Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 127

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya

Corregido por YukiroSaori


—Hace unos días, Yuyue y la princesa Chen tuvieron un pequeño conflicto, así que traje a Yuyue al palacio Chen para despejar esos resentimientos. Pero no esperaba que la princesa Chen hablara tan groseramente o que el príncipe Chen enviara a alguien para herir gravemente a Yuyue. ¡La conducta de ambos fue demasiado!

Las palabras de Li Chengqian estaban llenas de rectitud, dejaban claro que las acciones de Baili Hongzhuang y Dibei Chen eran desvergonzadas e indignantes.

Frente a las críticas de Li Chengqian, el desprecio en los ojos de Baili Hongzhuang se hizo más profundo a medida que sus labios se ensanchaban en una sonrisa.

—Primer ministro Li, ¿cómo no puedes sonrojarte diciendo tales cosas?

—Lo que dije eran hechos, ¿por qué me sonrojaría? —insistió Li Chengqian.

Baili Hongzhuang miró a la multitud que los rodeaba.

—Me gustaría preguntar a los presentes, ¿alguien cree en las palabras del primer ministro?

Todos bajaron la cabeza uno tras otro. De hecho, nadie creyó que las palabras de Li Chengqian fueran verdad.

Con el temperamento de Li Chengqian y Li Yuyue, no forzar a Dibei Chen y Baili Hongzhuang a una disculpa ya sería bastante bueno. ¿Cómo podría ser posible que fueran por sí mismos a buscar la reconciliación?

Al ver la reacción de quienes le rodeaban, la tez de Li Chengqian se oscureció.

—¿Qué quieres decir?

—La justicia para mí, es la voluntad de la gente. —Baili Hongzhuang levantó una ceja—. Ya que mencionó el tema usted mismo, no me importa decir la verdad.

»Emperador, ayer Li Chengqian y Li Yuyue fueron al palacio Chen solo para hablar groseramente, llegaron y nos ordenaron tratar una enfermedad. Después, hizo comentarios burlones, gritando que el príncipe Chen era un simple hijo ilegítimo. Entonces en su ira, el príncipe, envió a alguien a tomar represalias.

Todo el mundo tomó aliento cuando Baili Hongzhuang terminó sus palabras, sorprendidos.

Hasta ahora, las noticias de que Dibei Chen era el hijo ilegítimo del emperador, eran transmitidas como un secreto.

Aunque Xuanyuan Yutian ya había oído hablar de ello, nadie se había atrevido a salir y decirlo directamente.

¿Pero Baili Hongzhuang acaba de hacerlo?

Las cejas de Xuanyuan Yutian no pudieron evitar levantarse.

—¿Es esto cierto?

—¡Emperador, no puede escucharla!

Li Chengqian de inmediato trató de justificarse a sí mismo. Si incluso un poco se revelaba, su posición estaría en riesgo, ¡ah!

—Baili Hongzhuang dice esto para escapar de la culpa. Emperador, ¡por favor, vea la verdad!

—Emperador, Li Chengqian solo trata de ocultar la cara de Li Yuyue, que ha adquirido una enfermedad. Incluso hoy, para ocultarlo, se alejó de la responsabilidad y trató de echar toda la culpa a mi persona. Si el emperador envía a alguien a la mansión del primer ministro, lo comprenderá.

Baili Hongzhuang continuó manteniendo la calma. Ella sabía que algo así sucedería.

La posición de Li Chengqian era bastante alta y era seguro que evitaría toda responsabilidad mientras la empujaba a ella. Pero, aparte del emperador y la emperatriz, nadie sabía de la identidad de Dibei Chen.

Por lo tanto, junto con el repentino ascenso de Dibei Chen, ¡sus posiciones serían incomparables!

Al ver a Baili Hongzhuang hablar de manera tan razonable, todo el mundo era parcial con ella. Después de todo, que no viniera Li Yuyue hoy, era demasiado sospechoso.

Li Chengqian se veía bastante amargado. De acuerdo con su plan, el emperador no debería haber permitido que Baili Hongzhuang siquiera lo explicara, pero la situación terminó siendo muy diferente de lo que él había pensado.

—Emperador…

Li Chengqian todavía quería explicar. Si el emperador enviaba a una persona a visitar su mansión, ¡el secreto ya no sería posible de ocultar!

Xuanyuan Yutian agitó su mano.

—Este asunto permanecerá en la competencia de caza y se discutirá después.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.