Hogar Zerg – Capítulo 33: Pidiendo consejo

Traducido por Bee

Editado por Sakuya


Después de llegar al campo de entrenamiento, Xi Ran recibió un aviso de medio mes para un próximo viaje. Un nuevo grupo de soldados, que actualmente están entrenando con él, pronto se someterá a una prueba de simulacro, y aquellos que pasen la prueba serán aceptados oficialmente en el ejército. Aunque Xi Ran había llegado a la mitad y no había acompañado a los nuevos reclutas desde el principio, era bastante popular y todos los zerg bajo su mando lo respetaban, por lo que fue incluido en la lista de quienes evaluarían el simulacro.

—¿Tengo que hacer algo? —La noticia fue un poco repentina, y Xi Ran trató de recordar sus recuerdos de haber realizado la evaluación cuando era joven, y le pareció que el instructor realmente no hizo mucho.

—No hay nada que hacer. —dijo su mentor—. Solo tenemos que traer al equipo, animarlos y darles algunos consejos después de que se hayan asentado.

—De acuerdo. —Xi Ran volvió a mirar el calendario y vio que se iba a ir por tres días. No era tanto tiempo de ninguna manera, pero había estado un poco inquieto desde la mañana, lleno de pensamientos sobre si el Maestro haría esto o ese tipo de cosas cuando él no estuviera en casa.

—¿Instructor?

—¿Hm?

—Instructor, el entrenamiento de velocidad ha terminado. —El nuevo líder del escuadrón, que estaba guiando a un grupo de Zerg de regreso al punto de partida, informó a Xi Ran. No era frecuente que Xi Ran estuviera distraído.

Xi Ran volvió a sus sentidos y rápidamente dio las siguientes instrucciones.

—¿El instructor no se siente bien?

—Estoy bien. Gracias por tu preocupación. Depende de ustedes, adelante en la próxima prueba. —Xi Ran se enfrentaba a un grupo de niños pequeños y estaba demasiado avergonzado para decirles que estaba pensando en su familia, así que les cambió de tema.

Los jóvenes Zerg estaban ansiosos por la prueba y muchos de ellos estaban nerviosos y le preguntaron a Xi Ran cómo fue su prueba. Sin embargo, no sucedió nada especial en ese momento y había sido hace mucho tiempo, por lo que Xi Ran no podía recordar nada especial que necesitara atención, por lo que solo podía alentar a todos a relajarse y actuar como de costumbre y no estresarse por eso.

Los jóvenes zerg eran todos muy enérgicos y querían dar lo mejor de sí mismos. Durante la pausa del almuerzo, Xi Ran pudo recuperar el aliento por el bombardeo.

Después de ir a buscar comida a la cafetería, Xi Ran la llevó a una mesa de la esquina, no estaba de humor para charlar con sus colegas hoy. Estaba pensando repetidamente en los acontecimientos de la mañana y parecía inconscientemente distraído.

Sabía muy poco sobre cómo mantener una relación entre una pareja. Estuvo confundido por un tiempo. Al comienzo de su relación con Huan Xiu, pensó que siempre debería ser el pasivo, y lo único que podía hacer era hacer las tareas del hogar y cuidar a su hombre Zerg en la cama. Es muy fácil llevarse bien con Hua Xiu y siempre se ayuda a sí mismo. Como resultado, Xi Ran se acostumbró a una vida tan relajada y feliz.

Cuando pensaba en ello, le preocupaba que fuera demasiado relajado y que su vida fuera realmente una línea recta, centrándose en las cosas triviales del hogar. Aunque el Maestro dijo que le gusta la sensación cálida del hogar, ¿no será aburrido a largo plazo?

No podía hablar con un zerg con el que estaba familiarizado, porque si era un malentendido, sería incómodo después. En cuanto a su mejor amigo Lan Ji, Xi Ran no tiene ninguna duda de que comenzaría a gritarle a Huan Xiu y llegaría a la conclusión final de que su hombre Zerg no era bueno y no lo ayudaría a pensar en una solución.

Sí, Xi Ran inconscientemente decidió desde el principio que incluso si Huan Xiu estaba realmente relacionado con otro Zerg… tenía que “robar” a Huan Xiu de vuelta.

Inundado de ideas, Xi Ran eligió un enfoque que nunca había probado antes… y decidió conectarse en línea para ver si podía encontrar un tema con un problema similar.

Cuando navegó por primera vez en los foros sobre cuestiones de género, Xi Ran pensó que la mayoría de ellos probablemente estaban inventados, y que si realmente tuviera un corazón amargado, se lo guardaría para sí mismo. Ahora era una verdadera bofetada en la cara.

Xi Ran terminó su almuerzo lo más rápido que pudo y leyó varias publicaciones durante el resto del descanso. La mayoría de ellos no eran muy buenos y se vio obligado a aceptarlos a todos, lo que probablemente era un caso típico de asustarse a sí mismo.

No había ningún hombre zerg leyendo este foro y, para ser franco, no había mucho que discutir, era solo un lugar para que las mujeres zerg y las mujeres inferiores expresaran sus emociones.

Xi Ran vaciló, pero aun así logró registrarse para obtener una nueva cuenta y publicó su situación en el sitio. Por supuesto, su situación podría ser un poco especial, y sería fácil para los zerg adivinar si lo describiera con honestidad. Por eso omitió el nuevo matrimonio y su hijo y no mencionó sus antecedentes como mujer militar que se retiró con heridas. No había hecho ninguna publicación de este tipo en el foro, por lo que sólo describió la situación general en pocas palabras.

Poco después, hubo bastantes respuestas poco saludables.

[Se siente tan peligrosa esta situación…]

[Mn, no quiero decir algo que sea ofensivo para OP[1]*, pero creo que este… es un buen lugar para comenzar].

[¿Tu rival es tu jefe? ¿No es eso caliente?]

Aunque envió el contenido él mismo, el corazón de Xi Ran estaba un poco reacio a ver las respuestas.

[Pero no hay evidencia de que realmente esté pensando de esta manera], escribió.

Las siguientes respuestas fueron básicamente las siguientes:

[Todos entendemos la renuencia a afrontar la realidad de la situación. Esto es bastante común. Déjelo casarse, le dará una mejor impresión a su hombre Zerg. Pero si compite contigo por el puesto de monarca, lucha.]

Huan Xiu es diferente a cualquier caso común… Xi Ran inconscientemente discutió consigo mismo. Era como si estuviera sosteniendo un fuego en su corazón y no pudiera escupirlo.

Finalmente, hubo un comentario objetivo.

[No parece que se vaya a casar con una nueva mujer. Según OP, el hombre Zerg está en casa todas las noches y no huele como otros Zerg, por lo que no hay necesidad de empezar a preocuparse seriamente tan pronto.]

Finalmente, Xi Ran se sintió aliviado de haber obtenido una opinión optimista.

El comentario luego continuó diciendo: [Pero no puedo decir que esté bien. Puede que haya un indicio de problema ahora, pero todavía existe la posibilidad de cortarlo de raíz.]

[¿Cómo?] Xi Ran honestamente hizo una simple pregunta.

El comentario parecía ser de una mujer inferior con un tono resentido.

[¡Oh, Dios mío! ¿Todas las cabezas de las mujeres Zerg están hechas de madera? ¿De qué otra manera?, por favor, ¡molestándolo para que no tenga la energía para hacer nada más!]

Hay otra respuesta femenina inferior en la parte inferior.

[Se puede decir por el tono de la publicación de OP que es una típica mujer zerg fría y de acero. El tipo aburrido…]

¿Era realmente aburrido? Xi Ran fue un poco sensible a esta palabra en este momento y volvió a leer su propia publicación. Simplemente describió la situación y su confusión en el mejor lenguaje posible dentro del límite disponible.

La publicación comenzaba a convertirse en una pelea nuevamente. Las mujeres Zerg estaban muy descontentas con la actitud y los comentarios de las mujeres inferiores, las mujeres inferiores también tenían sus propias razones, aunque fácilmente podían obtener la preferencia de un hombre Zerg, pero al final, no podían tener descendencia, por lo que básicamente era no desafiar la posición de un monarca. Mientras que, por otro lado, las mujeres Zerg tenían lo que más querían, y parece que no lo aprecian, lo que hace que las mujeres inferiores estén más o menos celosas y un poco enojadas.

Pero al final del día, todos estaban preocupados y agitados por las acciones de los hombres zerg, y no eran tan diferentes entre sí.

Xi Ran ignoró esto, respondió cortésmente [Gracias] a la persona que le dio el consejo y decidió intentarlo.


[1] Posteo Original.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.