Modo Automático Apagado – Capítulo 82: Una variedad de juegos imposibles

Traducido por Kiara

Editado por Raine


Una noche y dos días… el tiempo pasó rápidamente.

Los tres jugamos cartas toda la noche y en un abrir y cerrar de ojos, el sol había salido. Mantendré el resultado de los juegos en secreto. Diré que mi memoria se fue volando ya que estaba tan emocionada toda la noche.

Nunca antes había ganado contra Keito, pero nunca pensé que tampoco ganaría contra Neil… Pensé que definitivamente sería como yo: ¡alguien que muestra sus emociones fácilmente en su rostro!

—Realmente fui la más débil y con mucha diferencia.

—Maria es honesta después de todo…

—Gracias…

Pero ya sabes, Neil… La amabilidad también puede dañar a las personas. Dolor emocional.

—Gracias por invitarnos. Tuve un montón de diversión.

—¡Yo también! Ha pasado mucho tiempo desde que los vi a los dos, así que estaba muy feliz.

—En nuestras próximas vacaciones, te invitaré a mi casa, ¿de acuerdo?

— ¡Sí!

Nuestras próximas vacaciones son… ¿Cuándo, de nuevo? Probablemente será en las vacaciones de invierno, no creo que tengamos algo así como unas vacaciones de otoño.

Lo que significa que pasará otro medio año hasta que pueda ver a Niel nuevamente. Probablemente tenga un par de oportunidades más para ir a casa, pero quizás no tenga tiempo suficiente para jugar con Niel. Después de las vacaciones de invierno, Niel también ingresará a la academia. ¡Afortunadamente, él estará en el mismo dormitorio que yo!

Cuando pienso así, no hay necesidad de sentirse triste ni nada.

—Entonces, nos vemos.

—Sí, nos vemos.

—¡Gracias por recibirnos!

Al igual que cuando llegamos, nos fuimos con las manos vacías. No parecía que nos hubiéramos quedado una noche. Parece que sólo jugamos durante un par de horas y luego nos fuimos. En realidad, habían pasado más de 24 horas. Es fácil perder el sentido del tiempo.

Después de despedirnos de Neil, salimos de la villa.

♦ ♦ ♦

—¡Estoy en casa!

—Bienvenida a casa. ¿Te divertiste?

—¡Sí, fue muy divertido!

Sólo mi madre estaba allí para saludarme. El estado habitual de mi padre es estar ocupado así que no me sorprende. Sé que es increíble para él incluso poder cenar con nosotras, así que no me quejaré.

—Después de que te cambies, cenaremos, ¿de acuerdo?

—Sí.

—Llegó una carta y un paquete para ti. Lo dejé en tu habitación.

—Un paquete… está bien.

Probablemente sea un recuerdo de Primera o Eru. No pensé que llegaría algo mientras estaba fuera. Tendré que enviar una carta de agradecimiento más tarde.

Cuando entré en mi habitación, había un paquete bien envuelto sobre la mesa. Quería abrirlo de inmediato pero mantendría a mi madre esperando la cena. Además, tenía hambre.

Me cambié rápidamente de ropa. Le dejaré mi ropa sucia a Anne. Al principio, busqué el cesto para echarla, pensando que era de sentido común. Sabes, es difícil dejar que otra persona recoja tu ropa que acabas de quitarte, algunas costumbres nunca mueren.

—Gracias por esperar.

—Bienvenida a casa, Maria.

—Estoy en casa, padre.

Cuando llegué al comedor, mi padre y mi madre ya estaban sentados. Mi padre, que sonreía y me daba la bienvenida a casa, tenía una expresión encantadora y es demasiado guapo.

Sospecho que padre ha dejado de envejecer, a pesar de que es mi propio padre.

Kiara
Ay Mariabell, entre mas arrugada la pasa, mas dulce la fruta ese hombre siempre va a estar bueno

—¿Neil parecía estar bien?

—¡Sí! Estoy pensando en invitarlo aquí la próxima vez.

—Por supuesto. Ha pasado mucho tiempo, yo también quiero verlo. —Aunque ella dijo eso, mi madre no conversa activamente con mis amigos. Madre simplemente nos cuida a mí y a mis amigos desde la distancia. Aunque, ella podría hacerse pasar por mi hermana mayor y unirse a nosotros.

Cuando Primera y Eru vieron a mi madre por primera vez, estaba un poco molesta. Si los colores de nuestros ojos no fueran los mismos, podrían haber surgido dudas de que ella era mi madrastra. Aunque la presenté como mi verdadera madre… aunque, es cierto que a medida que maduré, mis rasgos que son similares a los de mi madre, que de por sí ya son pocos, estaban desapareciendo aún más. Finalmente, además del color de mis ojos, me convertiré completamente en una imagen de mi padre… ¡aunque originalmente no me parecía mucho a él!

—Hazme saber cuándo vendrá. Quiero hacer algunos dulces.

—Waa, estoy ansiosa por eso. Sin embargo, no será hasta nuestras próximas vacaciones, que están muy lejos.

Los dulces de mi madre son mi comida favorita. Hay un chef permanente en nuestra casa, por lo que la cocina casera de mi madre siempre vino en forma de dulces. Ella hace unos que realmente no aparecen en las fiestas también. Me alegra no engordar fácilmente.

Después de la cena, me bañé y luego regresé a mi habitación envuelta en mi pijama. Hasta que vi el paquete en mi mesa, no recordé me habían enviado algo. Pensé que sería seguro enviar una carta de agradecimiento mañana por la mañana, después de todo es hora de irse a la cama.

—Ah, sí, es de Primera.

El nombre en la tarjeta pegada al paquete era como esperaba. Estaba pensando que podría ser de Eru, pero era de Primera después de todo.

La pequeña tarjeta estaba repleta de palabras, como a dónde había ido y que había estado haciendo. Con sólo leerlo me di cuenta de que se había divertido mucho. Parece que el recuerdo que me envió fue el accesorio tradicional de la región. Funciona como un amuleto contra el mal, aparentemente. Cuando comience el nuevo semestre, creo que lo usaré todos los días.

Realmente gracias, Primera. Me enviaste algo que realmente necesitaba… La villa no vendía ningún recuerdo, lo siento, no tengo nada que darte a cambio.

—¿Hm? Esto es…

Al lado del recuerdo había un sobre blanco con mi nombre, pero sin nombre del remitente. Al principio pensé que era de Primera, pero su paquete venía con una tarjeta, así que concluí que no.

Pensando que era de Eru, lo abrí descuidadamente.

—¿Hah? —Involuntariamente, mi voz se deslizó. La confusión me atravesó, entre varios otros sentimientos, y sentí que me congelaba.

Mi mano se congeló y la tarjeta resbaló y cayó al suelo. Lo que estaba escrito en él era una realidad de ensueño. Aunque en lugar de un sueño, es más preciso llamarlo pesadilla.

El remitente quería hablar conmigo en tres días en cierto restaurante.

El nombre de la tienda es “Querido”: es un restaurante con salas privadas para la realeza o nobles con negocios oficiales. No es un lugar para niños como yo, sino el tipo de lugar que entretiene y sirve a adultos. Lo sé, pero nunca he estado allí, ni tenía planes de ir allí.

¿Qué excéntrico invitó a un estudiante como yo allí? Con la esperanza de haber leído mal el nombre firmado al final de la tarjeta, lo recogí. Los adornos blancos y dorados eran hermosos y sugerían que el remitente era una persona excesiva. “Runa Vi Leonova” fue escrito en letras ordenadas que eran fáciles de leer. Mi esperanza de haber leído mal el nombre fue aplastada.

Me puse pálida. Desde hace un tiempo, mis dedos se han sentido extraños. Era como si mis manos se hubieran entumecido y me bajaran gradualmente la temperatura. Sentí ganas de vomitar y me pregunté si no podría simplemente rechazar a causa de mi salud deteriorada. Sabía que era imposible, pero ¿no debería permitirme escapar de la realidad al menos un momento?

| Índice |

4 comentarios en “Modo Automático Apagado – Capítulo 82: Una variedad de juegos imposibles

  1. Yinett says:

    Mariabelle Tempest Aka Stephany Dola (No Game no life) conocida por la hazaña de no haber podido ganar una partida de poker durante toda su estancia en la villa XD ok ya.
    Enserio no me esperaba que Runa iba a hacer un movimiento durante las vacaciones, pobre Maria ya se le acabó la paz de no ver objetivos de captura por un tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.