Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 358

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


—¿Qué están haciendo ustedes dos en mi cabeza?

Un rastro de impotencia apareció en los ojos de Baili Hongzhaung. ¿Qué hicieron los dos sin razón?

De repente, al escuchar hablar a Baili Hongzhuang, Little Black y Little White no pudieron evitar sobresaltarse. Mirando los mechones de cabello arrancados en sus manos, sus rostros cambiaron de inmediato.

—Nada, nada. —Little Black inmediatamente declaró, soltando inmediatamente el mechón, escondiéndolo.

Pero ¿cómo podía el pelo estar tan liso? Se le cayó de la cabeza. Baili Hongzhuang miró el cabello caído y entrecerró los ojos.

—¿Ustedes dos me estaban jalando el cabello?

Little Black y Little White negaron con la cabeza repetidamente.

—¡No lo hicimos, no lo hicimos, absolutamente no lo hicimos!

—Entonces, ¿qué es esto en el suelo?

Los ojos de Baili Hongzhuang se entrecerraron aún más, una luz intensa los atravesó mientras ignoraba las sutilezas de los dos.

—Eh… —Las dos bolas de pelusa señalaron con el dedo—. Íbamos a decir algo, pero lo olvidamos…

Justo ahora, pensaron que estaban arrancando hierba y que salió muy suavemente…

Little Black asintió repetidamente, levantando la mano.

—Juro que no lo hicimos a propósito.

Baili Hongzhuang sacudió la cabeza con impotencia. Ella nunca entenderá cómo piensan los dos peludos.

—Ustedes no tienen que quejarse. ¿Qué tal si los invito a ustedes dos a un festín esta noche?

Al escuchar esto, los ojos de Little Black y Little White se abrieron, volviéndose tan brillantes como las estrellas. Baba goteaba de sus bocas.

—¿En verdad? —Little White preguntó de inmediato—. ¿Podemos comer lo que queramos?

Baili Hongzhuang asintió.

—¡Bien, coman lo que quieran!

Lo que más les gustaba a las dos bolas de pelusa era comer, pero ella generalmente lo ignoraba a favor de priorizar el cultivo. Comer no era nada complejo, por lo que realmente los había perjudicado a ambos.

—¡Quiero comer cerdo estofado rojo! —Little Black inmediatamente expresó.

—¡Quiero comer patitas de cerdo! —Little White lo siguió, temeroso de que si llegaba un segundo tarde, las patitas de cerdo saldrían volando.

Baili Hongzhuang sonrió.

—¡Muy bien, uno para cada uno de ustedes!

—¡Guau! ¡Tan feliz!

Little Black y Little White levantaron sus manos, sus rostros llenos de felicidad. Estaban completamente inmersos en su fantasía de estofado de cerdo y patitas de cerdo.

Después de acomodar a los dos, Baili Hongzhuang miró a la multitud nuevamente. De repente, sus ojos se abrieron. En la multitud, vio a un invitado muy inesperado.

¡Wei Meidai!

Ese día en el Gremio de Maestros de Píldoras, había hecho que Wei Meidai perdiera mucho la cara. Pero hoy, inesperadamente vino a ofertar en la subasta.

Sin embargo, lo más importante era que solo los estudiantes de la Escuela de Agua Celeste podían ingresar. ¿Podría ser que Wei Meidai fuera en realidad una estudiante?

En este momento, Wei Meidai se sintió muy deprimida. Aunque era una estudiante de la Escuela de Agua Celeste, por lo general estaba refinando píldoras y rara vez venía a la escuela.

Antes, cuando escuchó que Baili Hongzhuang estaba subastando tres píldoras de apertura del canal en la escuela, aunque estaba realmente interesada, decidió que no iba a ir.

La primera vez que se enfrentó a Baili Hongzhuang, había perdido demasiado la cara. Normalmente era muy creativa, pero frente a Baili Hongzhuang, no podía decir nada.

Incluso su Maestro sólo podía tragarse su ira contra Baili Hongzhuang. No quería volver a verla nunca más.

¡Pero esta mañana, su maestro la envió a la escuela y le dijo que necesitaba obtener las Píldoras de Apertura del Canal sin importar nada más!

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.