La consorte favorita del Príncipe Demonio – Capítulo 121.1: Su secreto (1)

Traducido por Selena

Editado por Meli


—Qing Qing, ¡escúchame! —Feng Cang la abrazó—. No soy tu hermano. No tenemos ningún parentesco. ¡Soy un niño adoptado por el general y la princesa! ¡No somos hermanos biológicos!

Sin entender sus palabras, se quedó sentada con la mirada perdida. Entonces, le acarició la cara con ternura para consolarlo.

—Hermano mayor, sé que es difícil aceptarlo, ¡pero es imposible cambiar la verdad!

—¡No! —Le sujetó la mano. Sus ojos mostraban entusiasmo—. ¡He dicho la verdad! ¡Mi apellido no es Feng! ¡No soy tu hermano mayor!

—Hermano mayor…

—¡No me llames hermano mayor! —Le bloqueó los labios para evitar que dijera palabras que le entristecían.

Murong Qi Qi lloró más fuerte ante la actitud evasiva de Feng Cang. No podía aceptar este asunto. Sin embargo, ¿qué podían hacer? Ellos eran hermanos.

—Qing Qing… —Soltó los labios de Murong Qi Qi—. No soy tu hermano mayor. Soy el hijo de un viejo amigo del general… Hace veinticinco años mis padres murieron en un desastre, Feng Xie me llevó con él y con el consentimiento de  Wanyan Ming Yu, me dieron el lugar de su hijo de tan solo un mes de nacido que murió de un resfriado.

—Entonces tú… —Estaba atónita ante la irreal historia.

—Mi apellido original era Long.

¡Long!, pensó y abrió los ojos por la sorpresa.

—En todas partes bajo el sol, no hay mucha gente con el apellido de la antigua familia imperial Qin…

—Así es. —Sonrió mientras le acariciaba el cabello—. Qing Qing, ¡mi identidad es la misma en la que estás pensando!

Esta explosiva noticia casi hizo que Murong Qi Qi se desmayara. ¿Él era un príncipe del antiguo Qin? Su nacimiento coincidía con la fecha en que Qin se dividió en tres países y pereció. ¿Su padre era el antiguo emperador de Qin?

—Tú eres…

—El elemento maligno restante del antiguo Qin…

Ella se rio de la descripción mientras pensaba en la razón por la que Feng Xie lo acogió durante una época turbulenta.

—Príncipe, no me estás mintiendo, ¿verdad? —Sonrió con el rostro enrojecido por su anterior llanto.

—¡No! ¡Realmente no soy tu hermano mayor!

—¿Entonces cuál es tu verdadera identidad?

¡Créele!, se ordenó Murong Qi Qi mentalmente.

—Sé buena. Deja que te lo cuente lentamente.

Le pellizcó la nariz y le secó las lágrimas

—Mi padre era el antiguo príncipe heredero de Qin, Long Yu. Mi madre era la princesa Xia Wan Ying de Dong Lu. Él era erudito talentoso y una bella dama [1]. Se enamoraron a primera vista. Pero el jefe de Estado, Ming Bu Zhi, instó a mi abuelo a enviar a mi padre a enfrentarse con los rebeldes y luego secuestró a mi madre que había venido para una alianza matrimonial, en el palacio…

—Ah… —se quejó y gritó—: ¡ese viejo emperador no tenía vergüenza! ¡Era su nuera! ¡Esa era la princesa heredera!

Feng Cang se rio amargamente y besó el lunar de cinabrio en la frente de Murong Qi Qi.

—Mi padre no podía aceptar el hecho de que su esposa se hubiera convertido en su madre consorte. Con el apoyo del gran general Wanyan Zhi, quiso forzar al emperador a abdicar y recuperar a su esposa, pero todo fue una trampa. El abuelo murió repentinamente. El jefe de Estado Ming Bu Zhi, el ministro de personal Longze Lan y el gran general Wanyan Zhi se confabularon. Lo acusaron de traición y mi padre murió protegiendo a mi madre…

—Entonces, ¿qué pasó con tu madre?

La escena del príncipe heredero que vivía por amor, protegiendo a su esposa, la conmovió. Y aborreció a aquellas personas que habían maquinado todo.

—Mi madre, que ya estaba embarazada de mí, se escondió como sirviente de la familia Feng. En el pasado, el general, mi padre y Wanyan Lie eran amigos; los tres crecieron juntos. Sin embargo, la ambición de la familia Wanyan de usurpar el trono había sido ocultada al general y a mi padre… Más tarde, cuando mi padre sufrió una calamidad, el general se culpó a sí mismo y protegió a mi madre. Nací menos de una hora después de tu hermano y cuando él murió la princesa, que se sentía culpable por su padre y su hermano que usurparon el trono, me protegió y me mantuvo a su lado con la identidad de su hijo.

—Al final, ¿qué pasó con tu madre?

Al ver a Murong Qi Qi preguntar por Xia Wan Ying, las gruesas pestañas de Feng Cang bloquearon las ondas de sus ojos.

—Cuando el ejército irrumpió en la Ciudad Prohibida, el tesoro había desaparecido. Entonces, Wanyan Zhi pensó que mi madre sabría sobre el paradero del tesoro. Así que ordenó su arresto. Ella contaba con el apoyo del gran general y la princesa, pero no quiso meterlos en problemas y darme calamidades, así que huyó, pero fue capturada en el Templo de Buda. Oí decir al general que mi madre se mordió la lengua y se suicidó. Wanyan Zhi lanzó el rumor de que ella era un zorro de nueve colas y quemó su cuerpo. Debido a esto, ahora existe la pagoda para ahuyentar a los espíritus malignos…

Una pesada quietud cubrió los alrededores. Murong Qi Qi abrazó a Feng Cang y vio lágrimas en las esquinas de sus ojos. Pena, dolor, tristeza; nada describía el estado de ánimo del príncipe.

—Príncipe, lo siento… —Su voz se ahogó en el dolor.

Si no fuera por la instigación de Ming Bu Zhi; si el emperador del antiguo Qin no hubiera sido tan retorcido, tal vez, Long Yu habría ascendido al trono y Feng Cang se habría convertido en príncipe heredero…

—Qing Qing… —Enterró su cabeza en el cálido pecho de Murong Qi Qi y lloró incapaz de seguir conteniendo la tristeza que sentía desde que conoció su historia.


[1] Un erudito talentoso y una bella dama: una pareja de amantes ideales.

Selena
Pensé que la historia de la protagonista ya era trágica, y ahora cuando Feng Cang cuenta su propia historia es doblemente terrible… este es un capítulo para llorar… ¿Qué opinas Meli?

Meli

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.