Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 140

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya

A través de sus intercambios con otros cultivadores, sabía que nadie había encontrado al lobo tormenta, todavía.

De los tres días, dos de ellos ya han pasado. Solo quedaba un día. Todos ya habían empezado a buscar al lobo tormenta.

Una vez más, al encontrar una región tranquila para descansar, Baili Hongzhuang entró en un estado de cultivo.

Durante el día, ella había matado a muchas bestias demoníacas, consumiendo gran parte de su qi, necesitaba cultivar y aumentar su poder para mantenerse en la fuerza óptima.

Mientras Baili Hongzhuang cultivaba en silencio, todo el mundo estaba hablando de las muertes de Ye Yitong y Tian Weiming.

—Vi los cadáveres de Ye Yitong y Tian Weiming. Fueron asesinados limpiamente con un corte en la garganta. Debe ser un cultivador el que hizo eso.

Al escuchar lo que dijo el cultivador, todos se sobresaltaron. Ye Yitong y Tian Weiming fueron muy fuertes entre los cultivadores que compiten en la competencia de caza, si pudieran matar directamente a dos cultivadores en la etapa de tierra misteriosos con un solo golpe en la garganta, ¿qué tan fuertes eran?

—Ye Yitong siempre actuó con arrogancia, sin poner a nadie en sus ojos. No es sorprendente que sea asesinada porque ofendió a alguien.

—Tal vez la otra parte no está sola. Tenemos que tener cuidado, de lo contrario, sería demasiado tarde para arrepentirnos.

Shao Zifan y Zhao Yunqian no pudieron evitar mirarse mientras escuchaban, sus mentes instantáneamente pensaron en Baili Hongzhuang.

Usando un golpe de espada para cortar la garganta, así fue como Baili Hongzhuang mató a las civetas. No había nadie más en toda la montaña que tuviera las capacidades para hacerlo.

Pero ninguno dijo nada. Independientemente de quién mató a los dos, no tenía nada que ver con ellos.

Y Baili Hongzhuang todavía era el benefactor que salvó sus vidas.

Cuando Baili Yuyan escuchó esto, también quedó atónita. Ella y Ye Yitong se habían mantenido en contacto, y claramente conocía la fortaleza de esta última.

Si ella tenía razón, además de ella y Xuanyuan Huan, Ye Yitong y Tian Weiming eran definitivamente los más fuertes aquí.

Pero ahora los dos estaban muertos. ¿Podría eso significar que había poderes aún más fuertes en el campo de caza?

O… ¿fueron asesinados bajo la mano de Xuanyuan Huan?

Aunque Baili Hongzhuang se estaba cultivando pacíficamente, su espíritu era realmente muy consciente de su entorno.

La noche parecía ser especialmente pacífica. Los rugidos de las bestias demoníacas fueron muchos más que la última noche, como si algo hubiera atraído su atención.

Según su experiencia, algo debe haber sucedido.

En este momento, Little Black repentinamente habló, su voz contenía un rastro de preocupación.

—Maestra, un grupo de bestias nos están rodeando en todas las direcciones. Su objetivo somos nosotros.

Baili Hongzhuang, en sus ojos se encontraba una luz fría, un azul oscuro parpadeó dentro de sus pupilas. El aire estaba lleno de hedor a sangre.

¡Lobo inferno!

Baili Hongzhuang frunció el ceño, no esperaba que hubiera lobos inferno dentro de la montaña Luoxia. Lo más extraño es que nunca los había provocado, así que, ¿por qué los lobos la atacarían sin motivo?

Los lobos inferno vivían en manadas. Eran crueles y despiadados por naturaleza, su fuerza equivalente a la etapa final de la tierra misteriosa.

Los lobos inferno y los lobos tormenta eran diferentes. Los lobos tormenta no solo vivían solos, sino que su velocidad también era incomparable a la del lobo inferno.

Si le preguntaras a un cultivador qué bestia demoníaca querían evitar, todos ellos definitivamente dirían lobos infernos sin el menor titubeo.

Un solo lobo inferno no estaba mal, ¡pero su fuerza como grupo era aterradora!

Una vez rodeados por un grupo de ellos, la gran mayoría de los cultivadores definitivamente morirían.

¡Un grupo de espantosas bestias demoníacas era algo que ningún cultivador quería provocar!

Baili Hongzhuang se levantó lentamente, su espada afilada ya en su mano. Tenía una ligera premonición: ¡era un juego!

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *