esperaba en la puerta mientras revisaba el contenido de la clase del día. Después de un tiempo, Ning Yan salió.

El futuro médico llevaba ropa protectora y gafas para el experimento, lo que le agregaba un toque de temperamento caballeroso. Xie Lin recordó lo que dijeron sus compañeros de clase durante el día, que era adecuado para actuar como médico que estudiaba enfermedades anormales. En ese momento, él no había estado de acuerdo con esa afirmación, pero al verlo con su traje especial, cambió de opinión.

Era hermoso.

—Te traje la cena. ¿Lo comerás aquí? —dijo Xie Lin, y Ning Yan lo miró.

—Vuelve primero. Llegaré tarde hoy —El aludido expresó más de lo habitual. Un colega pasaba cerca, lo escuchó hablar y los miró con sorpresa.

Ning Yan no tuvo ninguna reacción anormal debido a la sorpresa de la otra persona, y a Xie Lin no le importó y continuó diciendo lo que quería decir.

—Iré al salón de clases a estudiar por mi cuenta. Puedes avisarme cuando termines tu trabajo y así volvemos juntos a casa —dijo Xie Lin. Si no fuera omega, otros pensarían que estaba allí persiguiendo a Ning Yan.

Pero el estudiante de medicina sabía que el otro en realidad podía estar tratando de perseguirlo, y era más interesante y divertido. Cuando llegó allí por primera vez, no estaba familiarizado con el ritmo de vida, y estaba acostumbrado a los alfas en declive.

Sin embargo, Ning Yan no se negó. Si Xie Lin venía a dar un paseo con frecuencia, al menos podría bloquear el paso de otros pretendientes. Después de todo, el laboratorio era un lugar limpio, por lo que era más fácil dejar que Xie Lin lo encontrara.

Debido al incumplimiento de Ning Yan, Xie Lin entregaba comidas todos los días y luego estudiaba en el aula cercana. Era seguro para ellos volver a casa juntos por la noche. De esta manera, después de un mes, algunos estudiantes en la clase de Xie Lin escucharon que este parecía estar enamorado de Ning Yan, pero cuando se enfrentaron a preguntas, el aludido solo dijo:

—Soy un omega.

Los días pasaban apurados. El fin de semana, la familia de la tía Qin tenía algo que hacer, así que ella estuvo ausente. Xie Lin se quedó dormido accidentalmente y cuando se despertó, Ning Yan ya había salido a trabajar.

La gente siempre fingía ser inteligente durante los primeros días. Pasado el tiempo, Xie Lin no pudo evitar quedarse dormido. Después de todo, las mañanas de los fines de semana eran preciosas porque no tenía que ir a la escuela.

Creía que Ning Yan era lamentable. Iba a trabajar activamente todos los días, incluso durante las vacaciones. Xie Lin estaba adormecido, con el pelo alborotado, friendo su último huevo en la cocina cuando oyó sonar el timbre. Cerró el gas y al notar que era comida para llevar, la tomó.

Al ver el pastel entregado, Xie Lin envió un mensaje para preguntarle a Ning Yan si él lo había comprado. La respuesta fue que no había otra comida en la casa, por lo que primero debería comer algo y llenarse el estómago. Cuando estubiera libre, podría comprar otros platos.

Entonces Xie Lin abrió el empaque y comenzó a comer el dulce. Inesperadamente, no le tomó mucho tiempo tomar otro trozo. Pronto, se dio cuenta de que algo andaba mal pero cuando le dijo a Ning Yan, no lograba poder explicar el motivo.

—Creo que… hay algo mal en mí —La voz de Xie Lin temblaba ligeramente. Ning Yan se dio cuenta de que algo andaba mal con él. ¿Qué fue lo que le sucedió?

—Toma un inhibidor —Al otro lado de la línea, el chico le ordenó—. Cierra las puertas y ventanas y ten cuidado de no dejar entrar a nadie.

Xie Lin dijo que su cuerpo seguía abochornado. Tuvo una reacción a continuación. Afortunadamente, tenía suficientes inhibidores, así que tomó uno y sintió que poco a poco se calmaba.

Una vez que se calmó, cerró las puertas y ventanas y vio una figura disimulada. Sin embargo, Xie Lin ciertamente no saldría en ese momento. Se sentó y mantuvo la calma. Después de un tiempo, Ning Yan regresó con la policía quienes atraparon al hombre astuto y se llevaron el pastel para recogerlo como prueba. Después de terminar su trabajo, se fueron, dejando a Xie Lin y a Ning Yan solos.

—¿Ese alguien intentó darte un medicamento y terminé tomándolo? —Xie Lin preguntó con una sonrisa irónica. No era bueno verse obligado a entrar en calor.

Ning Yan asiente. Siempre había vivido solo en ese sitio. Como un omega soltero, era fácilmente codiciado por otros. Para ser honestos, los intentos y métodos que se había encontrado eran mucho más osados que el recién vivido por Xie Lin. Para cuidarlo, Ning Yan no volvió a trabajar y se quedó en casa por primera vez. Originalmente, pensó que el asunto había terminado. El inhibidor que el afectado había ingerido pronto hizo efecto, pero no esperaba que después de la cena, la cara de Xie Lin enrojeciera y comenzara a gemir de dolor.

La policía les informó que el pastel había sido horneado con una droga para promover el calor de un omega y los inhibidores podrían aumentar los síntomas. Después de escucharlo, Xie Lin quiso llamar a una ambulancia para ir directamente al hospital, pero ahora no estaba solo. Tenía al otro a su lado.

Ning Yan, quien entra en celo debido a las feromonas de Xie Lin, se acercó a él. Sin embargo, su cuerpo en celo no estaba bajo su control en absoluto, y solo quiso acercarse a la persona que estaba encima suyo.

| Índice |

One thought on “El celo de dos omegas – Capítulos 2 y 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *