Modo Automático Apagado – Capítulo 81: Quiero intentar comparar

Traducido por Kiara

Editado por Raine


Narrado desde el punto de vista de Neil.

Mi nombre es Neil y me gusta su voz, la forma en que sus ojos caen cuando se ríe, cuando se pone nerviosa y su tono de adulto se desmorona.

Hay muchas otras cosas que me gustan, como su cabello suave, el brillo en sus ojos cuando ve dulces, la mano cálida que me extiende.

Hay tantas cosas que me gustan de Maria que no puedo nombrarlas tan rápido como pienso en ellas, pero por mas que pienso, no sé qué sentimientos son éstos.

♦ ♦ ♦

Invitar a Maria y Keito a la villa fue idea de mi hermano Rave. Normalmente, mi padre y los demás siempre están en casa, así que no puedo invitar a otras personas, pero cada año, cuando voy a la villa de mi hermano, se superpone con las vacaciones de la academia.

Siempre los estoy visitando, así que de vez en cuando debería ser el anfitrión.

Estaba bien que se quedaran en la villa de mi hermano, pero tendría que preparar sus necesidades. Al final, confié en mi hermano para todo. A pesar de no haber sido organizado por mí, la respuesta a la carta de invitación de Maria y Keito decía: “Estaremos encantados de ir a visitarte y deseamos que el día llegue pronto”.

Me sentí feliz, por supuesto, quizás fuera porque había pasado tanto tiempo, pero simplemente la idea de estar con ellos me hizo muy alegre. Me la paso muy bien cuando puedo estar con ellos.

No es como si estuviéramos separados durante muchos años, ni ha sido un período de tiempo suficientemente largo en el que las personas cambiarían mucho. Tampoco he crecido mucho.

Pensé que sería bueno cambiar un poco, así que intenté cortar mi flequillo, pero al final me preocupaba que los demás me vieran directamente en las fiestas, así que comencé a dejarlo crecer nuevamente.

¿Qué estoy haciendo? ¿Por qué soy así? Pensé que había cambiado un poco gracias a Maria pero cuando estoy solo rápidamente me marchito.

Hasta que llegó María, estaba dudando y reflexionando sobre si había tomado la decisión correcta.

—Te cortaste el pelo. Te conviene.

Con solo unas pocas palabras, mi corazón se aclaró. Una sonrisa feliz, es mi expresión favorita de Maria.

Creo que la felicidad es esto. Cada vez que veo a Maria, siento que puedo volverme más fuerte. Cada vez que nos encontramos siempre es así. No, incluso cuando no nos encontramos, estoy pensando en ella. Pienso cosas como “Quiero que pruebe estos deliciosos dulces”, “Este lindo vestido le quedaría bien a Maria”, “Me pregunto si a María le gustaría esta bonita flor”…

Mis hermanos me dijeron que siempre que hablo con ellos, siempre hablo de Maria.

—Neil, realmente te gusta la señorita Maria.

Bruscamente y de forma clara, sentí que la realidad era presentada ante mis ojos.

Me gusta Maria, eso es cierto. Me divierto, es agradable, estoy feliz. Siempre quiero estar junto a ella.

Cuando entró en la academia, aunque sabía que me uniría a ella en un año, me sentí solo, pero estos sentimientos son los mismos que tengo hacia Keito también. Maria me lo presentó. Es un amigo que es mayor que yo y rara vez sonríe, pero es tranquilo y amable. Cuando estoy con él puedo sentirme aliviado. Como cuando estoy con mis hermanos mayores. No es solo Maria, Keito también es una persona que amo y atesoro.

¿Pero por qué? ¿Por qué cuando comparo a Maria y Keito me siento incómodo?

Me gustan casi igual, pero es diferente. Los valoro de la misma manera, pero siento que algo es distinto, pero no sé cuál es la diferencia. Todo lo que sé es que cuando comparo a mis dos amigos, sus condiciones son muy diferentes. Un niño y una niña. Sus edades también son diferentes. Y, originalmente, Maria me presentó a Keito.

Me pregunto si estas diferencias son obvias. ¿Diferencia en cuando nos conocimos? ¿O es sólo porque Maria fue quien me presentó a Keito?

—Neil, cuando entres a la escuela, te presentaré a mis amigas.

Por esas palabras, me di cuenta de que significa el latir de mi corazón. Era lo que había estado sintiendo desde hace mucho tiempo. El mismo sentimiento de vergüenza cuando me di cuenta de lo inútil que soy a ser comparado con mis hermanos.

El mundo de Maria se está expandiendo, mientras que en cambio yo ni siquiera entiendo mis propios sentimientos.

De alguna manera, sonreí para que la Maria que habla alegremente no se diera cuenta. Después de eso, sus historias sobre la academia dejaron de registrarse gradualmente en mi mente. Sólo su sonrisa era clara en mi mente.

—Estoy…

Me gusta Maria. Eso definitivamente no es una mentira. No es una exageración decir que María comenzó mi mundo pero, esos sentimientos no son suficientes. Siento que decir que “Me gusta” no es suficiente para expresar mis sentimientos.

Aunque los sentimientos que tengo por ella deberían ser los mismos que siento por mis hermanos y Keito. Aunque deberían ser iguales, son completamente diferentes.

¿Por qué es así?, me pregunto.

Me pregunto qué es diferente. Son mis sentimientos, pero no los entiendo en absoluto.

¿Es porque no es familia? ¿Por que no es un niño? ¿Es porque es mi primera amiga que es tan especial?

Los sentimientos que tengo por Maria, ¿realmente solo se aplican a ella? Me pregunto si todos entienden. Los tipos de sentimientos que las personas tienen entre sí, ¿cómo llegan a conocerlas? ¿Se comparan, eligen un sentimiento y finalmente lo entienden? Si es así, entonces no tengo el importante “objetivo con el que comparar”.

¿Es especial porque la comparo? ¿Es especial porque no puede ser comparada? 

De cualquier manera, la persona que soy ahora no sabe nada y no puede hacer nada. Al final, me quede como estoy, sin entender qué siento.

Por supuesto. La que expandió mi mundo no fui yo, sino Maria después de todo.

♦ ♦ ♦

—¿Neil?

—Ah… —Por un momento, pensé que era una ilusión. Pensé demasiado y mi corazón me mostró una alucinación.

—¿Qué pasa? No encendiste la lámpara…

Probablemente ella viene de tomar un baño. Llevaba ropa que era aún más cómoda que la que llevaba por la tarde, adecuada para dormir, un conjunto de dos piezas. Probablemente una de las cosas que eligió mi hermano.

Su figura es demasiado buena y demasiado realista para ser una ilusión. No me llevó mucho tiempo darme cuenta de que era la persona real.

—¿Estabas mirando a la luna?

La sala de estar estaba conectada al jardín por una ventana. La luna de hoy es muy hermosa y la única luz necesaria. Probablemente es gracias a eso que María llegó a esa conclusión de mi cara.

Maria se acercó y se paró junto a mí para mirar el cielo. De la misma manera que yo.

—Realmente puedes ver su belleza en medio de la naturaleza. Parece que se caerá. —Ella se rió. Su rostro era un poco más alto que el mío.

Por supuesto que sería así, soy incluso más bajo que los de mi edad, asi que es normal que sea más bajo que ella, que es mayor que yo. Incluso vi eso como prueba de que la distancia entre nosotros había aumentado.

—No soy… bueno, eh.

—¿Eh…?

—No sirve para nada… aunque pensé que había crecido.

Pensé que había cambiado un poco, ¿verdad? Ahora puedo salir, me corté el pelo, antes no podría imaginar hacer estas pequeñas cosas.

Seguramente sería algo maravilloso expandir mi mundo estrecho pero, no sé qué hacer a partir de ahora.

¿A dónde me dirijo? Si sigo adelante, ¿es el camino correcto? ¿Es bueno este ritmo? ¿Soy lento? ¿Es mejor si me muevo más rápido?

Moviéndome paso a paso, no puedo ver el destino. Cuando salgo, no puedo ver el final. Me aterra e inmediatamente termino regresando. Quiero alcanzarla a ella que está avanzando, pero su espalda se aleja cada vez más de mi alcance.

—Aunque tengo que trabajar duro para compensar las partes en las que me he quedado atrás.

Me cerré del mundo. La responsabilidad es mía, por supuesto, tengo que trabajar duro para compensarlo.

—Sin embargo, ¿el único que piensa así podrías ser tú?

—¿Eh…?

—Crecer es algo que no notas de ti mismo.

Apenas entendí el significado de sus palabras. Seguramente ella no entiende. No fue un pensamiento profundo. No tenía la intención de consolarme. Ella solo dijo lo que pensaba.

Y, su comportamiento que siempre es natural para ella siempre me cambia.

—Maria, Neil… ¿Qué están haciendo?

—¡Keito!

—Ustedes se están retrasando, así que vine a buscarlos.

Keito, como Maria, parecía que acababa de salir de tomar un baño. Pero de alguna manera, la ropa no le quedaba bien. Probablemente sea porque mis hermanos lo seleccionaron.

—Neil, juguemos en mi habitación —dijo Keito.

—Eh, um…

—Maria vino a buscarte porque dijo que quería jugar a las cartas…

—La luna era tan hermosa que accidentalmente…

—Sí, sí…

—¡Entonces, vamos, Neil!

La mano que me alcanzó fue la misma de antes. Al igual que antes, Maria se dará la vuelta y extenderá su mano por mí, por muy separados que estemos.

Fue una buena sensación. Me hizo querer depender de ella. Aunque en realidad estoy dependiendo de ella. Entonces, supe que había una respuesta que no podía comprender.

—Si, vamos. Soy bueno en las cartas, ya sabes.

—La más débil por mucho es Maria, ¿correcto? Sus emociones se muestran inmediatamente en su rostro, después de todo.

—¡No es cierto! ¡Puedo vencer a mi madre!

—Estaba hablando de nosotros tres.

Mi nombre es Neil y me gusta su voz, la forma en que sus ojos caen cuando se ríe, cuando se pone nerviosa y su tono de adulto se desmorona. La forma en que sus ojos brillan cuando ve dulces, la mano cálida que siempre me extiende.

Hay tantas cosas que me gustan de Maria que no puedo nombrarlas tan rápido como pienso en ellas, pero por mas que pienso, no sé qué sentimientos son éstos.

Hay tantas cosas que me gustan de Maria pero, no sé cómo llamar a estos sentimientos.

Por eso, quiero saber. Estos sentimientos, a qué sentimiento especial están conectados. Espero… Sería bueno si estos sentimientos fueran sólo para ella.

Sería bueno si Maria fuera mi persona amada.


Raine
Y por fin tenemos otra probadita de ese sentimiento que parece que la autora había olvidado llamado amor... fue lindo...

| Índice |

9 thoughts on “Modo Automático Apagado – Capítulo 81: Quiero intentar comparar

  1. Haomuri says:

    Aws!! Me encantó su pico de Neil </3 lloré porque está todo confundido, lloré porque María está toda ansiosa xD y lloré por todo, hasta Keito!! Demasiados sentimientos aquí ಥ‿ಥ

  2. Khrystal MeL says:

    Que lindo Niel, aunque temo un poco su lado Yandere, pero eso no le quita que es un amor. Aún así nada me hará cambiar de team, Keito forever jeje

    • MikanSakuno1 says:

      Lo sabía. Maria es una rompecorazones! =P Pero me encantaría que hubiera un Pov de Keito, digo ,quien no quiere saber lo que piensa Keito!!?? =-O

    • Nadia says:

      De verdad esperaba que niel no se enamorara de María, porque creo que es el que tiene menos posibilidades y el que más sufrirá si le rompen el corazón 😭😭

      • Fátima~ says:

        Siento como si la escritora hubiera leído mis súplicas 🤣 ¡Al fin una probadita de romance! Es tan hermoso y dulce, me encanta aunque…veo nulas posibilidades de que se quede con él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *