Escapó otra vez – Capítulo 79: ¡Zhen quiere exterminar a sus nueve generaciones!

Traducido por Army

Editado por Ayanami


—¡No… no lo toques!

—¡No… no lo toques!

Xia Yuqing y Liu Yixiang gritaron en voz alta al mismo tiempo, para evitar que Feng Tingye lo levantara. Desafortunadamente, olvidaron que cierta persona, mientras más personas no querían que él hiciera algo, más quería hacerlo. Era el tipo de persona al que le gustaba hacer lo contrario.

Army
Si no es peligroso me incluyo en su grupo

Feng Tingye levantó las cejas y miró levemente a las dos. Dio un paso adelante y recogió el libro en el suelo. Lo que entró en su línea de visión fueron las palabras pintadas en papel:

“El secreto detrás de la puerta del palacio imperial. ¡La historia indescriptible entre el Emperador y el Gran Asesor!”

La suave sonrisa de Feng Tingye durante el día, finalmente, se rompió.

Sintiendo un cambio brusco en el estado de ánimo de Feng Tingye. Liu Yixiang se levantó rápidamente y reorganizó su cabello desordenado, antes de decir con una sonrisa incómoda:

—Primo imperial mayor, ¿por qué estás aquí? Recordé que había algunos asuntos importantes en casa, así que tendré que irme ahora. No los molestaré a ustedes, pueden conversar cómodamente.

Terminado de hablar, Liu Yixiang corrió a toda velocidad pasando por Feng Tingye de pie en la puerta. Esto dejó a Xia Yuqing sola, desolada y angustiada… mirando a su espalda.

—Ah…

Xia Yuqing abrió la boca con ganas de pedirle que se detuviera, pero, al final… estaba congelada en silencio, con lágrimas cayendo. En un momento crucial, dejar a tu hermana y salir corriendo por tu cuenta. ¡Xiang Er, eres una traidora!

El cómplice se había escapado, pero el principal culpable seguía allí. Mientras Feng Tingye observaba la figura lejana de Liu Yuxiang, anotó en silencio esta cuenta con ella. Luego, se dio la vuelta, levantó el pequeño libro amarillo en su mano y le sonrió a Xia Yuqing:

Ai Fei, deberías darle una explicación a Zhen. ¿Qué demonios está pasando con esto?

Army
La culpa es de satanás CHA CHA CHA. Ese compa ya está muertooooooooooo

—Ahhahaha… esta cosa… pues…

Xia Yuqing se dio la vuelta, completamente concentrada en tratar de encontrar una salida a esto. De repente, oyó la voz sin tono de Feng Tingye:

—Responda con cuidado.

El pequeño corazón de Xia Yuqing temblaba de miedo y su boca se encogió. Como el frasco ya estaba roto, ella solo pudo responder:

—Es como lo vio Su Majestad.

¿Te gusta lo que Zhen ha visto? Feng Tingye se río con ira. Bajo la mirada nerviosa de Xia Yuqing, abrió la página casualmente. La oración que apareció frente a él fue:

Dentro del Estudio Imperial, mientras Feng Tingye trabajaba duro leyendo las legislaciones sobre su escritorio, Yan Ran, de repente, aprovechó la oportunidad para arrojarse sobre el escritorio. Las piernas de Yan Ran se engancharon en la cintura de Feng Tingye. Sus dedos, lentamente, dibujaron un círculo en el pecho de la persona frente a él. Con la seducción seductora definitiva, instó íntimamente: “date prisa”.

Army
-inserte voy de Hueso (Billy y Mandy) s- “No creen que algo malo va a pasar

Las pupilas negras de Feng Tingye se iluminaron de repente, una ráfaga de corriente paso. Sus profundos ojos y la mirada excepcionalmente profunda, maldijo con voz ronca:

—Tú, pequeño demonio molesto.

Poco después… él presionó ferozmente su frente.

Las venas azules en su frente respondían a la reacción de su amo. Todas ellas a punto de explotar.

—Bien, bien, bien… esto es muy bueno. ¡Qué gran tentación seductora! ¡Qué gran precipitación! ¡Qué gran demonio molesto! Ai Fei, eres buena. Zhen ha dormido en la misma cama contigo durante tantos días, pero aún no sabía que Ai Fei tiene esas ilusiones. ¿De dónde vienen estas cosas? ¿Quién es? ¿Para… escribir una cosa tan traicionera? Zhen exterminará a su…

—¿Sus nueve generaciones?

Xia Yuqing interrumpió y preguntó en voz baja.

Feng Tingye respondió fríamente:

—Sí, por supuesto.

—Su Majestad, Chenqie le aconseja. Es mejor que no seas demasiado impulsivo.

Feng Tingye miró a Xia Yuqing con duda:

Ai Fei, ¿qué quieres decir? ¿Deseas ponerte del lado de una persona que cometió cosas tan traicioneras?

Xia Yuqing sacudió la cabeza inocentemente:

—No, Chenqie solo quería recordarle a Su Majestad, la persona que escribió este libro es la madre del hijo de Su Majestad. Si quieres exterminar a mis nueve generaciones, sus altezas y su majestad el Emperador también están incluidas en esta línea de nueve generaciones.

Feng Tingye casi se atragantó con su propia saliva. Se dio la vuelta para mirar a Xia Yuqing y preguntó con incredulidad:

—¿Tú fuiste quien lo escribió?

Xia Yuqing tosió ligeramente e intentó actuar con valentía y aceptar las consecuencias de sus propias acciones. En cualquier caso, ahora tiene una pelota… oh no, quiero decir, tiene un hijo que podría actuar como una placa de oro para protegerla de la muerte. Desde su comprensión, ¡ella creía que Feng Tingye no le haría nada!

—Así es. Estos fueron solo el trabajo sin sentido de Chenqie, que he hecho durante el tiempo libre. No son algo refinado que debería estar en el salón de las artes. Entonces, Majestad, debería… devolverle el libro a Chenqie.

Xia Yuqing extendió su mano, queriendo recuperar el libro. Pero Feng Tingye estaba un paso por delante de ella. Él esquivó su agarre, pero atrapó la mano de Xia Yuqing. Él sonrió levemente:

—Resultó ser la obra maestra de Ai Fei. No es de extrañar que Zhen sintiera afecto por él. Zhen no esperaba que Ai Fei tuviera un sentimiento especial con el escritorio de mi Estudio Imperial. Podríamos también…

Feng Tingye se inclinó más cerca de la oreja de Xia Yuqing y sopló suavemente:

—La próxima vez, podríamos intentarlo en el escritorio dentro del estudio imperial…

Army
Pura maldad, descubrieron a Xia, que nos dirá los siguientes capítulos?

| Índice |

4 thoughts on “Escapó otra vez – Capítulo 79: ¡Zhen quiere exterminar a sus nueve generaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *