Escapó otra vez – Capítulo 107: ¡Otro rival amoroso!

Traducido por Army

Editado por Ayanami


—Jeje… jeje…

De vez en cuando, había una risa aterradora en el salón del palacio de Xiefang.

Xia Yuqing rodeó el lugar varias veces, de un lado a otro. Sus cejas fruncidas miraron a la joven que comenzó a reír de nuevo con una expresión complicada.

En ese momento, Li Yuan pasó caminando. Xia Yuqing tiró apresuradamente a Li Yuan hacia un lado: —Xiao Yuan, ¿qué pasó? ¿Sucedió algo cuando regresaste? ¿Por qué Xiao Xi regresó así? Es como…

Era como si le hubieran secuestrado el cerebro. Había estado caminando frente a ella, yendo y viniendo cuatro o cinco veces. Ella podría hacer la vista gorda ante esto, pero también tendría una mirada miserable, luego, de vez en cuando, soltaría algunas risas tontas y espeluznantes. Le pusó la piel de gallina por todas partes. No importa cómo lo mires… ¿no está en celo? o (╯ □ ╰) o

Li Yuan volvió la cabeza y miró a alguien que todavía estaba sonriendo. Luego le contó lo sucedido esta mañana con una expresión de vergüenza.

Después de escuchar toda la historia, los ojos de Xia Yuqing se iluminaron. Se tocó la barbilla para hacer la postura de un pensador y murmuró: —¿En otras palabras, Xiao Xi sólo se volvió así después de conocer al General He… podría ser…?

—¿No es obvio, la chica se enamoró a primera vista, Niang Niang? —Lu Rui emergió repentinamente a un lado, todavía sosteniendo al enérgico Xiao Bai en sus brazos.

—El…. primer despertar del amor. —Xia Yuqing se sorprendió. Por alguna razón, la escena de He Wenzhong y Yun Xi abrazados apareció de repente en su mente. ¡Dios mío, esta es la versión real de La Bella y la Bestia!

Tan pronto como Xiao Bai, en los brazos de Lu Rui asomó la cabeza, vio a Yun Xi no muy lejos. Sus ojos se iluminaron. Luchó por abrirse camino hacia Yun Xi:

—Wowowo…

Hermana Xiaolongbao, hermana Xiaolongbao…

Yun Xi, que todavía estaba aturdida, se levantó inmediatamente de la silla cuando escuchó los ladridos del perro. Retrocedió varios pasos, como si se enfrentara a un enemigo y gritó en voz baja: —No… no vengas aquí.

—Wowowo…

Xiao Bai luchó de mala gana y quiso abalanzarse sobre Yun Xi.

Este movimiento finalmente sacó la atención de Xia Yuqing del impacto de la imagen de la bella y la bestia en su mente. Levantó la barbilla, que casi se había caído, y miró de un lado a otro a Xiao Bai y Yun Xi: —Xiao Xi, ¿le tienes miedo a los perros?

—Qing Jiejie, llévate este perro, llévatelo… —Yun Xi abrazó un pilar junto a ella, señaló a Xiao Bai en los brazos de Lu Rui con la cara pálida y exclamó.

—…

Niang Niang, ¿qué debo hacer ahora?

—Bueno, ¿qué tal si vas al hospital y le preguntas a los médicos y ves si hay alguna forma de hacer que el nuevo pelo de Xiao Bai se caiga de nuevo?

—…

—Por supuesto, si hubiera una manera de convertir directamente a Xiao Bai de un perro en un gato, sería incluso mejor.

—… Niang Niang, ¿por qué no conviertes directamente a Xiao Bai en una mujer?

Xia Yuqing estaba desconcertada. Mirando a Lu Rui:

—Si un hombre se convierte en mujer, ¿Xiao Bai no será un perro?

—…Por supuesto que no.

—Entonces, eso no funcionará. Es mejor convertirse en gato directamente. Mira lo asustada que está Xiao Xi.

—…

¡¿Pero cómo es posible que un perro se convierta en gato?! 

Lu Rui estaba en desorden por un momento, luego respiró hondo: —… ¿Qué tal esto, Niang Niang, Nubi le dirá a la gente de afuera que salga y encuentre un pequeño gato blanco?

Xia Yuqing frunció la boca y se veía triste. Mirando a Lu Rui, le dio unas palmaditas en el hombro y dijo: —Lu Rui, si haces esto, Xiao Bai sentira que estás disgustada con él y querrías traer un gato de vuelta para pelear con él por atención. Xiao Bai es tan sensible que llorará.

—…

¡Traer un gato de regreso es mejor que intentar cambiarlo de perro a gato! Niang Niang, si eres tan obstinada, los médicos llorarán. 

—Ejem… Niang Niang, hablemos de esto más tarde. Xiao Xi está a punto de llorar.

Li Yuan les recordó a ambas con una voz oportuna.

Cuando las dos miraron hacia atrás, vieron a Yun Xi temblando mientras sostenía el pilar. Sus grandes ojos estaban llorosos. Hubo un poco de irritación que mostró el posible estallido de la presa. Una vez que se rompió, esas lágrimas se convertirían en un río, incapaz de reprimirse.

—Oh, Lu Rui, lleva a Xiao Bai al pasillo lateral para que te ocupes primero. —Xia Yuqing no esperaba que Yun Xi le tuviera tanto miedo al perro. Conmocionada, dejó de bromear y agitó la mano para dejar que Lu Rui se llevara a Xiao Bai.

—Sí, Niang Niang.

Al ver a Xiao Bai salir del vestíbulo, Yun Xi aflojó con cautela su agarre en el pilar y se acercó a Xia Yuqing. Su rostro estaba lleno de miedo.

—Xiao Xi, ¿por qué le tienes tanto miedo a los perros? Xiao Bai es solo un perrito que no puede morder a la gente. De hecho, parece que le gustas.

Al ver a otras personas a su lado, no se abalanzó sobre ellos y solo quería abalanzarse sobre Yun Xi. Nunca antes lo había visto tan apasionado.

—No, no puedo soportarlo… —La cara de Yun Xi estaba pálida cuando escuchó sus palabras. Se hizo a un lado dos veces horrorizada y, a regañadientes, dijo: —Qing Jiejie, no me lo pongas difícil. Cuando era niña, estaba rodeada por un grupo de perros, por lo que es un poco traumático para mí. Ahora, cada vez que veo un perro, quiero esconderme.

Al verla tan nerviosa, Xia Yuqing no quería bromear, por lo que rápidamente cambió de tema: —Está bien, bueno, no dejaré que Xiao Bai se acerque a ti casualmente en el futuro. Sin embargo, hablando de eso, Xiao Bai te hizo un favor hoy. Lo desprecias, pero ¿no eres un poco ingrata?

—¿Me ayudó? ¿Cuándo me ayudó? —Los ojos de Yun Xi se abrieron y miraron a Xia Yuqing con incredulidad. Solo recordó que fue perseguida por este perro, corrió y casi se cae de un árbol. ¿Cómo podría deberle un favor a este perro?

—Escuché todo de Xiao Yuan sobre esta mañana. Aunque Xiao Bai fue brusco por la mañana, si Xiao Bai no te estuviera persiguiendo, ¿cómo podrías conocer al General He y… —Antes de que Xia Yuqing terminara sus palabras, la cara de alguien ya estaba roja. Xia Yuqing no pudo evitar sorprenderse cuando vio esto. Se volvió más curiosa en su corazón: —Xiao Xi, realmente no estarás…

—¡Niang Niang! —Yun Xi gritó enojada. Después de las palabras de Xia Yuqing, hizo una pausa, pero se sonrojó y agregó: —Yo… no lo sé, pero creo que fue bastante agradable.

—Um… El General, es agradable. —Su temperamento es bueno hasta el extremo, tanto que incluso si ella lo ha estafado muchas veces, él todavía tendría una sonrisa en su rostro cada vez. Es decir, es un poco… lento. —Xiao Xi, recuerdo que dijiste al principio que no te gustaban los hombres hermosos, pero te gustan los hombres dominantes, guapos y rectos.

Xia Yuqing preguntó en voz baja, como si estuviera pensando en algo.

—Sí. —Yun Xi se sorprendió y asintió.

—En ese caso, cuando estabas en la fortaleza, ¿por qué no miraste al gran maestro, en su lugar…

A los ojos de Xia Yuqing, Wu Jun y He Wenzhong eran aproximadamente iguales en altura y forma corporal, excepto por una ligera diferencia de personalidad, no hubo diferencia. ¿Por qué las cejas de Yun Xi nunca se movieron cuando Wu Jun estuvo de un lado a otro frente a ella durante tanto tiempo? Sin embargo, cuando conoció a He Wenzhong, ¿los brotes de amor comenzaron a mostrarse de inmediato? ¿Es realmente el caso de un héroe que salva a la belleza?

Al escuchar a Xia Yuqing comparar al general Wu Jun y He Wenzhong, Yun Xi curvó los labios y murmuró: —¿Cómo se puede comparar esa persona estúpida con el general He?

De vez en cuando, algunas personas, incluida Li Yuan, se acercaban para escuchar a escondidas. Entonces, cuando escucharon lo que dijo, soltaron una carcajada.

Xiao Xi ni siquiera se ha reunido con el General He unas cuantas veces antes y ya está ayudando a otros a hablar. Es realmente como dice el refrán, una vez que los niños han crecido, ¡no necesitan a sus madres! La hija que se casó es como agua derramada. Xia Yuqing miró al cielo con una expresión de angustia. El Xiaolongbao, que no había estado en su mano durante mucho tiempo, ya tenía la sensación de pertenecer a otro el primer día de entrada al palacio.

Esta sensación era como si le hubieran quitado el relleno de su Xiaolongbao, dejando una fina capa de piel. Xia Yuqing, que no puede comerse el relleno del interior, estaba… increíblemente triste.

Aunque se sentía dolorida y afligida en su corazón, cuando una niña es mayor de edad debe casarse. Si la mantuvieron aquí y allá, dejará atrás su animosidad. Xia Yuqing entendió la verdad. De todos modos, Ultra Seme ya ha sido aceptado por ella misma y no puede volverlo torcido sin importar qué. Para evitar que los varios Daren mueran solos y se queden en su tocador vacío en el futuro, como dice el refrán, uno debe mantener las golosinas dentro de la familia, ella debería…

Esto… si Xiao Bai fuera incluido como dote, ¿el general estaría dispuesto a recibir a su Xiaolongbao? Tos tos…

Xia Yuqing pensó en secreto en su corazón, pero Yun Xi ya estaba sonrojada por la vergüenza. Gritó en voz baja: —¡Qing Jiejie!

—¿Sí?

—… Cuando conocimos al primer maestro, estábamos escapando por nuestras vidas y él era un ladrón que puso en peligro nuestras vidas.

—…

¡Entonces, la primera impresión es realmente importante! 

—Más tarde, aunque sabía que el maestro no era una persona malvada, la anciana tuvo serias opiniones sobre mí. No podía llevarme bien con ella, y mucho menos con su hijo.

—…

¿Lo más irreconciliable fue el conflicto entre la suegra y la nuera? Si la anciana supiera que ha asustado a una chica potencial que podría convertirse en nuera, ¡definitivamente lloraría!

—Además, el General He… él puede cocinar.

—…

Sí, un hombre que sabe cocinar, espera, ¿sabe cocinar?

—Xiao Xi, no estarás…

—¿Qing Jiejie se olvidó? Cuando estábamos en la cabaña, Qing Jiejie me dijo que buscara un hombre que supiera cocinar en el futuro. Qing Jiejie también dijo que el padre del bebé de Qing Jiejie no puede y que es por eso que usted y el bebé terminaron en un estado tan miserable. ¿Lo ha olvidado?

Yun Xi preguntó con una mirada inocente.

—…

¿Entonces ella fue la culpable? Ah, no, esto es algo maravilloso para ella. Si Yunxi realmente puede derrotar al fuerte general He en el futuro, ¡debe pedirle a la madre del general una tarifa de casamentera!

Pero antes de eso… parece tener que lidiar con las miradas ambiguas detrás de ella y…

—Oh, ¿entonces Niang Niang siempre ha estado insatisfecha de que el emperador no pueda cocinar?

—Resulta que Niang Niang a menudo va a la cocina a estudiar cocina debido a esto. Originalmente, pensé que Niang Niang estaba tratando de complacer al emperador… pero pensar que es así… Niang Niang es tan lamentable.

—No es de extrañar que el emperador haya enviado a nuestro palacio a la mejor doncella de la cocina del palacio, Lu Rui. Resultó ser así…

—Sí, debe ser así, ¡Niang Niang es tan lamentable! Si la hermana Lu Rui se casara en el futuro, ¿la emperatriz no tendría nada para comer?

Xia Yuqing movió la boca y gritó en su corazón. Yun Xi, esta Yatou, ¿cómo podría pronunciar las palabras que había usado para engañarla al principio? Si esto fuera escuchado por el Ultra Seme, ¡volvería a sufrir!

—Ejem, esto es solo un malentendido. —Xia Yuqing tosió levemente. Se volvió para mirar a las sirvientas detrás de ella, tratando de cambiar el rumbo.

Pero Lu Rui la miró a los ojos, con los ojos entrecerrados: —Niang Niang, explicar es encubrir.

—… —Wuwuwu… ¿por qué de repente siente que está perdiendo su lugar en este palacio? ¿No dijeron que la posición de una madre se basa en lo precioso que era su hijo? ¿No debería su estatus ser más alto ahora que está embarazada de un bebé? Pero mira cómo estas chicas parecen lobos. ¡Wuwuwu, mamá, el mundo da mucho miedo!

—Lo que se acaba de decir, nadie puede difundirlo. Y Xiao Xi, tú… no vuelvas a hablar de eso en el futuro, de lo contrario, humph, ten cuidado cuando digo cosas malas sobre ti frente al general He.

Xia Yuqing solo amenazó con un farol, pero Yun Xi estaba asustada. Las chicas que conocían su temperamento pusieron los ojos en blanco sin darse cuenta.

Niang Niang, ¿no crees que es demasiado tarde para decir esto ahora? ¿No sabes que la red de inteligencia del salón del palacio Qianqing y nuestro salón del palacio Xiefang son interoperables? Lo que acabas de decir, ¡me temo que ya ha llegado a oídos del emperador! Con el temperamento del emperador, puedes esperar a que salde cuentas contigo. Por lo tanto, se dice que el arroz se puede comer indiscriminadamente, pero las palabras no se pueden hablar indiscriminadamente. ¡Tus pecados fueron autoinfligidos!

Como habían esperado varias sirvientas, tan pronto como se pronunciaron las palabras de Yun Xi, la gente del palacio en el Palacio Xiefang ya se había apresurado a correr y difundir el boca a boca.

En un cuarto de hora, llegó al Palacio Qianqing y pasó a los oídos de algunas personas.

—Jajaja, no puedo parar. Es tan ridículo, resulta que… ¡esa chica tiene una gran opinión de ti! Y al caer en este trágico final, resulta que ella al final cayó a tu lado. Emperador, tú como esposo has estado descuidando tu deber, ni siquiera sabes cómo sentir lástima y apreciar el jade. Aquellos de nosotros que conocemos la historia interna estamos bien, ¡pero aquellos que no la conocen pueden pensar que has atormentado a esa chica! Déjeme decirle, su majestad, que debería obedecerla. Tómate el tiempo de ir a la cocina imperial para aprender de ellos, luego cocínale una mesa de buenos platos a su gusto. Asegúrate de que ella te esté agradecida y no se atreva a hablar en el futuro. No se avergüence. Solo necesitas ocultar esta cosa. No dejes que otros lo vean. Si alguien sabe que has cocinado antes, solo dañaría levemente la imagen del emperador como un brillante artista marcial. Solo…

Army
Mucho texto (ㆆ_ㆆ)

Antes de que terminara la larga charla, alguien en la habitación le dio a Yan Ran una mirada perezosa.

Aunque esta mirada fue solo un breve momento, fue tan afilada como una hoja fuera de su vaina. Yan Ran no tenía ninguna duda de que, si no podía mantener la boca cerrada, ¡perdería la lengua!

—El Gran Tutor parece estar demasiado inactivo últimamente. En aras de la armonía entre la consorte imperial y Zhen, el Gran Tutor debe estar dispuesto a ayudar a Zhen a dedicar un poco más de tiempo para acompañar a Ai Fei. Como ejemplo de un centenar de funcionarios, el Gran Tutor debe estar dispuesto a ayudarme a resolver problemas, ¿no es así?

Yan Ran se sobresaltó, casi se atragantó con su propia saliva: —Chen

—Está bien, entonces está decidido. Xiao Shunzi, ve a la Sala de Estudio Imperial más tarde para obtener los memoriales que aún no he aprobado. Organízalo y envíalo a la mansión del Gran Tutor.

—Sí.

Feng Tingye miró a Yan Ran con una cara pálida, y una mueca cruzó sus ojos. Con tu debilidad todavía en mi mano, ¿cómo te atreves a reírte de mí de manera tan descarada? ¡Debes estar cansado de vivir! ¿Qué más dijo el? ¿Cocinar personalmente para complacer a esa chica? ¿También hablando de cómo nadie se enteraría? Si nadie lo sabe, ¿cómo salió este rumor ahora?

Conociendo el temperamento de Xia Yuqing y sabiendo que el grupo de Nubis en el palacio de Xia Yuqing eran como su maestro, maestros del chisme, Feng Tingye no tenía ninguna duda de que si cocinaba personalmente como dijo Yan Ran, una vez que simplemente entraba al comedor imperial, ¡la noticia saldría volando! Hmph, no es tan fácil meterse con él. ¡Al final, no sabemos quién se está metiendo con quién!

—¡Espera! —Yan Ran exclamó, impidiendo que Xiao Shunzi se dirigiera al Estudio Imperial. Habló con una sonrisa halagadora: —Como funcionario de la corte, Chen debe conocer su posición y no mezclar sus asuntos personales. Este memorial es muy importante y es más apropiado que el emperador lo revise personalmente. Chen no puede permitirse el lujo de manejar esto.

La expresión de Feng Tingye se mantuvo sin cambios, —Las palabras del Gran Tutor son demasiado. Con la amistad que hemos tenido desde la infancia, ¿cómo pueden influir algunos memoriales? El Gran Tutor también acaba de decir que debería protegerme de aquellos que van más allá del poder y buscan ganancias personales. Dado que el Gran Tutor está aquí compartiendo preocupaciones con Zhen, ¿cómo se puede comparar con esos pequeños funcionarios?

Feng Tingye bajó con un sombrero alto. Si fuera una persona común, durante mucho tiempo no tendrían nada que responder. Desafortunadamente, esta determinada persona no era una persona promedio.

Al escuchar las dignas palabras de Feng Tingye, Yan Ran solo resopló: —Eh, no lo digas tan amablemente, ¿qué tipo de amistad tenemos desde una edad temprana? En un momento crítico, lo llamarás amistad y vendrás a nosotros. Pero cuando los problemas estén sobre nosotros, cortarás esta amistad. Al decir que estamos tan cerca, ¿no tienes miedo de que la consorte imperial vuelva a malinterpretarlo?

Shao Zitong se burló mientras escuchaba la queja confesada de alguien y miró a Feng Tingye, cuyo rostro estaba sombrío en el asiento superior. Suspiró sin sinceridad. No es que no quisiera ayudar, pero algunas personas estaban ansiosas por suicidarse. ¿Qué se puede hacer?

Efectivamente, tan pronto como Yan Ran terminó de quejarse, pudo escuchar que la persona en el asiento no refutó esas palabras: —Este asunto se resolverá así. El emperador no puede retractarse de sus palabras. Si el Gran Tutor se niega, se esta resistiendo al decreto de Zhen.

La cara de Yan Ran estaba constreñida. Sabiendo que no había posibilidad de recuperarse, refunfuñó y respondió: —Este ministro cumple con la orden.

A Shao Zitong le divirtió la amargura de Yan Ran. Se burló e intervino: —Este ministro también sintió que la propuesta del Gran Tutor era bastante buena. Un hombre que puede lavarse las manos y preparar sopa para la que ama no tiene ninguna razón para no poder capturar el corazón de una belleza…

Antes de que pudiera terminar sus palabras, Feng Tingye miró: —¿Shang Shu también quiere compartir mis preocupaciones?

—Olvídalo, aunque Wei Chen es un Shang Shu, es un Shang Shu del Ministerio de Guerra. Los memoriales y ese tipo de cosas son más adecuados para dejarlos a personas literarias informadas como el Gran Tutor, especialmente porque se considera una tarea importante.

Shao Zitong lo dijo así, pero miró a Yan Ran con un obvio regodeo.

Yan Ran se enojó, pero Shao Zitong lo dejó con una frase: —Aquellos que son capaces, tienen que trabajar más duro. ¡Ha sido difícil para ti, Gran Tutor!

Esto bloqueó abruptamente cualquier respuesta.

Al ver el desaire de Shao Zitong, Feng Tingye retiró la mirada e ignorando la pelea entre los dos de abajo, silenciosamente tomó el pincel a un lado y lo mojó con tinta.

Hmph, ¿decirle a Zhen que aprenda a cocinar? ¿Y si todos los hombres del mundo pudieran cocinar? Pueden conquistar esos ingredientes, pero Zhen puede manipular a esas innumerables personas que conquistaron estos ingredientes para conquistar los estómagos de mis seres queridos. ¿Cuál es mejor? ¿Es necesario decirlo con claridad?

♦ ♦ ♦

Al mismo tiempo, cierta persona no sabía que sus palabras habían sido transmitidas a la bestia de su familia. Además, había despertado con éxito su lado arrogante. Como resultado, Xia Yuqing, que estaba a punto de enfrentar el desastre, en este momento todavía estaba de pie con alegría en la ventana de su habitación, tomando la carta aferrada a las patas del pájaro mecánico.

—Xiang Er, esa persona todavía tiene conciencia, finalmente sabe escribirme. —Xia Yuqing no podía esperar para desatar la cinta atada a la carta y dijo con alegría.

Desde que Liu Yixiang se fue al reino Xia, Xia Yuqing solo ha recibido una carta de ella pidiéndole que cuide bien a Zhang Sunshi y Feng Tingye. No mucho después, Xia Yuqing fue secuestrada y nunca volvió a escribir. Ahora finalmente espera con ansias una carta de Liu Yixiang. ¿Cómo puede Xia Yuqing no estar emocionada?

Al escuchar las palabras de Xia Yuqing, las sirvientas que estaban ordenando la habitación se sorprendieron, sin saber cómo hablar.

Al final, Li Yuan, que estaba a la vanguardia, cayó ante el ataque mortal de sus hermanas. Fue empujada y se encontró con la mirada perpleja de Xia Yuqing. Tosió y dijo: —Eso… Niang Niang, en realidad la señorita Liu te había enviado algunas cartas, pero no estabas en el palacio en ese momento. Así que a los sirvientes les preocupaba que la señorita Liu tuviera prisa, y miraron pretenciosamente su contenido.

—¿Y?

Al mirar las expresiones de vergüenza de varias chicas, Xia Yuqing no pudo evitar tener una premonición siniestra. Ella no habría escrito algo prohibido en sus cartas, ¿verdad? ¡Oh no, qué puedo hacer para salvarte, integridad mía!

—De hecho, no es nada, solo la señorita Liu dijo… que ella y el príncipe mayor están casados ​​y les va bien ahora, por favor no se preocupen por ella. Los ojos de Li Yuan miraron de arriba abajo, de izquierda a derecha, pero no miró a Xia Yuqing.

Xia Yuqing la miró con sospecha: —¿En serio?

—De verdad. —El rostro de Li Yuan era claramente culpable.

Xia Yuqing frunció las cejas, volvió la cabeza para mirar a Lu Rui de lado: —Lu Rui, habla. ¿Qué está escrito en la carta de Xiang Er además de esto?

Comprendiendo a Xiang Er y a su hermano real mayor, si esas dos personas realmente se casaron felizmente, ¡debe haber algo mal!

Al ver que la mirada de Xia Yuqing se dirigió a ella, la expresión de Lu Rui cambió ligeramente. Dijo avergonzada: —En realidad… no es nada, es solo…

—¿Solo?

Lu Rui respiró hondo y habló sin miedo a la muerte: —Justo en el banquete de bodas, la señorita Liu y la tercera princesa del reino Xia se pelearon. Varios invitados que asistieron al banquete de bodas se adelantaron para mediar y el resultado…

—¿Cuál fue el resultado? —¡Dios mío, Xiang Er es tan terca! Tan pronto como llegó al reino Xia, según los informes, había dicho que solo había algunas circunstancias triviales y estaba un poco angustiada con la tercera princesa malcriada. ¿Pero causar un alboroto en la boda? ¡Cómo puede haberse perdido ese evento! ¡Dios de la transmigración, por favor repite!

—Como resultado, la señorita Liu y la tercera princesa, accidentalmente golpearon al quinto príncipe del reino Xia que acababa de regresar a la corte… eh, el quinto príncipe podría no ser capaz de concebir descendencia. —Este tipo de cosas finalmente se dijo de la boca de la chica en el tocador. Era demasiado vergonzoso, así que cuando Lu Rui finalmente tropezó y terminó de hablar, su pequeño rostro estaba tan rojo como la sangre.

Xia Yuqing entendió y guardó un silencio discreto por un tiempo antes de que pudiera tener una reacción.

—¿Xiang Er y mi tercera hermana real golpearon a mi quinto hermano real?

Las chicas guardaron silencio por un momento y asintieron tímidamente.

—¿Ha recibido Xiang Er algún castigo? —Xia Yuqing reprimió las ganas de reír y preguntó en voz baja.

Aunque este quinto hermano real no era tan favorecido como el hermano real mayor y el cuarto hermano real, seguía siendo miembro de la familia real. Para cortar a sus nietos, la familia real del reino Xia no debería simplemente dejarlo ir, ¿verdad?

—Em. Liu está bien. Escuché que en ese momento, el quinto príncipe real quería acosar a la señorita Liu, pero esto fue descubierto por la tercera princesa. Sin una palabra, la tercera princesa se levantó y pateó al quinto príncipe, luego la señorita Liu subió para agregar dos patadas más. Como resultado, el quinto príncipe… cuando el emperador quiso castigarla, el príncipe real mayor protegió a la señorita Liu, así que al final… dejaron el asunto en paz.

—…

No esperaba que su quinto hermano real resultara ser un libertino, y también un libertino idiota. No es bueno molestar a nadie, pero para tratar de molestar a Xiang Er, realmente no debe querer vivir. No es de extrañar que terminó con un final tan miserable.

Pensando en esto, Xia Yuqing, de alguna manera, recordó lo que Feng Tingye había dicho al principio sobre aquellas personas que habían acudido a la familia Liu para proponer matrimonio. Todos terminaron en desgracia. Parece como si las palabras del Ultra Seme fueran correctas. Xiang Er era un sistema de invocación para hombres, quienquiera que se encontrara tendría mala suerte. En comparación con los hombres que se habían convertido brutalmente en carne de cañón, Xia Yuqing tiene que admitir que su hermano tuvo mucha suerte. Amén…

—Sí, además de eso, la señorita Liu también mencionó una cosa. Ella dijo que el cuarto príncipe del reino Xia era originalmente inseparable del quinto príncipe, pero una vez que se enteró de que el quinto príncipe no podía concebir, gradualmente se alejó de él.

Cuando Lu Rui habló sobre esto, estaba un poco confundida. En la familia real, ¿no es normal que los hermanos golpeen a una persona cuando están deprimidos? ¿Por qué la señorita Liu lo mencionó específicamente y lo dijo de una manera tan… apasionada?

El hecho de que Lu Rui no entendiera no significaba que Xia Yuqing fuera igual. Después de escuchar lo que dijo Lu Rui, Xia Yuqing sabía el mensaje que Liu Yixiang quería transmitir.

Resulta… resulta que no solo el hermano real mayor y el segundo hermano real son una pareja, sino que el cuarto hermano real y el quinto hermano real también eran una pareja. Además, esta pareja sigue siendo la más estruendosa de la leyenda… ¡Escoria Gong y humilde Shou!

El cuarto hermano unió fuerzas con el quinto hermano por el trono. El cuarto hermano codiciaba el trono y no estaba dispuesto a aceptar el afecto del quinto hermano y lo rechazó cruelmente. El quinto hermano estaba angustiado y empapado de dolor en el banquete de Xia Mingyuan. Además, formó un plan cuando vio a la pareja que estaba a punto de casarse. Dio un paso adelante para acosar a Xiang Er para despertar los celos del cuarto hermano, pero no esperaba encontrar a la persona equivocada, y un percance se convirtió en un dolor eterno.

El quinto hermano no logró despertar los celos del cuarto hermano y arruinó su propia bendición sexual durante la segunda mitad de su vida. El cuarto hermano vio que el quinto hermano había perdido la capacidad de concebir herederos y ya no era favorecido, por lo que no pudo ayudarlo a cumplir su anhelado deseo, ¡por lo que abandonó cruelmente al quinto hermano gravemente herido!

¡Ahhhhh! Este tipo de trama fraternal sádica y cruel es realmente impactante y estimulante para la gente. Simplemente hace que la gente quiera detenerse, pero no puede. Cada minuto, uno querría abrirse la barriga, torturar el corazón y el cuerpo. ¡Ahhh!

Algunas chicas miraron el rostro de su ama con miedo por un tiempo. Blanco, verde y negro otra vez, se estremecieron. ¿Niang Niang tropezó con algo sucio[1]?

—Uuuuu… —La boca de Xia Yuqing se derrumbó y sus ojos se llenaron de lágrimas, —Extraño a Xiang Er, quiero ir al reino Xia.

Ahora que Ultrra Seme y los pocos Daren conocían su temperamento tomarían un desvío para evitarla, en su palacio estaba creciendo hierba. ¡Tan aburrido, hm, hm, los días sin asuntos que ver significan que no hay felicidad ni fortuna!

Todas las sirvientas entraron en pánico cuando escucharon esto, pensando que Xia Yuqing extrañaba su hogar después de leer la carta de Liu Yixing. Se apresuraron a dar un paso al frente y engatusar: —Niang Niang, no te preocupes, quedan dos o tres meses antes de que des a luz. Una vez que des a luz al principito y después de que te recuperes, ya que el emperador te ama tanto, mientras hables, el emperador te llevará de regreso al reino Xia. Entonces, no será demasiado tarde para ir.

Antes de que las pocas personas hubieran terminado de persuadirla, vieron a alguien que venía corriendo desde afuera gritando ansiosamente: —Niang Niang, no es bueno, no es bueno, no es bueno. Lord Lu ha vuelto.

Con un grito como una campana a la medianoche, Xia Yuqing se apresuró a recoger las lágrimas de los ojos y preguntó aturdida: —¿Lord Lu?

—¿Lord Lu ha regresado a la corte? —Lu Rui, la única que sabía quién era Lord Lu, se puso blanca. Ella murmuró asombrada.

Cui Er y Li Yuan cerca no pudieron evitar torcer las cejas cuando vieron esto, y preguntaron en voz baja: —Lu Rui, ¿sabes quién es este Lord Lu?

Lu Rui volvió la cabeza y miró a Xia Yuqing. Ella amortiguó: —Lord Lu era el veterano más respetado de la dinastía anterior. No solo conocía astronomía y geografía, sino que también dominaba la adivinación. Es un secretario muy conocido en el período del emperador anterior.

—Es solo un ministro respetado. ¿Qué es lo qué te asusta?

—Por supuesto que el propio Lord Lu no es nada, pero él tiene una nieta de dieciocho años este año.

—… —Xia Yuqing miró a Lu Rui y, de repente, sintió que algo andaba mal.

—En el pasado, Lord Lu había hecho una adivinación para su nieta y el hexagrama que se muestra era… su nieta será la futura emperatriz del reino Ye.


[1]Sucio como en sobrenaturales / fantasmas, etc; algo desafortunado

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.