Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 357

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


Sosteniendo el bolígrafo y el papel, Ling Jiaxin se sintió algo orgullosa.

Desde que conoció a Baili Hongzhuang, nunca había perdido tanto la cara en toda su vida.

No importa qué, ¡ella no podía simplemente tragarse su resentimiento!

Coincidentemente, Yunyang acababa de regresar ayer. Después de hablarlo, tomaron una decisión.

Dai Yunyang ya había recibido cartas de la Casa del General antes y estaba furioso al saber que Baili Hongzhuang había asesinado a Dai Zhiman.

¡Definitivamente vengará a Zhiman, atreviéndose a matar a su hermana!

Después de que Dai Yunyang regresó, no sólo su fuerza estaba encantada, sino que incluso su cuerpo se fortaleció.

Dio la casualidad de que Baili Hongzhuang estaba realizando una subasta, así que después de hablar sobre su estrategia, decidieron comprar las tres píldoras de apertura de canal y difundir rumores sobre su inutilidad.

¡De esa manera, Baili Hongzhuang quedaría completamente desacreditada!

En ese momento, estaban seguros de que Baili Hongzhuang sería completamente abandonada como un zapato desgastado. Su reputación sería destruida para que todos la pisotearan.

Entonces, ¿arruinar a Baili Hongzhuang no sería un trabajo fácil?

Dai Yunyang decidió ocultar la noticia de su regreso y le dio la misión a Ling Jiaxin, Liu Jingkun y Pang Yunxiang.

Originalmente querían que algunos seguidores regresaran con las Píldoras de apertura del canal, pero no esperaban que Baili Hongzhuang encontrara esa forma de realizar la subasta. Les ahorró muchos problemas.

Entonces, solo tenían que usar un nombre diferente para ofertar.

Después de que Baili Hongzhuang leyera sus nombres, podrían salir y Baili Hongzhuang no tendría forma de oponerse a ellos.

Ling Jiaxin miró a Liu Jingkun no muy lejos y señaló con los ojos. Liu Jingkun expuso una sonrisa de complicidad.

¡Siempre han estado esperando para matar a Baili Hongzhuang!

Ahora que finalmente elaboraron un plan perfecto, ¡deben matar a Baili Hongzhuang!

Pang Yunxiang también estaba muy feliz. Aunque ayudar a Dai Yunyang a arruinar a Baili Hongzhuang no era el objetivo en mente, realmente quería darle una lección a Baili Hongzhuang.

¡Pero!

Ahora, Dai Yunyang lo consideraba importante, así que mientras esto tenga éxito, definitivamente tendrá más oportunidades de trabajar con él en el futuro.

Una luz despiadada parpadeó en sus pupilas negras. El destino de él y Baili Hongzhuang juntos ya ha llegado a su fin.

Después de ser herido en la Pagoda, le tomó mucho tiempo recuperarse y siempre se había sentido culpable por Chen Tianzheng.

¡Esta vez, definitivamente se vengará, más los intereses de Baili Hongzhuang!

Baili Hongzhuang tocó el pelaje de Baishi. Hoy, estaba anormalmente emocionado.

Pensando en la cantidad de cristales de bestias demoníacas brillantes que podría obtener con la subasta, los ojos de Baishi brillaban con codicia.

¡Dios, más cristales demoníacos y moriría aplastado!

Las dos bolas de pelusa blanca y negra estaban deprimidas. La Maestra pensó mucho en las comidas de Baishi, en comparación con ellos, en realidad fueron tratados mucho peor.

—¡Realmente injusto!

Little Black se sentó en la cabeza de Baili Hongzhuang, su rostro estaba resentido y no pudo evitar tirar del cabello de Baili Hongzhuang.

Little White asintió, sintiendo lo mismo.

—Ese pequeño bebé que todavía se alimenta, se está volviendo cada vez más arrogante, ¡simplemente actúa lindo todo el día!

—Ahh… —Little Black suspiró, tirando directamente de un mechón de cabello—. ¿No me digas que tenemos que dejar que ese bebé, que todavía está ordeñando, actúe con tanta arrogancia frente a nosotros?

Little White tiró con fuerza, tomando otro hilo.

—Pero tampoco sé qué podemos hacer, ah.

La cabeza de Baili Hongzhuang de repente le dolió. Se preguntó cuál era el dolor cuando su rostro no pudo evitar cambiar un poco.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.