Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 270

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


El gran y majestuoso Rey de las Bestias Demoníacas reconoció a una mera misteriosa mujer cultivadora de la etapa media como su maestra, y lo que era aún más interesante, es que la mujer ni siquiera sabía que con quien había contraído, era el rey de las bestias demoníacas.

Mientras estaba evaluando a Baili Hongzhuang, no había pasado por alto el rastro de un despiadado intento de matar pasando por sus ojos. Parecía que esta mujer no era tan simple como parecía.

En ese momento, su lesión era muy grave. Si pudiera obtener la sangre del Rey de las bestias demoníacas, podría curarse mucho más rápido.

—No me interesa. —Baili Hongzhuang continuó alejándose sin ningún indicio de vacilación.

—¿Qué pasa si sé quién es la bestia contractual que está sentada en tu hombro?

Los pasos de Baili Hongzhuang se detuvieron cuando ella lentamente se giró para mirar a Moyun Jue, sus ojos penetrantes un poco astutos. Ella preguntó con frialdad y sin rodeos.

—Condiciones.

—La sangre del pequeño. —la voz de Moyun Jue era indiferente, pero luego agregó—. Para tratar mi lesión.

Cuando Moyun Jue pidió la sangre de Baishi, Baili Hongzhuang ya había decidido negarse. Pero cuando ella escuchó que era para tratar su herida, ella se mostró un poco vacilante.

—¿Qué tal si curo tu herida y me dices la identidad de Baishi?

Los ojos de Moyun Jue brillaron cuando respondió.

—Mujer, ¿no tienes miedo de que te mate después de tratarme?

—No olvides que tu lesión está bajo mi control. —El rostro de Baili Hongzhuang era indiferente, sus ojos brillantes y cristalinos estaban llenos de sabiduría y confianza en sí mismos.

Aunque definitivamente era inferior a este hombre en términos de fuerza, tampoco era su oponente cuando se trataba de técnicas médicas.

Su simple respuesta en realidad escondió un frente frío.

Moyun Jue miró a Baili Hongzhuang pensativamente.

—Es un trato.

Baili Hongzhuang se arrodilló lentamente junto a Moyun Jue.

—Habla.

Los ojos de Moyun Jue eran un poco brillantes. Hasta ahora, nunca había visto a una mujer atreverse a estar tan cerca de él.

Y lo más interesante es que, aunque esta mujer era tan débil, todavía era lo suficientemente valiente como para enfrentarlo con confianza.

Siempre fue temido por todos, por lo que hablarle a una mujer de cerca era una experiencia nueva.

—El hombrecito en tu hombro es el Rey de las Bestias Demoníacas.

Cuando lo escuchó hablar, los hermosos ojos de Baili Hongzhuang se iluminaron, una oleada de asombro y asombro inundó su corazón.

Miró el carácter de  “rey ” en la frente de Baishi y lo entendió.

¡Los reyes de las bestias demoníacas eran clasificados como una raza mítica!

Los reyes y otras bestias demoníacas de la mítica raza, eran un misterio y tenían poder reconocido por todas las demás bestias demoníacas.

Además, sólo podría haber un Rey Bestia Demoníaca a la vez. Solo cuando la generación anterior muere, podría nacer la siguiente generación.

A pesar de que nunca vio cómo se veía un Rey de las Bestias Demoníacas, ¡no había esperado que este pequeño chico, aparentemente impotente y lindo, fuera realmente el Rey de las Bestias Demoníacas!

Ella no dudaba en absoluto de las palabras de Moyun Jue. Esta era la respuesta más probable.

Moyun Jue observó cómo cambiaban las expresiones de Baili Hongzhuang. ¿Parecía que en realidad estaba en sus expectativas?

♦ ♦ ♦

Gong Shaoqing y los demás lograron esconderse con éxito en la cueva. Al observar cómo las bestias demoníacas avanzaban sin cesar hacia fuera, sus corazones se sorprendieron.

La marea de bestias demoníacas era realmente demasiado aterradora. A pesar de que escucharon acerca de sus peligros antes, experimentarlo realmente les hizo comprender claramente que sus pensamientos anteriores eran demasiado simples.

Liu Qinyue suspiró profundamente, con su hermoso rostro todavía pálido. Este sentimiento de sobrevivir a la calamidad realmente hizo que uno se sintiera infinitamente agradecido.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.