Escapó otra vez – Capítulo 13

Traducido por Naiarah

Editado por Narumi


Un conejo no puede vencer a un lobo, no importa cuán fuerte sea. Al final, Xia Yuqing se rindió.

Las lejanas nubes del horizonte habían empezado a teñirse de un color como la sangre cuando ella despertó.

Cuando Xia Yuqing débilmente fue a abrir las cortinas de muselina que filtraban la luz, cayó de la cama accidentalmente con un sonoro bang.

Las criadas que esperaban fuera entraron por el ruido. Empezaron a tener miedo ante la palidez de Xia Yuqing.

—Milady, ¿está bien? Esto es malo, llamad al médico imperial.

—Milady, ¿se ha caído de la cama? Por favor dígamelo, permítame ayudar…

—Milady…

Las criadas preguntaban sin cesar. Xia Yuqing finalmente entendió la sabiduría tras lo que decía su padre: Una mujer equivale a cinco patos.

Si tu calculas el número de mujeres aquí… Mierda, que pato – no, que chica está pisando mi cabello. Y tú, ¡estás pisando mi vestido! ¡No puedo soportarlo más!

—Todas callaros.— Xia Yuqing bramó con toda la fuerza que le quedaba. Tuvo éxito en calmar la conmoción.

Xia Yuqing miró a las chicas con dureza para que callaran. Se alejó tres pasos tartamudeando.

Muchas de ellas sólo habían oído un silbido. Después de hablar entre ellas, una chica temblorosa se acercó a Xia Yuqing y preguntó con cautela.

—Milady, ¿quiere algo?

Se inclinó para escuchar las palabras de Xia Yuqing…

—Cccoooomidaaa, necesito comida.

—…

Los ancianos pueden haber sido pasados de moda pero ellos ciertamente tenían previsión. Por ejemplo, ellos decían: (Mujer) Hombre es metal / arroz es acero / una comida perdida / ¡una mente perdida!

Ella había sufrido dos violaciones en el curso de un día con el estómago vacío. Xia Yuqing nunca se había dado cuenta de cuán maravilloso era el arroz que había comido por unos veinte años. Amargamente se arrepintió de haberse conformado con los fideos instantáneos antes.

Lu Rui y compañía estaba atontadas con su señorita resucitada, barriendo la comida de la mesa como un torbellino. Acabó con la comida de tres días en una tacada.

Princesa, casarse en el Estado de Ye fue absolutamente genial por parte de tu país natal. ¡Con tu apetito, tienes garantizado comer fuera del palacio y de casa en pocos años!

Xia Yuqing vació el último plato de sopa longyan, luego con su estómago plano finalmente lleno se sentó en una real silla. Se sentía hinchada de contenta. Como pensaba, ¡ser una mantenida era lo mejor!

Xia Yuqing recordó algo. Abrió sus ojos de gato de su siesta para preguntar a la criada más cercana de pie, — ¿Dónde está el emperador?

La chica fue llevada a las lágrimas. Así que ¡finalmente recuerdas a Su Majestad!

—Milady, Su Majestad ha ido al estudio imperial. Dijo que estaría ocupado con los preparativos para recibir al Príncipe Rui, así que él no vendrá pero te pide que te cuides. Pasado mañana, estarás acompañando a Su Majestad en la recepción de la tarde para el Príncipe Rui.

— ¿Príncipe Rui? ¿Recepción? — Xia Yuqing arqueó sus cejas — ¿Ese Príncipe Rui debe de ser un personaje importante para que el emperador personalmente se encargue de su recepción?

— ¡Por supuesto! Milady, tu no lo sabes, pero el Príncipe Rui es el tío de Su Majestad, el tercer hermano del anterior emperador. Él es un gran héroe quien tiene extraordinarios logros militares durante su estancia en la frontera. He oído que la victoria esta vez es para el Príncipe Rui quien derrotó a la caballería del Estado de Xue.

Xia Yuqing dudaba de su introducción tan adorada.

El Príncipe Rui debe ser un tipo dedicado si él ha hecho semejante hazaña. Pero en todas las novelas que ella había leído antes, este tipo de destacado estadista, no importaba si era realmente leal o no, sólo tendría un destino: ¡Agotado y dejado de lado!

¿Está Seme-sama preparando la recepción para recompensar al Príncipe Rui o para controlarlo?

— ¿Qué está mal, milady? —La criada se puso nerviosa mientras Xia Yuqing no respondía. Le preocupaba haber dicho accidentalmente algo ofensivo.

Xia Yuqing fue sacada de sus pensamientos. —No es nada. Sólo me estaba preguntando.— Sonrió a la chica. Ella no era buena con las cosas complicadas como las intrigas de todos modos. Sólo tomaría esta oportunidad para divertirse, heheheh…

—Lu Rui, ven.— Xia Yuqing llamó a la criada que recordó ser la más cercana.

Lu Rui vaciló. Miró alrededor para confirmar que la habían llamado a ella antes de precipitarse.

— ¿Qué necesitas, milady?

Xia Yuqing la llamó de nuevo enigmáticamente.

—Más cerca.

Lu Rui tenía sus dudas, pero hizo como le ordenaron. Las otras no podían oír lo que Xia Yuqing dijo pero ellas podían ver el cambio de expresión de Lu Rui.

—Milady, ese tipo de cosa… no es bueno. Si alguien descubre…

— ¿Quién lo sabrá si sólo es entre nosotras? Sigue adelante. Tomaré la culpa si algo ocurre.

Xia Yuqing usó la sonrisa de Mona Lisa. Lu Rui empezó a sudar frío, pero no tenía más opción que ir.

Lo que ocurrió entre ellas permanece en misterio. Los presentes estaban desconcertados por su intercambio. En los días siguientes, varias chicas cercanas a Lu Rui preguntaron sobre ese tema, pero ella era siempre evasiva. Ella terminó sonrojándose como un tomate, pareciendo tan angustiada que eventualmente la gente se rindió con el tema.

| Índice |

2 thoughts on “Escapó otra vez – Capítulo 13

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *