Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 195

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


Baili Hongzhuang solo agitó su mano.

—Ustedes dos son mis amigos, así que por supuesto no tienen que preocuparse por esto. Además, la píldora de limpieza ósea definitivamente les ayudará mucho. Especialmente desde que tú, Zifan, tomarás el examen de ingreso a la escuela agua celeste. No te niegues.

El corazón de Shao Zifan se estremeció un poco. Correcto, necesitaba pasar el examen de la escuela agua celeste sin importar qué.

De hecho, él ya sabía que no era lo suficientemente fuerte. No tenía mucha confianza en pasar la prueba.

Con esta píldora, su fuerza definitivamente mejoraría. Incluso la más mínima diferencia podría decidir si pasa o falla.

Por un momento, se quedó en silencio. Shao Zifan miró profundamente a Baili Hongzhuang y habló—: Gracias. Si alguna vez necesitas algo de mí en el futuro, ¡no lo rechazaré! 

Por lo que sabía de Baili Hongzhuang hasta ahora, ella siempre era la que lo ayudaba. Lo único que hizo fue ayudarla cuando atacaron los lobos inferno.

Su corazón sabía claramente que su ayuda apenas había hecho nada por ella, pero debido a esa noche, Baili Hongzhuang lo había considerado su amigo.

¡Estaba avergonzado de aceptarlo!

Estaba agradecido desde el fondo de su corazón por ser su amigo. ¡Aunque no podía devolverle nada ahora, estaba seguro de que sería de ayuda en el futuro!

Al ver los ojos firmes y decididos de Shao Zifan, la sonrisa de Baili Hongzhuang se volvió un poco cálida. 

—¡Bueno!

—Ustedes me esperaran. Aunque este año no tengo la oportunidad de unirme a la Escuela de Agua Celeste, el próximo año, ¡definitivamente trabajaré duro y me uniré a ustedes dos! —Zhao Yunxi también habló.

Los tres se sonrieron cuando salieron de la sala VIP.

Baili Hongzhuang tomó la iniciativa de ir a la sala de inspección del tesoro. Su Hongyuan ya la estaba esperando. Para su sorpresa, Su Xingchun también estaba en la sala de inspección del tesoro.

Al ver venir a Baili Hongzhuang, la cara de Su Hongyuan mostró una sonrisa amable. 

—Chen Wangfei, usted vino.

Baili Hongzhuang sonrió levemente.

—Viejo Su, Comerciante Su.

—Quién hubiera adivinado que el que subastó la píldora de limpieza ósea era en realidad Chen Wangfei —dijo Su Xingchun sonriendo.

Originalmente, solo admiraba el estilo de vida de Baili Hongzhuang. Después de descubrir que las Píldoras de limpieza ósea eran en realidad de Baili Hongzhuang, comenzó a valorarla un poco.

Ya sea experiencia médica, fuerza, potencial y antecedentes, nada acerca de Baili Hongzhuang era simple.

En el pasado, no le prestó suficiente atención. Ahora parecía que su forma de pensar necesitaba cambiar.

—El dinero de las tres Píldoras de limpieza ósea de la subasta ya se ha colocado en su tarjeta. 

—No es necesario, confío en la compañía Tiangxiang.

Baili Hongzhuang sonrió dulcemente. Con los recursos financieros masivos de la compañía Tianxiang, era simplemente imposible para ellos codiciar una riqueza tan pequeña. Si ella realmente echara un vistazo, realmente sería muy mezquina.

La sonrisa de Su Hongyuan se profundizó. Baili Hongzhuang solo tenía quince años, pero su conducta y comportamiento simplemente no tenían fallas.

—Chen Wangfei, este es el pase VIP de la compañía Tianxiang. Esperamos que lo aceptes.

Su Xingchun le entregó una tarjeta negra, era la tarjeta VIP de la compañía Tianxiang Trading vinculada a la tarjeta de monedas.

La tarjeta de letras de oro negro parecía lujosa, pero tenue. Si le echara un vistazo rápido, vería que la tarjeta no era tan simple.

Los ojos penetrantes de Baili Hongzhuang estaban ligeramente asombrados por el color. A pesar de que sacó tres píldoras de limpieza ósea a la subasta, era imposible que justificara una tarjeta VIP.

Sabía que la tarjeta VIP de la casa de subastas Tianxiang era un elemento raro. ¿Cómo podría Su Xingchun dársela tan fácilmente?

Pero como se la estaban dando, naturalmente aceptó.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *